Los mejores intérpretes de José Alfredo Jiménez parte dos

Retomando el conteo de los mejores intérpretes de José Alfredo Jiménez, nos enfocaremos esta vez en un personaje que no sólo brilló con un estilo propio en la música sino en el cine donde dejó para la eternidad una muestra de cómo se interpreta como pocas veces la obra del cantautor guanajuatense: Miguel Aceves Mejía. 

Nacido en Ciudad Juárez, Chihuahua el 13 de noviembre de 1915. De origen humilde, su infancia transcurrió en medio de los embates revolucionarios y desde pequeño incursionó en labores como la venta de periódico y también fue bolero, esto tras quedar huérfano de padre desde la temprana edad de cuatro años de edad.

En sus inicios combinó el canto con la mecánica. En 1938 grabó con un trío llamado Los Porteños y originalmente interpretó géneros como el bolero, el tango y ritmos afrocubanos hasta que en 1948 impulsado por Mariano Rivera Conde comenzó a grabar ranchero, género que lo identificaría hasta su muerte y más allá.

 

Conocido como “El Rey del Falsete” grabó material de diversos compositores sin embargo tenía predilección por José Alfredo Jiménez Sandoval, quien más adelante sería su compadre y con quien trabaría una fraternal amistad desde los inicios del compositor, siendo incluso el primero en llevar a la popularidad su trabajo tanto dentro y fuera de México.

Fue el primer cantante en llevar al estudio de grabación “El Jinete” y a la fama “Ella” y “Serenata Huasteca”.

El primer contacto entre ellos ocurrió en 1947 cuando José Alfredo Jiménez laboraba como mesero en el restaurante “La Sirena” ubicado en Santa María la Rivera y donde un día el ya famoso cantante acudió con unos amigos.

Un joven y humilde José Alfredo se acercó a él para mostrarle sus versos a lo que Aceves Mejía le indicó que lo buscara en la XEW en unos días para presentarlo con su arreglista y violinista, don Rubén Fuentes.

Ya ahí les mostró sus letras y les manifestó que componía de chiflidito porque no tenía conocimientos musicales ni tocaba ningún instrumento, esta cuestión daría la pauta para que fuera el propio arreglista quien le diera forma a sus canciones.

Este suceso y la interpretación de “Yo” de Andrés Huesca del trió Los Costeños escuchada por el mismo Fuentes fueron los detonantes para contratar a Jiménez Sandoval.

A partir de ahí surgirían varios éxitos que coparían las radiodifusoras y uniría de manera definitiva los destinos de ambos artistas.

Gracias a este lazo amistoso entre ambos cantantes se dio que en 1952 fuera padrino de boda de Jiménez con Paloma Gálvez para después ser padrino de su hijo José Alfredo.

La tesitura de voz de quien es considerado para muchos el mejor representante de la música ranchera enmarca perfectamente, entre otros temas, “Camino de Guanajuato”, “Tú y las nubes”, “Virgencita de Zapopan”, “Tu recuerdo y yo”, “Vámonos”, “Cuando sale la luna”, “Alma de acero”, “Pa’ todo el año” “y Guitarras de medianoche”.

Entre las curiosidades se puede referir que el segundo disco de Miguel Aceves Mejía fue totalmente grabado con temas del autor de “Serenata sin Luna”. Además trabajaron juntos en la cinta “Guitarras de medianoche” donde se disputaban junto al cantante español Demetrio González el amor de Lola Beltrán.

A esto sumemos la cinta “Cuatro copas” estrenada el 2 de abril de 1958 y dirigida por Tulio Demicheli y que fuera protagonizada por Miguel Aceves junto a Libertad Lamarque llevando el título de una famosa canción de José Alfredo, misma que es interpretada en dicho filme.

Miguel Aceves Mejía se dice fue el primer cantante en llevar la música de mariachi a todo Sudamérica donde como él mismo señaló en su momento ni conocían  lo que era un mariachi. Falleció el 6 de noviembre de 2006 en la Ciudad de México, una semana antes de cumplir 91 años y también a escasos días de conmemorarse el 33 aniversario de la partida de José Alfredo Jiménez.

Aquí una curiosidad más: Miguel Aceves Mejía cantando “Tu recuerdo y yo” en tango. Extraído de la película argentina “Viva quien sabe querer” dirigida por Miguel Morayta en 1960.

 

 

 

Soy melómana de corazón, básicamente fan de The Beatles y rocanrolera declarada, me apasiona la música de la época de los años 60. Me agrada leer literatura clásica y de fantasía y estudio Ciencias de la Comunicación.

0 comentarios

Comenta

Deja un comentario
Nos gustará conocer tu opinión.

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.