Personalidades

Nat King Cole: La voz inolvidable con ojos verdes.

Alabama, uno de los estados sureños donde su riqueza agrícola se basa en el algodón, el maíz, el trigo y el tabaco dio una generación de raza afrodescendiente que provino del esclavismo pero creadora de una cultura que ha trascendido en muchos ámbitos sobretodo en la música.

Nathaniel Adams Coles nació el 17 de marzo de 1919 en la ciudad de Montgomery, Alabama, en el seno de una familia bautista dedicada al comercio de la carne. Las circunstancias de la vida llevó a la familia Adams a emigrar a la industriosa ciudad de los vientos, Chicago, donde acogidos por el Baptist Center Church de esa ciudad, generaron una vida en común dentro de su comunidad que estaba envuelta en la violencia gangsteril de aquellos “locos años veinte” del siglo pasado.

Nat, así ya conocido entre la palomilla de amigos y familiares, aprendió a muy temprana edad a tocar el órgano que su madre ya dominaba y le enseñó las primeras notas. Su inclinación hacia la música era notable junto con una sensibilidad muy propia de un niño que se estremecía ante lo más bello de la vida, los animales, la bondad, la naturaleza y la amistad. Al crecer en su barrio de Bronzeville donde podía ver la disparidad entre aquellos que sufrían la pobreza y por otro la extrema riqueza, comprendía que el sentimiento humano tenía ciertos recodos donde desahogar todo aquello como lo fueron los famosos clubes de Jazz que empezó a visitar llegando a conocer a grandes ídolos de ese género como Louis Armstrong y Earl Hines.

A pesar de la oposición de su padre a convertirse en músico de carrera y quien ya lo educaba para que fuera ministro de culto de la iglesia, Nat emprendió su camino hacia los valores del pentagrama, inscribiéndose en uno de los grupos que tocaban en los clubes, como el Twinturk Club, el Jazzarama, el Bing Top, el Harmony, entro otros como pianista suplente donde vieron sus dotes no solo para interpretar bajo nota las piezas más emblemáticas sino también el poder de improvisación que se requiere dentro del Jazz.

A mediados de los años treinta llega la oportunidad de crear su propio grupo, ya bautizado artísticamente como Nat King Cole. El “King” se lo adjudicaron en uno de los clubes por su corta edad, pero con gran presencia y el “Cole” se lo puso él mismo quitándole la “s” para no difamar el apellido paterno. Así llegado 1936 graba su primer disco amateur donde también participó su hermano Eddie tocando el contrabajo. La banda ya formada, hizo su primera gira por varios clubes de Chicago, pero fue de pronto contratado solo como pianista en otras bandas que lo solicitaban y fue con Eubie Blake que lo llevó a una gira por varios estados y cuando llegó a Bourbank, California, logra instalarse en un lugar lejos del cruel invierno, la dura competencia de grupos, la violencia y cubrirse en un mejor clima.

Apoyado por un locutor de radio de la WUCLA, la estación oficial de la Universidad de Los Angeles, forma su propio grupo, el King Cole Trio compuesto por Oscar Moore a la guitarra, Wesley Prince al bajo y Nat al piano. Aunque de alguna manera seguía siendo contratado por evento como pianista, debido a su gran capacidad y feeling que imponía al tocar como fue con Lionel Hampton Orchestra, su trío continúa siendo un estilo que llega a tener cierto peso y fama entre los jazzistas compitiendo con las grandes orquestas del género. Un estilo copiado poco después con personajes como el gran James Brown y Ray Charles.

Su terquedad y lealtad a su trío lo llevaron a firmar con Capitol Records, que tenía su sede en Los Angeles para un contrato de dos años y ahí empezó a mostrar también su capacidad como cantante, aunque él mismo decía que no le gustaba su propia voz. ¡Increíble! ¿No les parece queridos lectores? Su primer éxito fue “Sweet Lorraine” en 1940 lo cual Capitol Records no dejó de apoyar al trío convirtiéndose en su “casa creadora” antes de convertirse en cantante solista como se dio a conocer su máxima fama.

Aquí dejo una gama de sus primeras grabaciones que haría con varios sellos como Decca Records que haría tanto en Chicago como en Los Angeles. Los invito a escucharlas como el King Cole Trio dónde también se nota la participación de Loretta Brighton, gran cantante de jazz.

EL GRAN SOLISTA

Ben Lexter, uno de los más importantes ejecutivos de Capitol Records, no dejó pasar la oportunidad de formar a Nat en un artista exclusivo como cantante y fue que la propuesta fue que hiciera algunos discos como tal a condición de pronto continuar grabando con su King Cole Trio, lo cual se hizo cumplir por algunos años durante la década de los cuarenta.  Eran los años de la guerra.

Fue precisamente con “Straighten Up and Fly Right” que se da a conocer su primer éxito como solista en su “casa que lo dio a conocer”.

Los invito a escucharlo en esta su versión que bien podríamos decir sería una pieza clave, parte de la cuna del rythm & blues a finales de la década mencionada y que fuera una versión incluso de varias agrupaciones y cantantes como un clásico del Jazz.

Su presencia que ya lo denominaban el Greeneyes Blackman logra incluso tener sus primeros programas de radio y hasta en la incipiente televisión a principios de los años 50, lo que hace crecer su número de fans de una manera estrepitosa pero también un rechazo de los grupos supremacistas blancos que lo llegaron a atacar sobretodo en su tierra natal, Alabama, donde el racismo hacía crecer sus raíces, alimentado por la guerra fría y un conservadurismo brutal que inició la cacería de brujas en varios ámbitos.

Se casó en segundas nupcias con Marie Ellington con quien tuvo cinco hijos entre ellos a Natalie, su hija que sobresalió en los años setenta como cantante siguiendo sus pasos de su padre.

Sus éxitos crecían en cada gira que llegaba y su voz privilegiada, profunda y a la vez tersa, crea un estilo inigualable entre los grandes crooners de la época, como lo era Frank Sinatra quien le otorgó una gran admiración.

Y fue en 1954 cuando llega Unforgettable quien le daría su más grande éxito entre tantos y por la cual las siguientes generaciones lo llegarían a conocer.

Aquí en su versión original Inolvidable.

Otro de sus números que le dieron sello fue After Midnight en 1957. Aquí se las presento en una versión que haría para la televisión japonesa en 1961 cantando un popurrí de sus mejores números.

Otro éxito de finales de los cincuenta fue Love is the thing una perla que llega con su seductora voz a endulzarnos el oído magistralmente.

NAT KING COLE EN ESPAÑOL

Su relación con varios miembros de la comunidad hispana hizo descubrir la facilidad de hablar en español y fue en una de sus giras por el Tropicana de La Habana Cuba donde graba en sus principales estudios de grabación las primeras versiones en español que sorprendentemente lo llevan a ser éxitos de manera internacional.

Y de nuestra gran Consuelito Velázquez la canción Cachito Mío bajo un término tropical del cha cha chá que causaba sensación en varios países.

Y por supuesto, algo que iba con sus propios ojos Aquellos ojos verdes que fue incluso primer lugar en los hits en Japón.

Y cómo olvidar ese tema tan inolvidable Quizás, Quizás, Quizás.

Nat King Cole dejó este mundo ya muy afectado por el cáncer pulmonar debido a su afición al tabaco, el 15 de febrero de 1965. Como anécdota podría contar que una gran amiga de nuestra familia, la actriz del cine de oro de México, Susana Guizar me contó como se pudo despedir de Nat en su lecho de muerte sosteniéndole la mano y tratando de cantar una última canción entre lágrimas pero con ganas de seguir siendo parte de la inmortalidad de la música.

Para finalizar aquel Unforgettable cantada de forma virtual con su hija Natalie Cole.

Hasta aquí mi colaboración semanal para El Círculo Beatle no sin antes promocionar nuestros programas que de martes a viernes se transmiten por nuestra página www.elcirculobeatle.com

NotiBeat, todos los martes a las 8 pm con Tere Chacón y Roberto Carlos Balmori dando las noticias y temas de actualidad con un toque musical.

El Escape de la Banda, con Arturo Espinosa y Sergio García con amplísimos temas sobre todo aquello que rodea al espectáculo, la música, el arte en todos sus aspectos. Todos los miércoles a las 8 de la noche.

Rock 8:30, toda la historia del Rock’n Roll mexicano desde sus inicios y sus máximos exponentes con Arturo Miranda, Carlos Moreno y el anfitrión Marco Antonio Brito. Los jueves a las 8:30 pm.

Y todos los viernes regresa El Círculo Beatle con todo lo referente de John, Paul, George y Ringo. Su música, sus discos, sus conciertos, sus películas, sus anécdotas, ¡Todo lo relacionado al cuarteto Liverpool! Con los expertos en la materia, Tere Chacón, la Jefa Beatlera, Arturo Espinosa y Marco Antonio Brito.

Y no lo olviden:

BEATLES 4EVER!!!!

Comparte

Luis Carlos Pichardo

He escrito para varias publicaciones de distinta índole como ha sido las ya desaparecidas revistas Sonido y Conecte dedicadas a la música rock. Actualmente me dedico a trabajar en la industria cinematográfica en producciones tanto de series para televisión, cine y comerciales como gerente de producción y locaciones.

Comentar

Click aquí para comentar

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Derechos Reservados

Recibe lo más reciente en tu correo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElCirculoBeatle.com y recibir notificaciones de nuevas entradas.

LO PUBLICADO

Los autores de ECB

Aldo Flores

Arturo Espinosa

LUIS CARLOS PICHARDO

Marco Antonio Brito

Miguel Brito

Tere Chacón
A %d blogueros les gusta esto: