ECBC Radio | PROGRAMACIÓN
The Beatles

Los Fotógrafos de The Beatles (2)

Como ya habíamos leído la semana pasada, fueron varios los fotógrafos afortunados que tuvieron el privilegio de capturar con su lente al Cuarteto Liverpool en sus diversas etapas hasta su disolución. Abarcando sus giras,  así como las fotografías promocionales y las portadas de cada uno de sus discos en sus tres formatos. Mucho de ese material que no se dio a conocer en su momento, años después, se fue publicando para el placer de muchos coleccionistas y sus innumerables fans alrededor del mundo.

A continuación, seguiremos revisando a los más representativos que usando sus diferentes formatos técnicos le dieron vida en imagen a The Beatles.

DEZO HOFFMAN

En la primera etapa de The Beatles donde se empezó a diseñar la imagen de los Fab Four, éste fotógrafo de origen húngaro nacido en Banska Stiavnika, República de Eslovaquia, el 24 de mayo de 1912. Registrado como Dezider Hoffman fue mejor conocido simplemente como Dezo. Su vida de joven y estudios la realizó en la capital Checoslovaca, en Praga. Poco después inició su carrera en París como fotoperiodista donde tiene la oportunidad de ver el nacimiento del Nacionalsocialismo en Alemania y poder cubrir los juegos olímpicos de Berlín en 1936. Sin embargo, unos dictámenes de las altas esferas de los organizadores les impiden el acceso a las principales pistas y al estadio por tener sospechas de ser judío. Su expulsión es inmediata y tiene que salir de Alemania para entonces irse a España donde le sorprende la guerra civil teniendo la suerte de hacerles retratos a personalidades como Ernest Hemingway y Robert Capa, colega que se consagra con dramáticas fotografías durante ese periodo de guerra.

Su espíritu aventurero y profesional le cobra una factura en esos años quedando herido por unas esquirlas de granada que lo dejan inconsciente durante un par de meses los cuales dudaban su salvación. Pronto después tiene que salir rumbo a Inglaterra ante el acoso de las tropas nacionalistas que derrotan a los republicanos españoles. En Londres espera el inicio de la Segunda Guerra Mundial y su arrojo en compañía de otros conciudadanos checoslovacos lo llevan a integrar un escuadrón de pilotos asistidos por la Royal Air Force (R.A.F.) para combatir a la Alemania Nazi.

Ya en la posguerra, Dezo decide tomar la ciudadanía británica y comenzar desde cero con su cámara réflex Kodak Rettina trabajando en varios periódicos como el Record Mirror donde adquiere una gran habilidad para retratar personalidades llevándolo a ser contratado por otras publicaciones dedicadas a la búsqueda de grandes escritores, artistas, políticos de la sociedad inglesa.

Recorriendo la isla llega hasta el puerto de Liverpool donde se topa con un movimiento juvenil, el Mersey Beat, que le llama la atención por tener un buen número de seguidores y entre ellos pues nada menos que The Beatles con quien logra tener la oportunidad de hacerles sus primeras fotos promocionales y hasta algunos filmets en 8mm a color. Mucho de éste material se pudo exhibir en el Egri Road Beatles Muzeum, un museo dedicado al Cuarteto Liverpool en Budapest Hungría en el 2015.

Gran parte del inicio de la beatlemanía fue captada por Dezo, famosas fotos que dieron la vuelta al mundo como lo fue la portada de The Beatles at the BBC y otras tantas que formaron el compendio de la saga Beatlemana hecha por Dezo Hoffman.

En su sesión fotográfica en los estudios de Abbey Road para la promoción de su primer sencillo para Parlophone, Love Me Do.

 

Un George, recién golpeado por sus fans cavernarios cuando se enteraron de la salida de Pete Best del grupo. Hoffman no dudó en tomar esta simbólica placa.
Sus primeras poses en el estudio de Dezo
Una caminata casual por el barrio empezaba a darle personalidad al cuarteto.
Un día en la playa con trajes de baño de los años veinte les proporcionó una característica divertida a The Beatles.
The Fab Four en una pose que le dio vuelta al mundo y una identificación con sus trajes sin solapa y el cabello hacia abajo la más memorable de los inicios de la beatlemanía.
Otra divertida y audaz toma que sirvió para la portada del EP Twist and Shout de la Parlophone y convertida también en un símbolo gráfico de The Beatles.
Un collage realizado por Dezo que demuestra la evolución física de John Lennon en varias de sus facetas como Beatle
El trabajo de Dezo Hoffmann se plasmó en este libro, With The Beatles donde se recopila gran parte de su trabajo realizado con The Beatles.

Frente a los lentes de Hoffmann desfilaron diversas personalidades como Chalie Chaplin, Sophia Loren, Little Richard, Richard Burton, Elizabeth Taylor, Sue Lyon, Paul Newman, Marlon Brando, Louie Armstrong, Frank Sinatra, Jimi Hendrix y fue incluso fotógrafo oficial para The Animals y los mismos The Rolling Stones.

Falleció a la edad de 73 años en Londres el 29 de marzo de 1986.

MICHAEL COOPER

“De todos los fotógrafos que existen, Michael ha sido por lejos el que mejor documentó esa magnífica década, y quien entendió realmente que significaron aquellos años sesenta y aquellos juveniles sueños de futuro”. John Lennon

¿Quién no se sorprendió al ver el nuevo álbum de The Beatles con toda la admiración que cabía en cada uno de sus fans? Si, era el Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band. Un concepto completamente innovador y de pronto inexplicable, de entrada poco entendible de lo que se trataba: un funeral que enterraba a los “viejos Beatles” representados por sus figuras de cera traídas exclusivamente desde el Museo de Cera de Madamme Tuseand vestidos de negro con la mirada triste hacia una tumba simbólica formada por la palabra BEATLES compuesta por decenas de claveles rojos y objetos diversos a manera de ofrenda; un número de invitados “dolientes” en fotografías montadas en bastidores de madera donde se podían distinguir a varios personajes como Stan Laurel y Oliver Hardy, Stuart Sutcliffe el famoso y mal logrado quinto beatle, Karl Marx, Mahatma Gandhi (excluido junto con el bastidor de Adolf Hitler para evitar controversias a petición de Brian Epstein), Bob Dylan, Mae West, Shirley Temple, Sony Liston, Fred Astaire, Mary Pickford, Marlon Brando, Edgar A. Poe, Johnny Weismuller entre otros tantos que la memoria no me permite mencionar y un cuarteto diferente, a John, Ringo, Paul y George con una indumentaria de banda militar victoriana y luciendo flamantes bigotes y un look totalmente diferente.

Era un funeral y un renacimiento de la misma banda de acuerdo a un dibujo que hizo Paul McCartney y que el grupo holandés de diseñadores y escenógrafos del Pop Art The Fool, trabajaran para recrear esta idea y al final fuera fotografiada magistralmente por Cooper en aquella sesión de un 30 de marzo de 1967.

Ringo y John durante los ensayos en la sesión para la portada del disco que marcó un antes y un después en la historia del Rock n Roll.

 

Una toma previa para ir acomodando modelos, que dejar y que quitar. The Beatles ya tomando posiciones con instrumentos de brass band con el diseño realizado por The Fool.

 

John con uno de los asistentes de Cooper colocando ideas manejando conceptos psicodélicos, tanto en sus propuestas como hasta en sus propias vestimentas.

 

Una toma en perspectiva durante los ensayos junto con un pequeño visitante.

 

La gran mítica portada que daría incluso tema para la supuesta “muerte de Paul” pero que significaría un paso definitivo no solo en éste diseño de portada sino en el contenido musical del mismo. Fue parodiada por muchos como Frank Zappa y Los Simpson.

 

Pero como bien señaló Lennon al principio, Cooper no solo trascendió con The Beatles sino que fue considerado como el sexto Rolling Stone por haber captado gran parte de las actividades de los Stones en sus giras, promos y por supuesto ser el creador de la tapa de uno de los discos más esenciales del Rock como lo fue Their Satanic Majesties, en donde al igual que The Beatles le hiciesen un pequeño homenaje en la muñeca vestida con un jersey con la frase: Welcome to The Rolling Stones, Cooper los hizo aparecer en la portada de los Rolling con pequeñas fotografías de los rostros de Cuarteto insertadas en determinados lugares apenas detectables.

Cooper con su pequeño hijo presumiendo el haber estado en la histórica sesión en su propio Studio 4 en Chelsea Manor Studios ubicado en Flood Street, Chelsea.
Cooper con su equipo de trabajo y miembros de The Fool posando ante su increíble trabajo. Atrás a la derecha el siempre leal Mal Evans ya muy a la moda Carnaby Street de aquel 1967.
Marianne Faithfull fue uno de los íconos femeninos de los 60 también posando bajo la lente creativa de Cooper.

La vorágine de aquellos Merry Sixties llevaron a Cooper no solo a fotografiar a los Rockstars de esa época sino también a ser parte de esa fiesta inolvidable llena de sexo y drogas. El 18 de noviembre de 1970 una sobredosis de heroína acabó con la vida de Cooper dejando su legado fotográfico en un libro póstumo titulado Blind & Shutters publicado en 1991.

HENRY GROSSMAN

Fotógrafo estadounidense nacido en 1936, se caracterizó como un fotógrafo de personalidades destacando al presidente John F. Kennedy y a The Beatles.

Su cámara no sólo captaba determinados momentos de aquellas personalidades, sino también sabía cómo resaltar ciertos rasgos en una foto de pose. Estudió en el Metropolitan Vocational High School de Nueva York donde se graduó como fotógrafo profesional, pero salió a buscar tendencias más creativas en el Theater Art de la Brandeis University y posteriormente tomar clases de actuación con ni más ni menos en el Lee Strasberg Studio teniendo como compañeros de banca al mismísimo Dustin Hoffman y a Eliot Gould.

Su trabajo tomó gran fama cuando se publicó en las principales ediciones del Life Magazine, The New York Times, Newsweek y Paris Match lo que logra ser contratado para la campaña presidencial de JFK como fotógrafo oficial y posteriormente en febrero de 1964 fue uno de los fotógrafos seleccionados para cubrir la primera gira de The Beatles en Estados Unidos. De ahí que lograra una amistad para ser uno de los creadores de tantas y tantas fotos del grupo que llegarían a ser emblemáticas hasta 1968.

La foto oficial de campaña de JFK tomada por Grossman
Una snap shot de aquel “happy birthday Mr. President” de MM en el Madison Square Garden de Nueva York en 1962.
Aquel 9 de febrero del 64 iniciaba la invasión británica a USA y con ellos una amistad con Grossman.
Los siguió hasta las Bahamas durante la filmación de Help! en 1965.
Se familiarizó tanto con ellos para entrar en su vida familiar y sacar muy tiernas placas como aquí Ringo y su amada y bella Maureen.
John y Julian en aquellos muy breves momentos que el padre le dedicó a su hijo en plena fama de la beatlemanía
1967 año del cambio en The Beatles y Grossman se inmortalizó con esta foto épica y tan codiciada por los beatle fans.
No podía dejar de tomarse la “selfie” con sus cuatro bigotones amigos.

Gran parte de su trabajo se publicó en los libros Places I remember, Kaleidoscope A Day in the Life – The Sgt Peppers Sessions y My time with The Beatles donde se puede ver gran cantidad de material que hizo con el Cuarteto.

Falleció en 2011 llevándose la huella en imagen de tantos personajes recorridos tras su lente como Lyndon B. Johnson, Barbra Straisand, Richard Nixon, Elvis Presley, Sammy Davis Jr., Frank Sinatra, Dean Martin, Tom Jones, Meryl Streep, Luciano Pavarotti, Elizabeth II entre otros tantos personajes.

LINDA EASTMAN McCARTNEY

Los romances no vienen solos sino cuando la casualidad y la suerte se unen para crear verdaderas historias de amor. Una de ellas es cuando se hace el anuncio oficial de la salida del álbum Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band en la casona de White Chappel en Londres donde vivía Brian Epstein. Era el verano del 67 y la prensa estaba ávida de conocer el nuevo material de The Beatles y entre ellos estaba una joven fotógrafa norteamericana que había dedicado gran parte de su trabajo poniendo frente a sus lentes a rockstars de la talla de un Mick Jagger, un Jim Morrison o un Jimi Hendrix o un Bob Dylan o una Aretha Franklin. Esta era una gran oportunidad de sacar unas buenas placas a The Beatles y convertirse a casi dos años después en la señora de James Paul McCartney.

Dice aquel proverbio chino: “Una imagen vale más que mil palabras” y aquí Linda Eastman no se equivocaba al sacar esta placa que habla por sí sola en aquella ocasión en la casa de Brian Epstein durante la press conference del Sgt. Peppers.
No podía irse sin sacar un close up del que sería su futuro novio y esposo.
Una foto que haría llorar al mismo Paul muchos años después. Linda ya instalada en Abbey Road durante las sesiones del White Album.
En las sesiones del “Everest” que al final se convirtió en Abbey Road, Linda pudo congelar momentos interesantes como aquí George y Paul detallando aspectos de algún tema.
Durante la breve sesión callejera para la portada del Abbey Road, Linda pudo tomar algunas fotos alternas durante el cruce en la zebra peatonal.

A partir de su matrimonio con Paul, Linda tomó su profesión como fotógrafa alternativa y sólo en ocasiones, pero ya en un 98% dedicada exclusivamente a la carrera de su marido a la vez que se convertiría como miembro de su grupo Wings, así como haber sacado ella un álbum en solitario poco antes de fallecer en 1998.

ETHAN RUSSELL

Nació en 1945, Mount Kisco Nueva York, fue más bien conocido como uno de los fotógrafos oficiales de The Rolling Stones. Sin embargo, tuvo la gran oportunidad de fotografiar a The Beatles primero en las sesiones de Let it be y juntos por última vez en una sesión memorable en la sesión que hicieron en 1969 en Tittenhurst Park, hogar de John y Yoko (que después pasaría a propiedad de Ringo).

A partir de la filmación del Rock’n Roll Circus de The Rolling Stones a finales de 1968, cuando Russell ya era parte de los fotógrafos oficiales de Sus Satánicas, pudo conocer a John Lennon gracias a la intervención de Neil Aspinall que estuvo presente en el evento junto con Yoko y su hijo Julian, para que pudiese estar en el siguiente proyecto de The Beatles en enero del año entrante.

Russell se presentó en los estudios cinematográficos de Twickenham al Este de Londres para ser testigo gráfico de las sesiones que iniciarían The Beatles para su proyecto titulado entonces como Get Back y que después cambiaría a Let it Be. El proyecto contenía no sólo la grabación de su siguiente álbum sino también una película documental, un concierto al aire libre y un libro. Ethan junto con otros fotógrafos y el equipo de Michael Lindsay-Hogg se reunieron para ser testigos de esa sesión iniciada en los mencionados estudios y posteriormente en las oficinas-estudios de Apple en Saville Road 3.

En esta placa Russell testimonia el inicio del romance Lennon-Ono en 1968.
Lennon, circa 1968.
Una de las tantas placas ya muy conocidas que captó Russell durante la filmación del proyecto Let it be.
Un frío lugar en pleno invierno no les convenció como mejor irse a sus propios estudios en Saville Road.
Había que darle un toque de humor ante el final inevitable del grupo.
Sus miradas ya mostraban caminos distintos, nuevas rutas, nuevos proyectos en lo individual.
Se considera la última foto de los cuatro juntos. Pasarían cerca de 25 años para que al menos tres pudiésen estar juntos de nuevo. Los cuatro, ya no sería posible.

Ethan fue considerado como uno de los principales fotógrafos de Rockstars y al igual que perteneció como el oficial de The Rolling Stones, llevó a cabo portadas a The Who, a Eric Clapton, a Alice Cooper entre otros.

A parte de su aportación al libro de Let it be que venía incluído en el pack del álbum, tiene varias publicaciones en las que destacan Dear Mr. Fantasy, a diary of a decade y Let it bleed, The Rolling Stone Tour.

IAIN McMILLAN

De origen escocés nació el 20 de octubre de 1938 en Carnoustie, Escocia, donde vive sus primeros años con su familia. Una vez concluidos sus estudios básicos, Iain se traslada a Londres donde se inscribe en la Regent Street Polythecnic para estudiar fotografía. Su técnica la va adquiriendo para hacer fotos panorámicas y detallistas de las calles de varias ciudades inglesas, escocesas e irlandesas que le van dando un estilo muy peculiar para ser entonces contratado por The Sunday Times y el Illustrated London News a principios de la década de 1960.

Uno de sus más llamativos trabajos fue el de The Sculpture of David Wynne” y posteriormente a mediados de la década publica a petición del City Consulate of London el libro The London Book, dedicado a la vida social londinense con gran éxito y donde en la página 181 aparece la entonces artista conceptual de vanguardia, Yoko Ono.

Yoko al verse publicada en tal celebre libro, le hace una invitación a exhibir parte de su trabajo en la Indica Gallery donde ella ha expuesto y donde incluso conoce a John Lennon.

Iain no solo monta un expo de su trabajo sino entabla una amistad muy duradera con la pareja Ono-Lennon.

Y no es sino hasta dos años después que Lennon le hace una atenta invitación a fotografiar la portada de lo que sería el último álbum de The Beatles; el Abbey Road.

De acuerdo a Paul, la idea central era tener una foto del grupo en el ámbito de los estudios de Abbey Road en St. John Wood que fuera siempre su casa donde hicieran cada uno de sus 13 discos y sencillos. Era el final del grupo y un gran álbum, como lo fue, merecía una gran producción y una portada que hablara por sí misma el lugar del origen de The Beatles en el mundo discográfico.

Paul dibujó varios bocetos donde ponían a The Beatles en la puerta de entrada de los EMI Studios, recargados en la reja principal y otra cruzando la calle sobre la zebra peatonal. Ésta última fue la elegida para realizarla.

 

El 8 de agosto de 1969, apenas unos días después de la llegada del hombre a la luna y durante las últimas sesiones del disco que primero llevaría el título de EVEREST, Neil Aspinall sacó el permiso ante la comisaría de policía de St. John Wood para poder parar el tráfico intermitentemente para realizar las 6 tomas definitivas que se harían viendo a George, Paul, Ringo y John, en ese orden, cruzando de izquierda a derecha y viceversa sobre la cebra peatonal de la avenida Abbey Road.

El permiso detallaba que solamene se permitiría unos 20 minutos a lo mucho para parar tráfico y transeúntes con un horario no clave (11 a 11:30 am).

Iain tomó su equipo resguardado en prácticas maletas y tres asistentes con una escalera de aluminio de tijera donde se subiría con su Hasselblad 6X6 cargada con película Kodak Ektachrome ISO 400 para seis diapositivas. Linda Eastman estaría tomando fotos alternas durante la rápida sesión que ya presentamos en su sección dedicada a ella.

Y así fue la serie:

Primera foto: En el orden establecido caminan de izquierda a derecha. Paul calza sandalias. Un Mercedes Benz se estaciona del lado derecho.

Segunda foto: Van de derecha a izquierda Paul ya se desprendió de las sandalias. Se estaciona una camioneta patrulla de la policía londinense.

Tercera foto: Regresan y la camioneta policíaca se pone en marcha para detener el tráfico. Un doublé decker se aproxima en tercer plano.

Cuarta foto: Vuelven a regresar, la camioneta policíaca está dando la vuelta. El paso es corto y desganado. Iain les pide un paso firme esta vez para la siguiente toma.

Quinta foto: La camioneta de la policía ha regresado y se estaciona. Paul lleva un cigarrillo sin prender.  Los vecinos de la casa contigua a los estudios de EMI han salido a curiosear. Un hombre de mediana edad se para cerca de la patrulla a verlos pasar. Es la foto elegida para la portada.

Sexta foto: Es la última toma. The Beatles regresan, la camioneta policíaca ha dejado su misión y ya se abre el tráfico vehicular con otro Double Decker que se acerca.

La portada es quizás la más parodiada del mundo musical. Los enigmas sobre la supuesta “muerte de Paul” se dieron al igual que en el Sgt. Peppers y el Magical Mystery Tour; la placa del VW (qué resultó con datos falsos), el paso diferente que llevaba Paul, la simbología de cada uno de ellos (John el ángel, Ringo el ministro, Paul el cadáver, George el enterrador) etc, etc. Pero, ante todo, representa (para muchos) el mejor álbum de The Fab Four, aunque para mi opinión personal es muy difícil decidirse.

¿Y quien no ha querido cruzar este paso de cebra?

Aquí unos cuantos:

Los personajes de Walt Disney.
Café Tacvba
U2
Miles se dieron cita en el 50 aniversario.
Un monumento al Abbey Road en el Centro Cívico de Tlalnepantla Estado de México.
Y ¿por qué no? hasta Sir Paul McCartney también la cruzó.
La foto base para colocar los gráficos con la palabra BEATLES en la contraportada.

Iain McMillan siguió siendo amigo del matrimonio Ono-Lennon durante muchos años y colaborando en algunas portadas de la Plastic Ono Band como lo fueron los álbumes Live Peace in Toronto – Plastic Ono Band, Sometimes in New York City, Wedding Album, las portadas de los libros de Yoko como los Flies y el Grapefruit y la portada del sencillo de Happy Xmas (War is over).

Hasta aquí mi columna, esperando les haya agradado y quedo a sus ordenes para cualquier comentario y preguntas que deseen hacer por éste medio de El Círculo Beatle.

Hasta la próxima.

Y no lo olviden

BEATLES 4EVER!!!!

Comparte

Luis Carlos Pichardo

He escrito para varias publicaciones de distinta índole como ha sido las ya desaparecidas revistas Sonido y Conecte dedicadas a la música rock. Actualmente me dedico a trabajar en la industria cinematográfica en producciones tanto de series para televisión, cine y comerciales como gerente de producción y locaciones.

Comentar

Click aquí para comentar

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Derechos Reservados

Recibe lo más reciente en tu correo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElCirculoBeatle.com y recibir notificaciones de nuevas entradas.

LO PUBLICADO

Los autores de ECB

Aldo Flores

Arturo Espinosa

Bernardo Suárez

LUIS CARLOS PICHARDO

Marco Antonio Brito

Miguel Brito

Tere Chacón
A %d blogueros les gusta esto: