The Beatles

Let It Be la película. A 50 años de su estreno

Quién lo diría. Let It Be fue el último film, con los cuatro  integrantes juntos, apenas a unas semanas de haber anunciado, por parte de Paul McCartney,  la disolución pre oficial del grupo más grande de la música contemporánea mundial. THE BEATLES.

Este 13 de mayo pasado conmemorábamos 50 años de aquel estreno de una película que nos daría otro aspecto diferente a sus anteriores películas, lejos de aventuras, de personificarse en su diario acontecer, de la psicodelia y dibujos animados. Sería algo más que un simple documental. Un legado de sus últimos días como grupo. El último concierto con público improvisado en la azotea de sus oficinas de Apple, en Saville Road No. 3 en Londres.

El compromiso era no sólo darle una producción a su recién inaugurada productora y sello discográfico que empezaba a menguar en sus finanzas debido a sus experimentos, ocurrencias que les dejaban gastos alarmando a su grupo de contadores. Era también cumplir con el contrato de la United Artists que necesitaba redondearlo con una nueva película. Sin embargo, después del fracaso comercial de Magical Mystery Tour y el regular éxito de Yellow Submarine, en dibujos animados, no tenían ningún interés de crear un film como lo hacían antes ya que estaban muy concentrados en su música, tanto como grupo como individualmente.  George ya incursionando en los soundtrack en la película Wonderwall Music que añadía su primer álbum como solista para Apple. Ringo como actor en películas como The Magic Christian y John y Yoko haciendo cortometrajes en super 8 de tipo experimental. Paul, como mencionamos en anterior artículo, con la banda sonora de The Family Way.

Ante esto se les ocurrió hacer un film donde se viera el proceso de la grabación de su doceavo álbum de una forma en que se les viera ensayar cada rola, comenzando en un set exprofeso en los famosos y ya conocidos Twickenham Studios y terminar en sus propios estudios de Saville Road con un concierto en vivo de manera sorpresivo. Para esto, aunque ya sabemos que terminó en esa tocada en la azotea el 30 de enero de 1969, se había planeado hacerlo en diferentes locaciones como hacerlo con una transmisión en vivo desde un trasatlántico en medio del océano: en el anfiteatro romano de Trípoli, en el desierto del Sahara, en el peñón de Gibraltar o incluso en Groenlandia en medio de la nieve. Nadie le dio mucho interés, tanto por tiempo y el estratosférico gasto que se haría.

Se eligió a un director y su equipo y para ello contrataron a Michael Lindsay-Hogg, con quien ya habían trabajado en anteriores ocasiones para sus filmes promocionales de Paperback Writter/Rain y Hey Jude/Revolution, además de haber sido el realizador de aquel famoso programa de TV Ready, Steady, Go!, muy de moda en esos años sesenta.

El proyecto contemplaría no solamente el disco con doble funda, sino también un libro con las fotografías y parte de los diálogos de la película a recomendación de su equipo de producción de Apple, ya que le daría buenos números rescatadores tanto a Apple Films como a Apple Press, las subsidiarias encargadas al cine y a los libros.

La condición sine qua non que impusieron The Beatles era que no se le daría ningún retoque a las canciones que grabarían, no doubts ni tape effects a los que ya habían acostumbrado a su productor de planta, Sir George Martin. Buscaban naturalidad absoluta, por lo que independiente a sus nuevos números en el plato, sería filmar algunos jams improvisando como lo hicieran en su Rock’n Roll Session donde en un viaje sentimental rescataron sus viejos números que tocaban en The Cavern y en Hamburgo.

Pero no sólo demostrarían esos momentos de ensayos y reminiscencias sino también momentos no muy agradables como lo fueron algunas discusiones entre ellos como fue aquel momento donde Paul, apoderándose de toda dirección musical y la forma en que se tenían que hacer las cosas, le pidió a Harrison que no tocara sus riffs con su Fender Stratocaster en Two of Us, durante los ensayos de la misma, para dejarla de forma acústica. Harrison se molestó, más por la forma que por la decisión de Paul y le contesta en forma sarcástica: “Tocaré o dejaré de tocar como tú quieras o hasta donde tú quieras”. Después en otra escena John y Paul platicaban sobre los viejos tiempos, del Maharishi cuando Lennon le dice a Paul: “Son otros tiempos Paul. No van a volver. Desde que nos negamos a estar en giras las cosas son diferentes. Si tú quieres ser el Paul de antes, serás el viejo Paul mientras otros tomaremos nuestros caminos”.

En el set en Twickenham Studios.

Esto demostraba la ya decadencia y próximo final de The Beatles. Aunque esto no aparecería en pantalla, después se hablaría de la salida de George del grupo, abandonando los ensayos, fastidiado por toda esa tensión que se empezaba a acumular en los estudios. Ante su salida John simplemente les dijo que bien podría reemplazarlo  por Eric Clapton y vaya que al menos lo pensaron un poco, pero fue Ringo quién fue a buscarlo a su casa y reconsiderar el asunto, no sin antes George poner algunas condiciones a su regreso. Una de ellas era incluir en las sesiones a Billy Preston, un tecladista de soul de origen afroamericano que en uno de sus viajes a Estados Unidos había logrado hacer algunos palomazos. La propuesta fue bienvenida por el resto de The Beatles y se le incluyó incluso en los créditos de algunas canciones como The Beatles con Billy Preston. Y así fue, y se le pudo observar en las escenas de Saville Road.

Paul con Billy Preston en Saville Road

El proyecto en principio se tituló Get Back de acuerdo a que el álbum sería llamado de ese modo y se tenía contemplado como un regreso del cuarteto como lo hicieran con su primer álbum Please Please Me con una fotografía realizada en el balcón del cuarto piso de las oficinas (ya desparecidas) de EMI en Londres, que se harían meses después para la portada.

El equipo de Michael Lindsay-Hogg estaría compuesto por tres cámaras ARRI FLEX de 16mm portátiles con una grabadora Nagra para captar los diálogos y las canciones de dos pistas y cintas de un ¼ de pulgada.

Maqueta para el Get Back. Se retiraría para después usarla en el álbum doble azul de recopilación de éxitos 1967 – 1970

Las sesiones de rodaje comenzaron a partir del día 2 de enero de 1969 y terminar el 31 de ese mismo mes como se había acordado: Sets en Twickenham Studios/Saville Road #3 sede de Apple Corps. Como era principios de año, el frío invierno no logró la concentración total del grupo y lo que se veía era una larga conversación entre ellos, ensayando tan sólo bocetos de sus nuevas canciones y algunas reminiscencias. De esas sesiones se extrajeron muchas canciones-recuerdos que finalmente fueron saliendo en múltiples bootlegs años después. Les recomiendo el artículo que publicamos en El Circulo Beatle al respecto, de muy buena información para coleccionistas.

¡Algunas de éstas canciones que se pueden escuchar en la película (otras tantas quedaron archivadas que se pueden escuchar en bootlegs y que algunas no fueron filmadas, otras tantas sí, pero desechadas en la edición final) fueron pequeños fragmentos de las ya conocidas como Help!, Love Me do, I´m Only Sleeping, You Can´t Do That. Le siguieron entonces con rocanrolitos de aquellos tiempos como Suzy Parker, Roll Over Beethoven, All Shock Up, Bésame Mucho, y ensayos de futuras composiciones como Octopus’s Garden composición de Ringo auxiliado por George en un piano: fragmentos de All Thing Must Pass y Sour MIlk Sea de Harrison. Oh Darling!, de Paul que aparecería junto con la de Ringo en el Abbey Road.

A continuación, una muestra de una filmación off record del equipo de filmación con escenas no incluidas en el film original, ensayando una primicia de All things Must Pass de George Harrison.

Por otro lado, la presencia de Yoko Ono crearía muchas controversias y dejaba perfectamente la determinación de John de tenerla en todo momento a partir de su entrada en las sesiones del White Album. Así se le puede observar a la pareja de John y Yoko como el punto romántico que vivían, uno detrás del otro, fajando a escondidas, o después de fumarse un porro.

La otra presencia familiar se dejó ver en la hija adoptiva de Paul, Heather, hija de su reciente pareja Linda Eastman quien juguetea y baila mientras The Beatles ensayan, en medio de un tedio. Así fue la escenita cuando Ringo estaba a punto de quedarse dormido en la batería y Heather lo espanta tocando uno de sus platillos asustándolo.

Aquí un avance para la promo del CD Beatles #1 que se hiciera con escenas de los mismos ensayos en Saville Road, donde se puede apreciar la presencia del siempre leal Mal Evans, de Billy Preston y de George Martin, que de hecho poco podía hacer tan solo supervisar y de repente acompañar con algunos acordes al piano o percusiones.

La lista de las canciones como fueron apareciendo tal cual en el film original.

En los estudios Twickenham

  1. Adagio para cuerdas (J.S. Bach. Paul al piano)
  2. Don’t Let Me Down (L/Mc)
  3. Maxwell’s Silver Hammer (L/Mc)
  4. Two of Us (L/Mc)
  5. I’ve got a Feeling (L/Mc)
  6. I’ve got a Feeling (L/Mc)
  7. Oh, Darling! (L/Mc)
  8. One After 909 (L/Mc) viejo tema que nunca incluyeron pero que formaba parte de su repertorio en The Cavern.
  9. Jazz Piano Song (McCartney/Starr)
  10. Two of Us (L/Mc)
  11. Across the Universe (L/Mc)
  12. Dig a Pony (L/Mc)
  13. Suzy Parker (Lennon/McCartney/Harrison/Starr)
  14. I Me Mine (Harrison)

En los estudios de Apple de Saville Road # 3

  1. For you Blue (Harrison)
  2. Bésame Mucho (Consuelo Velázquez/Sunny Skylar)
  3. Octopu’s Garden (Starr)
  4. Octopu’s Garden (Starr con Billy Preston)
  5. You Really Got a Hold on Me (Smokey Robinson)
  6. The Long and Winding Road (L/Mc)
  7. Shake, Rattle and Roll (Jesse Stone)
  8. Popurrí / Kansas City / Miss Ann / Lawdy Miss Clawdy
  9. Dig it
  10. Two of Us (L/Mc)
  11. Let it be (L/Mc)
  12. The Long and Winding Road (L/Mc)

El concierto en la azotea

  1. Get Back (L/Mc)
  2. Don’t Let me Down (L/Mc)
  3. I’ve Got a Feeling (L/Mc)
  4. One After 909 (L/Mc)
  5. Dig a Pony (L/Mc)
  6. Get Back (L/Mc)

A pesar de todo, llegaron hacia el final con el ya tan mencionado y famoso concierto del roof concert, el viernes 30 de enero a las tres de una tarde gris, con viento y frío. Se armó un tablado para soportar el equipo del cuarteto, la batería de Ringo, el órgano de Preston y el equipo de filmación portátil, luces compuestas con un par de baby light para exteriores, la Nagra, micrófonos y esperar la reacción de la gente. Y así fue. Decenas de transeúntes se detenían a las afueras de Apple Corps incrédulos de saber si eran The Beatles o no o si era su nuevo álbum. Los oficinistas de los edificios adyacentes, sorprendidísimos, subieron a sus azoteas e incluso brincar hasta unos cuantos metros detrás del cuarteto para dar crédito a sus ojos y oídos. ¡Suertudísimos todos ellos!

Ya casi al final, mientras interpretaban Dig a Pony, tras una llamada telefónica de algún vecino (de acuerdo a Derek Taylor), llegó una patrulla policíaca con dos bobbys que pidieron muy atentamente a Mal Evans, quien los recibió, para checar que es lo que estaba sucediendo y al dejarlos subir vieron un espectáculo único con las leyendas tocando. Los bobbys les solicitaron terminar el concierto ya que estaban “perturbando la paz y el orden público” al carecer del permiso correspondiente.

El cuarteto, en respuesta, terminaron con la que empezaron, Get Back que daba de alguna manera una despedida a los representantes del orden pero no hubo remedio. Al final, John se despide con la siguiente frase irónica: “Me gustaría darle las gracias a nombre del grupo y de nosotros mismos, esperando haber pasado la audición”, lo que causó risas entre los asistentes, quedando plasmado en el álbum al final, dentro de los tracks en vivo de ese concierto incluidos.

El disco.

Cómo habíamos mencionado antes, el proyecto en sí se llamaría Get Back y de acuerdo a la portada que se hizo en el edificio de la EMI al mejor estilo del Please Please Me, Lennon decidió encargarle a un ingeniero de sonido de la misma empresa Glynn Johns que hiciera esa producción con las cintas que tenía Lennon en resguardo.

Para ese disco, que sólo salió como promocional como lo hicieran con el Yesterday & Today con la portada del Butcher, con la siguiente alineación:

Lado A: 1. One after 909. 2. Rocker (versión de los jam sessions). 3. Save the last dance for me (ídem). 4. Don´t Let Me Down. 5. Dig a Pony. 6. I’ve Got a Feeling. 7. Get Back. 8. Let it Be. Lado B: 1. For You Blue. 2. Two of Us. 3.Maggie Mae. 4. Dig It. 5. The Long and Winding Road.

Sin embargo este proyecto quedó cancelado al no coincidir con la post producción que se le había dado Johns y quedó archivado. El disco salió a la venta de forma bootleg en los Beatle Fest y por subasta. Después salieron versiones e incluso la discografía japonesa hizo una versión en CD.

El proyecto del disco como el film quedaron pospuestos, debido a que se aproximaba realizar un álbum de mayor estructura como lo fue el Abbey Road empezando a grabarlo en mayo de ese año. Las latas con las cintas quedaron guardadas en el armario de Lennon y no fue sino hasta diciembre que decidió dárselas a Phil Spector para “qué hiciera algo con esa porquería”.

Spector, el genio productor en Estados Unidos, formador de varios grupos en la década y que siempre había querido tener contacto con The Beatles, tenía frente a él una enorme responsabilidad, un sueño según sus palabras. Entró de golpe cuando el grupo estaba en plena tormenta de disolución, pleitos legales con las firmas que los rondaban, el acuerdo y desacuerdos con Allen Klein que ya poseía en principio los intereses del grupo para manejarlos a pesar de la controversia y oposición de McCartney.

En fin, Phil Spector se abocó a principios de año para hacer arreglos con el llamado “muro de sonido” creado a base de coros femeninos y orquestaciones que desagradó terriblemente a Paul, pero contrario al gusto de los otros tres.

El lanzamiento “Spector” fue el viernes 8 de mayo de 1970 con la siguiente alineación.

Lado A: 1.Two of us. 2.Dig a Pony (del roof concert). 3. Across the Universe(versión 1969) 4. I Me Mine. 5.Dig it. 6. Let it Be. 7. Maggie Mae. Lado B: 1. I’ve Got a Feeling (del roof concert). 2.One After 909 (Roof concert).  3. The Long and Winding Road. 4. For You Blue. 5. Get Back (roof concert). Producido en EMI studios, Apple Studios y Olympic Sound Studios.

El plato salió en doble funda con la manzana en rojo (para UK y USA) dando a entender que el grupo ya había “madurado” y era el final a pesar que no era el último álbum grabado. El paquete en caja contenía un libro con diversas fotografías, tanto hechas durante el rodaje de la película como otras en estudio posteriores. Finalmente se tituló, por petición de Spector, LET IT BE.

 

El estreno

Se llevó a cabo, como buena costumbre para todas sus películas hasta entonces, en el London Pavilion, el miércoles 20 de mayo de 1970.

 

En México se llevó a cabo el 20 de agosto de ese mismo año en los cines México, Polanco, Rivoli e Internacional.

A manera de relato.

Como en todas esas ocasiones, mi padre me llevó al estreno de Let it Be o Déjalo Ser, en español, al cine Internacional que se encontraba en la colonia de los Doctores, antes de su derrumbe en los terremotos de 1985.

A diferencia a los demás estrenos de sus películas, me llamó mucho la reacción de la gente. Era entre gusto y rechazo. Gente que les gritaba “¡Marihuanos!” “¡Greñudos drogadictos!”, “¡Qué fea vieja se buscó Lennon, ya ni la friega!”. Cuando apareció la escena de los policías londinenses, los bobbys, empezaron a gritarles: “¡hijos de Cueto!” en referencia al entonces jefe de la policía del Distrito Federal, conocido por represor durante el movimiento estudiantil del 68.

Sin duda, The Beatles habían cambiado. Era un grupo evolucionado en su música y en su aspecto. Ya no eran aquellos muchachos juguetones, alegres, románticos, vivaces, que se metían en aventuras, perseguidos por sus fans ni por sectas religiosas extrañas, ni tampoco hacían viajes en autobús a lugares surrealistas ni enfrentar a blue minies para salvar Pepperland.

Simplemente había que “Dejarlos Ser” como decía mi señor padre. Let Us Be. (Déjenos ser).

 Espero les haya agradado éste artículo, esperando sus preguntas y comentarios siempre bienvenidos.

BEATLES 4EVER!

Comparte

Luis Carlos Pichardo

He escrito para varias publicaciones de distinta índole como ha sido las ya desaparecidas revistas Sonido y Conecte dedicadas a la música rock. Actualmente me dedico a trabajar en la industria cinematográfica en producciones tanto de series para televisión, cine y comerciales como gerente de producción y locaciones.

Comentar

Click aquí para comentar

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Derechos Reservados

Recibe lo más reciente en tu correo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElCirculoBeatle.com y recibir notificaciones de nuevas entradas.

LO PUBLICADO

Los autores de ECB

Aldo Flores

Arturo Espinosa

Geral Rosales

LUIS CARLOS PICHARDO

Marco Antonio Brito

Miguel Brito

Tere Chacón
A %d blogueros les gusta esto: