Rock

La lógica de la canción: Supertramp

La década del 70 del siglo pasado ha sido muy rica en cuanto a la proliferación de géneros musicales que se desprendieron de la efusión del rock británico de los 60. Este comenzó a abrirse, nutrirse e hibridarse con otras músicas (clásica, folklórica, disco, soul, jazz, celta, etc.) que dieron como resultado que la palabra” rock” funcione, en algunos casos, como un adjetivo (para calificar, dar características de un tipo de música), o un sustantivo en otros (para nombrar, identificar y hasta diferenciar). Estas nuevas denominaciones daban cuenta tanto de esa apertura como de las múltiples posibilidades de la joven música contemporánea (folk rock, rock progresivo, glam rock, jazz rock, rock fusión, hard rock, soft rock,  punk rock etc, etc, etc,). De este modo cada subgénero fue elaborando un sonido identificatorio más allá de las especificidades propias de cada grupo. Por ejemplo, dentro del campo del rock progresivo (Yes, Pink Floyd, Génesis, Jethro Tull), hay un clima que se genera a partir del sonido que producen esas bandas. (Pueden consultarse, al respecto, dos artículos que desarrolló Luis Carlos Pichardo : https://elcirculobeatle.com/los-diez-grandes-discos-del-rock-progresivo-1era-parte  , https://elcirculobeatle.com/los-diez-grandes-discos-del-rock-progresivo-2da-parte ).

En esta oportunidad vamos a detenernos en uno de esos sonidos, rápidamente identificables, producidos por una banda durante la década del setenta.

El súper vagabundo

La banda británica Supertramp fue fundada en 1969 por Richard Davies. El extraño nombre se inspira en el libro de W. H. Davies (poeta y escritor galés, 1871–1940) The Autobiography of a Super-Tramp (Autobiografía de un súper vagabundo, 1908). La primera formación contó con Roger Hodgson (Compositor de gran parte de los temas, además de voz líder y bajo), Richard Davies (composición, teclados, voz), Richard Palmer (Guitarras) y Robert Millar (batería) publican en 1970, su primer álbum homónimo. El disco no tuvo mucho éxito. Para su segunda producción, Indelibly Stamped ( Estampado indeleble) de 1971 se producen cambios en la formación: Palmer y Millar fueron sustituidos por Frank Farrell, Kevin Currie y Dave Winthrop (flauta y saxo). Sim embargo, el disco tampoco logró llamar la atención. “Era una de esas obras que nunca hubieran visto la luz si no hubiesen caído en una compañía discográfica inexperimentada”, sentencian en la Revista Pelo (Año IX, N 098, 1978). Más allá de sendos fracasos, Davies y Hodgson realizan nuevos cambios en la formación: ingresan Dougie Thomson (bajo), John Helliwell (saxo) y Bob Bemberg (batería). Junto con la formación deciden acercar su sonido al de la canción pop, pero manteniendo el estilo de rock progresivo. Para lograr este objetivo destacan la utilización del piano, el saxofón y los arreglos orquestales. El resultado es el álbum Crime of the Century (Crimen del siglo, 1974) que llega al cuarto puesto en las listas británicas, sostenido por el éxito del sencillo “Dreamer” (“Soñador”). Así se consolida también la dupla compositiva de Hodgson y Davies.

De este disco pueden destacarse otros temas muy sólidos en su composición y arreglos como “School” y “Crime of the Century”.

A Crime of the Century Le siguieron álbumes como como Crisis? What crisis? (¿Crisis? ¿Qué crisis?, 1975) y Even in the Quietest Moments (Incluso en los momentos más tranquilos,1977). Por ese entonces la banda se encontraba en constantes giras y los álbumes eran producto de ese ir y venir de lugares, como de la interacción con el público. El segundo álbum de los mencionados llegó a obtener el disco de oro. Allí se encuentra otro de los temas más recordados de ese momento: “Give a Little Bit” (“Dame un poco”), con su inconfundible arreglo en la guitarra electroacústica de doce cuerdas.

Quizá el momento de mayor popularidad llega en 1979 con Breakfast in América (Desayuno en América), álbum que contenía cuatro sencillos de gran éxito: “The Logical Song” (“La canción lógica”), “Goodbye Stranger” (“Adiós extraño”), “Take the Long Way Home” (“Toma el largo camino a casa”) y “Breakfast in America” (“Desayuno en América”).”The logical song” representa quizá una de las líricas más interesantes de Hodgson. Se trata de una mordaz crítica a un sistema educativo rígido, a partir de la revisión de la propia historia:

“When I was young, it seemed that life was so wonderful, a miracle, oh it was beautiful, magical. But then they sent me away to teach me how to be sensible, logical, responsible, practical. And they showed me a world where I could be so dependable, clinical, intellectual, cynical. Now watch what you say or they’ll be calling you a radical, liberal, fanatical, criminal (…) lease tell me who I am, who I am, who I am!”

(“Cuando era joven, parecía que la vida era tan maravillosa, un milagro, ¡oh, era bella, mágica! Pero entonces me mandaron lejos para enseñarme a ser sensato, lógico, responsable, práctico. Y me enseñaron un mundo donde podía ser tan confiable, frío, intelectual, cínico. Ahora mira bien lo que dices, o te llamarán radical, liberal, fanático, criminal (…) Por favor dime quién soy, ¡quién soy!, ¡quién soy!).

Hodgson ya había esbozado una mirada crítica al sistema educativo en su composición anterior “School”:

I can see you in the morning when you go to school. Don’t forget your books, you know you’ve got to learn the golden rule. Teacher tells you stop your play and get on with your work”.

 (“Puedo verte por la mañana cuando vas a la escuela. No olvides tus libros, sabes que tienes que aprender la regla de oro. El profesor te dice que dejas de jugar y que sigas con tu trabajo”.)

Esta temática será abordada también el mismo año 1979, por Pink Floyd con el recordado “Another brick in the wall” (“Otro ladrillo en la pared). En 2013, Hodgson brinda, en su Facebook, algunas precisiones acerca de los motivos en la composición de “The logical song”:

(…) Durante la infancia se nos enseña todas estas maneras de ser y sin embargo raramente se nos dice algo acerca de nuestro verdadero yo. Nos enseñan la manera de funcionar hacia el exterior, pero no guiado a lo que somos interiormente. Pasamos de la inocencia y el asombro de la infancia a la confusión de la adolescencia, que a menudo termina en el cinismo y la desilusión de la edad adulta. En “The Logical Song”, la cuestión candente que ha bajado a su lugar más crudo fue “por favor dígame quién soy”, y eso es básicamente lo que la canción trata. Creo que esta pregunta eterna continúa golpeando un acorde tan profundo en las personas de todo el mundo y por eso se queda de manera significativa”.

Puede intuirse cierta influencia Beatle en muchas canciones del disco tanto en la composición como en los arreglos. Por ejemplo, en “Breakfast in América” hay un clima muy circense (muy “Pepper”) en los vientos que surcan el trasfondo del tema. Otro tanto pude decirse del arreglo basado en el riff de guitarra que suena detrás de la exclamación “Who I am” en “The logical song”, y que pareciera evocar los sonidos del medley de Abbey Road de The Beatles. El mismo Paul McCartney halaga al dúo compositivo Hodgson-Davies y hasta sostiene que le recuerda su sociedad con Lennon. En síntesis, se trata de un estilo compositivo particular que se destaca en su momento porque no resultaba del todo bailable como otros temas de rock (“I miss you”, de The Rolling Stones, por ejemplo), ni tampoco cuadraba en las baladas típicas de la época.

En 1980 la banda realiza un disco doble en vivo grabado en The Pavillion de París, Francia. En ese concierto Supertramp repasa sus más grandes éxitos. El registro en vivo es editado y sirve para que el grupo alcance uno de los picos más importantes de notoriedad en su historia. París (1980) llega al disco de oro. En esos años, Hodgson comienza a presentar algunas trasformaciones: se muda a una granja en California donde construye un estudio de grabación. Allí decide dedicarle más tiempo a su familia y comienza también a transitar los caminos de la espiritualidad. Estos cambios darán como resultado su primer trabajo solista, Sleeping with the Enemy (Durmiendo con el enemigo), aunque este nunca llegó a ser publicado. Estas cuestiones comenzaron a trazar un distanciamiento con el resto de los integrantes de la banda. En 1982 la banda lanza …Famous Last Words… (Últimas palabras famosas), disco que significaría el alejamiento de Hodgson un año después. Ya en los temas se observa las diferencias en el dúo compositivo: mientras que Hodgson quería mantenerse en la línea del pop, Davis procura acercarse al campo del rock progresivo. El resultado fue un sonido bastante híbrido. De los temas se destaca “It`s raining again” (“Está lloviendo otra vez”). Posteriormente a su lanzamiento, la banda comenzó una gira mundial en la que Hodgson anuncia su alejamiento. La banda continúa liderada ahora sólo por Davies y edita Brother Where You Bound (Hermano donde estás atado, 1985) en el que se destaca el éxito “Cannonball. Luego siguió el experimental Free as a bird (Libre como un pájaro, 1987) donde incluyen nuevos ritmos (dance) y se observa la profusión de los sintetizadores y máquinas de ritmo. De este modo, Davies intenta aggiornar el sonido a las nuevas tendencias musicales. Por su parte, Hodgson inicia su carrera solista con el álbum In the eye of the storm (En el ojo de la tormenta, 1984).

En 1993 se produce una reunión entre Davies y Hodgson en un evento donde interpretan dos canciones de Supertramp. Posteriormente, Davies publica Some Things Never Change (Algunas cosas nunca cambian, 1997) ya con nueva formación. Y cinco años después llega Slow Motion (Cámara lenta) último álbum de estudio hasta la fecha. Hubo algunos intentos de reunión entre Davies y Hogdson que no llegaron a buen término.

En 2001 Hodgson realiza un concierto en el marco de su gira que lo lleva por la ciudad de Chicago; allí invita a participar a la All stars band, formación liderada por Ringo Starr y compuesta por grandes luminarias de importantes grupos de rock. De ese concierto rescatamos la versión que realiza de “The logical song” en la que se observa en la batería a Ringo Starr.

 

Comparte

Bernardo Suárez

Investigador en el Instituto de Artes del Espectáculo de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires y autor del libro "Discurso humorístico. Una mirada desde la Polifonía enunciativa a los textos de Les Luthiers" . Dos de sus inquietudes y pasiones son el humor y la música.

Comentar

Click aquí para comentar

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Derechos Reservados

Recibe lo más reciente en tu correo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElCirculoBeatle.com y recibir notificaciones de nuevas entradas.

LO PUBLICADO

Los autores de ECB

Aldo Flores

Arturo Espinosa

Bernardo Suárez

LUIS CARLOS PICHARDO

Marco Antonio Brito

Miguel Brito

Tere Chacón
A %d blogueros les gusta esto: