Semana Temática - Pensando en el Futuro

Visiones sobre el futuro: Entre la innovación y la decadencia

 

 Vengo de donde voy: Merlín, “El Mago”.

El futuro, ese tiempo que a decir verdad es incierto, pero que por lo mismo alimenta nuestra imaginación con cosas que esperamos vivir.

Desde tiempos inmemoriales el hombre ha pensado en el futuro de distinta manera, a veces desde un punto de vista esperanzador, pero otras desalentadoramente como si en lugar de evolucionar fuéramos en retroceso, cuestión de enfoques.

Ante la idea del futuro, todos, absolutamente todos, en determinado momento hacemos planes para nuestra vida desde el presente, es así como confiamos en que una acción dé frutos para tener un mejor mañana. Ojalá contáramos con la guía de un mago como Merlín, quien podía ver el futuro ya que vivía hacía atrás en el tiempo, para saber qué nos depara el destino.

Todos tenemos sueños que deseamos cristalizar, algunos se irán por cosas materiales, otros a planos más espirituales y experimentales, éste último caso me lleva a tratar más detalladamente un tema musical que se inspiró no sólo en drogas como el LSD, sino en lo que por esos años empezó a tomar fuerza también, la búsqueda del conocimiento interior por medio de la meditación o incluso de la mano de algunos enervantes, pero esta vez estudiaremos el tema desde el plano innovador para su momento, lo que de alguna u otra forma mostró el camino a seguir en adelante, musicalmente hablando o lo que es lo mismo, cómo se proyectaba el futuro en ese terreno.

Y fue precisamente en 1966 cuando John Lennon encontró en la Librería Indica un ejemplar que contenía la inspiración idónea para escribir la canción que es considerada hasta nuestros días por muchos como la precursora de la Psicodelia y por ende la obra maestra del álbum “Revolver” y cuyo título es “Tomorrow Never Knows”.

El ejemplar es “The Psychedelic Experience: A Manual Base on the Tibetan Book of the Dead”, escrito, entre otros por el psicólogo Tomothy Leary. Lo primero que hizo Lennon fue comprarlo e irse a su casa donde lo leyó bajo los influjos del ácido lisérgico (Lo cual era recomendado en el mismo tomo) ¿El resultado? Quedó maravillado con la frase: “Whenever in doubt, turn off your mind, relax, float down stream”, la cual como sabemos sirvió como introducción de dicha pieza.

El futuro en esta pieza se puede abordar desde diversas áreas, entre ellas que fue sin duda un aporte a la música nunca antes tocado por nadie, creación que a palabras de George Harrison se diseñó bajo un solo acorde: Do Mayor, cosa que a cualquiera le hubiese parecido una locura, ¿Un solo acorde? Pero una vez más The Beatles (teniendo clara idea de quiénes eran) se salieron con la suya y crearon una verdadera obra de arte. Este efecto estaba basado en la música hindú, la cual tiene como eje buscar la nota de tu interés y mantenerla vibrando durante todo el tema. Interesante, ¿no?

Sin embargo, Harrison afirma en el documental “Anthology” que había sobrepuesto un Si plano que acompañaba al Do Mayor en algunos momentos de la canción, pero siempre manteniendo la base de la canción con éste último.

Este resultado fue entremezclado con sonidos extraños como la risa distorsionada de McCartney, sonidos de gaviotas, guitarras tocadas al revés, cítara y hasta un mellotron que en forma de loop (cinta de reproducción continúa) dieron paso a una revolución musical que ha fascinado e influenciado a más de un músico de los años subsecuentes.

Para muestra un botón: Phil Lesh, bajista de The Grateful Dead, declaró en una ocasión que un día caminando por las calles de San Francisco escuchó una canción proveniente de una tienda que le congeló las piernas, a lo que se preguntó ¿Qué demonios era eso? Afirmó que nunca había escuchado algo igual en su vida y que en ese momento se dio cuenta hacia donde se tenía que dirigir la música en adelante. El año era 1966 y la canción “Tomorrow Never Knows”.

“The Void”, como originalmente se iba llamar, fue la primera canción que se grabó de Revolver y su sesión inició el 6 de abril de 1966 a partir de las 20:00 de la noche en el Estudio 3 de Abbey Road hasta la 01:15 de la mañana. Finalmente Lennon usaría una frase utilizada frecuentemente por Ringo para darle nombre.

Por otra parte, para Tomorrow Never Knows, John Lennon quería sonar como si cantaran cien monjes tibetanos desde la cumbre de una montaña, para lo cual propuso ser atado de una cuerda desde el techo para lograr dicho efecto, sin embargo se descartó la idea y se recurrió al amplificador Leslie el cual emitía una vibración especial al atravesar el micrófono y que permitió doblar la voz de John Lennon retrasándola unos segundos en la grabación, esto aunado a la modificación de la velocidad y la frecuencia que derivó en otros sonidos, fue así como se creó el Sistema de Seguimiento Automático Doble.

Un tema totalmente futurista si de creación e innovación se trata. Incluso la última estrofa de la letra reza: “Así que juega el juego de la existencia hasta el final, desde el comienzo”, cuestión que nos lleva a refutar que la meta de la humanidad debería ser interiorizar, relajarse y vivir en medio de ese éxtasis, después de todo uno de los preceptos que dio origen a esta canción también fue la idea del abandono del ego que venía señalada en el Libro Tibetano de los Muertos.

Además este fue el primer esbozo de la importancia que tendría el conocerse así mismo en los años y décadas futuras (es decir ahora) y la práctica de varias técnicas para acceder a ese mundo espiritual al que nos invita Lennon a volcarnos.

CON USTEDES ESTA MARAVILLA:

Para el siguiente tema abordado en este texto nos referiremos a uno también de extracción sesentera, más concretamente escrito en 1964 cuando fue creado por Rick Evans: “In the Year 2525”, fue lanzada por vez primera en 1967 bajo el sello Truth Records y suficiente eco levantó llamando la atención de directivos de la etiqueta RCA, con la que llega un éxito inusitado conquistando el número 1 en ambos lados del Atlántico, colocándose en EUA a partir del 12 de julio de 1969 y en Reino Unido manteniéndose en ese escaño por tres meses.

Provista de una letra más bien desalentadora sobre la conducta del ser humano a partir del año 2525 y su inevitable decadencia gracias a la tecnología, pasando por el regreso de Dios para llevar a cabo el Juicio Final y rematando en el año 9595 con la incógnita sobre si el hombre aún podrá existir.

Es duro imaginar que tarde o temprano una píldora te ordenará qué pensar, hacer y decir o que una máquina haga todo por ti, mientras Dios viene al mundo y decide que ya no necesita a la raza humana en él, ojalá sólo se quede en una idea y nada más.

Esta letra pesimista y quizás no muy ajena a la realidad llegó a ser la más popular de 1969, vendiendo más de 20 millones de discos en todo el orbe, contrariamente a lo que quizá muchos esperaban: Canciones veraniegas, rítmicas y con letras más alegres.

Esta pieza fue el One Hit Wonder del dueto conformado por Rick Evans y Denny  Zager, ambos nacidos en 1943 y oriundos de Nebraska, quienes se conocieron en la Universidad estatal y que deciden emprender un camino musical con el cual llegan a formar parte de un cuarteto que tuvo un buen número de seguidores en su ciudad natal, sin embargo ya para 1965 deciden seguir como dueto, colocando cuatro años más tarde este lingote de oro. Su separación ocurrió en 1971.

Como dato extra, Denny Zager es hoy en día un creador de guitarras a la medida y da clases on-line; además aún tiene contacto con su viejo amigo Evans.

¿Qué tan probable es que se llegue a cumplir todo lo que predice esta canción? Sólo el tiempo lo dirá.

AQUÍ IN THE YEAR 2525:

Para finalizar y llevando la continuidad del papel de las redes sociales en nuestra vida, la banda británica Muse llega hasta esta columna con una composición de su líder y requintista, Matthew Bellamy, llamada “Futurism”, que fue estrenada el 1 de julio de 2002 y pensada para incluirse en su placa “Origin of Symmetry”, sin  embargo se descartó debido a la dificultad de ser interpretada en vivo, aunque se lanzó en la versión japonesa de este disco.

Así mismo, a pesar de que la banda ha declarado que es un tema difícil de tocar ha sido interpretado en diversas ocasiones, primeramente en el Reading Festival 2000 donde la letra de la versión original difiere ligeramente de la versión en vivo; además es de las pocas canciones de Muse que contiene palabras altisonantes.

Producida por David Bottrill bajo el sello Mushroom Records, “Futurism” también fue parte de un Box Set del grupo dado a conocer el 20 de diciembre del año pasado conocido como “Origin of Muse” que fue lanzado para conmemorar el 20 aniversario del disco “Showbiz”.

En un principio se llamó “Spectrum” y después “Tesseract”, que da nombre a la forma 4 dimensional análoga a un cubo. “Futurism” contó con una línea de bajo densa y esta misma sirvió como influencia para crear la canción “Hysteria”.

Bellamy escribió este tema, para muchos complejo, ya que puede derivar en varias interpretaciones, puede apuntar directamente hacia la religión o la política quienes son los que llevan todo el sistema y el poder en sus manos, pero sobre todo tiene una directriz hacia el futuro, donde describe: “Un futuro nos convierte en dioses silenciosos y no te extrañaré en absoluto”, lo que por un lado refiere de manera directa a las redes sociales y a la tecnología que cada vez más nos aleja de las personas, mientras que con la tecnología nos sentimos poderosos pero embullidos en un hermetismo total donde nada más nos importa más que estar conectados a un dispositivo.

Por otro lado habla sobre que podemos derrumbar los planes que el destino tiene y crear nuestro propio futuro.

En resumen, tres visiones sobre lo que el futuro nos puede ofrecer o deparar en determinado momento gracias a la innovación y a la tecnología.

 

 

 

 

 

 

Comparte

Administrador

Administrador de contenidos.

Email: contacto@elcirculobeatle.com

Comentar

Click aquí para comentar

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Derechos Reservados

Recibe lo más reciente en tu correo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElCirculoBeatle.com y recibir notificaciones de nuevas entradas.

LO PUBLICADO

Los autores de ECB

Aldo Flores

Arturo Espinosa

Bernardo Suárez

LUIS CARLOS PICHARDO

Marco Antonio Brito

Miguel Brito

Tere Chacón
A %d blogueros les gusta esto: