Rock-Pop

The Monkees ¿Grupo ficticio o talentos de verdad?

Para quienes vivimos los sesenta, a mediados de esta década, nos entusiasmaban las series televisivas empezando por el éxito del momento: Batman, además de una pléyade de caricaturas que nos llenaban las tardes. Entonces hubo una que nos llamó la atención que pasaba los sábados a las 8 pm por el canal 2 del entonces Telesistema Mexicano: El Show de Los Monkees.

Lo diferente de ésta serie era que se trataba de las aventuras cómicas de un grupo que estaba causando sensación y sobretodo porque le estaba haciendo una verdadera competencia a nuestros ídolos The Beatles. Doblada al español por aquellos monstruos del doblaje como eran José María Iglesias, en la voz de Davy Jones, Salvador Najar, en la voz de Michael Nesmith, Ángel Aragón como Micky Dolenz y Víctor Mares como Peter Tork, teniendo como narrador al siempre genial de Jorge Arvizu, todo ello grabado en los desaparecidos estudios de CINSA.

The Monkees salió a la fama a finales de 1965 como respuesta a la saga de películas que hacían los del cuarteto Liverpool como A Hard Day’s Night y Help (ambas dirigidas por Richard Lester) que demostraban los jugueteos del grupo en diversas aventuras con cierta sátira, muy en boga en el mood de los sesenta.  Sin embargo, a diferencia de muchos otros grupos de la época, la agrupación de The Monkees fue construida bajo un casting que hizo la compañía NBC en Los Ángeles, California, con jóvenes que fueran músicos y actores al mismo tiempo, a manera de crear un concepto completo. Y claro, la referencia de llamarse monkees (juego de palabras para definir a “los changos” pero no literalmente como sería la traducción en español, porque en inglés el plural sería “monkeys”) era para darle ese sentido de competencia a The Beatles (los escarabajos en otro juego de palabras que en su literalidad serían “beetles”) como también entrando a la nomenclatura de grupos con nombre de animales; The Byrds, The Yardbirds, The Animals, etc.

Sin embargo, el casting no contaba con el completo perfil que se requería, sólo Michael Nesmith y Peter Tork eran músicos, lo que obligó a Dolenz y a Jones a aprender a tocar algún instrumento como lo fue la batería, percusiones y la guitarra de forma muy básica. Lo que sí tenían éstos dos últimos era que habían sido niños actores en algunas producciones para cine y televisión. Micky Dolenz había participado como el personaje de Braddock en la película Circus Boy (1958) y en algunos episodios del programa serial Peyton Place (conocida en México como La caldera del diablo). En tanto Davy Jones, de origen británico nacido en Manchester Inglaterra, tenía tablas en teatro musical, siendo una de las más notables Oliver (basada en la obra de Charles Dickens, Oliver Twist) con gran éxito en Broadway. Curiosamente hicieron un número especial justo el 9 de febrero de 1964 en el show de Ed Sullivan cuando presentó por primera vez a The Beatles. ¿Quién lo diría?

Así entonces fue que Don Kirshner, productor de varias series y de grupos musicales, encontró al cuarteto americano que fue un buen contrincante de los británicos Beatles, firmando un contrato con la NBC y Colgems Records para que el 10 de octubre de 1966 saliera su primer larga duración con el título Meet the Monkees con los éxitos de The Monkees Theme (el tema emblema que siempre los acompañó e inicio de su programa de televisión) y Last Train to Clarcksville, dos temas en ocupar el primer lugar del top ten incluso en Inglaterra. Aquí en México fueron representados por la RCA Víctor.

Era obvio que los títulos tenían que tener un respaldo de compositores como Neil Sedaka, Carol King, Gerry Goffin, Neil Diamond y la pareja de Tommy Boice y Bobby Hart quienes hicieron en su gran mayoría el repertorio de The Monkees hasta su disolución. Mike Nesmith, ya con un respaldo de músico country, aportó varios temas muy buenos en la discografía monkee, lo mismo de pronto Dolenz y Jones pusieron un par de temas, siempre ayudados, por supuesto por la banca oficial de compositores que mencionamos al principio.

Ese mismo año graban a finales su segundo álbum More of the Monkees (1967) que también alcanzó los primeros lugares en el listado de popularidad, sobre todo con el tema, quizá más representativo del grupo, I’m a Believer (que años después la película animada Shrek de Dreamworks hiciera un cover al final). Para ese entonces el programa de televisión, añadido a una parafernalia bien constituida por las empresas Atco y Mattel, obtuvo un éxito comercial a la par del conjunto inglés de Liverpool, así como la publicación de comics, juguetes, revistas especializadas, ropa y hasta un auto, el monkee móvil, un Pontiac GTO acondicionado para el grupo.

Ese año de 1967 marcaría, no sólo con The Monkees, la música moderna en general, con dos acontecimientos muy importantes como lo fueron el primer festival masivo, el Monterey Pop Festival y la aparición mundial del LP qué marcó un hito y un parteaguas en la música como fue el álbum Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band (El famoso Sargento Pimienta) de The Beatles. Así fue considerado ese año como el “Verano del Amor” e inicio consolidado del movimiento hippie teniendo como sede la ciudad portuaria de San Francisco, California. Y fue precisamente en ese año cuando The Monkees sacaron su tercer álbum, Headquarters un disco mucho más complementado con orquestaciones y con canciones compuestas por Nesmith como You Told Me, You Just May Be the One y Sunny Girlfriend con un estilo muy country pop además de otras composiciones que resaltan como I’ll Spend my Life With You (Boice/Hart) y la muy melodiosa y triste Shades of Gray (Mann / Well). Este disco llegó incluso al segundo lugar en Billboard, detrás, por supuesto, del Sgt. Peppers.

 ¿The Monkees amigos de The Beatles?

El mundo del pop se sorprendió con la visita de Nesmith y de Dolenz a Londres para encontrarse con Paul McCartney y John Lennon en el Arcadia’s Club, un sitio muy frecuentado por rockers y todo tipo de excéntricos londinenses en las cercanías de Picadilly Circus y la afamada Carnaby Street, donde se reunían la mayoría de hippies y beatniks luciendo las modas psicodélicas del momento. Las fotos entre ellos salieron en todos los periódicos y revistas, aunque de acuerdo a las memorias de Paul, en realidad sólo fue una reunión curiosa entre las competencias musicales, sin darle la mayor importancia pero que incluso dejaron una buena amistad. Un año después, Davy Jones visitaría a The Beatles durante la grabación del White Album. Años después Jones y Tork fungieron como guías en Liverpool durante el tour beatle conociendo los lugares más íconicos del puerto, en los cuales el cuarteto haría historia comenzando por The Cavern Club y otros sitios donde vivieron su niñez y juventud. También es de resaltar el concierto que dieron en 2002 justamente en ese puerto como parte de su última gira del recuerdo sólo con Dolenz, Tork y Jones por Inglaterra, Canadá y Estados Unidos.

Nuevas grabaciones

Volviendo a finales de los sesenta, The Monkees tuvieron varios éxitos que llegaron a los primeros diez lugares del top ten como Pleasant Valley Sunday, She, Here Comes Tomorrow, When Love Comes Knocking (At Your Door) y que tienen mucha aceptación a pesar de que ya grupos como The Doors, Jefferson Airplane, Canned Heat, Iron Butterfly y el mismísimo Jimi Hendrix tenían todo el peso de la vanguardia rockera al igual que The Rolling Stones hacían lo suyo con una de sus obras maestras con Their Satanic Majesties.

Su siguiente cuarto álbum se tituló Pisces, Acquarius, Capricorn & Jones (1967) muy aceptable con temas que tienen la misma evolución musical como It’s Hard to Believe (compuesta en parte por Davy Jones) Salesman de Nesmith (¿sería un contra de Taxman de Harrison?) y What am I Doing Hanging Round? también de Nesmith. Aquí en este álbum se utilizaría por primera vez en una grabación el sintetizador moog para la canción Daily Nightly.

Ya para 1968 le seguiría otro LP titulado The Birds, The Bees & The Monkees con temas como Valerie , P.O. Box 9847Aunties Municipal Court que muestran ese avance menos comercial pero más creativo con la utilización de nuevos instrumentos y efectos auditivos.

La película HEAD

Para ese año, 1968, proyectan su primer filme de largometraje en co producción con el afamado actor Jack Nicholson. Un filme un tanto bizarro pero que completaba su discografía a la vez que destruía (en parte) la imagen de que eran solamente un grupo de “imagen”, al haber recibido severas críticas en la prensa especializada porque detrás de ellos había un grupo de músicos de soporte de estudio que hacía la música. En este filme se ve a ellos tocando en concierto en una secuela de escenas inconexas dando un estilo muy diferente al ya acostumbrado programa de televisión de comedia. Por éste motivo, más aparte una severa crítica recibida, el filme no tuvo éxito alguno, salvo la curiosidad despertada por lo que harían The Monkees en algo diferente como su primera película.

 Se termina su serie televisiva y su visita a MÉXICO

Su séptimo álbum, Instant Replay (1969), publicado el 15 de febrero de 1969, mostró algo diferente: ya no estaba Peter Tork, quien se había refugiado en cuestiones de meditación transcendental (MIT por sus siglas en inglés) y decidió ya no participar en el grupo. De esa obra resaltaron temas como Tear Drop City compuesta por Micky Dolenz y Someday Man que serían los únicos en salir como sencillos en marzo de ese año.

Ante la salida de Peter Tork, Don Kirshner decidió cancelar el programa. Se habían hecho dos temporadas a partir de 1966 con 32 y 28 capítulos respectivamente en donde los actores cobraron 450 dólares por cada programa y terminando con un salario de 750 al final de la serie. Curiosamente el primer capítulo se tituló Los Monkees en México, donde la trama consistía en que el famoso Monkeemobil se descomponía en la frontera en Tijuana y llegaban a un taller mecánico muy rústico (Hollywood rústico) y se topaban con “El Diablo” (Peter Whitney) y balaceaba a Davy por andar coqueteando a su novia “Angelita” (Cynthia Hull).

Por ese tiempo en 1969, México organizó el IX Gran Premio de Fórmula 1 recibiendo la visita de Micky Dolenz, quien anunció la próxima aparición del grupo en la Ciudad de México.  Y así fue, en abril de ese año que se presentarían con cinco shows en el afamado Forum propiedad de Javier Castro (uno de los grandiosos Hermanos Castro) ubicado en Insurgentes sur esquina Ameyalco en la colonia Del Valle, muy cerca de la avenida San Antonio, hoy Eje 5 sur. Si, el mismo lugar donde en junio estarían tocando The Doors, pero esa es otra historia.

Los shows estarían presentando al trío, ya no cuarteto, de The Monkees integrado por Mike Nesmith, Micky Dolenz y Davy Jones. La decepción se haría más latente cuando se viera que tenían una banda de soporte atrás, situación muy diferente a las escenas de ellos tocando en su programa de televisión, pareciendo sólo como un grupo vocal cantando sus mejores éxitos. Pero el supuesto “éxito” sólo se complementaría con shows-desayunos infantiles debido a que su público más cautivo éramos los niños.

Las últimas grabaciones

Para octubre de ese año publicaron su octavo disco, The Monkees Present (1969), con únicamente dos sencillos que demostrarían una total decadencia del grupo, Listen To the Band y Good Clean Fun compuestos por Nesmith con un estilo completamente country. El álbum se escuchaba con un total respaldo de músicos de estudios lo que hacía cada vez más patente su necesidad de esa plataforma para poder vender sus números en el mercado del top ten, que ya no alcanzaban siquiera el lugar número 30 a diferencia de un par de años que llegaron a superar en ventas a The Beatles.

Y lo que sería su último álbum, que sólo lo llevaron a cabo para completar el contrato que tenían con Colgems, Changes, lanzado en junio de 1970 pasó con más pena que gloria y ya sólo como dueto. Micky Dolenz y Davy Jones  habían lanzado discos por separado lo mismo que Michael Nesmith, con su First National Band, quien había decidido salirse de la firma de The Monkees ya anticipando su final. Nesmith, aparte de seguir con su banda se haría de una buena fortuna junto con su esposa Aphril y su madre por el invento creado por ellos, el famoso “Paper Mate” que a muchos nos haría la vida más fácil para cubrir aquellos errores en la máquina de escribir. De ese larga duración se darían a conocer dos sencillos, So You’re Good For Me (Davy Jones) con Acapulco Sun (Micky Dolenz) y Tell Me Love (Dolenz) y I Never Thought It Particular (Jones).

Su final y resurrección

No sería hasta 1987 que la banda se volvería a reunir para grabar otro disco, Pol It! nuevamente con Tork, pero sin Nesmith. Incluso esta nueva era del grupo demostraba a un Peter Tork más creativo, derivado de su paso por otros grupos y además tocando varios instrumentos y con dos composiciones Gettin In y Since You Went Away en colaboración con Michael Levine. Este disco ya fue prensado por Rhino Records, su nueva casa productora, que compró el catalogo Monkee para sacar al menos tres recopilaciones del grupo a fines de los ochenta y principios de los noventa.

Para entonces la resurrección fue un acto muy significativo, ya que empezaron a presentarse de una forma de rescate melancólico en varios programas íconos de la televisión estadounidense como el de Rosie O’Donnel Show, Saturday Night Live y por supuesto el de Oprha Witney.

De nueva cuenta se les unió Michael Nesmith para grabar dos álbumes: Justus (1996) y Good Times (2016) éste último dedicado a la memoria de Davy Jones que falleció en 2012.

Dichas grabaciones tenían mucho más estilo y con la presencia de otros músicos como Harry Nilsson o la hija de Micky Dolenz, Coco, como corista. La revista Rolling Stone les dedicó un artículo que tituló “El Regreso como nunca de The Monkees” para una gira que realizaron por Japón, Estados Unidos y Europa teniendo un inesperado éxito inusitado demostrando, a pesar de tener músicos de apoyo, que, SI sabían tocar, sobretodo Peter Tork.  A éstas giras no se volvió a presentar Nesmith quien tiempo después diría que The Monkees nunca fue un grupo a su altura ni lo qué él buscaba, aunque en sus conciertos individuales le fue solicitado tocar algunos éxitos que obtuvo con el grupo.

Lo mismo sucedería con los otros tres integrante al darse cuenta. después de 45 años, que a pesar de haber tenido una buena aceptación, tanto con su público de antaño que siempre los siguió, así como las nuevas generaciones, no coincidían como personas. Por ejemplo, Jones decía que Dolenz dejaba de tocar la batería para estar siempre al frente tocando la guitarra y Tork se había vuelto soberbio lo que dejaba visto que la nostalgia no siempre acaba en buenos términos en el mundo del espectáculo.

¿Qué decían los grandes del rock de ellos?

Jimi Hendrix, fue invitado a colaborar en 1968 para un espectáculo, pero los consideró demasiado “fresas” y demasiado como los “Bee Gees” y ahí con ellos me podrían confundir con Micky Mouse.

John Lennon, los consideró como Los Hermanos Marx del Rock y sólo Paul McCartney tuvo una deferencia muy simpática al cantar antes de entrar al escenario para un concierto una parte del “Monkees Theme” ante la prensa cuando le anunciaron el fallecimiento de Davy Jones.

Sólo quien tuvo una buena opinión fue Jerry Garcia (de The Grateful Dead) quien dijo que le gustaban mucho las composiciones que les hacían las mancuernas de Goffin-King y Boice-Hart y considerar que tenían excelentes músicos de estudio que les habían dado un gran valor a sus discos.

Peter Tork falleció en el 2017.

Luis Carlos Pichardo

He escrito para varias publicaciones de distinta índole como ha sido las ya desaparecidas revistas Sonido y Conecte dedicadas a la música rock. Actualmente me dedico a trabajar en la industria cinematográfica en producciones tanto de series para televisión, cine y comerciales como gerente de producción y locaciones.

1 comentario

Click aquí para comentar

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • De los Monkees en Inglaterra no fue visita sorpresa sino gira. En esa gira, los Beatles convivieron mucho con ellos y en una fiesta en su honor Dolenz conocería a su futura esposa y escribe Randy Scouse Git. Nesmith aparece tambien en el video promocional de A day in the life. Tork y Harrison se les vio tocando guitarra y citara. No fueron enemigos ni rivales, sino todo lo contrario…ah y el LP de 1987 era Pool It!… y regresando a 1969, Nesmith desilusionado por el trato de Colgems y Kircherr, compra su parte y se sale del grupo porque no le gustaba en lo que se convertía y el quería ahondar mas en el country rock… saludos

Derechos Reservados

Recibe lo más reciente en tu correo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElCirculoBeatle.com y recibir notificaciones de nuevas entradas.

LO PUBLICADO

Los autores de ECB

Aldo Flores

Arturo Espinosa

Geral Rosales

LUIS CARLOS PICHARDO

Marco Antonio Brito

Miguel Brito

Tere Chacón
Shares
A %d blogueros les gusta esto: