¡Hola, John! Las palabras de Mimi Smith

NOTA DE LA AUTORA: Presenté por primera ocasión este texto, traducido por mí y adicionalmente con la investigación que realicé sobre Les Latimer Film Associates y la enfermera Varcoe en el año 2009. Nuevamente someto a su consideración esta conmovedora perspectiva de las palabras de Mimi Smith en 1981 así como las últimas que dijo en su vida. LAMENTABLEMENTE, abundan en la red personas jóvenes (que comúnmente muestran un nulo respeto hacia el trabajo ajeno tal vez por evitarse el esfuerzo propio de presentarle a los Beatlefans del mundo la mejor calidad informativa original) que sin problema alguno copian la información que les llama la atención y la presentan como suya.

Reitero que TODOS los contenidos de este sitio web están protegidos por una licencia Creative Commons que no sólo me ampara a mí sino a todos los autores que aumentan la calidad de los textos presentados aquí. RESPETO POR EL ESFUERZO Y LAS CREACIONES AJENAS.


Pocos meses después de la muerte de John, la compañía fílmica independiente Les Latimer Film Associates se acercó a quien fue su segunda madre y responsable de su educación, Mimi Smith.

A continuación la entrevista que ésta concedió:

Traducción: Tere Chacón.PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Entrevistador: Aquí hay dos fotos de un pequeño tomadas del álbum de la familia. A esta edad no había nada que lo distinguiera de cualquier otro niño pero el destino después lo ubicaría entre los más grandes artistas de este siglo. Este es el maestro John Lennon.

Se han dicho millones de palabras sobre el fenómeno de The Beatles y, en particular, de la imagen pública y la vida privada de John Lennon. Sin embargo, existió otro lado de este hombre tan complejo y comúnmente malinterpretado.

Ahora, por primera vez, su tía Mimi Smith ha abierto la puerta de su casa en Dorset para hablar sobre la amistad extraordinaria que existió entre ambos y que siguió hasta su muerte, hace un año. John Lennon compró esta casa con vista a la Bahía de Sandbanks para su Tía Mimi hace 16 años. Este era su enlace con la realidad y, sobre todo, con su tía. Aquí, lejos de los ojos observadores de sus seguidoras, escapaba de las presiones de la fama y fortuna y hablaba con la persona que, según decía, siempre lo entendía: su Tía Mimi.

Lo que ella conserva, ahora que John se ha ido, es un cúmulo de recuerdos en forma de las cartas, fotografías, regalos y llamadas telefónicas que van más allá de cualquier precio para ella. Estos recuerdos pintan una historia totalmente diferente de aquella que divulgan los periódicos.

Mimi cuidó a John después de la separación de sus padres cuando él era apenas un bebé. Se mantuvo como la figura materna de su vida hasta la muerte de él, cuando fue asesinado a tiros afuera de su departamento de Nueva York en diciembre pasado.

A pesar de la angustia que le provocó el asesinato de John, los recuerdos de Mimi son felices. Recuerda, por ejemplo, el haberle comprado su primera guitarra.

Mimi: Bueno, luché contra hacerlo durante mucho tiempo.

Entrevistador: ¿Por qué?

Mimi: No quería que perdiera el tiempo que dedicaba a su escuela porque seguro iba a perderlo tocando la guitarra. No sabía si esta moda iba a durar porque estas cosas van y vienen. Todo el mundo la tocaba durante una semana y después desaparecía la moda y yo no quería que cumpliera 21 años y no estuviera calificado para hacer nada.

Entrevistador: ¿Puede recordar el día en el que obtuvo su guitarra? ¿Recuerda su reacción?

Mimi: Bueno, pues estaba sobrio. Pasó por mí, me besó y me dijo: “¿Podría yo tener una guitarra?”. Y no tenía dinero para comprarla y sólo yo podía comprarle una. Recuerdo que fuimos a Liverpool a una tienda de guitarras. Yo no sabía nada de guitarras así que el escogió una. ¡Y costó 17 libras!

Entrevistador: ¿Qué tanto le sorprendió que The Beatles obtuvieran fama y éxito mundial?

Mimi: Sabía que tenían algo aunque nadie esperaba lo que sucedió. ¡Fue una sorpresa para ellos también!

Entrevistador: Y cuando ya era famoso, ¿qué tan seguido lo veía aquí en Escocia?

Mimi: A veces los fines de semana pero, en realidad, nunca podías decir porque llegaba en cualquier momento pero esto fue antes de que la presión sobre él aumentara. Venía solo, sin compañía. Hasta que un día, cuando ya era famoso, llegaron también las cámaras de televisión. Yo me enojé y él me dijo: “¡Oh, Mimi! No debes enojarte sólo por esto”.

Entrevistador: Cuando John se fue a los Estados Unidos, ustedes se mantuvieron en contacto por teléfono, ¿de qué hablaban?

Mimi: A veces hablábamos de asuntos del momento, de cómo subía y bajaba la libra y de lo que estaba sucediendo. En otras ocasiones a él le gustaba hablar de los recuerdos de su niñez y de todas las cosas agradables que le sucedieron. ¡Y en otras ocasiones no se podía explicar cómo sabía yo lo que estaba haciendo!

Entrevistador: ¿Qué hay de sus famosas actividades con Yoko Ono como el bed-in? ¿Le habló de esto a John?

Mimi: Por supuesto que lo hice. Le dije por teléfono: “¡Es suficiente! Gracias. Hemos tenido suficiente. Mantén ese amor en el salón de la música”. Y así terminó.

Entrevistador: Así que sí la escuchó.

Mimi: Bueno sí aunque se rebeló. Me dijo: “No haré lo que me dices”. Siempre me lo decía.

Entrevistador: ¿Que opina de su esposa Yoko Ono? ¿La conoció?

Mimi: Oh, sí. La conocí en Londres y también aquí. Eso fue en los viejos tiempos cuando la trajo. Bueno, yo no sabía de qué se trataba o quién era ella. Le pregunté: “¿Quién es ella?” y él contestó: “Es Yoko”. Yo no me fijé mucho en ella aunque sí le pregunté a qué se dedicaba. Ella contestó: “Soy una artista”. Yo le dije: “Eso está raro, nunca he oído hablar de ti”.

Entrevistador: ¿Cómo le llamaba John?

Mimi: Me decía Mimi. Mi nombre es Mary Elizabeth pero nunca me han dicho de otra manera que no sea Mimi. Pero cuando John se portaba mal yo le decía, “No me hagas ir por ti” y él me contestaba: “Sólo estás de gruñona”. Y cuando eso sucedía por teléfono, John esperaba media hora y me volvía a marcar diciéndome: “¡Hola! ¿Eres tú, gruñona?”.

Entrevistador: ¿Le compró muchos regalos?

Mimi: Sólo vea. El lugar está lleno de sus regalos. ¡Vea estas perlas, todo! Y pude haber tenido cualquier cosa en el mundo pero soy de esas personas que los ladrones perdonan.

Entrevistador: El quería que usted viviera con él en los Estados Unidos…

Mimi: Sí.

Entrevistador: ¿Lamenta no haber ido?

Mimi: No. Yo no podría vivir ahí. En realidad, él se había ido hacia tanto y me llamaba desde siempre una vez a la semana y, a veces, en dos ocasiones a la semana y la llamada sonaba tan clara que yo sentía que, en realidad, nunca se había ido del todo. Era tan bueno como verlo.

Entrevistador: ¿Qué opina de todas esas historias que se han publicado de John Lennon desde su muerte?

Mimi: ¿Quiere decir esas declaraciones escandalosas?

Entrevistador: Hablo de todas esas historias de su vida privada, de su vida sexual.

Mimi: Nunca he leído nada de eso en mi vida. ¿Por qué no salieron a la luz cuando él estaba vivo para que se defendiera él mismo? ¿Por qué esperar a que muriera? Creo que fueron escritas por depravados, obsesionados por sexo que, además, buscan atención.

Entrevistador: ¿Cuándo fue la última vez que John le habló por teléfono?

Mimi: Una noche antes de su asesinato, hablamos durante dos horas. Y me dijo: “Te veré pronto, Mimi, no puedo esperar ya para verte”. Y la noticia llegó a las 5 de la mañana el día siguiente con las noticias del otro lado del Atlántico. Y honestamente, si pensé que estaba muerto no creo que lo haya entendido totalmente.

Entrevistador: De todas las canciones que John compuso y cantó, ¿hubo una favorita que usted disfrutaba?

Mimi: No se. Creo que A Hard Day’s Night no es tan mala actualmente…

Mimi Smith murió el 6 de diciembre de 1991 en la casa ubicada en el número 126 de la calle Panorama Road, Poole, Dorset, Inglaterra, que recibió en 1965 como uno de los muchos regalos que John le hizo a lo largo de su vida.

De acuerdo a Lynn Varcoe, la cuidadora de Varcoe Nursing Agency contratada por Yoko Ono que estuvo con ella durante sus últimos meses de su vida, Mimi se desplomó en el baño de su casa antes de fallecer.

Sus últimas palabras fueron “Hello, John”.

Titular de El Círculo Beatle.

Beatlera, podcastera, desarrolladora web, locutora, autora y otras maravillas… Embajadora global de la Beatlemanía por The Beatles Story.

Que Dios te ayude, Paul

, ,

Cansado de la actitud de sus compañeros de banda en relación a su mujer, Yoko, de la presión porque siguiera en The Beatles a pesar de que su interés se enfocaba ya a las actividades pacifistas que realizaba con ella y harto de que la prensa le entrara al juego de poder dentro del grupo publicando las declaraciones de Paul y él, John Lennon le envió a su compañero de banda y a su esposa Linda una misiva a finales de 1969 en respuesta a un reclamo escrito por Linda McCartney en donde lo acusaba de estar divulgado que ya no pertenecía a The Beatles y que utilizaba el “espacio de The Beatles” para promover sus nuevas actividades con Yoko.

Aquí, la carta:

Traducción: Tere Chacón.PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Bag Productions Inc.

Tittenhurst Park,
Ascot, Berkshire.
Ascot 23022

Queridos Linda y Paul:

Estaba leyendo su carta y me preguntaba qué fan Beatle viejo y amargado pudo haberla escrito. Me resistía a ver la última página para averiguarlo y me seguí preguntando quién sería: ¿Queenie ? ¿La mamá de Stuart? ¿La esposa de Clive Epstein? ¿Alan Williams ? ¡Demonios! ¡Es Linda!

¿De veras piensan que la prensa está a su lado/al mío? ¿Piensan eso? ¿Quién piensan que nosotros/ustedes somos? La parte del “auto-indulgente no se da cuenta de a quién lastima”… espero que ustedes se den cuenta del tipo de mierda que ustedes y el resto de mis “amables y no egoistas” amigos nos han aventado a Yoko y a mí desde que estamos juntos. Es posible que a veces he sido un poco más sutil o tal vez debería decir “clase mediero”, pero no ha sido frecuentemente. Ambos nos colocamos “sobre eso” varias veces y los perdonamos a ustedes dos así que es lo menos que pueden hacer por nosotros, gente noble. Linda, si no te importa lo que yo diga, ¡cállate!… o deja que Paul escriba… o lo que sea.

Cuando me preguntaron qué pensaba originalmente de la medalla MBE, etc, les dije las cosas lo mejor que las pude recordar y, de hecho, sí recuerdo haberme sentido un poco apenado, ¿no fue tu caso, Paul? O, como sospecho, ¿sigues creyendo en todo eso?

Perdonaré a Paul por alentar a The Beatles si me perdona por lo mismo, por ser “honesto conmigo y con una gran preocupación”. ¡Demonios, Linda! No estás escribiendo para el libro de The Beatles.

No me avergüenzo de The Beatles (yo los inicié) pero sí de toda la mierda que aceptamos para que fueran tan grandes. Pensé que todos la habíamos sentido con varios grados de variación… obviamente, no.

¿Ustedes realmente piensan que el arte actual se generó a partir de The Beatles? No creo que estén tan locos…. Paul, ¿crees eso? Cuando dejes de creerlo podrás empezar a despertar. ¿Que no siempre dijimos que éramos parte de un movimiento, no el movimiento completo? Claro, cambiamos el mundo pero intenta continuar con eso… ¡ESCÁPATE CON TU DISCO DE ORO Y VUELA!

No me avienten esa mierda de la Tía Gin de “en cinco años veré atrás como una persona diferente”, ¿qué no ven lo que está sucediendo AHORA? Si sólo hubiera sabido ENTONCES lo que se AHORA… parece que perdieron ese punto.

Discúlpenme por usar el “Espacio de The Beatles” para hablar de lo que se me ocurre. Obviamente, si siguen haciendo preguntas sobre The Beatles las contestaré y tomaré cuantos espacios de John y Yoko pueda. Si me preguntan sobre Paul, contesto. Se que algunas preguntas fueron personales pero, lo crean o no, traté de contestar de manera honesta y las partes que usan, obviamente, fueron las partes jugosas. No tengo resentimientos en contra de tu esposo, de hecho lo lamento por él. Se que The Beatles son “las personas más agradables” -yo soy uno de ellos- pero en realidad son tan bastardos como cualquier otro, así que ¡bájense de su caballo alto! Y, por cierto, hemos tenido más interés inteligente en nuestras nuevas actividades en un sólo año que el que habíamos recibido durante toda la era de The Beatles.

Finalmente, no le he dicho a nadie que dejé a The Beatles porque Paul y Klein se pasaron un día convenciéndome de que era mejor no decir nada y pidiéndome que no lo hiciera público porque “lastimaría a The Beatles” y que sería mejor que “feneciera sólo”, ¿recuerdan? Así que métase eso en su pequeña mente perversa, Sra. McCartney, los cabrones me pidieron a mí que no dijera nada. Claro, el ángulo del dinero es importante -para todos nosotros- especialmente después de la pequeña mierda que nos llegó de sus dementes familiares/familia política. Y QUE DIOS TE AYUDE, PAUL….Te veré en dos años… calculo que estarás fuera para entonces.

A pesar de todo, los amamos a los dos.

De nosotros dos.

P.D. Sobre enviar tu carta sólo a mí… ¡!!AÚN ASÍ!!!

Titular de El Círculo Beatle.

Beatlera, podcastera, desarrolladora web, locutora, autora y otras maravillas… Embajadora global de la Beatlemanía por The Beatles Story.

Imagine: The Ultimate Collection, el legado de John Lennon.

El próximo mes octubre, el día cinco para ser exactos y previo al cumpleaños de John Lennon que es el día nueve, se lanzará al mercado un Box Set que contendrá una serie de discos compactos y un par de blu-rays con las sesiones del mítico álbum Imagine de 1971, así como su versión remasterizada, un libro con fotos y la historia del disco, todo bajo el nombre de Imagine: The Ultimate Collection. Aunque también podremos encontrar parte de este material en diversas presentaciones como una edición sencilla solamente con el álbum, una edición doble (con el disco original y tomas alternas), su versión digital y por supuesto en vinil blanco y negro. También uno de los blu-ray se venderá en forma individual así como el dvd respectivamente.

Si bien es cierto que desde hace años Yoko Ono se ha encargado de comercializar todo lo que a un buen seguidor del ex beatle nos interesa escuchar, debemos reconocerle que no lo ha hecho mal, puesto que nos ha entregado cosas interesantes como la caja Lennon Anthology (1998) y qué decir de la Signature Box (2010) que son todo un deleite para los oídos más no para el bolsillo del fan común.

Imagine: The Ultimate Collectión contiene cuatro discos compactos y dos blu-rays. En cuanto a la parte musical, los discos se dividen en el álbum remasterizado que incluye los sencillos Power To The People, Well (Baby Please Don´t Go), God Save Us, God Save Oz (tema que John escribió para apoyar a la revista británica underground, Oz, durante un juicio por obscenidad en 1971) , Do The Oz y Happy Christmas (War is Over), claro que algunas de estas canciones ya habían aparecido en la Antología de Lennon. Lo interesante será escuchar sin son nuevas mezclas o simplemente son las mismas publicadas hace 20 años. Además los tres restantes discos tendrán algunos mixes, tomas alternas y grabaciones raw (crudas) que de alguna manera para los fanáticos de Lennon no se les hará extraño escuchar, puesto que casi en su mayoría todos estos temas han salido en diversos bootlegs que han circulado desde hace ya muchos años, tales como el Alternate Imagine o Imagine All The Outtakes y otros más. Aunque debemos destacar que a diferencia de los bootlegs, en esta nueva colección las canciones se escucharán mucho mejor al ser trabajadas con un proceso de remasterización que corrió a cargo de los ingenieros Paul Hicks y Rob Stevens, obviamente bajo la supervisión de la viuda del desaparecido músico.

En cuanto a los blu-rays estos además de un documental (The Evolution Documentary), entrevistas que el músico ofreció a Elliot Mintz, el especial Gimme Some Truth y la película Imagine (no confundir con el film homónimo de Andrew Solt de 1988), también incluyen la música de los discos compactos, pero con un sonido 5.1 que nos permitirá vivir una verdadera experiencia musical al sentir ese sonido envolvente al ser reproducido en los aparatos correctos. Y para ir publicitando este Box Set se promueve un demo de la canción Imagine (que por pura “casualidad” se encontró en unas cajas el productor Rob Stevens), esa misma de la cual Yoko Ono se dice coautora. Y el film Imagine de 1971 (de la cual dio cuenta Tere Chacón en este artículo http://elcirculobeatle.com/las-peliculas-de-john-y-yoko) que se proyectará en varias salas de cine alrededor del mundo este 17 de septiembre.

Después de la separación de The Beatles, John Lennon comenzó a trabajar en sus proyectos solistas, para 1970 editó su álbum Plastic Ono Band, en el cual exorciza sus demonios internos gracias a una terapia para curar la neurosis conocida como Primal Scream la cual promovía el doctor Arthur Janus. El álbum Imagine (1971) es su segundo trabajo fuera del cuarteto de Liverpool, de acuerdo con la cronología que ofrece Anthony Fawcett en su libro One Day At A Time, Lennon comenzó entre los meses de febrero (en los estudios EMI, durante las grabaciones del sencillo Power To The People), mayo y de julio a grabar las canciones en su casa en Tittenhurst Park y al mismo tiempo filmaba esas sesiones para la película Imagine, en la cual podemos ver a músicos como George Harrison, Nicky Hopkins y Alan White quienes participaron en las sesiones de grabación. Para producir el álbum John recurrió de nueva cuenta al productor Phil Spector con quien había trabajado en su obra anterior. Recordemos que en ese periodo los Lennon viajaron a la ciudad de Nueva York y ahí terminó por concretarse el disco.

En el álbum del ex beatle encontraremos toda una gama de canciones con temáticas tan diversas como su interés por lo político-social como en Gime Me Some Truth y I Don´t Wanna Be a Soldier. Piezas que son de carácter personal como How? Y Cripple Inside (la cual muchos aseguran está dedicada a Paul McCartney, pero la letra refleja el estado de ánimo que muchas veces sentimos los seres humanos en una depresión (One thing you can´t hide is when you´re cripple inside). También nos presenta al Lennon enamorado y arrepentido con Jealous Guy, la bella Oh My Love y qué decir de Oh Yoko. Pero tenemos a un John que se le va a la yugular a Paul McCartney con la canción How Do You Sleep? (So Sgt. Pepper took you by surprise.You better see right through that mother’s eyes The only thing you done was Yesterday and since you’re gone you’re just Another Day) en donde se refiere a la música del zurdo bajista como Muzak (que es un empresa la cual se ha dedicado a ponerle melodías ambientales a los elevadores, supermercados y restaurantes). Según la historia Lennon se sintió insultado debido a ciertas estrofas de las canciones que McCartney había incluido en su producción Ram (1971), principalmente con Three Legs, Dear Boy y Too Many People, así que la respuesta de John se dio en How Do You Sleep en donde la guitarra slide es tocada por George Harrison. Dentro de este nuevo Box Set se incluirán las tomas 5 y 6 de esta polémica canción.

Y por supuesto no podemos omitir el tema que le da el titulo a la obra,  con una letra de corte pacifista que promueve la igualdad entre los seres humanos. Una pieza musical que en su momento una buena parte de los críticos señalaron que era una canción en donde un millonario nos invitaba a no tener posesiones. El año pasado Imagine volvió a generar polémica cuando a Yoko Ono se le acreditó como coautora, debido a que en algún momento, en un entrevista registrada en un clip de video, Lennon declaró que “mucho de ésta – la letra y el concepto- vinieron de Yoko. En esos días yo era un poco más egoísta, un poco más machista y omití mencionar su contribución. Pero estaba en Grapefruit su libro. Hay un montón de partes que dicen Imagina esto, imagina aquello”.

Pero en realidad si somos justos, podemos afirmar que la contribución de Ono es nula, porque si Lennon se refiere a poemas como Cloud Piece en donde la artista escribe frases como “Imagine the clouds dripping. Dig a hole in your garden to put them in” o al poema Tunafish Sandwich Piece en el cual escribe una linea que dice “Imagine one thousand suns in the sky at the same time”. Entonces si podemos creer que Lennon estuvo realmente enamorado de ella para darle crédito en un éxito como Imagine, porque en los poemas, exceptuado estos dos, no hay “un montón de partes que digan Imagina esto, imagina aquello”, ni mucho menos la palabra “imagina” podría por si sola formar toda una canción sin el genio de John Lennon.

En una nota que publicó la revista Rolling Stones nos adelanta algunas canciones que vendrán incluidas en la caja de lujo como la toma seis de Oh My Love, el demo de Oh Yoko que se grabó en la Bahamas en el año de 1969, It´s So Hard en su toma sexta, Jealous Guy en su toma nueve y muchas más que podremos disfrutar en el mes de octubre.
Lo cierto es que aún tenemos música de Lennon para rato, mientras Yoko Ono siga encontrando, convenientemente, en sus baúles todo tipo de canciones que el músico dejo como legado. Por lo pronto esperaremos los discos para disfrutar una vez más uno de los mejores álbumes en la historia del rock, así como toda la parafernalia que contendrá la caja y sus versiones “sencillas”.

Originario de la Ciudad de México, estudió la carrera de periodismo en el Centro Universitario de Periodismo en Arte, Radio y Televisión(PART). Se describe a si mismo como beatlero de alma y rockero de corazón.

Querido John… la carta de Paul

, ,

En 1991, Neil Aspinall y George Harrison buscaron a Yoko Ono. Directamente le pidieron canciones inéditas de John a las cuales se les podría agregar instrumentación y más voces.

Casi tres años después, a principios de enero de 1994, Paul le habló personalmente a Yoko para confirmar la solicitud. Y dado que a éste le tocaría presentar la próxima inducción de John Lennon al Salón de la Fama del Rock & Roll, Yoko accedió entregarle unos cassettes con música de su esposo.

La señora Ono declararía después: “Yo no disolví a The Beatles pero me tocó eso, ¿sabes? Y ahora estoy en una posición en donde puedo reunirlos y no quisiera entorpecer eso. Fue una situación que el destino me brindó”.

Las cintas de dos cassettes que Yoko le entregó a Paul el 19 de enero de 1994 contenían las canciones Free As A Bird (1977), Real Love, Grow Old With Me y Now And Then (1980). Dos de ellas formaron parte de la serie The Beatles Anthology cuya primera parte salió al mercado en 1995.

Y tal vez este gesto fue consecuencia de una nueva era en la relación de Paul y Yoko en la cual la competencia, las demandas y los enojos habían quedado atrás para ambos recibir un gran regalo de parte del otro. Paul recibió las cintas y Yoko recibió el discurso con el cual se hizo oficial la inducción de John Lennon como artista solista al salón de la fama en donde los grandes talentos musicales a nivel global son admitidos y reconocidos.

Éstas fueron las palabras de Paul de 1994, ante los asistentes a la ceremonia de inducción y ante el mundo:

Traducción: Tere Chacón.PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Querido John,

Recuerdo cuando nos conocimos, en Woolton, en la fiesta de la iglesia. Era un hermoso día de verano; entré y te vi en el escenario. Y estabas cantando Come Go With Me, de los Del-Vikings pero no te sabías la letra así que la inventaste. “Ven conmigo a la penitenciaría” no está en la letra.

Recuerdo cuando componíamos nuestras primeras canciones juntos. Íbamos a mi casa, a la casa de mi padre y fumábamos té Typhoo con la pipa que mi padre guardaba en un cajón. No nos ayudó mucho pero nos puso en camino.

Queríamos ser famosos.

Recuerdo las visitas a la casa de tu mamá. Julia era una mujer muy guapa, muy hermosa. Tenía el pelo largo y rojo y tocaba el ukelele. Nunca había visto a una mujer que pudiera hacer eso. Y recuerdo haberte enseñado los acordes de guitarra porque tocabas los del ukelele.

Y después, en tu cumpleaños 21, uno de tus parientes ricos en Edimburgo te regaló 100 libras así que decidimos ir a España. Nos fuimos en aventón desde Liverpool y llegamos hasta París en donde decidimos quedarnos una semana. Ahí nos cortó el pelo un tipo llamado Jurgen y ese terminó siendo el “corte estilo The Beatles”.

Recuerdo presentarte a mi compañero George, mi compañero de escuela, y meterlo en la banda cuando tocó Raunchy en la parte superior de un autobús. Estabas impresionado. Y conocimos a Ringo, que había estado trabajando toda la temporada en el campamento de Butlin. Era un profesional experimentado pero la barba tenía que desaparecer. Y así fue.

Más tarde obtuvimos un concierto en el Cavern Club en Liverpool que, oficialmente, era un club de blues. Realmente no sabíamos ninguna pieza de blues. Nos encantaba el blues, pero no sabíamos ninguna pieza, así que presentábamos diciendo: “Damas y caballeros, éste es un gran número de Big Bill Broonzy llamado Wake Up Little Suzie”. Y nos pasaban pequeñas notas: “Esto no es el blues, éste no es el blues. Esto es pop”. Pero seguimos adelante.

Y luego terminamos de gira. Un tipo llamado Larry Parnes fue quien nos dio nuestra primera gira. Recuerdo que todos nos cambiamos los nombres para esa gira. Yo me cambié el mío a Paul Ramon, George se convirtió en Carl Harrison y, aunque la gente piensa que tú no te cambiaste el nombre, creo recordar que fuiste Long John Silver durante toda la gira. Se termina otro mito.

Después nos íbamos de gira en una camioneta y hasta tuvimos el tipo de noche en donde el parabrisas se rompió. Íbamos en la autopista de regreso a Liverpool. Estaba helando por lo que tuvimos que acostarnos uno encima del otro en la parte trasera de la camioneta, creando un sándwich Beatle. Llegamos a conocernos. Éstas fueron las formas en que nos conocimos.

Llegamos a Hamburgo y conocimos a gente como Little Richard, Gene Vincent… Recuerdo que Little Richard nos invitó a su hotel. Miró el anillo de Ringo y dijo: “Me encanta ese anillo”. Nos dijo: “Tengo un anillo así. Podría darles un anillo así”. Así que todos nos fuimos al hotel con él. (Nunca obtuvimos un anillo)

Volvimos con Gene Vincent a su cuarto de hotel una vez. Todo iba bien hasta que abrió el cajón de su mesa de noche y sacó un arma. Dijimos “Er, tenemos que irnos, Gene, tenemos que irnos”. ¡Nos salimos rápido!

Y luego vino Estados Unidos, Nueva York, en donde conocimos a Phil Spector, las Ronettes, las Supremes, nuestros héroes, nuestras heroínas. Y más tarde en L.A. conocimos a Elvis Presley durante una gran velada. Vimos al chico en su territorio de origen. ¡Fue la primera persona que vi con un control remoto de televisión! ¡Era todo un héroe!

Y después, Ed Sullivan. Queríamos ser famosos, nos estábamos haciendo realmente famosos. Me refiero a conocer a Mitzi Gaynor en Miami.

Más tarde, después de eso, grabamos en Abbey Road. Todavía recuerdo haber tocado Love Me Do. Cantaste oficialmente Love Me Do pero porque tocaste la armónica, George Martin repentinamente dijo a la mitad de la sesión: “¿Podría Paul cantar la línea ‘Love Me Do’?”. La línea crucial. Todavía puedo escucharlo hasta el día de hoy; tú cantabas “Whaaa whaa” y yo “Love me doo-oo”. Eso era arrojo, amigo.

Recuerdo haber hecho la voz a Kansas City, bueno, no pude entenderlo bien porque es difícil. Ya sabes, gritar a todo lo que da. Bajaste del cuarto de controles, me llevaste a un lado y me dijiste: “Puedes hacerlo, solo tienes que gritar, puedes hacerlo”. Así que gracias. Gracias por eso. Lo logré.

Recuerdo haber compuesto A Day In The Life contigo así como la pequeña mirada que intercambiamos cuando escribimos la frase “I love to turn you on”. Sabíamos lo que estábamos haciendo. Una pequeña mirada furtiva.

Después de eso había una chica llamada Yoko. Yoko Ono. Se presentó en mi casa un día. Era el cumpleaños de John Cage y dijo que quería conseguir los manuscritos de varios compositores para dárselos y que quería uno tuyo y mío. Así que le dije: “Bueno, por mí está bien pero tendrás que ir a ver a John”.

Y lo hizo…

Después de eso monté un par de grabadoras Brennell que usábamos y te quedaste despierto toda la noche grabando Two Virgins. Pero ustedes decidieron la foto de la portada, nada tuve que ver yo.

Y después de esas llamadas telefónicas que te hice, el placer para mí después de que terminaron esos problemas de negocios por los que pasamos, fue realmente reunirnos de nuevo y volvernos a comunicar. Y la alegría de escucharte decir que en ese momento horneabas pan y cómo jugabas con tu bebé Sean. Eso fue muy bueno para mí porque me dio algo a qué aferrarme.

Entonces ahora, años después, aquí estamos. Toda esta gente. Aquí estamos, reunidos, para agradecerte por todo lo que significas para todos nosotros.

Esta carta viene con amor de tu amigo Paul.

John Lennon, lo has logrado. Esta noche estás en el Salón de la Fama del Rock & Roll.

Dios te bendiga.

Titular de El Círculo Beatle.

Beatlera, podcastera, desarrolladora web, locutora, autora y otras maravillas… Embajadora global de la Beatlemanía por The Beatles Story.

Las películas de John y Yoko

PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN DE LAS IMÁGENES O TEXTOS CONTENIDOS EN ESTA PUBLICACIÓN Y SITIO WEB. DERECHOS RESERVADOS ®ELCIRCULOBEATLE.COM
LAS PELÍCULAS DE JOHN
Eat The Document

Con una participación menor a un minuto, John apareció en la película que retrata la gira europea de Bob Dylan producida por D.A. Pennebaker.

La secuencia de John fue filmada el viernes 27 de mayo de 1966 en una limusina que conducía a Dylan y Lennon desde la casa de John en Weybridge hasta el hotel Mayfair en Londres. Y antes pudieron terminarla con cierta coherencia…

El filme se estrenó en la ciudad de Nueva York el 8 de febrero de 1967.


How I Won The War

Basada en una novela de Patrick Ryan y dirigida por Richard Lester, How I Won The War incluyó la participación de John como el Soldado Gripweed.

Sus escenas fueron filmadas en en Celle, Alemania Occidental entre el martes 6 al miércoles 14 de septiembre de 1966 y en Carboneras, España, entre el lunes 19 de septiembre y el domingo 6 de noviembre de 1966.

How I Won The War se estrenó en el London Pavillion el 18 de octubre de 1967. Su desempeño fue mediocre.

LAS PELÍCULAS DE YOKO
Satan’s Bed

Yoko obtuvo una parte en esta película de 1965 que narra las andanzas de un grupo de adictos a las drogas pesadas que gustan de violar mujeres.

Yoko interpreta aquí a una japonesa con todo y kimono (Nota de la autora: es en serio) que llega a Nueva York sin hablar inglés para casarse con uno de los miembros de la banda. Para su mala suerte, es encerrada en un cuarto de hotel de ínfima categoría, sometida y finalmente puede escapar de sus agresores gracias a una ama de casa de Long Island.

Eyeblink

Filme experimental de 1966 de un minuto de duración. No cuenta con sonido y fue filmada en blanco y negro.

El tema, por supuesto, es un parpadeo. Eso. Nada más. Sólo Yoko.

One

Habiéndose unido al movimiento Fluxus en 1965, Yoko empezó a producir películas minimalistas.

La cinta One, de 4:30 minutos de duración y en blanco y negro, muestra una secuencia en cámara lenta de cómo se prende un cerillo.

Aquí vale la pena incluir que el movimiento Fluxus inició en la década de 1930 y adquirió una gran popularidad 30 años después cuando floreció en Nueva York. Su objetivo principal era cambiar la historia del mundo a través del arte así como burlarse de los exponentes elitistas que no creaban para las masas. Además, fue el primer género que involucró activamente al receptor del arte que presentó.


Four

Y esto se pone más artístico… Four fue otro corto de 5:30 minutos sin diálogos y en blanco y negro. Mostraba acercamientos de las nalgas de 15 personas en movimiento, entre ellas el esposo de Yoko, Anthony Cox, y su hija Kyoko.

La premiere de Four se llevó a cabo el 6 de febrero de 1966 en el Film-Maker’s Cinematheque de Nueva York.

Bottoms

Bottoms fue la segunda y más refinada versión de la película Four. Con una duración de 80 minutos, sonido y filmada en blanco y negro, éste fue el primer trabajo fílmico de Yoko en Inglaterra.

Para el mismo, solicitó a 364 personas asociadas con la cultura bohemia y revolucionaria de Londres que mostraran sus nalgas ante la cámara dirigida por su esposo, Anthony Cox.

Bottoms se estrenó en el Cine Jacey Tatler de Londres el 8 de agosto de 1967.

LAS PELÍCULAS DE JOHN Y YOKO
Smile (Five)

La primera asociación cinematográfica de John y Yoko comenzó a finales de julio de 1968. Filmaron dos películas en una sola tarde en el jardín de la casa de John, Kenwood.

La primera película, ya a color, muestra un retrato en cámara lenta de 52 minutos de la cara de John mostrando distintas expresiones en su rostro. Se usó una cámara especial de alta velocidad para filmar a John sacando la lengua, levantando las cejas y lanzando sonrisas fugaces. La banda sonora fue el ruido ambiental en Weybridge.

Inicialmente Yoko había considerado hacer que este filme durara cuatro horas pero incluso con poco menos de una hora de duración, éste resultó tan aburrido que la mitad del público que asistió a su premiere, en el Festival de Cine de Chicago de 1968, se salió de la sala de proyección antes de que llegara a la mitad.


Two Virgins

La segunda colaboración fílmica de la pareja, de 19:30 minutos de duración, muestra las caras de John y Yoko sobrepuestas y en fusión en cámara lenta. También hay besos y abrazos. ¿Por qué no? Acababan de enamorarse.

La música de fondo es la incluida en el álbum del mismo nombre.

You Are Here

You Are Here es el nombre de la primera exhibición de arte de John que se expuso a partir del 1 de julio de 1968 en la galería Robert Fraser de Londres.

La inauguración incluyó el despliegue de 365 globos blancos de helio que fueron filmados así como las actividades del día en la galería.

Este material no fue exhibido públicamente.

Rape

Rape (violación) ha sido una de las películas más reconocidas por los Lennonfans del mundo.

Con una duración de 76:30 minutos y a color, la cinta fue protagonizada por Eva Majlata, actriz húngara de 21 años que no hablaba inglés. Ésta es seguida por la cámara que la persigue a lo largo de las calles de Londres y a través de un parque. La protagonista intenta escapar en un taxi pero no logra evadir a su acosador. Finalmente es arrinconada en un departamento del que aparentemente no puede escapar y sus ruegos y llanto a la cámara son ignorados.

Bajo la lente del camarógrafo Nick Knowland, Rape se estrenó en la televisora austriaca ORF, patrocinadora del filme, el 31 de marzo de 1969. Ese año también se exhibió en el Festival de la Televisión de Montreux y en el Festival de Cine de Mannheim.

Un día después de la transmisión televisiva austríaca, John y Yoko ofrecieron una conferencia de prensa en Viena en la que John comentó: “Estamos mostrando cómo todos estamos expuestos y bajo presión en nuestro mundo contemporáneo. No se trata solo de The Beatles. Lo que le está sucediendo a esta chica en la pantalla, está sucediendo en Biafra, Vietnam y en todas partes”.

The Rolling Stones Rock And Roll Circus

Grabado en la noche del 11 de diciembre de 1968, el especial de 50 minutos de The Rolling Stones incluyó actuaciones de Jethro Tull, The Who, Marianne Faithfull, Taj Mahal y John y Yoko apoyados por Eric Clapton, Keith Richards, Mitch Mitchell y el violinista Ivry Gitlist.

John cantó Yer Blues y Yoko dio lo mejor de sí para hacer lo mismo con Her Blues. Sin embargo, The Rolling Stones no se sintieron satisfechos con el nivel de su propia actuación ni pudieron acordar el pago al grupo así que decidieron no lanzar la película.

Yoko And Me

Este corto a color fue filmado a mediados de diciembre de 1968 en Kenwood. John y Yoko aparecen sentados en una banca cantando Everybody Had A Hard Year mientras el camarógrafo se acerca a ellos.

Diaries, Notes And Sketches

El director de cine experimental Jonas Mekas, originario de Lituania, fue la persona que le consiguió a Yoko su estancia legal en los Estados Unidos al darle trabajo a principios de los sesenta. Años después invitó a John a ser parte de su película Diaries, Notes and Setches en donde realizó entrevistas a grandes personalidades.

Éste sería el inicio de una serie de películas conjuntas que la pareja realizó con Mekas.

The Ballad Of John And Yoko

El lanzamiento de la canción del mismo nombre como sencillo en mayo de 1969 fue acompañado de un corto que incluyó escenas de The Beatles en los estudios Twickenham así como momentos felices de los recién casados.

Mr. & Mrs. Lennon’s Honeymoon

Dirigida por Peter Goessens y con una duración de 40:39 minutos, Mr. & Mrs. Lennon’s Honeymoon es un filme a color del bed-in que la pareja protagonizó en la habitación 902 del Hotel Hilton de Amsterdam.

La pieza incluye a John y a Yoko cantando Hair Peace, Bed Peace así como secuencias de ambos dormidos, despertando o leyendo el periódico. También muestra algunas entrevistas que John concedió a los medios internacionales durante ésta, su luna de miel.

The Bed In

El segundo bed-in protagonizado por John y Yoko en Montreal a partir de mayo de 1969 fue filmado por el staff de la pareja.

Con una duración de 1:10:35 horas, la película incluyó escenas del famoso encamamiento, entrevistas, la producción de Give Peace A Chance y, al final, nuevamente la presencia de ambos con el pelo muy corto en los créditos finales ya que estos se grabaron hasta febrero de 1970.

En 2012 esta película fue liberada al público con el nombre de Bed Peace.

Self Portrait

Este producto fílmico presenta 42 minutos de una secuencia que va del pene flácido de John a uno… menos flácido.

Self Portrait es un corto del pene flácido de John, en acercamiento y muestra una casi imperceptible intumescencia en cámara lenta. El efecto de cámara lenta especial fue conseguido con una cámara de alta velocidad Milliken. Ésta registra las imágenes tan rápido que no había manera de pararla una vez que iniciaba la filmación y hasta que el rollo se acabara. Esto significaba que se tenía que conseguir la erección de John rápidamente.

John se acomodó enfrente de la cámara y luces, pensando en imágenes eróticas y dijo: ‘¡Empiecen!’. Sin embargo, cada vez que la cámara iniciaba, entraba en pánico. Miles de pies de cinta se desperdiciaron sin resultado alguno.

Finalmente, se pidió que los miembros del equipo de filmación salieran del lugar y Yoko posó eróticamente para John. Aún así no hubo erección. Finalmente se le entregó a John una revista Playboy y eso hizo que las cosas sucedieran.

Cuando Yoko y John fueron cuestionados sobre la película por un periodista, Yoko inocentemente le dijo: ‘Los críticos ni la tocaron’. Y tenía razón.

Peter Brown, The Love You Make

Por razones obvias, no hay fotos ni capturas de pantalla de la película en la red mundial. La autora de esta columna buscó… y mucho. No hay. Punto.

Sin embargo, si esto se convierte en una obsesión prioritaria para alguien, por ahí anda la portada del álbum Two Virgins.

Cold Turkey

El director Jonas Mekas produjo un montaje de escenas en cámara rápida que incluían tramos filmados durante el concierto de Toronto y el bed in de Montreal y se lo envió a John y Yoko para que lo evaluaron.

La pareja decidió usar este corto como base para el filme promocional del sencillo Cold Turkey de octubre de 1969 aunque eliminó las escenas de Toronto en respuesta a no haber sido incluidos en la película oficial del evento por diferencias comerciales.

Apotheosis/Apotheosis 2

Apotheosis fue filmada inicialmente en septiembre de 1969 desde un helicóptero pero el resultado no satisfizo a los Lennon. Nuevamente, el 5 de diciembre se filmó mostrando paisajes cubiertos de nieve de Suffolk en los cuales aparece de repente la pareja cubierta por capas negras largas.

La versión oficial resultó de 18:30 minutos y la que se muestra a continuación está acelerada por diez.

Lyceum Ballroom Concert

Este filme, originalmente sin sonido, muestra a John y a Yoko presentando las canciones Cold Turkey y Don’t Worry Kyoko, respaldados por la Plastic Ono Band, en el Lyceum Ballroom de Londres el 15 de diciembre de 1969.

Dynamite Chicken

La película contiene una colección de entrevistas, música y comerciales protagonizados por Joan Baez, Richard Pryor, John Lennon, Yoko Ono, Lenny Bruce, Andy Warhol y Allen Ginsberg.

En ella John y Yoko hablan de los bed ins y su impacto en la paz mundial.

Hanratty Film

James Hanratty (4 octubre 1936 – 4 abril 1962) fue una de las últimos criminales ejecutados en la Gran Bretaña por asesinato. Fue ahorcado en Bedford Gaol el 4 de abril de 1962 tras ser declarado culpable del asesinato del científico Michael Gregsten, quien murió a tiros en un coche el 23 de agosto de 1961. Su novia, Valerie Storie, de 23 años, fue violada y sobrevivió a cinco disparos quedando tetrapléjica.

La falta de móvil del crimen fue uno de los elementos que hizo que, conforme pasaban los años, se creyera que había sido inocente. Por lo anterior, John y Yoko tomaron como bandera personal el defender el prestigio de Hanratty por medio de una película que fue anunciada en una conferencia de prensa dentro de las instalaciones de Apple Corps. el 10 de diciembre de 1969.

El filme de 36:25 minutos de duración fue exhibido por primera vez en la cripta de la Iglesia St. Martin-in-the-Fields de Londres el 17 de febrero de 1972.

Casi treinta años después del asesinato, los análisis de ADN de los restos de Hanratty demostraron que había sido culpable.

John & Kyoko Bathroom Film

Intentando llegar a una convivencia cordial para poder tener acceso a su hija Kyoko, el 29 de diciembre de 1969, Yoko Ono y John Lennon viajaron al rancho en Dinamarca de Anthony Cox, su ex esposo, y accedieron a que los filmara en todo momento mientras Yoko se reencontraba con su hija.

De esta manera, Cox se hizo de varias decenas de minutos de escenas protagonizadas por John y Yoko cocinando, deambulando por la casa, escuchando música, compartiendo mota y tomando un baño de tina con Kyoko.

Nada tonto, Cox usó el contenido de esta última escena en el juicio por la custodia de Kyoko de diciembre de 1971 alegando que John Lennon se bañaba desnudo junto con su hija y que sería pésima influencia para ella el vivir con una pareja con adicciones serias a las drogas fuertes.

¡Ah! Se me olvidaba… Mr. Cox también se gano una muy buena cantidad de dinero posteriormente vendiendo este material inédito a los coleccionistas beatleros del mundo.

3 Days In The Life

Mejor aún para Anthony Cox, éste obtuvo el permiso de la pareja de seguir filmándolos durante tres días a principios de 1970 mientras John y Yoko se reunían con Michael X, el líder del movimiento británico Black Power, turisteaban por Londres o se relajaban en su casa al ritmo de la guitarra de John con la cual empezaba a componer la canción Mind Games.

Todo fue por Kyoko… y por Kyoko, de este nuevo filme de diez horas de duración con escenas inéditas de la pareja del momento, Cox se ganó un millón de dólares.

Up Your Legs

Dado que el director lituano Jonas Mekas siguió apoyando a John y a Yoko en la producciones de nuevas películas, la pareja aprovechó que éste había arrendado el Teatro Elgin de Nueva York para filmar dos películas en un sólo día: Up Your Legs y Fly.

Up Your Legs tuvo una duración de 80 minutos y mostró más de 300 pares de piernas en secuencia desde los dedos de los pies hasta la parte superior de los muslos. A los participantes se les solicitó que donaran sus piernas a favor de la paz.

Aquí un extracto:

Fly

Fly fue la segunda película filmada el 26 de octubre de 1970 en Nueva York. Con una duración de 19 minutos, ésta muestra a la actriz porno Virginia Lust yaciendo desnuda y permitiendo que una mosca explore su cuerpo.

Se usaron más de 200 moscas para que el recorrido de pies a cabeza sobre el cuerpo de esta actriz fuera captado en la cámara como si fuera sólo uno de estos insectos. Fácil no fue, las moscas volaban a su gusto y la capa de miel untada en la piel de la actriz no logró los resultados esperados.

La solución fue rociar dióxido de carbono sobre las moscas, el cual las atontó lo suficiente para que no volaran y sólo caminaran sobre la curvilínea Lust.

Live At The Fillmore East With Frank Zappa

La película, grabada con una cámara de 16 mm, muestra la presentación de John y Yoko en el concierto de Frank Zappa y The Mothers Of Invention en el teatro Fillmore de Nueva York el 6 de junio de 1971.

Imagine

Esta pieza de 70 minutos es la más reconocida por los Lennonfans del mundo.

La filmación inició el 21 de julio de 1971 en Tittenhurst Park, la mansión de la pareja e incluyó 13 canciones de John y Yoko tomadas mayormente del álbum homónimo.

El director de fotografía fue Daniel Richter, el fotógrafo personal de Lennon y Ono a principios de los años setenta. La versión en VHS, lanzada en 1985 en el Reino Unido se redujo a 55 minutos.


Freedom Films

Freedom es el nombre de dos cortos de un minuto de duración cada uno que fueron mostrados en el Festival Chicago Film de 1971. El primero mostraba a Yoko quitándose el brassiere y aventándolo acompañada de sólo dos notas tocadas en el teclado por John.

La segunda mini película muestra la palabra Freedom que John había inscrito directamente en la cinta de la película.

Erection

Aquí John y Yoko sí muestran una inequívoca erección.

Ésta es una película de 19 minutos de la construcción gradual del International Hotel ubicado en la calle Cromwell de Londres utilizando una cámara fija. La filmación duró 18 meses y la música de fondo es el álbum Fly de Yoko.


Clock

Con una hora de duración, Clock mostró el reloj que se encontraba en el lobby del Hotel St. Regis de Nueva York en septiembre de 1971.

El St. Regis fue el primer hogar en Estados Unidos de la pareja antes de que encontraran un departamento para iniciar su vida en ese país.

El soundtrack fueron varias canciones acústicas de rock and roll interpretadas por John.

John’s Birthday

La película muestra la fiesta de cumpleaños 31 de John filmada por Jonas Mekas.

Algunos de los invitados fueron George Harrison, Ringo Starr, Eric Clapton, Phil Spector y Allen Ginsberg.


This Is Not Here

El director Takahiko Iimura presentó a finales de 1971 una retrospectiva fílmica del trabajo de Yoko Ono en la exhibición que el museo Syracuse de Nueva York ofreció del 9 al 27 de octubre de 1971.

La película incluyó los visitantes a la inauguración de la exhibición, entre muchos Ringo Starr, Allen Klein, Dick Cavett, Bob Dylan, John Cage, Dennis Hopper, Spike Milligan, Andy Warhol, Jack Nicholson y Frank Zappa.

The Museum Of Modern Art Show

Éste fue un corto de siete minutos de una exhibición que jamás se presentó en el Museo de Arte Moderno de la ciudad de Nueva York.

Yoko pagó el anuncio de la misma en el periódico Village Voice y produjo un catálogo en donde se mostraban moscas fotografiasdas por Iain MacMilan sobrepuestas en varios paisajes famosos de Nueva York.

La película muestra las entrevistas que se realizaron a personas que salían del museo y que jamás se dieron cuenta de la exhibición así como al personal del recinto que no tenía idea de qué le hablaban.

The Irish Tapes

John Reilly filmó el 12 de noviembre de 1971 la grabación del demo de la canción Luck Of The Irish en el departamento donde John y Yoko vivían en Bank Street, Nueva York.

Al mismo tiempo, Reilly filmó junto con Stefan Moore otro trabajo fílmico financiado por John y Yoko en apoyo al IRA, el ejército republicano irlandés.

Ten For Two

Película de 78 minutos del rally por la libertad de John Sinclair que se llevó a cabo en la Crisler Arena de Ann Arbor, Michigan, el 10 de diciembre de 1971. Financiada por Joko Films, la compañía fílmica de John y Yoko, ésta muestra el concierto Ten For Two que se ofreció para presionar a las autoridades locales para que liberaran al miembro del partido radical White Panther que había sido sentenciado a diez años de prisión (Ten) por haberle ofrecido a un policía encubierto dos carrujos de mariguana (Two).

John y Yoko se presentaron al final del evento e interpretaron cuatro canciones: Attica State, The Luck Of The Irish, Sisters O Sisters y John Sinclair.

Sinclair fue liberado tres días del concierto y jamás conoció a los Lennon.

Apollo, Harlem Gig

Solo una semana después de la presentación en Ann Arbor a favor de John Sinclair, John y Yoko interpretaron Imagine, Attica State y Sisters O Sisters en el Teatro Apollo de Harlem, Nueva York, en beneficio de las familias de las víctimas del motín en la prisión estatal Attica.

The One To One Concert

El concierto One To One se llevó a cabo en el Madison Square Garden de Nueva York el 30 de agosto de 1972.

Se dio a beneficio del Willowbrook Handicapped Children’s Home con dos shows el mismo día y tuvo la participación de Sha Na Na, Stevie Wonder y, por supuesto, John y Yoko.

La película con tomas de ambos conciertos fue producida por Joko Films y dirigida por Steve Gebhardt. El sonido estuvo a cargo de Bob Fries.


PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN DE LAS IMÁGENES O TEXTOS CONTENIDOS EN ESTA PUBLICACIÓN Y SITIO WEB. DERECHOS RESERVADOS ®ELCIRCULOBEATLE.COM

 

Titular de El Círculo Beatle.

Beatlera, podcastera, desarrolladora web, locutora, autora y otras maravillas… Embajadora global de la Beatlemanía por The Beatles Story.

John y Yoko en la cama: los bed-ins

Se le ocurrió a John el 14 de marzo de 1969 mientras él y Yoko iban en camino a visitar a la mujer que lo crió, la Tía Mimi. Y aunque no tuvo el valor de comunicarle la noticia a ella, sí lo tuvo, apenas salió de su casa, para presionar a su chofer Les Anthony y a Peter Brown, director de Apple, para que buscaran rápidamente un lugar en donde pudieran casarse.

Seis días después lo lograron. John y Yoko se casaron en Gibraltar en una ceremonia de tres minutos de duración en la cual John mantuvo la mano derecha en la bolsa de su pantalón mientras fumaba con la otra y Yoko se movía inquietamente.

Quien dude que Yoko Ono era el impulso de la relación y la mente fría que calculaba los impactos y predecía los beneficios, está en un error. Y fue ella (¿quién más?), precisamente, quien capitalizó la publicidad que la boda había recibido en varios eventos que la ahora pareja casada realizaría para servir a un propósito ya común: predicar la paz mundial y, de paso, reivindicarse ante la opinión pública. Ya no vivían en pecado, ¿correcto?

El primer bed-in (encamamiento es la mejor palabra que la autora de esta columna pudo pensar en español para describirlo) que John y Yoko llevaron a cabo fue su luna de miel. En lugar de viajar a una playa como cualquier pareja de recién desposados del mundo lo haría, el señor y la señora Lennon decidieron rentar la habitación 902, Suite Presidencial, del Hotel Ámsterdam Hilton el martes 25 de marzo e iniciar ahí un performance del cual sería testigo la prensa mundial.

“Estos tipos sudaban por entrar primero porque pensaban que estaríamos haciendo el amor en la cama, ¡John y Yoko desnudos teniendo sexo!”, declaró John posteriormente. Sin embargo lo que los reporteros del mundo encontraron fue a dos figuras inmaculadamente vestidas de blanco que parecían pacientes de un hospital y que daban mensajes casi papales.

Y si bien, la realidad es que ni John ni Yoko tenían un entendimiento claro de la política mundial y mucho menos de los procesos y conflictos bélicos, siete días consecutivos de repetir un mensaje básico los convirtieron en los iconos mundiales del movimiento antiguerra. Y de ahí ya no quisieron parar.

Durante los siguientes 56 días la pareja invirtió más en reforzar lo construido: dieron una conferencia de prensa en Viena a favor de la paz metidos en una enorme bolsa blanca de plástico -nadie sabía si eran realmente ellos los que hablaban-, enloquecieron al personal de Apple al ponerlos a desenterrar bellotas en los parques y jardines de Londres para enviárselas a los líderes y presidentes del mundo invitándolos a unirse al movimiento y hasta tuvieron tiempo de asistir a los Estudios Abbey Road para continuar con las grabaciones del álbum Abbey Road. También planearon llevar a cabo un segundo bed-in en los Estados Unidos (el país que SÍ estaba en guerra a diferencia de los europeos) pero la solicitud de visa de John fue rechazada por su detención por posesión de drogas de octubre de 1968.

Y como desistir no era su estilo, buscaron un lugar cercano a Estados Unidos a donde pudiera llegar la prensa de ese país y de otros y, así, recibir una mayor cobertura. Viajaron entonces al Hotel Sheraton Oceanus en Kingston, Bahamas, sólo para encontrar que el lugar no estaba tan cerca de los Estados Unidos como habían pensado y que una temperatura promedio de 28ºC no era la ideal para estar metidos en la cama en todo momento. Sin perder tiempo, volaron a Toronto desde donde se desplazaron a Montreal para iniciar su segundo bed-in, éste de ocho días de duración.

Rentaron las habitaciones 1738, 1740 y 1742 del Hotel Queen Elizabeth de Montreal y, como lo habían hecho en el primer bed-in, convocaron a todos los medios de comunicación.

Desde el lunes 26 de mayo hasta el lunes 2 de junio de 1969, John y Yoko predicaron la paz desde la cama. Durante este período, hablaron con un promedio de 150 reporteros por día y recibieron más de 350 llamadas de estaciones de radio de los Estados Unidos. Además, John pudo calmar una protesta de estudiantes en Berkeley, California, que demandaban que les dijera si debían enfrentarse a la policía.

Sin embargo, el legado más fuerte de los bed-ins fue, indudablemente, la grabación de una canción que John compuso en Montreal. Para poder grabarla en el cuarto de hotel se requirió de una grabadora portátil de 4 canales que se colocó junto a la cama. Además, un coro de 50 fans que hacían guardia en la entrada del Queen Elizabeth fueron invitados a participar. Estos se unieron a un grupo de celebridades que incluyeron a Petula Clark, Timothy Leary, Tommy Smothers, el publicista Derek Taylor, un sacerdote, un rabino y los representantes en Canadá del Templo Radha Krishna, entre otros.

Y mientras pedían una oportunidad para la paz, entre todos hicieron historia….

Titular de El Círculo Beatle.

Beatlera, podcastera, desarrolladora web, locutora, autora y otras maravillas… Embajadora global de la Beatlemanía por The Beatles Story.

John Lennon, los discos oficiales en vivo.

Después del concierto del 29 de agosto de 1966 en el Candlestick Park de San Francisco, The Beatles decidieron dar por terminadas las giras debido al hartazgo que sentían en esos momentos. No más presentaciones en vivo en grandes recintos. En el año de 1969, para ser más exactos el 30 de enero, veríamos a los muchachos de Liverpool tocar juntos por última vez en la azotea del edificio de Apple.

Luego de la ruptura del grupo, cada uno de ellos realizaron presentaciones en vivo, obviamente unos más que otros. Mientras que, los aún sobrevivientes, Paul McCartney y Ringo Starr a la fecha continúan ofreciendo conciertos, en el caso de John Lennon y George Harrison estos se distinguieron por no tener muchas presentaciones en vivo. Más aún, de ellos dos podemos señalar que sólo Harrison llevó a cabo un par de giras en su carrera, la fallida de 1974 y la de Japón en diciembre de1991 en donde estuvo acompañado por Eric Clapton. Mientras que el llamado jefe Beatle no realizó ningún tour en solitario, pero hizo algunas actuaciones especiales que son memorables, ya sea con una o algunas canciones o con recitales de un poco más de una hora.

Las apariciones musicales de John Lennon en programas de televisión, películas o eventos especiales se dieron desde su aún estancia con The Beatles, una de ellas fue su participación en el Rock and Roll Circus de The Rolling Stones en diciembre de1968, en ese momento compartió escena con una banda llamada The Dirty Mac que estaba integrada por Eric Clapton en la guitarra, Keith Richards en el bajo y Mitch Mitchell en la batería. Ahí interpretó Yer Blues y después entró Yoko Ono para deleitarnos con Her Blues (conocida también como Whole Lotta Yoko).

Después de la separación del cuarteto de Liverpool, Lennon se presentó en programas como Top Of The Pops en febrero de 1970 en el cual presentó el sencillo Instant Karma. En Estados Unidos, una vez ya aliado con los activistas de izquierda Jerry Rubin y Abbie Hoffman, veremos a Lennon participar en el John Sinclair Freedom Rally del 10 de diciembre de 1971 en donde tocó cuatro temas de su álbum Some Time In New York City (1972) que fueron Attica State, The Luck Of The Irish, Sisters, O’ Sisters y John Sinclair. También apareció en el Jerry Lewis Telethon el 4 de septiembre de 1972 en donde ofreció tres canciones, entre ellas una gran interpretación de Imagine. Así mismo no podemos dejar programas televisivos como el de Dick Cavett Show o el de Mike Douglas Show en donde en este último John ofreció varias canciones, en varios días, incluida la intervención con su ídolo Chuck Berry.

Lennon apareció por última vez ante el público el 18 de abril de 1975 en un homenaje a Lew Grade (el mismo magnate que compró, a través de la empresa ATV, los derechos de las canciones de Lennon y McCartney), ahí se hizo acompañar de un grupo llamado BOMF (al que muchos se refieren como Brothers of Mother Fuckers) en donde se encontraba el saxofonista Mark Rivera. John para esa ocasión tocó dos temas de su reciente disco Rock and Roll (1975) que fueron los hits Slippin´and Slidin’ y Stand By Me, además de Imagine.

Estas y algunas presentaciones más se pueden encontrar en diversos bootlegs, pero en cuanto a lo que apareció en la discografía oficial es lo que revisaremos. Grabaciones que se recataron con un buen sonido y pese a que algunos discos están descatalogados lo importante es que existen y de alguna manera se pueden conseguir.

THE PLASTIC ONO BAND- LIVE PEACE IN TORONTO 1969. (1969)

Este álbum aparecido, tanto en Estados Unidos como en Inglaterra, el 12 de diciembre de 1969 y producido por John Y Yoko, captura completa la presentación de John Lennon en el festival llamado Toronto Rock and Roll Revival que se llevó a cabo el 13 de septiembre de 1969 en el estadio Varsity en Canadá. En este evento también actuaron, entre otros, Jerry Lee Lewis, Chuck Berry y los estelares fueron The Doors. Lennon fue invitado por los organizadores a participar en el concierto y para sorpresa de ellos él aceptó.

Para tal ocasión convocó a Eric Clapton, Klaus Voorman y Alan White para acompañarlo. Ensayaron en el avión y finalmente tocaron un repertorio muy corto. Para ese entonces, oficialmente, Lennon aún era parte de The Beatles y las canciones elegidas para el show fueron algunos covers que el beatle conocía muy bien, así como temas de autoría propia y de Lennon y McCartney. La cereza en el pastel corrió a cargo de Yoko Ono con dos canciones.

Actualmente este álbum se encuentra descatalogado, se rescataron algunas canciones en el primer compact disc del Box Set llamado Lennon (1990). También existe en bootlegs gracias al transfer que se ha hecho de los formatos analógicos, así como el video que se pasó a dvd. Las canciones que Lennon y su grupo presentaron fueron: Blue Suede Shoes, Money (That´s What I Want), Dizzy Miss Lizzy, Yer Blues, Cold Turkey, Give Peace a Chance, Don´t Worry Kyoko (Mummy´s Only Looking For Her Hand In The Snow) y John John (Let´s Hope For Peace).

 

SOME TIME IN NEW YORK CITY (1972)

Junto con el álbum grabado en estudio apareció otro que se incluyó y el cual contiene dos presentaciones de John Lennon. La primera se llevó a cabo en Londres el 15 de diciembre de 1969 en el Lyceum Ballroom y fue para un concierto a beneficio de la UNICEF. Aquí Lennon fue acompañado por músicos virtuosos como Eric Clapton, George Harrison, Keith Moon, Billy Preston, Alan White, Nicky Hopkins, Delaney Bramlett, Bonnie Bramlett, Jim Gordon y Bobby Keys entre otros. Dos canciones fueron interpretdas, el sencillo Cold Turkey y la clásica Don´t Worry Kyoko (Mummy´s Only Looking For Her Hand In The Snow).

La otra presentación fue la registrada el 6 de junio de 1971 en el Fillmore East en la ciudad de Nueva York, en donde los Lennon compartieron escenario con Frank Zappa and The Mother Of Invention. Esa noche interpretaron Well (Baby Please Don´t Go) una vieja canción cover al grupo The Olympics la cual el mismo Lennon afirma que solía tocarla en The Cavern, seguida de algunas improvisaciones que se bautizaron como Jambag, Scumbag y Au. Esta presentación también la podemos encontrar en dvds bootleg.

ELTON JOHN BAND FEATURING JOHN LENNON AND THE MUSCLE SHOALS HORNS (1975)

En este EP, producido por Gus Dudgeon y que se atribuye a la discografía de Elton John, se incluyen las tres canciones que Lennon tocó junto al pianista en el Madison Square Garden el 28 de noviembre de 1974 en pleno día de Acción de Gracias.

Elton John se encontraba en la ciudad de Nueva York con la gira que promovía su álbum Caribou (1974). Casi hacia la parte final del show luego de que interpretó You´re so Static presentó a John Lennon en donde juntos tocaron el sencillo número uno en la lista Billboard, Whatever Gets You Through The Night, seguida de Lucy In The Sky With Diamond (el cover de Elton John saldría en el disco Captain Fantastic and The Brown Dirt Cowboy en 1975) y cerraron con I Saw Her Standing There en donde John cantó este tema caracterizado porque la voz principal es de Paul McCartney.

Luego de la actuación del exbeatle, Elton John continuó con el concierto en donde tocó seis melodías más entre ellas el hit Don´t Let The Sun Go Down On Me, además de All The Girls Love Alice, Saturday Night´s Alright For Fighting, Crocodile Rock, The Bitch is Back y Your Song. Pero esa noche siempre se recordará por la presencia de John Lennon. En el Box Set de 1990, Lennon, se rescataron las tres canciones en compact disc. Y existe por ahí una grabación pirata con todo el concierto de Elton John, incluido ese momento especial con John Lennon.

JOHN LENNON LIVE IN NEW YORK CITY (1986)

Un disco que se publicó en febrero de 1986 y que presenta parte de la actuación de John Lennon en el concierto benéfico One To One que se llevo a cabo el 30 de agosto de 1972, el cual se pudo escuchar mucho tiempo atrás en bootlegs.

A principios de agosto del 72, Lennon vio en la televisión un reportaje del periodista Geraldo Rivera acerca del abuso a niños con discapacidad mental de la escuela Willobrook en Staten Island. El músico conmovido por esta situación, contactó al periodista para buscar el organizar un concierto a favor de los infantes.

Se eligió la sede que fue el Madison Square Garden, en donde se llevaron a cabo dos presentaciones, una en la tarde y la otra en la noche, y como artistas invitados estuvieron Stevie Wonder, Roberta Flack y el grupo Sha na na. Los músicos que sirvieron de apoyo a Lennon se llamaron The Plastic Ono Elephant´s Memory Band. Los ensayos duraron tres días y al llegar el primer concierto el repertorio fue variado y lleno de éxitos del ex beatle, en el cual se tomó como base el reciente álbum Some Time In New York City.

El setlist del primer show fue: Power To The People (intro), New York City, It’s So Hard, Move On Fast, Woman Is The Nigger Of The World, Sisters O Sisters, Well Well Well, Born In A Prison, Instant Karma, Mother, We’re All Water, Come Together, Imagine, Open Your Box, Cold Turkey, Don’t Worry Kyoko (Mummy’s Only Looking For Her Hand In The Snow), y el cierre con Hound Dog.

Para el concierto de la noche se decidió cambiar el listado de las canciones, del que se quitaron algunas joyas sonoras de Yoko Ono y quedó así: Power To The People (intro), New York City, It’s So Hard, Woman Is The Nigger Of The World, Sisters, O Sisters, Well Well Well, Instant Karma, Mother, We’re All Water, Come Together, Imagine, Cold Turkey, Hound Dog y cerraron con Give Peace A Chance, en donde intervinieron en los coros todos los artistas participantes del evento.

El disco Live In New York City publicado en 1986 contiene una selección de los dos conciertos con un listado de 11 canciones que nos dan un ejemplo de la vitalidad de John Lennon en el escenario. Esperemos que algún día publiquen una edición más completa de este par de conciertos sin importar que estén presentes los tema de Yoko Ono.

El disco oficial contiene: New York City, It’s So Hard, Woman Is The Nigger Of The World, Well Well Well, Instant Karma, Mother, Come Together, Imagine, Cold Turkey, Hound Dog y Give Peace A Chance.

Lamentablemente fueron muy pocas veces en las que Lennon se presentó ante el público en alguna arena o estadio, por tal motivo valoramos mucho estos discos, tanto oficiales como no oficiales, en donde nos permiten escuchar al artista sobre un escenario. No podemos pedir más grabaciones de John en concierto porque simple, triste y sencillamente no hay más.

Originario de la Ciudad de México, estudió la carrera de periodismo en el Centro Universitario de Periodismo en Arte, Radio y Televisión(PART). Se describe a si mismo como beatlero de alma y rockero de corazón.

Los diez hechos desagradables de John Lennon

NOTA DE LA AUTORA: Republico en el nuevo hogar de El Círculo Beatle este artículo de hace casi 5 años y con algunas ediciones/adiciones. En su momento, este texto probó ser muy popular y generó una gran polémica, mayormente lidereada por muchos (e indignados) Lennonfans que, en mi experiencia, exceden en número a los seguidores del resto de The Beatles. Aún más interesante para mí fue el darme cuenta que el culto Beatle, en general, y el culto Lennonista, en particular, es perfecto en un porcentaje muy alto para quienes sienten la necesidad de idealizar a los artistas objeto de su admiración, atribuyéndoles comportamientos y características de seres perfectos (por no escribir Dioses). Dejo, pues, este texto a su consideración y, por supuesto, me encantará leer sus comentarios. Tere Chacón.

Nada más interesante en la vida que toparse con gente que evita el borreguismo y que va contracorriente. Créanme, no sobra la gente que cuestiona, que averigua e investiga para hablar con fundamentos y que defiende sus puntos de vista ante quien sea… aún si hay millones de Lennonfans en el mundo que puedan revolcarse del coraje y ponerse morados al leer sus escritos. A las opiniones que son consecuencia de un trabajo serio de investigación, estimados lectores, se les debe siempre respetar y otorgar el beneficio de abrirse para intentar entenderlas. En una de esas, modifican las nuestras.

Me cae bien la gente así. Mucho. Aún si le detecto errores. Y aún si veo claramente que debió documentarse un poco más…

El inglés Edward Benjamin se tomó un tiempo en el 2012 para escribir en el portal Listverse.com un artículo titulado Top 10 Unpleasant Facts About John Lennon. Si entiendes inglés, de plano no te lo puedes perder. Si no, aquí transcribiré sus decires resumidos y te daré mi opinión sobre algunos de ellos.

¡Ah! Y ni te preocupes por hacer click en el link que manda a la biografía de Benjamin: no existe. O lo descuartizó un Lennonfan o, simplemente, se cambió de identidad por haberse atrevido a hablar mal del canonizado y moderno santo secular (como él le dice) fundador de The Beatles. La intensidad e idolatría de los Lennonfans del mundo es devastadora y en todos los sentidos… ¿no es así, Lennonfan Chapman?

¡Empezamos!


10) Golpeador de esposas

Edward Benjamin dice…

Cynthia y Yoko, esposas de John, sufrieron sus buenos golpes y, dado que la mayoría de los hombres que le pegan a sus esposas y novias normalmente no descriminan a los objetos de su violencia física, es factible que más mujeres hayan sufrido de ésta.

Y yo digo…

Totalmente cierto (sorry, lennonistas a ultranza). Está más que documentada su inclinación a la violencia física. Hasta Pauline Sutcliffe puede confirmar que no sólo fue en contra de mujeres.

9) Abusó emocionalmente de su hijo

Edward Benjamin dice…

Lennon resintió la llegada de un hijo que no planeó y que lo obligó a casarse. Lo demostró estando siempre ausente, siendo indiferente y, en general, desagradable durante la niñez de Julian. Cuando ya estaba con Yoko, le gritó a su adolescente hijo: “¡Odio la &%&%&$$ manera en la que ries!” en algún momento que Julian se había carcajeado. Paul fue más padre de Julian que John.

Y yo digo…

Vamos por partes. John y el resto de The Beatles provienen de una ciudad de Inglaterra en donde, en la década de 1940, se educaba bajo un ambiente conservador en cuanto a los roles en la familia: padre que trabaja, madre que educa, hijos que siguen esos estándares. Esa era la visión de John en 1963 y yo dudo altamente que haya resentido el nacimiento de Julian. De lo que sí estoy segura es que su posterior adicción a las drogas, su gran egoísmo y sus inseguridades construyeron un muro entre él y su hijo que, con el tiempo, la llegada de Yoko y la posterior de Sean, cada vez se hizo más alto. ¿Paul más padre que John de Julian? Nah… Igual sólo por un tiempo muy breve.

8) Mentiroso patológico

Edward Benjamin dice…

John hizo su propia vida exagerando, embelleciendo y mintiendo descaradamente cuando le convenía. Todos lo hacen pero en el caso de Lennon, él re-escribió casi todos los eventos importantes de su vida para agradar a todos los gustos. Dijo que era de clase trabajadora, no fue así. Negó su matrimonio con Cynthia. Implicó que había conocido a Yoko en una galería de arte cuando ella lo había estado acosando durante meses. Al regresar a la escena pública en 1980, dijo que había estado cocinando pan y cuidando hijo cuando se la había pasado drogado en casi todo momento.

Y yo digo…

Vamos por partes 2. Si bien son ciertas muchas de estas acusaciones, al Sr. Benjamin le falló y feo la percepción inicial de quien observa objetivamente la vida de una artista: la prensa es un medio de comunicación masivo que puede destruir o encumbrar figuras públicas, no un confesionario. A la prensa le dices lo que tengas que decirle para preservar tu imagen y, como consecuencia, para mantener las ventas de tus productos; ese es tu trabajo como artista.

A la prensa NO le confiesas tus errores como ser humano. Con la prensa mantienes buenas relaciones porque le hace llegar a la gente lo que tú quieres que la gente sepa de ti. NO PUEDES JUZGAR a una persona como ser humano y a un artista por no decirle toda la verdad a los medios de comunicación.

Lennon NO estaba obligado a decir toda la verdad de su vida ni a la prensa ni a nadie. NO nos la debe, Edward… tache para ti.

7) Separó a The Beatles

Edward Benjamin dice…

Contrario a quien acusa a Paul de haber tomado la decisión de dejar la banda, fue Lennon quien destruyó The Beatles. El levantó el hacha al anunciar en una junta que dejaba el grupo y esa decisión hizo que la muerte de The Beatles fuera inevitable.

Y yo digo…

Efectivamente, John dijo en una junta que ya no quería seguir con The Beatles. Sin embargo, antes ya lo había dicho George. Y antes Ringo. Y después Paul… y también influyeron Brian (por malas decisiones financieras con el dinero de sus representados), Yoko (ustedes ya saben por qué) y Allen Klein (porque se había ganado el premio de “el hombre que juega derecho y le cae bien a todos”).

Y si yo quisiera, podría seguirme varios párrafos más culpando a Linda, Maureen, Pattie, Magic Alex, el Maharishi y hasta el staff de Apple del rompimiento del grupo…

Nadie y todos separararon a The Beatles. The Beatles murió cuando tenía que morir. Punto.

6) Sin idea de la política

Edward Benjamin dice…

La gente tiende a ver a Lennon como si fuera un el gurú divino de la paz y el amor debido a sus actividades políticas a principios de los 70. La realidad es que su reputación se basa en fotos suyas con varios radicales de los 60 quienes realmente pensaban que sus ideas eran una pose ignorante de un artista pop. Lo poco que hizo fue dar dinero a grupos violentos como el Partido de la Pantera Negra.

Y yo digo…

Señor Benjamin, está usted en lo correcto… de manera parcial.

Lamentable como es el quitarle el velo a los Lennnonadoradores de los ojos, la realidad es mil veces preferible sobre románticos (y radicales) supuestos: a John la política le interesó cuando vió que podía regenerar su muy criticada imagen de finales de los 60 apoyando a radicalistas subversivos (Oz Magazine, Jerry Rubin, Abbie Hoffman, etc.) o cuando necesitó dinero para establecerse en un país nuevo dado que sus cuentas bancarias estaban congeladas en Inglaterra por el juicio iniciado por Paul para la disolución de The Beatles.

Muchos lo sabemos, ¿no? Give Peace A Chance, John Sinclair, Angela, Imagine, Power To The People y más sirvieron múltiples propósitos: hacerse más publicidad entre la juventud anti-Nixon al llegar a vivir a Estados Unidos, obtener dinero fresco, quedar bien con los cuates subversivos, etc. Y su preocupación por la clase trabajadora fue, simplemente, nula. Además, sus declaraciones a la prensa al respecto, copiadas de las ideas de Yoko, sólo fueron ideadas para promover las ventas de sus discos.

Y Sr. Benjamin, por el amor de Dios, no se confunda. ¿Esto fue malo? No. Solamente fue ingenuo de parte de alguien que, por su historia personal, se pasó la vida buscando imágenes paternas y aprobación de quienes lo rodeaban.

¿Qué? ¿Tú eres diferente? Que el dueño del talento haga lo que se le dé la gana con él… no faltará quien caiga en sus propósitos. Todos hacemos lo mismo. TODOS proyectamos la imagen que consideramos la mejor para subsistir y generar ingresos que nos permitirán vivir sin carencias.

5) Sin talento

Edward Benjamin dice…

Como músico y compositor Lennon carecía de talento. Fue un guitarrista promedio tocando las partes rítimicas y sus interpretaciones en el piano no fueron mucho mejores. Con el paso del tiempo, muchas de sus canciones se desvanecieron y quedaron como canciones tontas, pasadas de moda y resultado de tantas drogas disponibles a finales de los 60. Funcionaron por George Martin y el trabajo de Lennon con los otros Beatles.

Y yo digo…

Señor Benjamin, los periodistas (bajo el entendido que usted lo es) no deben de evaluar músicos a lo estúpido y, sin al menos, consultar a expertos en la materia. Esto no es un hecho, es SU opinión. No viene ni al caso en un artículo periodístico “serio”.

4) Seguidor, no líder

Edward Benjamin dice…

Siguió e imitó en sus inicios la música de Estados Unidos, después a Dylan, después a las bandas drogadictas californianas y después los estándares impuestos por la música asociada al arte moderno. No hizo mucho que no hubiera sido hecho antes.

Y yo digo…

Seguramente por eso, Sr. Benjamin, Lennon es co-compositor de la música más vendida en el mundo del Siglo 21. Tuvo influencias como cualquier otro artista del mundo, conocido o no.

¿Se le acabaron los hechos? Me suena a alguien de apellido Giuliano…

3) Conformista sin razonamiento propio

Edward Benjamin dice…

A pesar de su reputación de libre pensador, Lennon fue alguien desesperado por encajar en un medio. Primero siguiendo la moda al vestir con chamarras de cuero, después en la moda psicodélica y en seguida en el movimiento avant garde.

Y yo digo…

Ya me está aburriendo, Sr. Benjzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz…

2) Desesperado por dinero y fama

Edward Benjamin dice…

Lennon persiguió fama y fortuna desde el principio. Motivaba a sus compañeros de banda diciendo “to the topper most of the popper most”. Sus actividades políticas con Yoko Ono a principio de los 70 parecen ahora una petición de atención que uno se pregunta cómo alguien pudo haberlos tomado en serio. Y, por supuesto, nunca rechazó un cheque con una gran cifra resultante de su éxito.

Y yo digo…

zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz

1) Hipócrita

Edward Benjamin dice…

Lennon fue el ejemplo perfecto de alguien que dice “haz lo que digo, no lo que hago”. El hombre que cantó “Imagina un mundo sin posesiones” vivía una vida de millonario en la zona fifí de Nueva York. El hombre que cantó “Imagina que no existen religiones” se obsesionó con cada opción espiritual que se encontró en el camino, inluyendo la meditación, el I-Ching y la astrología. El hombre que compuso All You Need Is Love era amargado, violento y abusaba de su familia y amigos. Todo lo que sus fans ven personificado en Lennon son ideales de un hombre que no fue.

Y yo digo…

No existe un ser humano que no evolucione a través de los años, cambie de opiniones, abrace otras corrientes de pensamiento con el tiempo y, tal vez, actúe de manera radicalmente diferente a la que pensaba diez años antes.


Su error, Sr. Benjamin, es intentar menospreciar el talento único de Lennon basándose en sus imperfecciones humanas. ¿Qué ser humano inteligente puede evaluar un legado artístico más que confirmado como único, basándose en actitudes y errores propios de la persona poseedora del talento? Qué GRAN error.

Titular de El Círculo Beatle.

Beatlera, podcastera, desarrolladora web, locutora, autora y otras maravillas… Embajadora global de la Beatlemanía por The Beatles Story.

Mind Games: la última canción hippie

La historia de una canción hermosa y el libro que la inspiró.

Siempre he pensado que la canción Mind Games es una de las grandes canciones de John Lennon como solista. Es una canción que lo revela, demuestra sus susceptibilidades; no es el Lennon contestatario y politizado, tampoco es el meloso enamorado de su mujer. Mind Games es la obra del músico-escritor que abre su mente y nos muestra sus complejas entrañas.

Una canción para momentos difíciles.

Escrita en un periodo muy difícil para él, separado durante 18 meses de Yoko y ligado a la asistente personal de ambos, May Fung Yee Pang, el ex-Beatle cayó en una espiral de excesos. Por algo Lennon se referiría a este periodo como “The Lost Weekend¨, quizás haciendo referencia a la novela de Charles R. Jackson, que después se convertiría en película. Esta se trata de la historia de un escritor quien teme al fracaso y se engancha con la bebida. No detallaremos aquí los incidentes de Lennon, Harry Nilsson y los cocteles Alexanders, que terminaron con la expulsión del ex-Beatle de un famoso bar de los Ángeles, California.

Además, el genio de Liverpool era vigilado celosamente por la CIA y el FBI, situación que agregaba tremendo estrés a su complicada vida.

 

El libro de Los juegos Mentales de Robert Masters y Jean Houston. La Guía al Espacio Interior, de 1972.

Avalados por la Foundation of Mind Research, esta pareja de investigadores realizó una serie de ejercicios para inducir la mente a ciertos estados de conciencia sin el uso de sustancias estimulantes. El objetivo de este libro de autoconocimiento es el alcanzar una especie de entrenamiento mental y de relajación para mejorar la comunicación cuando se trabaja en equipo.

 

 

Los estados alterados de conciencia son estados mentales diferentes a los que habitualmente tiene un individuo. El soñar, el delirar por la fiebre, la concentración profunda producida por el yoga, la embriaguez o el consumo de drogas, la depresión, entre otros, pueden producir estados alternativos de conciencia. Es como si pudieses cambiar el software de tu mente, para percibir los fenómenos que te rodean de manera diferente.

El libro contiene una serie de juegos que necesitan la inducción de un guía. Los participantes deben estar en completo estado de concentración y en la disposición necesaria para llevar a cabo los juegos mentales. El texto exige una concentración cada vez más y más profunda. El objetivo del libro es liberar la creatividad, mejorar la comunicación del practicante y experimentar sensaciones diferentes. En un ejercicio bastante interesante se le induce al practicante a un viaje interior en bote por un río, donde se debe disfrutar casi a oscuras del journey o trayecto:

sentir el movimiento bamboleante del agua, el clima, los sonidos….. esto focaliza el mundo de las sensaciones. Al final del ejercicio se llega a la orilla de un río y se convive con la naturaleza.

La canción de Mind Games

La canción está escrita como si fuese un pensamiento muy profundo; casi un canto producido en estado alterado de conciencia. Habla de juegos mentales que invocan la paz…la letra nos habla de una actividad mental misma que ha practicado la humanidad desde tiempos inmemoriales; como las danzas rituales que ofrecidas al sol, practicaron las culturas ancestrales.

La canción transmite un discurso muy “sesentas”,

Menciona el poder de mentes que se unen y que pueden cambiar el mundo… (Mentes guerrilleras que desean la paz, en pleno apogeo de la guerra de Vietnam).

“Millones de mentes guerrilla poniendo su Poder del Alma hacia la rueda Kármica”. (Recordemos que de acuerdo al hinduismo el karma es esa fuerza del cosmos que hace que todo lo que haces, con el tiempo se te regresa, incluso en “la otra vida o en las reencarnaciones sucesivas”).

La metáfora de “Love is a Flower” hace referencia a Allen Ginsberg, quien declaró el poder de las flores como símbolo de la NO violencia. Los hippies usaron las flores como su identificador: el Flower Power. Toda la canción de Lennon huele al Verano del Amor de San Francisco:

“El amor es una flor que debes dejar crecer”.

La canción completa es un mantra. (Frases o palabras que al recitarlas con vehemencia, logran una transformación espiritual. Esto varía de acuerdo a la religión o corriente de pensamiento que practica este método). Parecería extraño, que el ateo de Lennon mencione en su canción a los Druidas y al Santo Grial. Aunque con uso metafórico, es raro en las letras del músico el uso de términos relacionados con la religión, claro; excepto cuando menciona que Dios es un concepto.

 

 

(Precisamente en el libro de Juegos Mentales del filósofo Robert Masters y la psicóloga Jean Houston, existe un ejercicio que se relaciona con la búsqueda mental de El Santo Grial. En la página 208 se advierte al practicante que si se decide a la búsqueda MENTAL de la copa santa, deberá purificarse en primera instancia).

Los autores de este libro, que por cierto se vendió en su momento bastante bien, ya habían escrito antes –por decirlo de un modo simplista-, acerca de la búsqueda arquetípica del hombre milenario que todos llevamos dentro, es decir de nuestros pensamientos y acciones que proceden de etapas anteriores. Por cierto, Jean Houston fue invitada como asesora temporal de Hillary Clinton en los noventas, cuando sugirió a la Clinton una sesión de juegos mentales para conectarse con Eleanor Roosvelt fallecida en 1962.

Es probable que cuando Lennon menciona Las Piedras de tu Mente, en la canción en cuestión, se refiera a la parte ancestral del cerebro que los autores habían investigado en otros libros.

Con el pasar de los años, el libro ya tantas veces citado me parece ingenuo, aunque he de admitir que los ejercicios y su propuesta me parecen mas auténticas, si comparamos su naturaleza con los libros de autoayuda y de coaching que existen en la actualidad. Gracias a este libro, los juegos mentales parieron una gran, gran canción.

 

P.D. Se dice que años después Lennon se encontró al autor Robert Masters a quien le extendió la mano y dio las gracias. Además Lennon agregó que la canción Mind Games era más de la autoría del filósofo, que suya.

 

Dedicado para Alina y Héctor C.B.  Que sus juegos mentales se hagan realidad.

 

Buen cover, con gran respeto al original. Arcade Fire.

 

Soy apasionado de la creatividad y el diseño. Me encanta leer, cocinar, pintar y escuchar música, sobre todo jazz; pero disfruto mucho la música del cuarteto de Liverpool, la cual siempre me ha acompañado.

Two Virgins, John y Yoko al desnudo.

El año de 1968 fue vertiginoso para The Beatles, a principios de éste viajaron hacia la India para tomar un curso de meditación con el Maharishi Mahesh Yogi; después se convirtieron en empresarios al fundar su compañía Appler Corps; también entraron en los estudios de Abbey Road para grabar lo que sería su noveno álbum llamado simplemente The Beatles. Por su parte John Lennon concretó su relación sentimental y artística con Yoko Ono de la cual surgió la controvertida obra de música experimental, Two Virgins, que saldría al mercado, en los Estados Unidos, once días antes del lanzamiento del Álbum Blanco y en Inglaterra una semana después de publicada la nueva producción del cuarteto de Liverpool.

John y Yoko se conocieron en 1966 cuando ella presentó en Londres una exposición de arte conceptual, ahora dos años después se encontraban enamorados y comenzaron lo que Lennon llamaría la era Two Virgins, una era de diversión y moral volátil. En el libro One Day At A Time, el autor de éste, Anthony Fawcett, comenta que “John se convirtió en el productor del arte de Yoko y Yoko llegó a ser la traductora de las fantasías de John, convirtiéndolas en eventos y todo lo que hicieron juntos fue un evento. Ella le enseñó el arte y la música abstracta y él le mostró el rock and roll”.

En mayo de 1968, previo a que The Beatles regresaran al estudio, Lennon se encontraba con su viejo amigo Pete Shoton e invitó a Yoko a su casa en Kenwood para convivir con ellos mientras su esposa se encontraba de vacaciones. John comentó que Ono, quien llevó consigo un poco de ácido, se quedó con él a partir de ese momento. De ahí surgieron las sesiones del disco Two Virgins, según el músico explicó que grababan varias pistas, las mezclaban y después “a la salida del sol hacían el amor. Two Virgins surgió por casualidad, me di cuenta de que había alguien tan chiflado como yo – una esposa que hacia ruidos raros- y a quien también le gustaba la música que no era de pop ni de baile; eso que llaman… de vanguardia”. Claro que para Cynthia Lennon esto no resultó muy agradable porque al volver de su viaje se encontró con la artista oriental, en su propia casa, vistiendo una de sus batas  y junto a su marido quien tomaba una taza de té y al verla él sólo le expresó un “hola”.

De acuerdo con la Antología, Paul McCartney fue quien mostró a John como utilizar las grabadoras para crear sonidos extraños, debido a que él ya tenía tiempo haciendo experimentos musicales, recordemos que su pieza, avant- garde, Carnival of Light (aún enlatada) fue parte de las sesiones del Sgt Pepper de 1967. “Tal vez John sacara algunas ideas de cuando yo tenía un par de grabadoras Brennel. De madrugada hacia rebotar los sonidos de una a otra y doblaba las pistas grabando cintas extravagantes para los amigos. John me preguntó cómo lo había hecho y le mostré cómo montar las máquinas. Se compró dos para su casa de Weybridge que funcionaban con idéntico sistema, y yo le enseñé a utilizarlo todo.”

El álbum fue producido por la pareja y cuenta con dos tracks uno de cada lado en la versión de vinil. Las dos piezas, que duran un poco más de 14 minutos, son una collage de sonidos abstractos que mezclan diálogos, aparentes ruidos ambientales con aves incluidas, algunos instrumentos musicales como un piano y un órgano, las voces de Yoko y John que salen como lamentos y quejidos, las cuales dan una atmósfera a veces lúgubre, a veces tediosa . Una “música” que juega a ser electrónica pero ésta no se puede emparentar con la obra del compositor alemán, Karlheinz Stockhousen. Es una colección sonora que sirve para provocar diversas reacciones en el escucha. La provocación es parte fundamental de la corriente artística a la que pertenece Yoko Ono, Fluxus. Quizá para muchos el plato pueda ser fallido o molesto, pero finalmente estos experimentos le sirvieron a Lennon para pulirse y demostrarlo en Revolution 9 que grabaría semanas después en Abbey Road , claro que con la ayuda de George Martin.

Con respecto a Two Virgins, George Harrison comentó que él no llegó a escuchar el disco completo, solamente algunas partes, “yo no estaba muy metido en eso. Era la historia de ellos dos, su rollo. Se colgaron hasta tal punto que consideraban de importancia mundial cualquier cosa que hicieran o dijeran, así que la convertían en disco o en película”.

Pero con la obra experimental de Lennon y Ono hubo una situación que causó más controversia que la misma “música” que se presentó en el disco y tuvo que ver con la portada del álbum, debido a que mostró una foto de ellos, de frente y de cuerpo entero, completamente desnudos. La fotografía fue tomada por la pareja, con el temporizador de su cámara, en el sótano del departamento de Ringo Starr, y el resultado no fue “tan glamouroso” como lo dice Paul McCartney en la misma Antología. La obra tuvo un retraso en su distribución debido a que el sello discográfico EMI se negó a promoverlo, tanto en Inglaterra como en Estados Unidos, por lo que la empresa Tetragrammation fue la encargada de llevarlo a aquel país y lo puso a la venta el 11 de noviembre de 1968; en Inglaterra, Track Records fue la marca que lo difundió y lo sacó al mercado el 29 de noviembre, pero no sin antes censurarlo, en ambos continentes, con una funda de papel café que sólo dejaban ver los rostros de la pareja. En la unión americana 30 mil copias del disco fueron incautadas en Newark, Nueva Jersey, ya que la policía consideró la carátula del disco como pornográfica.

Ringo Starr menciona que “la portada fue una pasada. Aún recuerdo el momento en que entraron y me la enseñaron. De la música no me acuerdo, tendría que ponerla. Pero me enseño la portada y yo señalé el Times como si no tuviera la polla colgando. Dije -Jo, John, tú haces todo esto y a ti te parecerá fenómeno, pero sabes que todos tendremos que rendir cuentas-”. Mientras que George Harrison aseguró que “solo son dos cuerpos no muy bonitos, dos cuerpos algo fofos, desnudos. En realidad es inofensiva. Sobre gustos no hay nada escrito”.

En una entrevista Lennon declaró, con respecto a todas la críticas que se le hicieron, que la fotografía era para probar que no eran una pareja de freaks dementes y que no estaban deformes en cualquier sentido. “Nuestras mentes están saludables. Si tú piensas que esto es obsceno, eso sólo puede estar en tu mente”

El proyecto Two Virgins estuvo ligado también a una película experimental en la trabajaron los artistas. Además de esta cinta realizaron también la obra Smile, ambas filmadas en super 8. Una semana después de que el disco saliera en Estados Unidos ambas producciones caseras se presentaron en el Festival de Cine de Chicago, las cuales tuvieron críticas encontradas.

Con Two Virgins, John Lennon y Yoko Ono dieron inicio a una serie de discos y películas en donde mostraron su creatividad muchas veces incomprendida. Pero a fin de cuentas estas obras sirvieron para entender un poco más el genio de la pareja y la gran influencia que tuvo la artista oriental sobre el músico inglés. Además gracias a Yoko, Lennon no terminó siendo como Tom Jones.

Originario de la Ciudad de México, estudió la carrera de periodismo en el Centro Universitario de Periodismo en Arte, Radio y Televisión(PART). Se describe a si mismo como beatlero de alma y rockero de corazón.