Talk Talk, el genio eterno de Mark Hollis.

Hace unos días atrás, 25 de febrero, falleció a la edad de 64 años Mark Hollis, quien fuera fundador y líder de la banda de rock británico, famosa en la década de los ochentas, Talk Talk. Quizá Talk Talk es uno de esos grupos los cuales son considerados de culto por muchos melómanos rockeros quienes les han dado su justo valor dentro de la historia de este género.

Mark Hollis nació en Tottenham, Londres, el 4 de enero de 1955 y es considerado un excelente instrumentista que tocaba la guitarra, el piano y el sintetizador. Para el año de 1975 formó un grupo llamado The Reaction, con el cual intento abrirse camino en el mundo del rock pero finalmente decidió terminarlo y para principios de los ochentas conoció a unos músicos de sesión que fueron el bajista Paul Webb, el baterista Lee Harris y el tecladista Simon Brenner. Con ellos crea al grupo Talk Talk y en 1982 publicaron su primer álbum The Party’s Over.

The Party´s Over es una ejemplo del más puro estilo New Romantic que preponderaba en los años ochentas, quizá podamos emparentar este disco debut con lo que hacían Duran Duran, The Fixx, Alphaville o A Flock of Seagulls, pero encontramos temas excelentes como la misma canción Talk Talk, The Party´s Over, Today, Mirror Man y Hate, todas ellas dignas representantes de ese sonido lleno de sintetizadores y que nos recuerdan esos momentos llenos de glamur. Con su segundo larga duración de 1984, It´s My Life, apreciamos a un grupo un poco más maduro. El uso del sintetizador ya no es tan excesivo, con esto Talk Talk comienza a separase del estigma de grupo New Romantic y la obra se convierte en todo un éxito con temas como Renee con una gran línea de bajo y las figuras musicales de guitarra que Hollis hace con maestría; The Last Time es un track muy agradable que sigue la línea del disco anterior, Dum Dum Girl fue uno de los sencillos que se lanzaron de promoción así como el hit mundial It´s My Life que le dio aún más renombre al grupo.

En The Colour Of Spring (1986), Talk Talk, nos ofrece un sonido más sobrio comparado con sus dos trabajos anteriores, la canción que abre la obra, Happiness Is Easy, ya nos muestra la nueva dirección musical que ha tomado el grupo. I Don´t Believe in You es una muestra de un rock pop fino, sin la constante de los sintetizadores y se enfoca más en guitarras, bajo, batería. En este álbum tenemos canciones un poco más experimentales como April 5th y Chameleon Day que nos darán la pauta para sus futuros y últimos dos discos y nos da hits como Life´s What You Make It. The Colour Of Spring es una gran obra de un grupo que ha decidido dar un paso más a su crecimiento como artistas.

La inquietud musical de Mark Hollis lo llevó a crear para 1988 la ambiciosa obra Spring of Eden, un álbum con una textura más experimental que se nota desde que escuchamos la entrada del primer corte, The Rainbow. Además podemos disfrutar de canciones como Inheritance, I Believe in You, Eden, Desire y Wealth con lo que dejan atrás el estilo con el comenzaron con su obra debut. Pero por si esto fuera poco, en 1991 se lanzó su último disco al que bautizaron como Laughing Stock. No sabemos si este álbum representa lo que se llamó el post rock o si en algún momento influyó a grupos como Radiohead o a varios representantes del britpop, pero sin duda es una obra que está rodeada de elegantes atmósferas que van del jazz en su parte rítmica (Myrhhman, New Grass, After The Flood,Ascencion Day) hasta la experimentación más pura con canciones como la que da el cierre a la obra, Runeii.

Lamentablemente Talk Talk se disolvió en 1991, de hecho ya algunos integrantes habían abandonado al grupo como el caso de Paul Webb quien ya no estuvo presente en Laughing Stock. Por su parte Mark Hollis se retiró del medio de la música, aunque tuvo algunas aportaciones en algunas grabaciones de otros artistas. Para 1998 editó su única producción solista que continuaba de algún modo lo que había hecho siete años atrás con Laughing Stock. En este álbum encontramos temas como The Watershed, Inside Looking Down, A Life (1895-1915) y Daily Planet que son piezas que son más un soft rock experimental.

La vida de Mark Hollis fue como la de cualquier persona, llena de altibajos, pero sin duda, junto con Talk Talk, dejó una huella imborrable en la historia del Rock la cual debe ser revalorada.

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.