Al Aire con Siddhartha

, ,

Teatro San Francisco, Foto por Fernando Hernández

Se desvanecen las luces del escenario y los estrepitosos gritos de los fans retumban en las instalaciones. Bajo un juego de luces de color rojo y azul aparece un chico con su guitarra, acompañado de un puñado de excelentes músicos que lo guiarán en un viaje por atardeceres, lluvias, playas, días, noches, poemas e islas, todo junto en un mismo escenario, en una misma noche. Sí, es turno de hacer magia en el Teatro San Francisco de Pachuca.

Tras su exitoso nuevo disco en vivo, el músico jalisciense Siddhartha se encuentra dando presentaciones dentro de toda la República Mexicana, llevando consigo toda la experiencia y magia que quedó grabada en “Al Aire”, un inolvidable concierto con grandes éxitos videograbado en las instalaciones del Auditorio Blackberry de la Ciudad de México y lanzado en formato CD+DVD.

Su semblante demuestra ya mucha experiencia arriba del escenario, sabe moverse cuando es necesario, hacer muecas cuando son requeridas, en repetidas ocasiones despeina su melena y cambia de guitarras durante todo el acto. Atrás quedaron ya los tiempos en los que la gente lo ubicaba como “el ex baterista de Zoé”, ahora es un músico consolidado y respetado dentro de la escena del rock indie nacional, con cuatro discos de estudio, Siddhartha tiene el material suficiente para aventurarse a sacar un disco en vivo.

Los primeros acordes de Cámara comienzan a sonar y delante de él su público eufórico por escuchar sus temas preferidos. Deshielo, Ser Parte, Imán y Tus Pupilas se descuelgan una tras otra sin pausa alguna. Y es lo especial de ver a Siddhartha en vivo, te entrega un show repleto de música. Rara la vez se detiene a interactuar con el público, solamente entre cambio de guitarras o algún imprevisto, así es como deja sonar Extraños, El poema y la Caja, Infinitos y Una noche tranquila, el concierto en Pachuca apenas comienza y Siddhartha está dispuesto a todo esta noche.

Teatro San Francisco, Foto por Fernando Hernández.

Y cómo no va a ser tan admirado, si tras sus diez años como solista, ha ganado numerosos premios importantes para alguien que ha salido de la escena under del rock mexicano, esa escena que no necesita de reflectores ni grandes productoras para hacerse sentir. Tras el lanzamiento de su primer álbum “Why you?”, las criticas positivas llovieron a chorros, otorgándole premios como el Indie-o Music Awards a “Mejor Álbum de Rock Solista” en el 2008, ademas de nominaciones al Latin Grammy como “Mejor álbum de rock vocal” compitiendo con su compatriota Chetes y el argentino Andrés Calamaro. Además este álbum fue todo un hit en su año de lanzamiento, tanto que revistas como Warp, Rolling Stone y Marvin lo consideraron como una de las mejores producciones del 2008.

Teatro San Francisco, Foto por Fernando Hernández

Fuma, Humo, Ecos de Miel y Mi castillo de Blanca Arena se hicieron presentes en las instalaciones del Teatro San Francisco, donde la gente no se sentaba ni por un minuto para no perderse tan cautivadora presentación. En especial, me llamó mucho la atención la forma en que Mi castillo de Blanca Arena se adueñó del artista siendo que dicho tema fue parte de un disco tributo a la exitosa serie 31 Minutos, y sí, fue de las más coreadas de la noche. Llegaba la mitad del concierto y el músico quería más, entre bailes y cantos, soltó Camuflaje, La verdad, Náufrago y Bacalar, donde nos sumergió en toda la imaginación y fantasía de sus letras.

“Náufrago” fue la segunda cosecha exitosa en su carrera, el álbum número dos de estudio fue elegido como uno de los mejores discos del 2011 llevándose consigo el premio Latin Roll con el sencillo Náufrago como “Canción del año”. Gracias a este disco lo llevó a girar por todo México y Estados Unidos, logrando llenos totales en todo tipo de recintos como el Lunario del Auditorio Nacional y el Festival Vive Latino.

La noche llegaba casi a su fin, no sin antes tocar A la distancia, Tarde y Loco, temas que hicieron explotar las últimas energías de su público que se entregaba canción por canción al artista, y es que así son los conciertos de Siddhartha, llenos de energía, luz y mucho baile. Un auditorio tan bello necesitaba un show a la altura y lo alcanzó, la noche era perfecta.

Teatro San Francisco, Foto por Fernando Hernández

El álbum con el que se consagra lleva por título “El Vuelo del Pez”, una verdadera joya melómana que de igual manera ganó el premio como “Mejor Disco Solista” en los Indie-o Music Awards y dos nominaciones a los Latin Grammys. Este álbum es considerado como uno de los mejores discos del 2014 en opinión de personalidades como Enrique Bunbury y prensa especializada.

El primer acorde de Únicos suena y me doy cuenta que no solamente yo esperaba toda la noche con ansias esa canción, si no todos sus fans que estallaron con el coro y su ritmo tan bailable. Y ahí estaba yo, cantando y bailando como si fuera la última canción de mi vida.

Teatro San Francisco, Foto por Fernando Hernández

Hablando de “Únicos”, así fue titulado su último álbum de estudio, apenas dos años de su salida y lo llevó a presentarse en grandes escenarios de México y países vecinos. Y no es cualquier cosa, este álbum es la muestra de lo tanto que ha crecido el artista y la madurez musical que ha alcanzado, en sus letras como en sus melodías. Tanto así que lo llevó a grabar el pasado 14 de Diciembre del 2017 un disco en vivo.

Teatro San Francisco, Foto por Fernando Hernández

“Al Aire” contiene 23 de sus más grandes éxitos, un recorrido y homenaje a su carrera, acompañado de una increíble producción auditiva y visual (los colores y el juego de luces es realmente asombroso). Es un disco que vale mucho la pena, un disco que es la esencia de lo que es Siddhartha en vivo. Un artista digno representante del indie mexicano, alguien a quien te debes de dar una oportunidad de escucharlo una vez en la vida, porque vale mucho la pena.

Expectantes esperábamos que el músico regresara al escenario a darnos una más, porque ante tanta energía, siempre queremos más. Y así fue, Siddhartha regresó a tocar una de sus más bellas canciones, El chico, la canción de un músico soñador que viaja en sintonía del planeta. Pareciera que todos quisiéramos que nunca terminara la noche, pero ahí estaba, a punto de llegar al fin, veía el rostro de la gente y me sorprendía lo tanto que la música puede llegarte a transmitir.

Poemas musicalizados o simples canciones, lo que es un hecho es que Siddhartha es magia para el cuerpo y eso me quedó más que claro esa noche en el teatro San Francisco de Pachuca.

 

Teatro San Francisco, Foto por Fernando Hernández

 

 

 

 

 

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Escritor, melómano, fotógrafo y creativo. Le apasiona descubrir música nueva, leer poesía y ver series. ¡La vida es rock and roll!

CONTACTO

Facebook: Fernando Iván Licenciado Cantinas
Twitter: @FersoniicoSiC
Instagram: @soyellicenciadocantinas
Correo: fernando@elcirculobeatle.com

Una voz dorada

La pianista y cantante volvió a nuestro país.

Nadie abrió la puerta para que la luna bajara al escenario del Auditorio Nacional. Ella se presentó sin introducción alguna, deslumbró y cautivó a sus seguidores.

 

Pasados casi veinte minutos después de las ocho de la noche comenzó a escucharse la voz de la oriunda de Canadá, tierra de grandes músicos (Óscar Peterson-me pongo de pie-, Neil Young, Leonard Cohen, Joni Mitchel, Maynard Ferguson; o figuras como Michael Bublé, Bryan Adams, Avril Lavigne, Celine Dion, entre otras).

Diana Krall regresa a México con nuevo disco bajo el brazo: “Turn Up the Quiet”, deliciosa selección para la marca Verve de temas clásicos, bajo la producción de Tommy LiPuma (fallecido el año pasado), quien dejó esta obra como su último trabajo. En esta producción Krall fija su atención en composiciones tranquilas, más relajadas, acompañada de una sección de cuerdas que teje una atmósfera verdaderamente íntima.

 

La ganadora de ocho premios Grammy y nueve álbumes de oro entre muchos otros reconocimientos, se observa emocionada y titubea al saludar a su público. Escoltada por Anthony Wilson en la guitarra (quien ha tocado con McCartney, Willie Nelson, Al Jarreau, Diane Schuur, Barbra Streisand); Stuart Duncan en el violín (músico experimentado de sesión quien ha tocado con Marl Knopfler, Robert Plant, Dolly Parton); Robert Hurst en el bajo y Karriem Riggins en la batería, la Krall baraja las partituras que descansan sobre su piano mientras hila las clásicas de su repertorio.

¨Deed I do”, “Blue Skies”, la maravillosa versión de “Night and Day” del Cole Porter; “Temptation” de Tom Waits, “Isn´t It Romantic”, “A case of You” de Joni Mitchel, “Moonglow”…”This dream Of You” de Dylan, en una versión fantástica, cada palabra casi era susurrada con pasión, “The look Of Love” la clásica de Bacharach –de la cual aquí también les dejo la versión original para la película Casino Royale-; una de Jobim;…”Let´s fall in Love”, “East of the Sun and West of the Moon”…qué más se puede pedir.

 

La manera de “decir” de Krall es insuperable: el color de su voz, el fraseo, la intensidad y su respiración la convierten en una gran intérprete. Algunas notas son más que cantadas, susurradas y bellamente entrecortadas. Su piano puntual y con swing es el marco preciso para su voz.

 

“Sway”, del yucateco Luis Demetrio y Pablo Beltrán Ruiz, la cual conocemos aquí como “¿Quién será la que me quiera a mi? un estándar ya de la música mundial”. “Bésame Mucho” y el público corea para despedir a la brillante luna blanca de manos largas, quien sonríe y agradece la lealtad de sus seguidores.

 

Para Morgana Laguardia Varela, con mucho cariño; gracias por la invitación.

 

 

La versión original de hace algunos ayeres…..la interpretación de la Krall es insuperable. El buen jazz nos gratifica con nuevas visiones de clásicos ya consagrados.

 

 

 

 

 

 

 

 

Soy apasionado de la creatividad y el diseño. Me encanta leer, cocinar, pintar y escuchar música, sobre todo jazz; pero disfruto mucho la música del cuarteto de Liverpool, la cual siempre me ha acompañado.

Phil Collins en México, hacia el ocaso de una estrella.

,

Con Phil Collins no existen términos medios en cuanto al gusto por su carrera en solitario, de tal manera que puedes odiar su música o puedes amarla. Pero debemos reconocer que es un estupendo baterista, que fue parte de un grupo histórico dentro del llamado Rock Progresivo (Genesis) y como solista ha sido creador de éxitos de rock pop que se colocaron, muchas veces en buenas posiciones, en las listas de popularidad de casi todo el planeta.

Fue en 1994, cuando el músico se presentó en México tocando en el Palacio de los Deportes con la gira que promovía su álbum Both Sides (1993). Ahora en la misma sede y con 24 años de diferencia Phil Collins regresó con el tour (de nombre muy significativo) Not Dead Yet, The Legendary Phil Collins. Con una entrada aceptable, para este su segundo concierto (10 de marzo), en el Domo de Cobre primeramente disfrutamos de la presencia de unos teloneros de lujo, The Pretenders, con Chrissie Hynde en muy buena forma vocal y física, que ofrecieron una estupenda actuación en donde sonaron sus hits como Back On Chain Gang, Don´t Get Me Wrong, I’ll Stand By You y Middle Of The Road  que llenaron las expectativas al público presente.

Alrededor de las diez de la noche dio inicio el esperado concierto de Phil Collins, quien entró ataviado de negro y a paso lento, ayudado con un bastón debido al problema de salud que acarrea, el cual es un desorden neuromuscular llamado “pie caído”, lo que provocó que haya sufrido una aparatosa caída, en un baño, a principio de junio del año pasado y que le ocasionó una severa lesión en la cabeza. Ahora meses después, bajo la ovación del respetable se sentó en una silla, de la cual en toda la hora y 40 minutos que duró el espectáculo no se levantó más que para despedirse, tomó el micrófono y una vez que dio los saludos y agradecimientos correspondientes sonó el piano con la entrada de la bella balada Against All Odds (Take a Look At Me Now) y después aún con la emoción a flor de piel llegó el segundo tema que pertenece al albúm But Seriously (1989), Another Day in Paradise.

La noche avanzó con piezas clásicas como I Missed Again y Hang In Long Enough. Un momento emotivo fue el que dedicó a Genesis, en donde primeramente escuchamos Throwing All Away del exitoso Invisible Touch (1986) y Follow You, Follow Me de su álbum And Then There Were Three (1978) en donde en las pantallas aparecieron imágenes, de diferentes etapas, de la vieja agrupación de Rock Progresivo. Peter Gabriel, Steve Hackett, Tony Banks y Mike Rutherford fueron homenajeados por su viejo compañero quien fuera el baterista y posteriormente se convirtiera en el vocalista de la banda.

A lo largo del concierto Phil Collins nos ofreció sus éxitos como Who Said I Would, Separate Lives – que es parte del soundtrack de la película White Nights (1985)- la cual cantó a dueto con la corista Amy Keys; Something Happend on the Way to Heaven prendió el ánimo de los asistentes . Aunque muy poca gente se levantaba de su asiento, todos disfrutaban de las canciones y las coreaban; In The Air Tonight se hizo presente en la noche, una canción que se ha vuelto un himno entre los seguidores del músico inglés. I can feel it coming in the air tonight… Oh Lord.

Llegó el momento en que varios se levantaron a bailar con el cover que hace a un tema de The Supremes, You Can´t Hurry Love. Phil Collins se hace acompañar de músicos que lo han apoyado durante casi toda su carrera solista como el guitarrista Daryl Stuermer y el bajista de luenga barba blanca, Leland Sklar. Una de las sorpresas en el grupo es que su hijo Nicholas Collins lo acompaña en la batería para esta gira y el cual presentó muy orgulloso durante el show.

Hacia la parte final del concierto Collins nos deleitó con Dance Into The Light, Invisible Touch un éxito más de Genesis, aunque a ésta le cambió la entrada para esta gira, Easy Lover y cerró con Sussudio entre una lluvia de papelitos rojos que cayeron el escenario. Para el encore entonó Take Me Home y llegó el momento en que todo el grupo se despidió del público en una noche en donde muchos queríamos más canciones por parte del artista, pero ya no regresó más a la tarima.

A diferencia de aquel concierto en 1994 en donde Phil Collins interpretaba un poco más de 20 canciones (incluso en la gira de la reunión de Genesis en el 2007 podíamos verlo en el escenario, junto a Tony Banks y Mike Rutherford alrededor de dos horas y media) aquí solamente ofrece 15 temas, quizá uno de los repertorios mas raquíticos en cuanto a número de melodías y tiempo de duración de un show que ha presentado el músico inglés; quedaron muchas piezas fuera, las cuales nos hubiera gustado escuchar esa noche, pero lamentablemente no fue así. Quizá Phil Collins aún no esté muerto como lo pregona la gira. pero se nota cansado por momentos, esperemos que para un próximo tour (si es que se llega a realizar) venga en mejores condiciones de salud y que sume unas canciones extras a su espectáculo.

Originario de la Ciudad de México, estudió la carrera de periodismo en el Centro Universitario de Periodismo en Arte, Radio y Televisión(PART). Se describe a si mismo como beatlero de alma y rockero de corazón.

El Círculo Beatle y la Rockola Inglesa te invitan a un gran concierto

El Círculo Beatle y La Rockola Inglesa te regalan uno de cinco boletos sencillos para este magno concierto especial, con lo mejor de Lennon en Beatles y solista y con el objetivo de difundir un mensaje de paz, unidad, amor y armonia a toda la comunidad Beatle y al publico en general.

La Rockola Inglesa cuenta además con una promocion del 25% de descuento en todas las localidades. adquiere tus boletos con descuento en la taquilla del teatro y en los canales de venta de Ticketmaster.

Domingo 8 de octubre a las 5:00 p.m. en el Teatro Metropolitan. Más información en el teléfono 5604.3406.

Participa y gana un boleto sencillo contestando la siguiente pregunta:

¿En qué año fue fundada la Rockola Inglesa?

Contesta en los comentarios de esta publicación e incluye tu correo electrónico. Si tu respuesta fue correcta y eres uno de los primeros cinco en contestar, te buscaremos para indicarte en dónde puedes recoger tu boleto.

Titular de El Círculo Beatle.

Beatlera, podcastera, desarrolladora web, locutora, autora y otras maravillas… Embajadora global de la Beatlemanía por The Beatles Story.

Exhibición “Los trajes del Sgt. Pepper’s”

The Beatles Story presenta los trajes del Sgt. Pepper’s en su nueva exhibición y confeccionados por Noel Howard, parte del equipo que diseñó los trajes originales. ¡Queremos ir!

Titular de El Círculo Beatle.

Beatlera, podcastera, desarrolladora web, locutora, autora y otras maravillas… Embajadora global de la Beatlemanía por The Beatles Story.