Rock

Un concierto que sentó precedentes: The T.A.M.I Show

“Para coser, cantar y rocanrolear lo importante es empezar”

Hace algunos días mi compañero y socio en El Círculo Beatle Arturo Espinosa, en compañía del buen amigo Sergio García, trataron en su programa de radio El Escape de la Banda el tema de los festivales de Rock. Como estos tuvieron su inicio ya avanzada la década sesentera, es menester hacerse la siguiente pregunta: en años anteriores, ¿Qué alternativas tenía la juventud ávida de consumo de música y de actuaciones en vivo de sus estrellas favoritas para verlos en directo?

Breves antecedentes

Desde épocas tan remotas como los años treinta del siglo pasado, los salones de baile fueron los lugares por excelencia para reunirse a escuchar en directo a cantantes y orquestas así como por supuesto, bailar. Cines y teatros también cumplieron esa función (sin la posibilidad de bailar, claro está), reuniendo en los años 40 y 50 a los jóvenes que consumían música a pasto.

De todas estas opciones, los conciertos del teatro Apollo en Nueva York quizás fueron los más apreciados antes y durante la época del Rock And Roll. Dichas presentaciones estuvieron repletas de excelente Rhythm & Blues, Soul y Rock y quienes los vivieron los recuerdan con nostalgia. Esto para las juventudes negras de aquellos años. Pero no más de siete u ocho actuaciones -por mucho- de grupos y solistas diferentes pudieron ser vistas.

Por otra parte, los jóvenes blancos tuvieron la oportunidad de disfrutar de recitales más numerosos en lugares tan poco apropiados para ello como ferias del condado (Elvis Presley, Buddy Holly y Eddie Cochran son buenas muestras de ello) y también en auditorios y pequeñas arenas. Sin embargo, siempre tuvieron a la incipiente televisión de su lado, quien les dio preferencia y mayor visibilidad.

Es justo decir que personajes como Allan Freed, a quien se le adjudica la paternidad del término Rock and Roll, tuvo mucho que ver con una primera integración racial en cuanto a la música. Sus revistas de Rock And Roll Show de 1956 a 1958 fueron incluyentes de principio a fin y quizá tuvieron mucho que ver con la saña con la que le destruyeron la vida los mojigatos y racistas gringos, con el famoso escándalo de la payola. Pero ya se avizoraba algo diferente en el porvenir.

Cuando la noche es más oscura, es que está por llegar la luz del amanecer…

 Entre los años 1958 a 1964, la situación no fue muy diferente. Pero lo que sí se logró fue que el Rock y la música Popcorn (baladas rítmicas y también suaves, que contaron con cantantes masculinos y femeninas de buen ver, voces educadas y arreglos de instrumentación y coros impecables) tuvieran espacios fijos en los medios de comunicación; los shows televisivos de Steve Allen, Milton Berle, Lawrence Welk y Ed Sullivan compartieron audiencia con Dick Clark y su American Bandstand y sobre todo con un programa novedoso y perfectamente concebido para la juventud en general, sin distinción racial como valor agregado. Su nombre: Shindig!

Conducido brillantemente por Jimmy O’Neill así como por invitados prominentes del mundo musical, Shindig! fue en su momento la mejor opción para ser escaparate de la música juvenil del momento. También fue punto de partida para la concepción y diseño de nuestro sujeto de análisis de esta columna, The T.A.M.I. Show, que considero como un importante antecedente de los festivales musicales posteriores. Les contaré la historia:

(Here They Come) From All Over The World…!

The T.A.M.I. Show fue una película musical estadounidense de 1964, publicada por American International Pictures. Fue dirigida por Steve Binder y su equipo de The Steve Allen Show, utilizando cámaras especialmente desarrolladas para el evento (Electronovision). Dicho sistema capturaba más de 800 líneas a 25 cuadros,lo que ofrecía una resolución suficiente para permitir su emisión en pantallas grandes. The T.A.M.I. Show está considerada ampliamente como una de las piezas fundamentales como pionera entre las películas musicales rockeras, e incluso como película seminal de lo que actualmente conocemos como vídeos musicales. Antecedente importante para su similar The Big TNT Show! (1965) e incluso para los MTV Awards actuales. De igual manera puedo afirmar que también es algo de lo más acercado a un festival musical antes de los masivos de 1967 y posteriores.

El acrónimo T.A.M.I. se utilizó de un modo confuso para la publicidad de la obra, en unas ocasiones como Teenage Awards Music International y en otras como Teen Age Music International. Para la edición de la película se eligieron las mejores imágenes de cada uno de los dos días de actuaciones grabados y finalmente fue estrenada el 29 de diciembre de 1964.

Las actuaciones se celebraron en el Santa Monica Civic Auditorium de Santa Mónica (California)el 28 y 29 de octubre de 1964. Se distribuyeron entradas gratuitas entre los estudiantes de secundaria de la zona. El show lo presentó el dúo musical formado por Jan and Dean, que también interpretaron su canción, que aparece durante los créditos de la película Here They Come (From All Over the World).

The T.A.M.I. Show es especialmente recordada por la actuación de James Brown, que ejecuta sus legendarios pasos de baile con gran energía, en la que ha sido considerada en ocasiones como la mejor actuación en directo de la historia, no poca cosa. En diferentes entrevistas, Keith Richards de The Rolling Stones ha afirmado que la decisión de salir al escenario detrás de Brown y sus Famous Flames fue el mayor error de su carrera ya que por bien que lo hiciesen nunca hubieran podido superar la actuación de Brown. En una entrevista en 2002 el director Binder se atribuye el mérito de haber persuadido a los Stones a salir tras James Brown.

¿Quiénes participaron en este concierto, y que rolas tocaron?

A continuación la lista, con algunos apuntes personales:

• 00:05 Jan and Dean – (Here They Come) from All Over the World

La película inicia con algunas tomas en exteriores de cómo llegaban los artistas al evento y
esta buena rola compuesta por Steve Barri y P.F. Sloan nos cuenta acerca de las estrellas que estuvieron presentes. De look atemporal (podríamos ubicarlos el día de hoy a estos dos
chicos) Jan & Dean se hacen cómplices de un craso error en la letra de la canción, pues
aseguran que The Rolling Stones provenían de Liverpool. Peccata minuta. Ellos intervienen
posteriormente en el soundtrack y fungieron como presentadores del show.

• 04:59 Chuck Berry – Johnny B. Goode
• 06:49 Chuck Berry – Maybellene

De abundante historia rocanrolera, Chuck fue presentado también de forma errónea por Jan
& Dean como el iniciador del Rock And Roll en 1958. Dos peccatas minutas.

• 07:33 Gerry and The Pacemakers – Maybellene
• 08:57 Gerry and The Pacemakers – Don’t Let the Sun Catch You Crying
• 11:28 Gerry and The Pacemakers – It’s Gonna Be Alright

Gerry and The Pacemakers y Billy J. Kramer and The Dakotas fueron las mejores opciones que pudo ofrecer Brian Epstein ante la imposibilidad de contar con The Beatles para el
show. Sin embargo, sus actuaciones fueron de alta calidad, ayudándoles a consolidarse en
el gusto juvenil norteamericano.

• 13:34 Chuck Berry – Sweet Little Sixteen
• 14:39 Gerry and the Pacemakers – How Do You Do It?
• 15:46 Chuck Berry – Nadine
• 16:58 Gerry and the Pacemakers – I Like It

• 18:40 Smokey Robinson and The Miracles – That’s What Love Is Made Of
• 20:42 Smokey Robinson and The Miracles – You’ve Really Got a Hold on Me
• 24:32 Smokey Robinson and The Miracles – Mickey’s Monkey

El fenómeno Motown era ya una realidad, y aportó al show tres de sus mejores cartas.
Aunque la voz de Smokey se veía afectada por una infección en la garganta en esos días,
su actuación no desmerece. Se extraña la presencia de la esposa de Robinson, quien
intervenía en las grabaciones pero no en las presentaciones personales, por alguna razón
desconocida para el que escribe.

• 29:33 Marvin Gaye – Stubborn Kind of Fellow
• 30:42 Marvin Gaye – Pride and Joy
• 32:08 Marvin Gaye – Can I Get a Witness
• 33:49 Marvin Gaye – Hitch Hike

Gaye era ya una estrella solista consolidada del sello de Detroit. Sorprende la dignidad,
porte y galanura de este extraordinario cantante, que arrancaba suspiros de adolescentes
rubias y negritas por igual. Aquí destacan los coros de The Blossoms.

• 36:32 Lesley Gore – Maybe I Know
• 38:11  Lesley Gore – You Don’t Own Me
• 40:09 Lesley Gore – You Didn’t Look Around
• 42:40 Lesley Gore – Hey Now

• 44:55 Lesley Gore – It’s My Party
• 46:08 Lesley Gore – Judy’s Turn to Cry

La juvenil estrella nativa de Tenafly, NJ, quien desbancó a la consagrada Brenda Lee como la cantante preferida de los adolescentes en 1964, se lució en su actuación de manera

• 47:04 Jan and Dean – The Little Old Lady (from Pasadena)
• 49:41 Jan and Dean – Sidewalk Surfin’

• 52:06 The Beach Boys – Surfin’ U.S.A.
• 54:31  The Beach Boys – I Get Around
• 56:35  The Beach Boys – Surfer Girl
• 59:01  The Beach Boys – Dance, Dance, Dance

Uno de los highlights del show, la actuación de The Beach Boys nos deja para la reflexión lo
siguiente: nacieron para cantar, qué falta les hizo el poderse escuchar en el escenario y lo
buen baterista que era Dennis Wilson sin la influencia de las drogas. En Dance, Dance
Dance se extraña el apoyo orquestal de la grabación original.

• 01:00:58 Billy J. Kramer and The Dakotas – Little Children
• 01:02:53 Billy J. Kramer and The Dakotas – Bad to Me
• 01:04:23 Billy J. Kramer and The Dakotas – I’ll Keep You Satisfied
• 01:05:22 Billy J. Kramer and The Dakotas – From a Window

Con tres canciones de Lennon y McCartney y una de Mort Shuman, Billy demuestra su
efectividad en el escenario y lo bueno que era cantando en vivo.

• 01:07:23 The Supremes – When the Lovelight Starts Shining Through His Eyes
• 01:08:38 The Supremes – Run, Run, Run
• 01:10:05 The Supremes – Baby Love
• 01:11:54 The Supremes – Where Did Our Love Go

The Supremes en pleno despegue de su carrera, y empezando a probar las mieles del éxito
y los primeros lugares de popularidad. Pero aún faltaban sus éxitos más notables en el
futuro cercano, que las llevaría a ser tan importantes en la historia del Rock.

• 01:14:45 The Barbarians – Hey Little Bird

Grupo relativamente desconocido en comparación a las demás estrellas, The Barbarians
tuvieron una actuación intensa y memorable, tanto por su influencia Beatle, como por su
pelo crecido en exceso para la época.

La rola contó con un solo de batería sensacional a cargo de Victor Moulton, quien dejó con
la boca abierta a muchos al verse que Moulty tenía una prótesis en el brazo izquierdo (lo
había perdido en su trabajo dos años antes) y en su lugar tenía un gancho-como el capitán
Garfio- con una adaptación para sostener la baqueta. Imperdible actuación.

• 01:17:32 James Brown and The Famous Flames – Out of Sight
• 01:20:43 James Brown and The Famous Flames – Prisoner of Love
• 01:24:14 James Brown and The Famous Flames – Please, Please, Please
• 01:30:35 James Brown and The Famous Flames – Night Train

Lo dije antes y coincido con los críticos; sin duda, la mejor actuación en vivo de la historia
del Rock. Sin más comentarios.No te la pierdas.

• 01:36:02 The Rolling Stones – Around and Around
• 01:38:23 The Rolling Stones – Off the Hook
• 01:41:00 The Rolling Stones – Time Is on My Side
• 01:43:39 The Rolling Stones – It’s All Over Now
• 01:47:00 The Rolling Stones – I’m Alright
• 01:50:09 The Rolling Stones – Let’s Get Together

A pesar de ser cerradores de Brown en una actuación tan memorable, The Rolling Stones tuvieron también una intervención excelente y que los consolidó en el gusto juvenil norteamericano. Aún estaban por llegar los primeros lugares del Billboard. Muy agradable  ver en estos videos que tanto Charlie Watts como Bill Wyman tenían la capacidad de sonreír mientras tocaban.

El haber hecho una edición de momentos relevantes del concierto habría sido injusto, pues
es sumamente disfrutable de inicio a fin. Todas las actuaciones fueron sobresalientes. Aquí
la película completa

El acompañamiento musical corrió a cargo del legendario ensamble de estudio The
Wrecking Crew, la banda de la casa de Shindig! Hal Blaine a la batería, Tommy Tedesco y
Glen Campbell en las guitarras, Carol Kaye al bajo, Larry Knechtel, Leon Russell y todos
esos geniales músicos, así como los excelsos coros de The Blossoms y su líder Darlene
Love. La dirección musical corrió a cargo de Jack Nietzche. Ojalá algún día se les dé el
reconocimiento merecido a todos estos héroes cuasi anónimos.

¿A quienes extrañamos en un concierto de esta magnitud? Aquí debemos de señalar el
hecho de que las primeras grandes figuras del Rock And Roll o bien habían caído en
baches de popularidad, en franco declive y olvido en el favor del público, o incluso habían
fallecido. También las estrellas de la primera época del Popcorn no tuvieron la continuidad
necesaria de éxitos para justificar su presencia, a pesar de éxitos notables en el pasado
reciente o su notable calidad. Con todo lo anterior en cuenta, los gustos juveniles de ese
momento en particular se vieron excelentemente representados aquí.

No obstante, hubiera estado muy bien ver a estrellas del nivel de Elvis Presley -más
ocupado en hacer películas chafas y en retomar su trono rocanrolero-, Ricky Nelson, Paul
Anka, Fats Domino, la omisión inexplicable de The Four Seasons, Dave Clark Five (que
rechazaron la invitación) y por supuesto nuestros amados The Beatles. Nada es perfecto.

¿Por qué fue trascendente The T.A.M.I Show?

● La película sentó las bases para la correcta transmisión por medios masivos (cine y
televisión) de vídeos musicales, gracias a la tecnología Electrovision, anteriormente
comentada.
● Concebida para cine, tuvo tiempo de transmisión en cadenas de televisión alrededor
del mundo a lo largo de los años. Antes de la época de las transmisiones mundiales por vía satélite, este logro no es para soslayarse, pues ha sido vista en un número
muy importante de países.

● La estética de la coreografía en el mismo cuadro que los intérpretes fue innovadora y se volvió icónica de la época, así como los pasos de baile. Gran mérito de Toni
Basil, quien ya desde esos días era sumamente profesional y su trayectoria fue tan
trascendente que hasta el mismo Michael Jackson se vió enriquecido con ella.
● Sin dejar de lado que las películas con temática musical han existido desde los
inicios del séptimo arte, también hay que subrayar que fue la primera en que no
existió un argumento cinematográfico como tal; la música por el puro gusto de ser.
● La posibilidad de ver cantar y tocar en vivo a toda esta galaxia musical fue única
pues lo común era verlos hacer playback en el cine y la TV.
● La adaptación sonora que tuvo el Santa Monica Civic Auditorium para recibir al
T.A.M.I. Show sentó el precedente de la correcta sonorización de un recinto con
capacidad de 3,000 personas. El PA fue diseñado exclusivamente para el evento, y
no tardó en ser el libro de texto para todos los sistemas de sonido para auditorios
futuros, conocimiento aún usado actualmente.
● El número de estrellas (12) que se presentaron, así como su nivel de calidad fueron
la excepción a las reglas vigentes. Un All-Star Show, en toda la acepción de la frase,
con tintes de festival, más que de un concierto.
● En aquellos días las luchas por la integración racial y los derechos civiles de la
población negra en USA era un tema sumamente actual y espinoso (tanto como en
estos días; con la actual presidencia norteamericana se retrasó la historia 50 años
en ese aspecto). Lo agradable de las imágenes del T.A.M.I. Show, es ver a una
colección de artistas totalmente integrados, así como al público asistente.
● Lo más cercano a un festival musical juvenil como ahora los conocemos.
Entendiendo su contexto histórico y sus limitaciones naturales, el paso lógico en la
evolución del Rock era tener su propia versión masiva de lo que el Newport Jazz
Festival fue para los jazzistas norteamericanos. Eso llegaría tres años más tarde,
también en California, en la comunidad de Monterey.

Vale la pena mencionar que no se realizó una versión para uso comercial en ningún formato hasta la edición en DVD de 2010, debido a problemas de derechos con Brian Wilson y el entorno financiero y de legado de los Beach Boys. Por ello ver la versión completa adquirió cierto tono legendario y de culto al ser sólo posible a través de las numerosas versiones piratas (bootlegs) que circularon desde su grabación.

En 2006, The T.A.M.I. Show fue seleccionada dentro del National Film Registry estadounidense para su conservación en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, por su relevancia histórica,importancia estética y trascendencia cultural. Bien hecho.
¿Te gustan estas historias? Síguenos en nuestras publicaciones diarias en El Círculo Beatle, recibo con gusto tus comentarios y sugerencias. ¡Hasta la próxima!

Comparte

Marco Antonio Brito Flores

Marco es un adicto al Rock and Roll, al Jazz y al Blues, sobre todo con buena compañía a su lado. Conversador ameno y entrometido si de opinar se trata, gusta de encontrar opiniones diversas sobre las cosas interesantes de la vida; fanático de la trivia y de las citas citables.

1 comentario

Click aquí para comentar

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Hola Marco Antonio (pavadita de nombre). ¿Cómo estás? En Wikipedia hay una biografía de Claudette Rogers Robinson, la esposa de Smokey Robinson. Los sigo desde Argentina donde todavía quedamos algunos con ganas de hacer música. Cuídense. Abrazo grande. Oscar Rey

Derechos Reservados

Recibe lo más reciente en tu correo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElCirculoBeatle.com y recibir notificaciones de nuevas entradas.

LO PUBLICADO

Los autores de ECB

Aldo Flores

Arturo Espinosa

Geral Rosales

LUIS CARLOS PICHARDO

Marco Antonio Brito

Miguel Brito

Tere Chacón
A %d blogueros les gusta esto: