Plays Well With Others… En la batería: Phil Collins.

Phil Collins es uno de los artistas más afamados en la historia de la música. Comenzó de muy niño como actor infantil, mencionemos que salió de extra en la película A Hard Day´s Night de The Beatles, luego trabajó de modelo, pero finalmente la música lo atrapó. No olvidemos que antes de ser un carismático frontman, Phil Collins fue un baterista consagrado en la escena del rock progresivo, en donde comenzó, a finales de los sesenta, con el grupo Flaming Youth para después formar parte de la exitosa banda Genesis, la cual estuvo formada por músicos de la talla de Peter Gabriel, Steve Hackett, Tony Banks y Mike Rutherford. Sin duda su trabajo en obras como Selling England By The Pound (1973) y The Lamb Lies Down on Broadway (1974) son un claro ejemplo de su trabajo en los tambores. Después de la salida de Peter Gabriel del grupo tomó las riendas de éste y se convirtió en su vocalista para después tener una exitosa carrera como solista en donde colocó varias de sus canciones, en los primeros lugares de popularidad tanto en los Estados Unidos como en Inglaterra.

En el listado de los mejores 100 bateristas en la historia de la música rock, la revista Rolling Stone, lo coloca en la posición número 42 y escribe acerca de él: “Fue uno de los bateristas más aventurados de la década de 1970, trabajando con músicos innovadores como Brian Eno, el colectivo de Jazz Fusion, Brand X. y por supuesto, el virtuoso músico Peter Gabriel. Fue durante una sesión solista de Gabriel a fines de 1979 cuando Collins estableció su propio sonido de batería “gated snare”, que fue emulado rápidamente en todo el universo pop, convirtiéndose en una parte clave de los innumerables registros musicales de los ochenta”.

En la actualidad continúa de gira con el espectáculo Not Dead Yet que recorrerá la Unión Americana en este mes y en torno a esto acaba de publicar una colección de 59 canciones que vienen en un Box Set con cuatro discos en donde nos presenta una selección de canciones, con diferentes músicos y agrupaciones, en las cuales participó como baterista y que lleva como título Phil Collins Plays Well With Others.

Phil Collins Plays Well With Others nos ofrece una recopilación de tres discos con canciones grabadas en estudio y uno con temas registrados en concierto, en aquellos en los que Collins estuvo sentado en el banquillo frente a la batería. Para el primer disco de esta colección se acoplaron varios temas de muy buena calidad, que van de entre la década de los setenta y principios de los ochenta, con artistas importantes como Brian Eno (Over Fire Island, M386, No One Receiving), la agrupación Brand X (Nuclear Burn, And So To F), Peter Gabriel (Intruder), el ex Yes, Peter Banks (Knights Reprise), Robert Fripp de la banda King Crimson (North Star) , Robert Plant (Pledge Pin, In The Mood) y algunos otros. La sorpresa es que el primer corte es el tema Guide Me To Orion del (no muy conocido) grupo sicodélico Flaming Youth al que perteneció el músico a finales de los sesenta, mucho antes de ingresar a Genesis y en donde demostraba su calidad en la batería.
También encontramos temas muy opuestos como la rockera Pablo Picasso de John Cale en donde Collins le imprime una batería fuerte y destacada o la canción muy pop, I Know There´s Something Going On, de la ex Abba Frida Lyngstad. Sin olvidar la agradable Lead Me To The Water de Gary Brooker.

Los discos dos y tres nos entregan la participación de Phil Collins en distintos temas pertenecientes a las décadas de los ochentas, noventas y parte del siglo XXI. La diversidad de artistas y ritmos es lo que caracteriza a esta colección, por lo que podemos escuchar éxitos como Woman in Chains de Tears For Fears. Puss ‘n’ Boots de Adam Ant, Just Like Prisoner de Eric Clapton y su participación con Band Aid con la canción Do They Know It´s Christmas. También incluye la versión In The Air Tonite (2001) con la rapera Lil’ Kim y la balada Looking For an Angel de Laura Pausini.

Cada uno de las canciones seleccionadas nos da una muestra del estilo que Phil Collins tenía para interpretar determinado ritmo, un estilo el cual siempre estaba al servicio de la melodía. Podemos disfrutar de la versión de No One is To Blame de Howard Jones con Collins en la batería o ese tema de Paul McCartney del disco Press To Play (1986), Angry, en donde el baterista acompaña a Pete Townshend quien toca la guitarra y al propio McCartney en el bajo. También se rescatan dos temas en los que Collins participó para los álbumes homenaje a Elton John y Bernie Taupin, Two Rooms (1991), en donde nos ofrece una muy buena versión de Burn Down The Mission.; e In My Life (1998) de George Martin, aquí nos estregó su versión a Golden Slumbers/Carry That Weight/The End.

Quizá quedaron muchas canciones fuera, temas que tocó con más artistas en la década de los setentas y ochentas. La única canción de Genesis es No Son Of Mine, del álbum We Can´t Dance (1991), que prácticamente fue el último trabajo en donde participó con la agrupación. Algunos años después los acompañaría en una gira final por Europa.

El disco cuatro es el que rescata doce piezas grabadas en concierto. Aquí podemos descubrir una muy buena versión de In The Air Tonight con Phil Collins al piano (no en la batería) del concierto benéfico The Secret Policeman´s Other Ball, también se incluye su participación junto a George Harrison, con While My Guitar Gently Weeps, en el show Prince´s Trust de 1987. Durante el recital, para este momento especial en donde Harrison y Ringo Starr hicieron su aparición en el escenario de la Arena de Wembley, también estuvieron artistas importantes como Eric Clapton en la guitarra, Mark King en el bajo y Elton John en el piano. Phil Collins y Ringo se hicieron cargo de las baterías.

Asimismo se incluye su participación en el homenaje a la Reina Elizabeth II con el concierto Party At Palace (2002), de los que escogieron cuatro canciones: Layla con Eric Clapton, Why con la gran voz de Annie Lennox, Everything I Do (I Do It For you) de Brian Adams y With a Little Help From My Friends con Joe Cocker. Cabe mencionar que el álbum contiene temas grabados en los festivales de Jazz de Montreux, en donde en uno de ellos tocó junto a Quincy Jones (Stormy Weather) y otro con Tony Bennett (There’ ll Be Something Changes Made).

Quizá por asuntos de derechos, quedaron fuera algunos shows importantes (de los cuales se hubieran podido extraer muy buenos tracks) como Music For Montserrat (1997) en donde estuvo en la tarima con Paul McCartney, Mark Knopfler, Sting, George Martin,Eric Clapton y Elton John (y cabe destacar su gran ejecución en la batería en Golden Slumbers/Carry That Weight/ The End) o ese momento en el que acompañó a Rober Plant, John Paul Jones y Jimmy Page en su reunión para el concierto de Live Aid en 1985.

Sin duda alguna Phil Collins fue uno de los grandes bateristas que la música ha dado. Actualmente su salud no ha estado bien. En una entrevista que ofreció recientemente a un medio británico a la pregunta de cuándo fue la última vez que tocó la batería, Collins respondió: “La última vez que toqué o intente tocar fue en los ensayos, pero no funcionó, no puedo sostener las baquetas con firmeza. La última vez que toqué ante el público fue en un espectáculo benéfico. Fue Crossroads , con Eric Clapton. En el momento en que comencé supe que era un error. Lo he dicho a menudo, si no puedo hacerlo tan bien como antes, prefiero dejarlo por completo. No quiero ser una sombra de mi mismo”.

Mientras tanto Phil Collins Plays Well With Others nos deja un buen sabor de boca en donde podemos darnos cuenta de la importancia que ha tenido el baterista para la escena musical.

Originario de la Ciudad de México, estudió la carrera de periodismo en el Centro Universitario de Periodismo en Arte, Radio y Televisión(PART). Se describe a si mismo como beatlero de alma y rockero de corazón.

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.