ECBC Radio | PROGRAMACIÓN
Películas Reseñas Rock

The Wrecking Crew, el documental de los grandes músicos anónimos

Por lo regular cuando compramos un disco o escuchamos una canción no solemos pensar en qué hay detrás de esa grabación o quiénes participaron en ella. Aunque si se trata de una reproducción streaming mucho menos sabemos acerca de los detalles de producción. Pero también hay obras, en su formato físico, que no incluyen ningún crédito y honestamente tampoco le interesa al oyente saber si participaron músicos de sesión en ese álbum por lo que estos pasan a ser una especie de “héroes desconocidos” hasta que alguien les da su justo valor y eso es lo que hace el director Denny Tedesco con la película documental The Wrecking Crew (2008), en donde aborda la historia de ese grupo de músicos de sesión que fueron famosos, dentro del circuito discográfico en la ciudad de Los Angeles, durante finales de la década de los cincuentas y todos los sesenta.

La idea del proyecto, lo explica Tedesco en el film, surge a raíz de homenajear a su padre, el guitarrista Tommy Tedesco quien falleciera en 1997, y a su “familia extendida” conocida como The Wrecking Crew. Después de algunos años (ya con algo de material filmado o grabado desde 1996) fue gracias a los aportes financieros que hicieron varias personas a través del sitio web de Kickstarter y a artistas como Herb Alpert que la película pudo ver la luz. El documental, en su inicio de rodaje, reúne a cuatro músicos representativos de este colectivo, la bajista Carol Kaye, el saxofonista Plas Johnson, el baterista Hal Blaine y el mismo Tommy Tedesco quienes platican de los orígenes de este grupo, el cual ni ellos sabían que los habían bautizados como “la cuadrilla de demolición” hasta tiempo después. De acuerdo al documental el nombre surgió luego de que los músicos viejos vieron que estos jóvenes comenzaron a tocar ese nuevo género llamado rock and roll que les dio trabajo, fama y dinero con lo cual de alguna manera los fueron desplazando, además de que su forma de vestir era más informal.

Los entrevistados tampoco se ponen de acuerdo de cuántos integrantes estuvieron en la agrupación, algunos dicen que 20 otros 30, pero lo que sí es interesante es que participaron en la mayoría de los éxitos norteamericanos que surgieron dentro del rock en los sesenta, así como fueron parte fundamental de obras trascendentales como Pet Sounds (1966) de The Beach Boys, en donde nos narran que ningún integrante del grupo de los chicos de la playa tocó en ese álbum y ni siquiera en los anteriores discos, sólo colocaban las voces en las pistas ya grabadas. Además aseguran que era un placer trabajar bajo las órdenes de Brian Wilson.

El documental se nutre con entrevistas de más ex integrantes del Wrecking Crew como el pianista Leon Russell, los guitarristas Glen Campbell (quien triunfó como artista solista y en algún momento le dio la espalda a sus compañeros y comenzó a usar a otros músicos para sus grabaciones), Al Casey, el baterista Earl Palmer y el bajista Joe Osborn entre otros. Por su parte los testimonios de Brian Wilson, Nancy Sinatra, Herb Alpert, Frank Zappa y Roger McGuinn, nos dan una idea general de la importancia de este grupo en cada una de sus producciones. El ejemplo lo da McGuinn cuando explica que utilizó a The Wrecking Crew para la grabación de Mr. Tambourine Man (original de Bob Dylan) y no uso a ningún miembro de The Byrds (pese al enojo de David Crosby, Michael Clark y Chris Hellman). La canción llegó al lugar número uno en las listas de popularidad. Roger McGuinn asegura, en el documental, que la experiencia de estos músicos de sesión los volvía eficaces y “la grabación podía durar alrededor de unas tres horas”.

La película de Denny Tedesco no lleva a momentos agridulces por los que pasaron los músicos, en donde varios de ellos externan su molestia por no tener algún crédito en canciones que se volvieron todo un éxito dentro del rock ya que en varias ocasiones fueron ellos los creadores del riff de guitarra o la linea de bajo y bateria. The Wrecking Crew están detrás de una lista interminable de hits con diversos artistas como The Mamas and The Papas, Frank Sinatra, Nancy Sinatra, The Fifth Dimension, Sonny and Cher, Ricky Nelson, Elvis Presley, Simon and Garfunkel, Barry McGuire, Sam Cooke, The Association (en donde The Wrecking Crew sustituyeron en su totalidad a los integrantes del grupo creando así el primer precedente del fenómeno Milli Vanilli), Petula Clark, The Monkees y Harry Nilson entre muchos otros.

Por momentos el documental se inclina más hacia la vida de Tommy Tedesco pero aún así el director no olvida que nos está contando parte de la historia de estos artistas desconocidos. La obra llega a emparentarse con filmes como 20 Feet From The Stardom (Morgan Neville, 2013) que trata acerca de las y los coristas que han acompañados a los cantantes solista o grupos tanto en sus sesiones o en conciertos y la manera en que varios de ellos buscaron trascender en el medio musical sin éxito alguno o la cinta Hired Gun (Fran Strine, 2016) que reúne los testimonios e historias de los músicos que son contratados para tocar con las estrellas del rock o pop en las giras, los cuales muchas veces ni siquiera ubicamos y pueden estar sobre un escenario con Alice Cooper o con Miley Cyrus.

Pero en el film de The Wrecking Crew cada uno de los entrevistados afirman que les tocó vivir una gran etapa en la música, por momentos añoran la fama que lograron al ser convocados por artistas y productores por lo que siempre tuvieron un trabajo bien remunerado. Podían estar en distintos estudios en un mismo día participando en la creación de un éxito radial seguro. De igual manera reconocen que todo tiene un final y terminaron por aceptarlo. Siguieron como músicos de sesión, ya sin ser parte de la cuadrilla de demolición, algunos, como Tommy Tedesco, se dedicaron a dar seminarios de guitarra en escuelas y a participar en programas de televisión, Leon Russell logró una carrera como cantante o el caso de Hal Blaine quien narra que ganó mucho dinero con el que compró una casa en Hollywood, un yate, un Rolls Royce y en algún momento su esposa le pidió el divorcio por lo que se quedó sin nada al vender todo para pagarle su ex mujer. De manera melancólica cuenta que acabó en Arizona trabajando como guardia de seguridad.

Sin duda The Wrecking Crew es un documental que nos permite reconocer la importancia de estos músicos de sesión que se involucraron en el género del rock en los cincuentas y sesentas, además fueron parte fundamental de grandes piezas musicales que ahora son clásicos del género, ellos sin duda alguna son parte de la banda sonora de toda una generación que hasta la fecha sigue dando de qué hablar en la música, mientras ellos continúan en el anonimato.

Comparte

Arturo Espinosa

Originario de la Ciudad de México, estudió la carrera de periodismo en el Centro Universitario de Periodismo en Arte, Radio y Televisión(PART). Se describe a si mismo como beatlero de alma y rockero de corazón.

1 comentario

Click aquí para comentar

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Yo vi este documental hará creo 2 años ya que estaba en Netflix y me sorprendieron los muchos músicos que ahí estaban, de lis Monkees era conocido, pero de los demás ni imaginarlo.
    Mis inicios musicales fueron el Rock and Roll en español y mi grupo favorito, Los Locos del Ritmo. Recuerdo cuando un amigo me dijo que se había muerto Toño de la Villa, pero en las noticias no dieron más detalles.

Derechos Reservados

Recibe lo más reciente en tu correo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElCirculoBeatle.com y recibir notificaciones de nuevas entradas.

LO PUBLICADO

Los autores de ECB

Aldo Flores

Arturo Espinosa

Bernardo Suárez

LUIS CARLOS PICHARDO

Marco Antonio Brito

Miguel Brito

Tere Chacón
A %d blogueros les gusta esto: