Los mejores intérpretes de José Alfredo Jiménez parte 1

En el argot musical mexicano siempre tendremos referentes que han estampado en sus composiciones o interpretaciones la idiosincrasia y tradiciones de un país que vaga constantemente entre el dolor y la alegría.

Muchos han sido los grandes creadores de la música vernácula mexicana pero pocos con el sentimiento y magnificencia de José Alfredo Jiménez, para muchos el mejor cantautor mexicano. 

Elegido por los dioses para tener un don muy pocas veces visto en el mundo de la canción ya que no sabía leer ni escribir música e incluso no tocaba ningún instrumento, pero escribía poesía como nadie.

Su inspiración corría a caudales y su vida misma era fuente de dicha inspiración, su talante lo tuvo desde pequeño y con el tiempo se convertiría no sólo en una directriz para enaltecer a la música mexicana sino que sería el cantautor predilecto del pueblo.

Sus canciones fueron, son y serán una gama de emociones entrelazadas que desembocan en una forma de vida que ha dejado huella en un México que se niega a dejarlo en el olvido y ya sea con él o con algún otro intérprete su poesía musical sigue cosechando éxitos.

Muchos han sido los cantantes que le dieron forma a sus canciones aunque para muchos él era su mejor intérprete pues nadie como él sabía cómo trasladar lo que sentía. Sin embargo también es digno de rescatar que muchas versiones han enaltecido su legado por todo el mundo.

Aquí algunos ejemplos de grandes intérpretes de José Alfredo Jiménez Sandoval:

1. Jorge Negrete. Entre los más grandes cantantes de corte internacional que encumbraron sus temas se encuentra “El Charro Cantor” quien grabó sólo siete de sus creaciones: “Paloma Querida”, “Ella”, El Jinete, “Tu recuerdo y yo”, “Qué suerte la mía”, “La que se fue”, “El Hijo del pueblo”, y en el caso de “El Mala estrella” la interpretó en la cinta “Los Tres Alegres compadres” pero no la grabó.

 

A pesar de que hay diversas versiones de estos temas, la calidad y torrente de voz de Jorge Negrete les da una fuerza insuperable.

Fue el primer intérprete en grabar “Paloma Querida”,  esto al quedar fascinado cuando la escuchó en una fiesta privada en donde José Alfredo Jiménez se la entregó como regalo a su esposa Paloma Gálvez y vaya que la llevó a la cima del éxito.

 

2. Pedro Infante. Qué decir del “ídolo de Guamuchil” que no se haya dicho antes. En este sentido no sólo fue uno de los cantantes que reafirmó su popularidad con temas del guanajuatense sino que también fue su compadre, los unía una gran y verdadera amistad.

 

Es esta el día de hoy uno de los mejores referentes de su música registrando entre otros cortes: “Mi Tenampa”, “Esta Noche”, “Tu Enamorado”, “Yo”, “Cuando el destino”, Viejos amigos”, “Corazón Corazón”, “Paloma Querida”, “Serenata sin luna”, “Cuatro caminos”, “Camino de Guanajuato”, “Cuando sale la luna”, “Un Mundo raro”, “Los Gavilanes” y “Alma de acero”.

Mención aparte merece “Muy despacito” ya que Infante se lo pidió expresamente para la que en ese entonces era su pareja sentimental: La actriz Irma Dorantes.

Trabajaron juntos para varias cintas entre ellas: “Ahí viene Martín Corona”, “El Enamorado” y “Los Gavilanes”.

 

3. En el tercer puesto de esta lista no puede faltar “El Rey del Bolero”, Javier Solís, quien con su muy especial estilo de cantar cubrió varios temas del autor, entre los que destacan: “La Media vuelta”, “El Camino de la noche”, “Llegando a ti”, “Retirada”, “El Peor de los caminos”, “Qué Bonito amor”, “Cuando vivas conmigo” y “Pa´todo el año”.

 

También trabajaron juntos no sólo en giras sino en películas como “Escuela para solteras”.

Solís sería junto con Lucha Villa el gran intérprete de Jiménez en la década de los 60.

 

4. Lucha Villa. La cantante originaria de Chihuahua fue una de las máximas ejecutantes del compositor e incluso también actuaron juntos en el filme “Me cansé de rogarle” producida y filmada en 1964.

 

Producto de su gran amistad con José Alfredo Jiménez, éste le compondría “Amanecí en tus brazos” el cual se convirtió rápidamente en un referente en sus presentaciones en vivo, además a partir de la grabación de su primera placa, “La Media vuelta” la llevaría a los cuernos de la luna  y a partir de ese momento grabaría también otros clásicos como “La Mano de Dios”, “Cuando nadie te quiera”, “La Enorme Distancia”, “No me amenaces”, “Despacito”, “Que se me acabe la vida”, “Llegando a ti” y “Retirada”.

 En 1979 grabaría un disco especial con canciones de José Alfredo Jiménez que no había registrado hasta ese entonces: “Alma de acero”, “Pa’ todo el año” y “Qué bonito amor”, entre otras.  

Soy melómana de corazón, básicamente fan de The Beatles y rocanrolera declarada, me apasiona la música de la época de los años 60. Me agrada leer literatura clásica y de fantasía y estudio Ciencias de la Comunicación.

2 Replies to “Los mejores intérpretes de José Alfredo Jiménez parte 1”

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: