Tug Of War, Paul McCartney y la armonía suprema

La década de los ochenta para Paul McCartney, discográficamente hablando, había comenzado con la publicación del álbum McCartney II (1980), una obra ecléctica en donde el exbeatle se volvía a encontrar solo, con lo cual tocó todos los instrumentos. Su banda, Wings, ya no existía y el futuro del músico se presentaba con nuevos retos. Por lo pronto dejó de hacer giras, la amarga experiencia en Japón lo había desanimado para continuar con las presentaciones en vivo, por lo que se centró en componer canciones y colocarlas en nuevos proyectos. Pero McCartney no quiso volver a entrar a un estudio de grabación en plan solitario, además de producir todo él mismo, no sería lo adecuado, necesitaba apoyarse de músicos de sesión y traer a un equipo de producción al que le tuviera toda su confianza y eso sucedió para el disco Tug Of War (1982).

A mediados de los ochenta, luego del lanzamiento de McCartney II (en mayo de 1980), pasaron un par de meses y el músico aún tenía la idea de mantener a Wings,  con parte del grupo trabajó con varias canciones pero las sesiones se cancelaron y Paul se dedicó a realizar otras tareas, una de ellas colaborar en el álbum de Ringo Starr, Stop and Smell The Roses (1981), en donde aportó dos temas, Attention y Private Property. Para agosto de ese año, el exbeatle, junto con Denny Laine, grabó una serie de demos entre los cuales se encontraban Ballroom Dancing, Ebony and Ivory, Wanderlust y Dress Me Up as a Robber, entre otros. En octubre volvió a convocar a Wings para ensamblar las canciones pero el ambiente se puso tenso por lo que Paul decidió darle un cierre definitivo a la agrupación con la cual cosechó varios éxitos en los setenta.

Para llevar a cabo las sesiones de grabación, Paul McCartney, contrató a George Martin como productor y a Geoff Emerick como ingeniero de sonido. Luego de la separación de The Beatles en 1970, tres años después el músico se volvió a reunir con el productor para colaborar en el sencillo Live and Let Die (1973), que sirvió de tema para la película del mismo nombre, que trata acerca de una aventura más del agente británico James Bond.

Para esta ocasión, con el nuevo proyecto de McCartney, varias de las grabaciones se llevaron a cabo en los estudios Air, propiedad de George Martin, tanto en Londres como en su sucursal en la isla caribeña de Montserrat. Cabe mencionar que, durante los meses de octubre a noviembre de 1980, Martin produjo el tema We All Stand Together para la película animada Rupert and The Frog Song, la cual saldría publicada hasta noviembre de 1984.

En diciembre de 1980 iniciaron las sesiones de grabación del álbum Tug Of War, de acuerdo con el sitio Beatlesbible.com, documentan que “el 7 de diciembre grabaron ‘Ballroom Dancing’, ‘Keep Under Cover’ y el inédito ‘All The Love Is There’. Al día siguiente, 8 de diciembre, grabaron ‘Rainclouds’ y ‘Ode To A Koala Bear’, los cuales se convirtieron en caras b”. Pero el día 8 de diciembre ocurre el asesinato de John Lennon en Nueva York, por lo que Paul McCartney recibió la noticia el día nueve. McCartney impactado por la noticia asistió a los estudios a mezclar unas canciones y después se tomó unos días para poder aceptar y digerir la noticia de la pérdida de su amigo. A mediados de diciembre volvió a trabajar en varias canciones, entre ellas Tug Of War y Ebony and Ivory.

La familia McCartney pasó las fiestas navideñas en Inglaterra y fue hasta febrero de 1981 cuando Paul y Linda, así como algunos músicos entre los que se encontraba Denny Laine (el único sobreviviente de Wings) y el baterista Dave Mattacks, volaron hacia los estudios Air en Montserrat para continuar con las grabaciones. Poco a poco fueron llegando más músicos de sesión como el bajista Stanley Clark y el baterista Steve Gadd. Para mediados de febrero arribó Ringo Starr, quien fue acompañado de su esposa Barbara Bach, el baterista estuvo varios días grabando pero curiosamente sólo quedó un tema de los que participó, Take It Away (también apareció en el videoclip que lo promovió). Así mismo, además de Ringo, fueron llegando los invitados especiales que participarían en el álbum, el primero en aparecer fue Carl Perkins, el día 21 de febrero, para grabar el tema llamado Get iT. Posteriormente, para el 26 de ese mismo mes, llegó Stevie Wonder, cuya estancia en la isla caribeña fue de una semana, Wonder coescribió un tema con McCartney (‘What’s That You’re Doing?) y contribuyó en la canción Ebony and Ivory.

Al dejar Montserrat, las sesiones continuaron en el mes de marzo de 1981 en Londres, se trabajaron varias canciones que fueron descartadas y aparecieron en otros discos de McCartney. De acuerdo con Beatlesbible, Danny Laine comenzó a perder el interés en las canciones, además sabía que Wings ya no volverían a ser una banda, sumado a esto Paul McCartney trabajaba más cercano al guitarrista Eric Stewart, quien fue parte de los agrupaciones Mindbenders y 10cc; de igual manera “con frecuencia se utilizó la técnica de Stewart de construir un coro de coros a través de un extenso doblaje”, como lo explicó el portal dedicado a The Beatles.

Para mediados de 1981, Paul McCartney  grabó con Michael Jackson los cortes Say, Say, Say y The Man (los cuales no vería la luz hasta el plato Pipes Of Peace de 1983) y también escribió el tema dedicado a John Lennon, Here Today. Finalmente el álbum se publicó en abril de 1982, con una portada diseñada por por Hipgnosis y Sinc (conocidos por el arte en las portadas de álbumes de PinkFloyd, ELO,UFO, The Hollies, Genesis y varios más). La obra alcanzó el puesto número uno en ambos continentes y la revista Rolling Stone escribió: “Tug of War es la obra maestra que todos siempre han sabido que Paul McCartney podría hacer. En estilo y formato, el álbum no es tan diferente de su trabajo anterior, pero las canciones son mucho más sustanciales que los garabatos excéntricos de álbumes recientes. En lugar de otro esfuerzo casero, McCartney se asoció con el productor George Martin para crear un disco con un alcance auditivo suntuoso que recuerda a Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band y Abbey Road”.

El disco abre con la canción que le da título a la obra, Tug Of War, una bella pieza que inicia con una guitarra acústica y poco a poco va creciendo en armonía con una orquesta, producida por George Martin, que nos llena el alma  con ese juego de estira y afloja. Varios expertos en The Beatles aseguran que en una parte hace referencia a John Lennon (estábamos tratando de superarnos el uno al otro en un estira y afloja), seguido de este tema entra el sencillo Take It Away, un bello rock, con metales incluidos, que nos narra la historia de un grupo que consigue un contrato discográfico. Luego seguirá una bella balada, Somebody Who Cares, así como un tema con estilo funk coescrito con Stevie Wonder, What’s That You’re Doing?

Here Today es una bella pieza dedicada a John Lennon, con una melodía sencilla, adornada con un grupo de cuerdas colocado por Martin, Paul le habla a John, frente a frente, en un imaginario conmovedor: ¿Qué hay de la hora en que nos conocimos? (¿Qué pasa con el momento en que nos conocimos?). Bueno, supongo que podrías decir que estábamos tocando duro para conseguir. No entendía nada, pero siempre podíamos cantar ¿Qué hay de la noche que lloramos? (¿Qué pasa con la noche que lloramos?) Porque no quedaba ninguna razón para mantenerlo todo adentro. Nunca entendí una palabra, pero siempre estuviste ahí con una sonrisa.

En su versión en vinil, el lado b abre con Ballroom Dancing, un tema de rock que volvería a utilizar para la película Give My Regards To Broad Street (1984). En la canción The Pound is Sinking inicia con la frase: “La libra se hunde, el peso cae, la lira se tambalea y se siente bastante espantosa. El dólar se mueve, el rublo sube, el yen se mantiene, lo que no parece sorprendente, el fondo del mercado se ha desplomado y sólo los corpulentos son sobrevivientes”. Quizá pueda parecer una temática de protesta sobre el mercado bursátil, pero al final no lo es. Solamente es Paul inspirado por algo que leyó en la sección de finanzas en un periódico.

Wanderlust es otra balada con una bella melodía con una letra sencilla que se ha vuelto de las favoritas de muchos, mientras que Get iT es un pieza en donde McCartney, acompañado de Carl Perkins, ejecutan todos los instrumentos. Be What You See es el track que nos conduce a los dos últimos cortes, Dress Me Up As a Robber y Ebony and Ivory con Stevie Wonder quienes tocan el tema racial haciendo referencia a la perfecta armonía que dan las teclas del piano, negras y blancas, situación que debería ser igual en la sociedad (todos sabemos que las personas son iguales donde quiera que vayas .Hay bien y mal  en todos. Y aprendemos a vivir, aprendemos a darnos lo que necesitamos para sobrevivir juntos vivos).

Tug Of War marcó un éxito para Paul McCartney con una obra que se alejó de su anterior disco, McCartney II, un álbum que sirvió para continuar por ese camino musical en Pipes Of Peace (1983), Give My Regards To Broad Street (1984) y Press To Play (1986). Pese a ser un álbum exitoso, en sus conciertos McCartney, a lo largo de los años que lleva en gira, solamente ha ocupado dos temas para ser interpretados en vivo, el primero Ebony and Ivory que fue parte del repertorio en el World Tour de 1989-1990 y lo ha llegado a tocar de manera ocasional, además de Here Today, el tributo a John Lennon, que es pieza fundamental de su setlist que inició desde principio de siglo y sigue en la actualidad.

Comparte

Arturo Espinosa

Originario de la Ciudad de México, estudió la carrera de periodismo en el Centro Universitario de Periodismo en Arte, Radio y Televisión(PART). Se describe a si mismo como beatlero de alma y rockero de corazón.

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: