WHO, los viejos rockeros aún están bien

Sin duda alguna The Who es uno de los grupos de rock británico más importante e influyentes dentro del género. Desde sus inicios en la década de los sesenta se distinguieron por ese sonido fuerte y crudo con discos como My Generation (1965) y A Quick One (1966), posteriormente su estilo evolucionó para ofrecernos obras como Sell Out (1967),Tommy (1969), Who´s Next (1971) y Quadrophenia (1973). Con esto Pete Townshend se convirtió en uno de los mejores compositores de rock, en donde Roger Daltrey le dio voz a sus canciones, la sección rítmica de la banda se fortaleció gracias al bajista John Entwistle y al baterista Keith Moon.

Tuvieron que pasar trece años, desde su anterior material Endless Wire (2006), para que The Who nos volviera a sorprender con esta su nueva producción discográfica titulada simplemente WHO. Aunque recordemos que para llegar a Endless Wire sólo dejaron pasar 24 años desde el larga duración en estudio It´Hard (1982). En su sitio oficial se describe a WHO como una colección de canciones que “tratan acerca del incendio de la Torre Grenfell, el robo musical, la espiritualidad, la reencarnación, el poder de la memoria y una vieja estrella de rock que ha perdido sus canicas”.

Pete Townshend explica en el boletín de prensa publicado en la página web del grupo: “Este álbum contiene casi todas las canciones nuevas escritas el año pasado, con sólo dos excepciones. No hay tema central, concepto, ni historia: es solamente un conjunto de canciones que yo (junto a mi hermano Simon) escribimos para darle a Roger Daltrey algo de inspiración, desafíos y alcance para su voz recientemente revivida. Roger y yo somos viejos, en cualquier medida, así que he tratado de alejarme del romance, pero también de la nostalgia si puedo. No quería que nadie se sintiera incómodo. Los recuerdos están bien, y algunas de las canciones se refieren al estado explosivo de las cosas. Hice demos de estudio en casa de todas estas canciones en el verano de 2018 usando una amplia colección de instrumentos antiguos y nuevos”.

El famoso y veterano artista pop Peter Blake (conocido por haber diseñado en 1967, junto con su esposa Jann Haworth, la portada del álbum Sgt Pepper de The Beatles) creó el arte del disco de The Who, en la fotografía de portada podemos apreciar imágenes que han sido parte de la historia del grupo además de su contexto cultural y social. Podemos ver a Chuck Berry y a Muhammad Ali, también una parte de un Pinball, fotos de Roger Daltrey y Pete Townshend en su estapa joven y destructora de instrumentos musicales, la referencia al álbum Face Dances de 1981 (en donde la caratula también fue hecha por el mismo Blake), un autobús de dos pisos muy inglés y otros íconos que se hacen presentes.

WHO es una obra solida de un grupo con una larga trayectoria, en donde Pete Townshend desborda su creatividad lírica para darnos once canciones (más tres temas extras) en las cuales podemos apreciar parte de las experiencias que ha vivido a lo largo de todos estos años. La voz de Roger Daltrey se mantiene potente para darle vida a cada uno de los temas incluidos en el plato. El disco inicia con All This Music Must Fade, en donde en el coro se pregunta “qué es mío, qué es tuyo. No me importa, se que odiaras esta canción”. Una pieza de rock fuerte que nos recuerda al material musical del Who Are You (1978). Con respecto a la letra Pete Townshend declaró: “Esta es una canción dedicada a todos los artistas que alguna vez han sido acusados de plagiar la canción de otra persona ¿En serio? Nuestra paleta musical es lo suficientemente limitada en el siglo XXI sin que algún tonto afirme haber inventado un esquema común de acordes”.

El segundo corte, Ball and Chain, sirvió para ser el primer sencillo del álbum. Una canción de protesta en donde el compositor reclama al gobierno de Estados Unidos el que Guantánamo sea una prisión. “Ese lindo pedazo de Cuba, diseñado para causar dolor a los hombres”, por cierto existe una versión del mismo Townshend aparecida en el álbum de éxitos The Very Best Of del 2015, precisamente bajo el título de Guantanamo.

Mientras que en I Don´t Wanna Get Wise, nos presentan un estilo de rock pop que podría ser herencia del álbum Face Dances. “No quiero ser sabio, la vida nos enseña bien”, dice el estribillo de la canción, además la letra nos lleva a aquellos momentos de su juventud en los cuales esperaba morir antes de envejecer, de sus conflictos con la vida, la fama y quizá con Keith Moon. “Él era un borracho, yo estaba ciego”. Pero también se refiere a los excesos juveniles en los que no querían ser sabios y simplemente vivir el momento. “Esa mierda que hicimos nos trajo dinero. Que Dios los bendiga. Y esos niños mocosos fue un éxito permanente”.

Y sobre este mismo tema se encuentra Detour, en donde la batería de Zak Starkey y el bajo de Pino Palladino le dan mucha fuerza a una pieza a la que a muchos nos recuerda los tiempos de Magic Bus y a ese dupla rítmica de Moon y Entwistle. “El mundo está girando ahora es tiempo de un cambio. Sabemos que podemos ganar ahora.Compartiremos las formas, no causaremos dolor. No podemos explicarlo, perdimos la fuerza, nos salimos del rumbo”. A lo largo del disco, The Who nos presenta canciones como Beads on One String, Hero Ground Zero, Street Song y Rockin´ in Rage que tienen una melodía fuerte que los mantiene fieles a ese estilo que siguen desde discos como Who´s Next, Who By Numbers (1975) o Who Are You. Pete Townshend le da voz a la balada I’ll Be Back, una agradable canción que tiene un inicio con guitarra acústica y armónica que le den un atmósfera nostálgica e incluso muy cinematográfica estilo Harry Nilsson.

Break The News es un tema que sirve para que The Who experimente con un sonido suave y contemporáneo para lograr una bella canción, con She Rocked My World, que da cierre al álbum antes de pasar a los bonus tracks, en donde nos ofrecen un estilo latin-jazz bien logrado. Si muchos seguidores del grupo habían destrozado su obra anterior al afirmar que era aburrida y pretenciosa, con WHO el grupo se ha redimido, quizá estemos ante el último disco del grupo, el que podría quedar como el epitafio discográfico para una de las mejores banda de rock que han existido.

Comparte

Arturo Espinosa

Originario de la Ciudad de México, estudió la carrera de periodismo en el Centro Universitario de Periodismo en Arte, Radio y Televisión(PART). Se describe a si mismo como beatlero de alma y rockero de corazón.

One thought on “WHO, los viejos rockeros aún están bien

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: