The Beatles

Los temas más infravalorados de The Beatles cuarta parte

A veces es increíble dar por hecho que The Beatles, siendo la banda más aclamada del mundo, también sean motivo de críticas por la creación de temas considerados no muy brillantes. Para esta cuarta entrega sobre temas subestimados  del “Cuarteto de Liverpool” es preciso hablar sobre un corte musical perteneciente a su segundo disco: “Not a Second Time”.

Firmado por Lennon-McCartney, pero de inspiración 100 por ciento Lennoniano, este track forma parte del álbum “With The Beatles” que fue publicado el 22 de noviembre de 1963 en Reino Unido, mientras que en Estados Unidos fue lanzado el 20 de enero de 1964 en la placa “Meet The Beatles”, mismo que fue el primer disco editado oficialmente en EUA por Capitol Records.

Entre las curiosidades que podemos destacar es que se dice que George Harrison no participó en dicha grabación, (otras fuentes apuntan que también participó usando una guitarra acústica y contribuyó con sus palmas en el acompañamiento) mientras que el productor George Martin ejecuta el piano dándole un realce innovador a la canción; por su parte John Lennon destaca en la guitarra acústica y en la voz principal, la cual fue doblada en la mezcla final, McCartney toca el bajo y Ringo Starr se luce de manera potente en la batería.

Este corte se escribió bajo la influencia musical –según Paul McCartney- de Smokey Robinson and The Miracles, hecho que fue confirmado por John Lennon en 1972 durante una entrevista para Playboy y que fuera dada a conocer en diciembre de 1984.

Es de las canciones más desestimadas de The Beatles no sólo por algunos fans sino por John Lennon mismo, quien indicaba: “Eran sólo acordes como cualquier otra canción, para mí estaba escribiendo un Smokey Robinson o algo así en ese momento”.

Sin embargo el track cobra un auge especial debido a diversos factores, entre ellos, que el crítico musical del diario “The London Times”, William Mann, publicó un estudio  musicológico sobre las canciones de Lennon-McCartney el 27 de diciembre de 1963, donde su opinión sobre “Not a Second Time” sorprendió a los mismos Beatles y de pasó permitió que las esferas de la clase media y la alta sociedad y también los intelectuales consideraran de manera más seria la música del cuarteto: “El interés armónico también es típico de sus canciones más rápidas y uno tiene la impresión de que piensan simultáneamente en armonía y melodía, por lo que con firmeza son los principales tónicos séptimos y novenos incorporados en sus melodías”.

“Todavía no sé qué significa al final, pero nos hizo aceptables para los intelectuales. Funcionó y nos sentimos halagados”: John Lennon.

Por otra parte, Mann recurre a la música clásica para encontrar similitudes con la obra de The Beatles y en especial en esta canción donde refiere que: “Los interruptores de teclas submediantes  tan naturales que son la cadencia eólica al final de ‘Not a Second Time’ como la progresión de los acordes en que termina la ‘Canción de la Tierra’ de Guztav Mahler”.

Ante este tratado musical, John Lennon objetó: “Todavía hoy sigo sin tener la más remota idea de lo que son las cadencias eólicas. Suena como pájaros exóticos”.

Esto de las “cadencias eólicas” en el argot musical clásico se conoce simple y llanamente como la escala griega ABCDEFGA aunado al menor de C Mayor.

Para algunos es un tema que no llega a ningún lado, incluso aseveran que el piano y la guitarra no compaginan, sin embargo no deja de sorprender la eficacia con que Lennon armaba las canciones, ya que primero normalmente escribía la letra y acomodaba la armonía de acuerdo a las palabras.

Por otro lado, algo que resalta aquí es la cuestión de que siendo un tema donde hay decepción amorosa, el ritmo es rápido y hasta inyecta energía. No hay que dejar de lado la manera de cantar de John, quien logra una interpretación desgarradora, misma que acompañada por el sólo de piano de Martin logran una estructura pocas veces vista, dando así un tema que dista poco de ser para rellenar un disco.

“Not a Second Time” se concluyó tras cinco tomas, en las primeras cinco se grabaron el bajo, la batería la guitarra acústica y la voz de Lennon, de la toma 6 a  la 9 se grabaron cuatro doblajes del piano y de la voz doblada de Lennon, añadiendo la mezcla de la toma 5. Se grabó bajo la etiqueta Parlophone el 11 de septiembre de 1963 en los estudios EMI, ubicados en el #3 de Abbey Road, en St John´s Wood, esto en Londres, Inglaterra. George Martin lo produjo y los ingenieros de sonido fueron Norman Smith y Richard Langham.

En tanto, la grabación en monoaural se llevó a cabo el 30 de septiembre de ese mismo año, contando además con la inclusión en la ingeniería de sonido de Geoff Emerick, en lugar de Langham.

Sirva este pequeño repaso de la historia de este tema para indagar un poco más sobre sus virtudes.

Aquí “Not a Second Time”:

Y PARA QUIEN GUSTE IR DETRÁS SOBRE ALGUNA SIMILITUD CON LA SINFONÍA “THE SONG OF THE EARTH” DEL COMPOSITOR AUSTRIACO GUSTAV MAHLER, AQUÍ LA COMPARTIMOS:

🔥238

Patricia Infante

Soy melómana de corazón, básicamente fan de The Beatles y rocanrolera declarada, me apasiona la música de la época de los años 60. Me agrada leer literatura clásica y de fantasía y estudio Ciencias de la Comunicación.

1 comentario

Click aquí para comentar

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Derechos reservados

Todos los contenidos mostrados en www.elcirculobeatle.com están protegidos por la siguiente licencia:

Prohibida la reproducción, alteración o uso comercial de cualquiera de los contenidos de este sitio web.
© ElCirculoBeatle.com

Recibe lo más reciente en tu correo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElCirculoBeatle.com y recibir notificaciones de nuevas entradas.

LO PUBLICADO

LOS AUTORES DE ECB

Arturo Espinosa

Geral Rosales

Gerardo Yong

José Luis Rodrguez

Marco Antonio Brito

Miguel Brito

Patricia Infante

Tere Chacón

 

Nuestras conferencias, cursos y talleres

 

Shares
A %d blogueros les gusta esto: