Un día en la vida de nuestra ciudad (1): ¿Qué pasó el 6 de febrero de 1969?

Un día como cualquiera en la ciudad de México. Fue el jueves previo a mi cumpleaños número cuatro. Nada parecía que pudiera cambiar de manera trascendente la forma en que la vida de la familia Brito Flores se desarrollaba. Pero, de alguna forma difícil de explicar, algunos acontecimientos se dan la maña para ocurrir en días como este, en los que parece que nada fuera de lo común va a suceder.

De hecho, al día siguiente, sólo un par de medios de comunicación dieron cuenta del hecho. Pero algunos pobladores de mi ciudad habrían vivido, quizás, un día que los marcaría de por vida. A continuación, el muy breve relato de ese día en particular, ¿Me acompañan a leerlo?

Una anécdota extraña…

Quien esto escribe, se tomó la libertad de transcribir literalmente un post de redes sociales (con el debido crédito a su autor, David Contreras Pineda, año 2013, en el grupo de Facebook Lo que El Viento No se Llevó) que le llamó la atención y despertó su curiosidad. Va:

“EL TESORO DEL METRO O LA FIEBRE DEL ORO EN LA PENSIL.

Corría el año de 1969 cuando la viejísima Colonia Pensil fue escenario de un acontecimiento que rompió abruptamente con el miserable tren de vida de sus moradores, al descubrirse “una mina de oro” en un predio particular. Las monedas llegaron ahí a bordo de dos camiones del Metro. Los choferes sin saber que sus cargamentos valían miles de pesos, fueron a tirar el cascajo de las obras de la línea uno del Metro en un terreno en la esquina de Primera Cerrada de Lago Ammer y Tercera Cerrada de Lago Erne, era la madrugada del 6 de febrero de 1969. Más tarde, Jesús Hernàndez, de 12 años de edad, al repartir el cascajo descubrió varias monedas de oro. (Centenarios y monedas de oro). La noticia se había corrido como reguero de pólvora y ya eran cientos de personas las que buscaban frenéticamente el valioso metal. El reportero Juan A. Muñoz escribió que una niña llenó una botella de a litro de puros centenarios, mismos que le quisieron quitar varios sujetos que la golpearon, por lo que tuvo que ser escoltada por sus familiares hasta su casa. Otra jovencita encontró algo dorado y lo jaló y, como si fuera una víbora, fue saliendo un inmenso collar de diamantes. Después de varias horas de busqueda, gran parte de los habitantes de la Pensil seguían cavando, valiéndose de cuchillos, machetes, varillas, platos y hasta corcholatas. No se hicieron esperar los compradores de monedas…”

Y como no podría caber esta anécdota en El Círculo Beatle sin tener relación alguna con la música, su nostálgico de cabecera decidió investigar cuales eran las canciones más populares ese día, sólo por darle una banda sonora al hecho. He aquí el breve resultado.

A todo aquel adolescente o adulto que gustara de la música transmitida por las emisoras en inglés de nuestra ciudad, encontraría con facilidad este par de rolas, que eran las consentidas del formato Top 40 de estaciones como XEPH 590 AM “La Pantera de la Juventud” XERC 790 AM “Radio Éxitos” o XEL 1260 AM “Radio Capital” en ese día en especial. La primera era Crimson And Clover (o Trébol y Carmesí; no olvidar que en aquellos lejanos días era obligado por nuestra muy eficiente y represiva Secretaría de Gobernación el traducir CUALQUIER título escrito o hablado en idioma extranjero), a cargo de unos favoritos de la juventud como Tommy James & The Shondells. Esta rola, grabada a finales de 1968, llevaba dos semanas como primer lugar de popularidad en México, según el listado de Billboard Hits Of The World/ Núcleo Radio Mil.

Por otra parte, la canción Those Were The Days (Esos Fueron Los Días) A cargo de Mary Hopkin -protegida de Paul McCartney- seguía siendo una favorita indiscutible, ocupando el segundo lugar en las preferencias del público, según la misma fuente. Notitas Musicales y México Canta mencionaban otro par de rolas -hoy clásicas- en pleno ascenso en el gusto musical mexicano: Touch Me (The Doors) y Green River, de Creedence Clearwater Revival. Qué tiempos aquellos.

Para los partidarios de la música en español, que era transmitida por emisoras como Radio Centro, La DF, Radio Mil, Radio Variedades o Radio Felicidad se encontraban con este par de rolitas con muy buena radiodifusión en esos días. La primera a cargo de un grupo español llamado Fórmula V, que tendría su mayor éxito en México hasta 1973 con la canción de verano llamada Eva María. Pero la voz de Paco Pastor y su arreglo musical de inspiración Monkee la hicieron muy popular en México en febrero de 1969, aunque su publicación original en España fuera de casi un año atrás. En la actualidad, esta rola lleva veinte años siendo la sintonía (Tema musical de la serie de TV) de Cuéntame Cómo Pasó, la serie mas longeva de su tipo en España.

Y para dar cabida a la música popular de veras, la del pueblo de a pie, la que escuchaba Radio AI o Radio Voz, que mejor que esta canción interpretada por Consuelo Rubio de Flores “Chelo”, prima y coequipera del popular Mike Laure, quien con esta canción inicia una trayectoria solista con mediano éxito. Pero con esta rola vaya que tuvo popularidad. Hasta un solo de saxofón ejecutado por ella incluye.Pídanse una orden de flautas doradas con medio litro de tepache en la lonchería de su preferencia. Échenle un veinte de cobre a la rocola y escuchen este bolerito tropical:

Conclusiones refrescantes

Aquellos pobladores de la Colonia Pensil (cercana al barrio de Tacuba),¿Habrán escuchado estas canciones? De no ser éstas ¿Cuáles habrán escuchado en su casa, rumbo a la escuela, en el camión o en sus lugares de trabajo? ¿Que recuerdos les habrán dejado?

Es precisamente con esta pregunta con la que te dejo, amigo lector. ¿Que canciones te traen un recuerdo específico, una anécdota dorada o triste que relaciones con una o varias canciones contemporáneas de ese momento en especial? Me encantará que me comentes tus recuerdos relacionados con la música que te han marcado de por vida, para que los musicalicemos en estas líneas. ¿Que opinas? ¿Aceptas mi invitación?

¡Hasta la próxima!

Comparte

Marco Antonio Brito Flores

Marco es un adicto al Rock and Roll, al Jazz y al Blues, sobre todo con buena compañía a su lado. Conversador ameno y entrometido si de opinar se trata, gusta de encontrar opiniones diversas sobre las cosas interesantes de la vida; fanático de la trivia y de las citas citables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.