En Una Noche Muy Triste Y Solitaria… (Una Muy Breve Historia de Los Blue Caps)

“…Es que contigo, y con el Rock And Roll/ es como puedo ser feliz…”

Alberto Camilli, 1960

 

Amigos de El Círculo Beatle, es para mí un honor el platicarles acerca de uno de los grupos pioneros del arte de rocanrolear en español en nuestro país, y que mejor que de viva voz que de uno de sus integrantes. En esta ocasión les transcribo parte de las memorias del Sr. Alberto Camilli Colunga, pianista de los muy importantes Blue Caps, quienes llevaron al acetato la célebre Vuelve Primavera, uno de los rocanroles originales en español de mayor relevancia a nivel mundial.

Con dos versiones argentinas (Johnny Tedesco, una de ellas) y una española, ésta rola puede considerarse como el modelo a seguir de los rocanroleros juveniles de habla hispana, junto con los esfuerzos de los relevantes Locos del Ritmo, así como de los no menos importantes Teen Tops. Es importante mencionar que los Rocks originales en Español no son muy abundantes, y mucho menos de este nivel de calidad. VUELVE PRIMAVERA: 

Les dejo en la grata y amena compañía de las interesantes memorias de Don Alberto, a quien  tendremos también en cabina , en vivo y a todo color para preguntar más y ahondar en el baúl de sus recuerdos. Acompáñenme a conocer historia del Rock And Roll mexicano, de primera mano.

Reproducido con autorización del autor Alberto Camilli Colunga, propietario del texto.

“… Corría el año de 1958, tenía yo entonces 15 años de edad; trabajaba ya, pues mi padre había fallecido 5 años atrás y mi hermano mayor se había casado… entonces… adiós escuela y bienvenido el trabajo, vivía con mi madre, en la Avenida Peralvillo No. 64, interior 33; cerca del Centro Histórico de la Ciudad de México y me gustaba mucho caminar por sus calles llenas de edificios coloniales, monumentos, iglesias, comercios, puestos… que le daban un ambiente que me llamaba poderosamente la atención.

En una ocasión, caminando por la calle de Palma, llegué a la esquina con la calle de Cuba…(donde supe después, que vivía Armando, pues su padre era el conserje del edificio) y escuché música de guitarras, tocando algo que tenía ritmo y que era bastante bien interpretado, y me atrevía a juzgar la calidad de la ejecución de quien lo hacía, pues a los 4 años había iniciado mi educación musical, con la Profra, María Aranzábal, que más que mi maestra de piano, era mi segunda mamá… y terminó además siendo mi madrina de bodas…

En 1947, mi padre, con muchos sacrificios, había adquirido en un establecimiento de esas mismas añejas calles, llamado “Casa Raygadas”… un piano/pianola de marca Cable Nelson, fabricado en E.U.A., a principios del siglo XX, con la particularidad de que todo el mecanismo estaba montado en una placa de acero, lo que le da una sonoridad espectacular como si fuera un piano de cola… contaba el vendedor, que ese piano lo había adquirido nada menos que del Maestro Agustín Lara, que había habitado por las calles de Donceles, algunos años… PATRULLA AMERICANA/ DE BUEN HUMOR:

Y en ese maravilloso instrumento (que hasta la fecha conservo, al igual que su factura por 880 pesos), comencé a ejecutar mis primeras escalas de práctica y a ir aprendiendo a querer, a adorar la música; desde entonces y hasta estos días, ese viejo amigo, es capaz de transformarme, cada vez que me siento frente a él… y hace que mi imaginación vuele, los sentimientos afloren; y mi cerebro transmita a mis ya no tan ágiles dedos las órdenes exactas de qué deben hacer… y frecuentemente, cierro los ojos al estar tocando; y vuelvo a sentir esa emoción de tantas y tantas experiencias, que me ha permitido vivir este amigo inseparable… y en el que se interpretaron por primera vez varias melodías.

Volviendo a las calles de Palma, me acerqué a la ancha puerta del edificio de esa esquina, que tenía un puesto de dulces en la entrada y una escalinata interna, en la que estaban dos muchachos tocando sus guitarras y otro más con lo que era una incipiente batería… al escuchar aquellos acordes con esa cadencia rítmica; me quedé maravillado escuchándolos; finalizaron su interpretación; y les comenté la emoción que me había dado oírlos; y los invité a ir a mi casa, distante de ahí a unas 8 cuadras; y les dije, quizás si nos reunimos, podamos hacer un grupo, ya que los conjuntos de Norteamérica estaban inundando de discos nuestro país… todavía no se habían hecho grabaciones de Rock ’n Roll en español; y quizás, reuniéndonos, lográramos “hacer algo…”, aunque claro, esos eran simplemente sueños…

Y así, nos juntamos varios días seguidos a ensayar; y la verdad, cuando la música no solo se interpreta, sino que se siente; todo es más fácil; Cada uno iba aportando ideas, acordes, temas… y fuimos integrándonos perfectamente, conociendo el estilo de tocar de cada uno de nosotros; y sin falsas modestias, el dominio que teníamos sobre nuestros instrumentos, era una de las características que nos distinguieron siempre.

Bueno, quizás con una gloriosa excepción, nuestro querido amigo Tito, el baterista, un muchacho alto, fornido, muy alegre, entusiasta, pero que tenía poco tiempo tocando y en forma empírica había aprendido, sin embargo, le ayudábamos, le animábamos y logró sacar adelante su deseo de tocar la batería en forma más o menos adecuada.

Desde dos años atrás, yo había participado en un programa de concurso para aficionados, que se llamaba “El Yate del Prado”… interpretando en el piano desde música clásica hasta Cha Cha Chá, no con mucha suerte, pues las voces femeninas eran mucho más favorecidas por el público que era quién daba los ganadores; por cierto, en ese programa, del entonces naciente Televicentro, trabajaba un floor manager llamado Javier López… que poco tiempo después se convirtió en un personaje increíblemente querido por el público: “Chabelo”.

Pero conocía yo cómo llegar y entrar a los estudios de televisión, a los estudios de la XEW (estación de radio más grande de América Latina) y en una de esas visitas, conocimos a un cantante de nuestra edad, más o menos, “Jorge Barón”, que se unió a nosotros y formamos “Los Reyes del Rock”, con la suerte de que Jorge, era amigo de varios productores, entre ellos Elías Smeke; y nos dio programas en la “Hora de Agustín Barrios Gómez”, emisión de tipo elitista, que nos presentaba auténticamente como “seres raros”…

Esta aventura duró poco, pues Jorge se fue de viaje y dejó el grupo, entonces, Jorge Gutiérrez, escucho cantar a otro joven, llamado René Ferrer, que vivía en la calle de 20 de Noviembre, también en el centro… y lo invitó a ensayar con nosotros en mi casa.

Y entonces tomamos mayor fuerza interpretativa, pues sinceramente, la voz de René era algo especial, tenía mucha potencia y carisma… y pusimos melodías adecuadas a su tesitura. LEALLA: 

 Armando Trejo, que permítanme decirlo, siempre fue un guitarrista sorprendente, tenía una guitarra Gibson acústica con su pastilla eléctrica; y él mismo interpretaba el bajeo en las 3 cuerdas entorchadas y el acompañamiento en las restantes; había compuesto un bolero romántico llamado “Vuelve Primavera”… y en un descanso, comenzó a tocarlo; y para jugarle una broma, comencé a llevar la misma melodía en el piano, pero con ritmo de Rock’ n Roll… Jorge, con su característica creatividad en el requinto, se unió a aquella “pachanga”… La batería finalmente le dio el ritmo estable… y la conjunción y afinidad de músicos, volvió a surgir y en unos minutos, aumentándole la introducción lenta que tiene y hasta llegar al redoble de batería (que por cierto, mi querido amigo Tito nunca pudo dominar y darle los 4 tiempos completos) estábamos tocando el Rock’ n Roll “VUELVE PRIMAVERA”… original de mi querido amigo Armando Trejo…

Mi casa quedaba en el primer piso, daba a la calle y tenía dos enormes ventanas… y claro, las abríamos para que la gente nos oyera tocar, éramos una gran novedad… Un buen día, al estar ensayando, tocaron a la puerta; y se presentó un señor, joven, de traje, a quién no conocíamos y nos dijo… ¿quién es el Director de este grupo?… como anfitrión de la casa, me presenté… y me dio una tarjeta, diciendo… Soy Jesús Hinojosa, Director Artístico de Columbia… iba yo pasando y los escuché tocar, lo hacen bastante bien… ¿tienen algunas piezas bien puestas?… Nuestra máxima carta, primer Rock’ n Roll nacional, era “Vuelve Primavera”… la interpretamos y nos dijo, “Excelente, búsquense otro número, ya sea original o cover y váyanme a ver a los Estudios de Columbia en cuanto estén listos, vamos a grabar con ustedes”…

La impresión fue mayúscula… ¡¡¡ COLUMBIA… !!!. Imagínense que dos estaciones de radio, estaban terminando sus concursos para seleccionar grupos que grabaran Rock en español, una ofrecía grabar para Orfeón y otra para Columbia a quienes resultaran ganadores… y nosotros, sin concurso, nos iba a contratar Columbia… y acudimos a nuestra primera sesión de grabación, el 25 de Noviembre de 1960…

En esa época, no existían “pistas” ni “canales separados” de grabación, ya había estéreo, pero debía grabarse todo en una sola pista y “Vuelve Primavera” tenía una parte donde se requerían coros… Ante la imposibilidad de que nosotros mismos los hiciéramos, pues se tenía una cabina separada para esos menesteres, se encontraba otro grupo esperando sala para grabar, eran Los Teen Tops; y entre ellos desde luego, Enrique Guzmán; salió de la sala Jesús Hinojosa y les dijo, “ muchachos,  échennos una manita, necesito que me hagan estos coros”… y así fue… los coros de “Vuelve Primavera” están cantados por los Teen Tops. POR QUÉ TE AMO TANTO:

Columbia, sacó un L.P., sólo 15 días después, que tenía melodías interpretadas por 5 grupos: Los Sparks, Los Hooligans, Los Spitfires, Los Loud-Jets y Los BLUE CAPS… la urgencia de sacar al mercado grupos que cantaran Rock en español, era tremenda… y en ese disco, aparecían “VUELVE PRIMAVERA” y LEALLA”, tocadas por nosotros.

La editora de música REYMSA, que había firmado con Armando Trejo los derechos de la canción, para su comercialización; nos conseguía programas de radio, presentaciones, etc., Una de estas, fue en la ciudad de Nogales, Veracruz (cerca de Orizaba); donde el 24 de Diciembre de 1960, alternamos nada menos que con las orquestas de Pérez Prado y Pablo Beltrán Ruíz, dos de las más renombradas de esa época… fue una experiencia genial… nuestros recursos, la verdad, no eran muy extensos… para ir a ese lugar y regresar, conocimos al hermano de René, Rubén Ferrer; que tenía un carro Ford 1953, y se ofreció a llevarnos… éramos cinco “artistas”, nuestro nuevo representante (Rubén); las guitarras, 2 amplificadores y la batería… todos en un carro… Y para colmo, de regreso, en la madrugada, nos agarró una nevada en la sierra de Puebla… ¡aventura inolvidable!

 En Enero de 1961, Rubén nos consiguió unas “tocadas” en el Casino de León, Gto., era genial… nos llevó en el carro hasta esa ciudad… ahí nos dejó, llegamos a tocar el Viernes, luego la siguiente noche en el mismo lugar, al día siguiente volvimos a tocar en una tardeada… pero… no pudimos cobrar… y debíamos ya dos noches de hotel… no teníamos para comer… y no conocíamos a nadie… pero la creatividad nos saltó rápidamente… fuimos a las tiendas más grandes y nos comenzaron a contratar para tocar en sus puertas y atraer clientes… después de más de dos semanas de entre vagar (perdón, de ensayar) y tocar en varios lugares, pudimos pagar el hotel y regresar a México… sin dinero, pero “triunfadores y muy contentos”… eran épocas quijotescas, hermosas, en que, el dinero, era lo de menos…

Poco tiempo después, se enfermó Tito; teníamos un compromiso y se nos acercó un joven que nos dijo; Yo soy baterista y me gustaría tocar con Ustedes, su nombre, Eduardo Angulo… y realmente, era baterista consumado; tenía una batería completa, preciosa; tocaba divinamente… y además… TENÍA CARRO… la decisión, desafortunadamente, eliminó a Tito de nuestro grupo; el mismo lo comprendió cuando escuchó tocar a Lalo… fue muy triste, sinceramente, pero era en beneficio del grupo; ahora sí nos sentíamos confiados en las interpretaciones. (el redoble de Vuelve Primavera, finalmente, tuvo sus tiempos completos).

Nos volvió a llamar Jesús Hinojosa, para grabar nuevamente… CUATRO nuevas melodías; pero nos dijo si no tendríamos otra original, ya que el éxito de Vuelve Primavera hacía sido muy grande, debido en gran parte a que era una pieza originalmente escrita en español… Coincidentemente, por esos días… mi novia, María Eugenia, me había puesto un ultimátum… “O dejas el grupo y tu Rock’n Roll o terminamos como novios”… esta era una disyuntiva enorme para mí, por un lado, estaban: La música, mis sueños de triunfo, de fama, de éxito… y por el otro, el gran amor que le tenía a mi novia, con quién ya llevaba mas de un año de novios, nuestra madurez de 17 años cumplidos, era patente…

Entonces, en un arranque de “desesperación” me llegó la inspiración y compuse una melodía dedicada a ella, explicándole que no podía yo decidir entre esos dos caminos… y así nació “TU Y EL ROCK”… cuando la escuchó Jesús Hinojosa le encantó y dijo, pues vamos de nuevo… a grabar… unos días después de la grabación salió a la venta el nuevo disco L.P., también de varios grupos y un Extended play (disco chico de 45 r.p.m.) pero iba en él mi pieza “TÚ Y EL ROCK”… el primer ejemplar que me dieron en la disquera, se lo fui a llevar a María Eugenia… lo escuchó varias veces (en casa de uno vecinos porque ella no tenía tocadiscos)… y me abrazó, y me dijo… “está bien, sigue con el grupo, pero no me cambies por él…” Esta “puntada” de la canción, surtió el efecto esperado… tanto es así, que tenemos ya MAS DE CINCUENTA AÑOS DE CASADOS, CINCO HIJOS Y DIEZ NIETOS (mas lo que se acumule esta semana)… se grabaron además: TRÁTAME BIEN, PORQUÉ TE AMO TANTO, Y UNA MEZCLA DE PATRULLA AMERICANA Y DE BUEN HUMOR… TÚ Y EL ROCK:

Le tocó a mi María Eugenia, convivir ya muchas de las experiencias finales de los BLUE CAPS y luego la creación de “Los Reyes del Ritmo”… que curiosamente, no teníamos cantante, éramos solo Armando, Jorge, Lalo y un servidor… comenzamos a interpretar música instrumental, del mismo Rock, y grabamos piezas como “Florida Twist”… “Nos veremos Cocodrilo”… y otras más, pero sin voz, solo instrumentos, con arreglos sofisticados…

En esa época, Lalo dejó el grupo y un nuevo baterista ingresó a suplirlo, y honestamente no recuerdo su nombre, pero tenía un tío, Don Marianito, que tenía una fábrica de Camisas, en la calle de Colombia… ahí ensayábamos, y a veces nos prestaba dinero, o me daba cajas de camisas para vender… era una persona increíblemente bondadosa… pues veía que ya mi María Eugenia estaba embarazada y no había muchos ingresos… Dios lo bendiga siempre…REYMSA nos apoyó, consiguiéndonos contratos para acompañar a cantantes en giras, como a Manolo Muñóz, Mayté Gaos, Julissa, y muchos más, en aquellas “Caravanas Artísticas” de no muy gratos recuerdos económicos, porque nuevamente nos pasó, que una ocasión en Torreón, nos encontramos con que el Empresario se había ido la noche anterior, dejándonos embarcados con la cuenta del Hotel (a nosotros y a todo el elenco)… otra vez la misma historia… pero bueno, fuimos a estaciones de radio, a tiendas (ya sabíamos el camino) y juntamos para regresar a México… nuevamente ¡¡¡Triunfadores!!!… pero sin dinero…

A principios de 1962, vino a México Bill Halley con sus Cometas, se iba a presentar en el Teatro Iris, y nuevamente REYMSA nos mandó con un conocido de ellos, que fungía como empresario, pues era una cooperativa la que iba a montar el espectáculo… Dos semanas duró el contrato, fabuloso, ahora sí cobrábamos… éramos los teloneros, pero se terminaron esos días, y la misma cooperativa nos invitó a quedarnos con la nueva producción… el Estrella era nada menos que el Sr. Germán Valdéz “Tin Tán”…. !!!claro que aceptamos!!!…

Uno de los primeros días de ensayo, el teatro prácticamente solo… en lo que daba la hora del llamado, estaba yo en el piano tocando el principio de la Rapsodia Húngara No. 2 de Franz Liszt, cuando llegó Tin Tán con su carnal Marcelo… se sentaron y esperaron a que terminara yo de tocar esa pieza… Se me acercaron y me dijo Tin Tán… oye… podrías darle ritmo de Rock’n roll a esta melodía… le dije, si, claro… y comencé a hacerlo… gritó… “ya la hicimos, vamos a presentar LA ORQUESTA SINFÓNICA DEL ROCK”, que va a estar dirigida por TIN TAN… y así armamos un show que comenzaba con un estrado de 3 niveles, donde en silueta se veían 24 ”guitarristas” (todos con guitarras simuladas) menos Jorge y Armando, que desde luego, tenían sus instrumentos, y arriba, al centro, iba la batería, yo en uno de los primeros pianos electrónicos, colocado atrás de un piano de cola, que solo servía de utilería; comenzaba con un seguidor cenital, los primeros acordes de la Rapsodia… en determinado momento, también en silueta aparecía un personaje que se dirigía al atril del Director… se prendían las luces, había un redoble, se descubría que el personaje era Tin Tán vestido con su frack; y se cambiaba el ritmo a tocar un extracto de la Rapsodia pero en ritmo de Rock’n Roll… Yo se que fue un desacato al ilustre Maestro Liszt, pero a la gente le gustaba mucho… y la verdad, era un orgullo poder “llenar” el teatro con 4 instrumentos, interpretados al máximo de su capacidad; fueron varias semanas de trabajo, que si bien, por el sistema de Cooperativa no dejaban gran remuneración económica, si fueron satisfacciones que llevaré siempre en mi memoria… el aplauso, al final, cuando me invitaba Tin Tán al frente del escenario y luego a mis otros 3 compañeros, era algo inolvidable… Fueron nuestras últimas presentaciones juntos…

Después de eso, ya con mi esposa con un embarazo avanzado, comencé a trabajar en el estudio de dibujo de mi hermano Ernesto, a tiempo completo, haciendo títulos para series de televisión como “Papá lo sabe todo”… “Disneylandia”… “El Club de Mickey Mouse”… “Jim de la Selva”… “Patrulla de Caminos”… etc., y ahí, bajo la guía de mi hermano, aprendí otro tipo de vida, el de la responsabilidad absoluta, de la entrega al trabajo, del cuidado de una pareja y una hija en camino, de no claudicar nunca… y luchar, luchar siempre… era el mes de Julio de 1962….

De mis queridos compañeros, tengo muy gratos recuerdos… René Ferrer, se unió a otros grupos, por poco tiempo, porque fue asesinado en una delegación a macanazos, era muy bronco, muy fuerte y seguramente esto molestó a los oficiales, que acabaron con su vida…

De Tito Ahumada, originario de la Colonia Santa María la Ribera, supimos solamente, que hace muchos años, lo asaltaron a la entrada de su casa y al resistirse, lo mataron…

Jorge Gutiérrez Michel, mi querido compadre, nació y vivió su juventud en Donceles 88; formó parte de otros grupos, siguió muchos años en la bohemia… se casó y uno de sus hijos es nuestro ahijado; Tuvimos una última reunión en nuestra casa, en Septiembre de 2008, iba acompañado de su pareja: Ana Lilia Carretero, que ahí conocimos, pues él se había divorciado, luego quedó viudo, en fin… y ahí, estuvimos tocando junto con mis hijos… un día, por teléfono… simplemente recibimos la noticia de que había fallecido el 11 de Marzo de 2009, de un paro cardíaco después de un mes en el hospital, a causa de una añeja afección. Pero su forma de interpretar los requintos y solos de las melodías… seguirán siendo algo especial…

Armando Trejo, fue guitarrista de Cuco Sánchez por muchos años, luego acompañó a Vicente Fernández, la música mexicana, sonaba de una manera única en su guitarra; la última vez que lo vi, con su esposa María Elena; fue en nuestra casa, en una comida; llevó su guitarra, nos obsequió un CD, y me dijo, “óyelo, porque está el Huapango de Moncayo, tocado en una sola pista”… después de escucharlo, le dije, “Armando, es prácticamente imposible que se haya grabado en una sola ejecución”… me miró, sacó su guitarra del estuche y se puso a interpretar la misma pieza, ahí, en vivo, con la precisión e increíble destreza para hacerlo, como solo él sabía… la noticia de su muerte me llegó de un amigo, que me comunicó por teléfono, que Armando había fallecido el Jueves anterior… el 16 de Julio de 2009…

Lalo Angulo, vivió muchos años, en Querétaro, dedicado a la venta de inmuebles, junto con su esposa Lucy (su novia desde aquellos años y que por cierto trabajaba en una nevería/cafetería que en esa época era de gran atractivo, creo que de una cadena llamada Kiko’s); ahora está en San Miguel de Allende, Gto., y hablo esporádicamente con él por teléfono…

En lo personal, desde que comencé en aquella actividad con mi hermano, he tenido la enorme fortuna de contar siempre con el apoyo, respaldo y cariño de María Eugenia, hasta la fecha, seguimos trabajando juntos en una empresa de nuestra familia, actualmente dirigida por mi hijo Alberto y administrada por mi hija María Eugenia; dedicada a la producción integral de Eventos Corporativos… claro, ligados a la música, al espectáculo, a la creatividad y a la realización de ilusiones, que se materializan ante el público.

Y esta es, en resumidas cuentas, una parte memorable de mi historia… Gracias Dios mío… por darme la oportunidad de haber vivido estas maravillosas experiencias, de entender que toda etapa de la vida tiene su inicio y culminación, lo que ocurre exactamente cuando debe ser… que todo en esta vida, son experiencias ganadas, buenas o malas; todas forman parte de un hermoso camino llamado Vida…y todas ellas me han ensañado algo… que dio título a mi primer libro: NI LO BUENO ES TAN BUENO… NI LO MALO ES TAN MALO… todo depende de cómo lo tome cada quién, según su experiencia.

A continuación, algunas imágenes de esa época quijotesca del Rock n´ Roll, de esos días en que, casi teníamos que pagar para que nos dejaran tocar; cuando el cariño a la música podía más que los intereses económicos y se daba todo con tal de alcanzar la perfección en las interpretaciones del grupo…TRÁTAME BIEN: 

PROGRAMA MANO A MANO MUSICAL – Agustín Barrios Gómez – JUNIO DE 1959LOS RÍTMICOS: Alberto Camilli, Jorge Gutiérrez, Tito Ahumada, Jorge Barón, Armando Trejo.

 

Teatro Iris – LOS REYES DEL RITMO – Julio de 1962 – ORQUESTA SINFÓNICA DEL ROCK

BLUE CAPS – NOV 1960 –Alberto Camilli – Armando Trejo – Tito Ahumada – René Ferrer – Jorge Gutiérrez

REUNION SALA GRABACIÓN MULTISHOW – Agosto 1993

Alberto Camilli – Armando Trejo – Jorge Gutiérrez

PRESENTACION DE BLUE CAPS (biz) – PROGRAMA RICARDO ROCHA – LUIS CARBAJO 9

ULTIMA REUNIÓN ALBERTO CAMILLI Y JORGE GUTIÉRREZ (Casa Alberto Camilli).

 

SEGUNDO REENCUENTRO DEL MULTISHOW DE LOS CAMILLI – 6 de Septiembre de 2008

Carmelita Camilli – Jorge Gutiérrez – Rodolfo Colunga Camilli

(Carmelita Camilli – Silvana Camilli – Jorge Gutiérrez)

Carmelita Camilli – Maru Camilli (atrás) – Cristy Camilli – Alberto Camilli Jr – Jorge Gutiérrez – Maru Mamá.

¿Qué les parecen estos recuerdos amigos? Los esperamos la siguiente semana, ¡hasta entonces!

“… siento que todo mi ser, se estremece al escucharte…”

Armando Trejo, 1960

COMPARTE
0Shares

One Reply to “En Una Noche Muy Triste Y Solitaria… (Una Muy Breve Historia de Los Blue Caps)”

  1. Gracias mi hermanito por permitirme conocer más material de este grupazo de rock en español ! Su frescura , originalidad y claridad en la ejecución e interpretación siempre fueron notables ! Un abrazo mi hermanito !

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: