Micheal Lindsay- Hogg: El cineasta por nota musical

Amigos lectores, con el gusto de estar nuevamente con ustedes aquí en El Círculo Beatle, quiero reseñar un tanto del que considero uno de los cineastas que aportaron mucho al rock desde aquella época dorada de los sesenta y que abarcó gran parte de los setenta y ochenta, así como su obra como director de ficción y documental. Estoy escribiendo sobre Michael Lindsay-Hogg que sin duda alguna aportó su talento sobretodo en la carrera artística de The Beatles.

Hoy será de recordarle mucho a propósito del estreno mundial de Get Back de Peter Jackson (“El Señor de los Anillos”; “King Kong”; “El Hobbit”) un referente muy especial por la trayectoria cinematográfica que tiene habiendo logrado muchos premios en especial por la ya mencionada saga de “El Señor de los Anillos” basada en las novelas de J.R. Tolkien, por haber restaurado, digitalizado y editado las 57 horas de material de aquellas sesiones que compusieron el quinto largometraje de los Fab Four titulado Let it be, y que será estrenado en la plataforma de streaming de Disney Plus éste próximo noviembre. ¡Qué nervios!

Si, que nervios, pero quisiera hacer en ésta columna de ECB justicia al director original del aquel horas fueron con las cámaras y equipo que Lindsay-Hogg hizo desde aquel llamado del 2 de enero de 1969 en los estudios londinenses de Twickenham (un paralelo a los estudios Churubusco en México) y terminando el 29 de ese mismo mes en la azotea de las oficinas de Apple en Saville Road de la capital británica.

No le quito mérito alguno al maestro Jackson por ese titánico y envidiable trabajo que hizo con el material fílmico inédito y qué será un agasajo para todos nosotros los beatlefans de corazón, sin embargo hay que echar un vistazo a la trayectoria de Lindsay-Hogg que no solo dio al cuarteto Liverpool parte de su talento sino a otros íconos como los mismísimos Rolling Stones.

SUS INICIOS

Nacido en la ciudad de los rascacielos (Nueva York, 5 de mayo) es hijo biológico de un gran genio del cine, el gran maestro Orson Welles (“El Ciudadano Kane”; “La dama de Shanghai”; y el famoso radioteatro que causó gran conmoción “La guerra de los mundos” de H.G. Wells) y de la excelente actriz Geraldine Fitzgerald de aquella época dorada de Hollywood. Sin embargo Welles no quiso reconocer su paternidad durante varios años hasta una prueba de ADN que lo adjudicó como hijo legítimo. Fue adoptado por un miembro de la aristocracia británica, Sir Edward Lindsay-Hogg proveniente de una familia de origen escocés, quien le dio una educación cultural importante durante su desarrollo.

Michael se vio atraído por el ámbito televisivo al mismo tiempo que el rock’n roll tenía un esplendor brutal en el mundo artístico. Comenzó como lo que conocemos, un simple “arrastracables” en los estudios de Thames Studios para posterior obtener un empleo como técnico de consola en la BBC de Londres. Se desempeñó como floor manager durante un tiempo, luego como asistente de dirección hasta que le adjudicaron la dirección creativa de aquel famoso programa musical Ready Steady, go¡ en 1964, donde se presentaban las bandas más representativas de la llamada Ola Inglesa, viendo desfilar a grupos como los Dave Clark Five, The Who, Gerry and the Pacemakers, The Troggs, Gene Vincent, The Yardbirds, entre otros incluyendo las presentaciones de The Rolling Stones y por supuesto de The Beatles.

También pudo dirigir algunos episodios de programas de la época como Blackmail, The informer, A man of our times, Half of our Story, y The Company of Five. Poco después a finales de la década realizó varios programas de mucho éxito de la televisión británica como lo fueron The Ronnie Barker Playhouse, y aquella serie de misterio y terror que se conoció aquí en México Terror en su casa que pasaba en Red Nacional 13 Journey to the Unknown.

Su trabajo en Ready, Steady, Go¡ le atrajo ser el director de los que se nombraban como filmets lo que hoy conocemos como video clips, pero en aquel entonces, mucho antes del cine digital en 4K, se filmaban en 16mm y 35 mm en formato especial para televisión. Y ni más ni menos que se encargó de las dos versiones de Rain y Papperback Writer para The Beatles en 1966.

La primera versión fue realizada en los jardines del Castillo de Chiswick House, propiedad del Duque de Devonshire en el siglo XVI para ambas canciones y ser transmitidas para el programa Top of the Pops el 9 de junio de 1966. La segunda versión se haría en el estudio No. 1 de los estudios de Abbey Road con fondo negro, John en ambos clips con la guitarra Epiphone, Paul en el bajo Hoffner (sin mica) y George con su nueva Gibson. Esta última versión fue transmitida en el “Show de Ed Sullivan” ese año. Papperback Writer fue numero repertorio en vivo para su última gira por Europa, Asia y Estdos Unidos. Paul la rescataría años después en el “Paul McCartney’s World Tour 93”.

Aquí en su primera versión al aire libre.

En seguida, una pequeña introducción a la segunda versión que presenta Ringo y que en esa pose sirviera como contraportada del histórico álbum REVOLVER.

Y aquí la versión dos de Rain en el estudio 1 de Abbey Road.

Aquí cabe aclarar que éste último fue grabado (si, no filmado) en video tape de ¾ especial para televisión, cinta que se usaba en aquel entonces.

Una vez hecho sus primeros filmets con los Fab Four, los Stones no quisieron perder oportunidad de trabajar con él y fue con She´s a rainbow, tema icónico de la época de la psicodelia en pleno Love Summer de 1967 que junto con 2000 light years  from home del álbum His Satanic Majesties lograron una realización distinguida de ese estilo que reunió a una generación creativa que le dio al rock un cambio evolutivo importante.

https://www.youtube.com/watch?v=46KlKyM2BIY

Un año después lo haría con el tema Jumping Jack Flash trascendente en la discografía de las Piedras Rodantes.

Ese mismo año, convulso y revolucionario de 1968 The Beatles iniciaban una época al iniciar su propia empresa discográfica Apple ya después de navegar solos sin el timón que fue Brian Epstein su manager. Un viaje a la India para introducirse el sistema de meditación trascendental logró un buen número de composiciones y fue justamente Hey Jude y Revolution los dos tracks para inaugurar su primer sencillo con el nuevo sello de la Granny Smith verde.

Grabada en dos partes, la primera el 28 y 29 de julio en el estudio 2 de EMI Abbey Road y la segunda en los  Trident Studios  el 31 de julio de 1968 para ser lanzada el 26 de agosto.

Sería el 4 de septiembre en los Estudios Twickenhamm donde Linsday-Hogg monto un escenario simple con la ayuda de Tony Bramwell, amigo cercano de los Fab Four, para colocar en primer plano al grupo, con el piano vertical sin tapa de McCartney a un lado, la batería de Ringo en un podio hecho de cubos, John y George en sus guitarras sentados debajo de la batería sobre los cubos y atrás la orquesta en un set especial al fondo con hileras para cada sección instrumental. Se haría con público controlado en vivo (¡vaya suertudos!) y grabado en cinta de ¾ de video tape a colores, presentado por el comentarista Dave Frost para su programa y ser transmitido el 8 de septiembre por la BBC 1 y posteriormente el 6 de octubre en los Estados Unidos para el The Smothers Brothers Comedy Hour.

El lado B también presentado en el mismo programa, sería para la versión de Revolution con el cuarteto en el estudio con fondo negro (parecido a lo que hicieron con Rain y Papperback Writer).

A finales de ese año participa en la realización del proyecto de Mick Jagger y Keith Richards titulado Rock’n Roll Circus, un especie de jam session  montado en un estudio, a manera de la pista de un circo en los estudios de Intertel en Wembley, con público, igualmente controlado pero con un número de músicos invitados por los Rolling Stones, como lo fueron Keith Moon, Roger Daltrey, Marianne Faithfull, Jethro Tull, Eric Clapton y la presencia de John Lennon con Yoko autodeominados como el grupo The Dirty Mac, producido por Allen Klein y su productora ABCKO realizado el 11 de diciembre de 1968. El impacto no fue el deseado y dejaron y tanto la grabación en audio como el video no fueron lanzados sino 28 años después, en 1996.

El trabajo de Lindsay-Hogg se empezó a plasmar dentro de su filmografía de largometrajes con la producción de Let it be. Ya había escrito sobre la creación de ese proyecto https://elcirculobeatle.com/let-it-be-la-pelicula-a-50-anos-de-su-estreno en lo que había sido la presencia en el cine de The Beatles. Lindsay-Hogg fue nuevamente contratado por el Cuarteto Liverpool para realizar un documental de lo que sería unos días en la vida de The Beatles. Era para cumplir el contrato con la distribuidora, la United Artist quien era la que llevaba la promoción de todas sus películas hasta la fecha, con la excepción de Magical Mystery Tour desde A Hard Day’s Night. Era un documental, sin guion expreso, a lo que sería rodar las sesiones de grabación para el álbum en turno, primero concebido como Get Back y finalmente se decidió por Let it be.

Ahí, como ya se reseñó en la columna en mención, se vería a partir de los fríos estudios de Twickenhamm en un invernal enero y luego trasladándose a sus propios estudios de Saville Road en el centro de Londres, la rutina de ensayos, pláticas, divagaciones, bromas y hasta pleitos entre el más famoso grupo de rock de la historia. Filmada justo a partir del 2 de enero hasta el concierto en la azotea el 29 del mismo mes, no vería la luz sino hasta 1970 junto con el lanzamiento del disco como último de la discografía. Recomiendo la reciente columna de nuestro jefe Arturo Espinosa (https://elcirculobeatle.com/let-it-be-the-beatles-y-el-album-de-aniversario) para comprender un poco más sobre el proceso de grabación del álbum ya producido por Phil Spector tiempo después.

Este fue el tráiler oficial original  de la película estrenada el 20 de mayo de 1970 en el London Pavillium ya sin la presencia de los cuatro Beatles, salvo la de Maureen Cox y Pattie Boyd las respectivas esposas de Ringo y George.

La serie de filmes y video clips que hizo Michael Lindsay-Hogg se complementó prácticamente con los éxitos de The Rolling Stones que tuvieron sobretodo en los 70 y 80 (¡qué mejor época!) donde se pudo observar los cambios experimentados por su música cada vez hacia un estilo más rock y blues y el cambio de integrantes como lo fueron el legendario y fallecido Brian Jones sustituido por Mick Taylor y Bill Wyman por Ronnie Wood.

A continuación uno de sus éxitos con Angie de 1973.

Otro de los trabajos realizados por Lindsay-Hogg fue con Paul McCartney y sus Wings en 1977 con Mull of Kintyre un casi himno que levantó no solo un éxito en el hit parade, sino un cántico que hasta la fecha, cualquier escocés entona para sentirse orgulloso de su verdosa tierra.

Y un año después otro músico inglés, Sir Elton John, estaría en la lista de sus artistas frente a la cámara y así con Ego surge este video clip.

Y nuevamente con Wings se instala para filmar tanto el promo como el clip para el álbum London Town en 1978.

Y no podía faltar el Start me up de los Rolling Stones, sus ya clientes para varios videos, uno de sus más grandes éxitos de principios de los 80.

A mediados de los ochenta, la incipiente Whitney Houston llegó a las órdenes de Lindsay-Hogg para uno de sus primeros videos con el éxito de You give me good love de 1985.

FILMOGRAFÍA DE LARGOMETRAJES.

Aparte de Let it be realizó otros filmes musicales, como The Concert in Central Park con Simon & Garfunkel,   Neil Young in Berlín (1983) y con el mismo Paul Simon Graceland, The African Concdert en 1987 y A celebration, the music of Pete Towsend and The Who (1996).

Hizo varias películas para la televisión y para cine. Sobresalen títulos como Nasty Habits (1977), Professional Foul (1977), Dr. Fischer in Geneva (1985), Nazi hunter; The Beate Kiarsfeld Story (1986), The object of beauty (1996), y aquí nuevamente la influencia de The Beatles con la historia un encuentro ficticio entre John y Paul en Two of Us del año 2000.

Y así, amigos lectores de El Círculo Beatle, queda a debate si el legado de 57 horas (tal vez más sean) dividido en tres partes para Disney Plus, sea solo el trabajo de Peter Jackson o habría que darle merecido mérito a Michael Lindsay-Hogg, el director original de todo ese material que veremos, tan inédito y en suprema calidad.

¡Se me queman las habas por verlo ya!

Y hasta la próxima no sin antes recordarles que:

BEATLES 4EVER!!!!

Comparte

Luis Carlos Pichardo

He escrito para varias publicaciones de distinta índole como ha sido las ya desaparecidas revistas Sonido y Conecte dedicadas a la música rock. Actualmente me dedico a trabajar en la industria cinematográfica en producciones tanto de series para televisión, cine y comerciales como gerente de producción y locaciones.

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: