ECBC Radio | PROGRAMACIÓN
George Harrison

George Harrison y Ravi Shankar, una amistad entre dos mundos

El Amor es el significado ultimado de todo
Lo que nos rodea.
No es un simple sentimiento,
Es la verdad, es la alegría qué está en el
Origen de toda creación.
Rabindranath Tagore.

En la primavera de 1965, mientras The Beatles filmaban unas escenas para su segundo film HELP! (Richard Lester, 1965) en una de las playas de las Bahamas, en Nassau, un automóvil se acercó adonde se encontraba el equipo de filmación y varios curiosos que rodeaban el lugar. En uno de los cortes, George Harrison se topó con uno de los hombres que manejaban ese automóvil y éste le entregó un libro sobre meditación trascendental a través de las enseñanzas de Bhaktivedanta Swami Braphupada, líder espiritual de la religión védica conocida como Hare Krishna.

Justo la trama de la película trataba sobre una secta hindú comandada por su sacerdote Clang, interpretado por Leo McKern que buscaba apoderarse de un anillo de rubí que poseía Ringo Starr y que solo lo podían tener quienes fueran a ser sacrificados a los pies de la diosa Kahali. Pero eso no fue el hecho que hiciese que Harrison se interesara profundamente en la cultura védica hindú y que influyera tanto una parte de su música, sino un permanente modo de ser en su vida en general y adquirir una amistad que perduraría hasta el final de sus días con su mentor en el arte de la Cítara, su gurú y amigo, Raví Shankar.

El Sitar hindú o indio, como se le denomina oficialmente en su lengua original, es un complicado instrumento de cuerda utilizado por músicos tanto en la India como en Pakistán, utilizando como caja de resonancia la mitad de una calabaza, en su mayoría, o de madera de palo de rosa curada con un brazo o mástil alargado para sostener un grupo de 11 a 19 cuerdas para ser pisadas entre los 28 trastes de metal a lo largo del brazo.

Para ser interpretada se necesita una posición a manera de flor de loto, pero con la pierna derecha ligeramente extendida para descansar la caja. Pero su interpretación requiere tener un sumo estado de concentración, tanto por la dificultad de tocarla en virtud de tener unas cuerdas para llevar la melodía y otras tantas para acompañar a manera de acordes, tanto también para llevar la música hacia Dios entregada por el vínculo que forma el intérprete con la divinidad.

Su máximo exponente a mitad del siglo XX fue ni más ni menos que el maestro Raví Shankar. Nacido el 7 de abril de 1920 en Benarés, una ciudad a las orillas del río Ganges perteneciente al estado de Uttar Pradesh, India. Su origen culto-religioso era el Brahaminismo del cual se desprenden gran cantidad de artistas y músicos por excelencia.

Fue discípulo de Allaudin Kahn, fundador del Maihar gaharana sitio donde reside la música india clásica y que llevó al Pandit Raví Shankar a ser el instrumentista más reconocido internacionalmente que llevó a tener una carrera tan larga propia de un récord Guinness como el artista que más recorrió países en el mundo en más de 60 años.

Su relación con la música occidental lo lleva a tener influencia, maestría y amistad no solo con la que tuvo con George Harrison, sino también con el violinista Yehudi Menuhin. Es el padre de la cantante Norah Jones y de la concertista Anoushka Shankar.

LA INTRODUCCIÓN DEL SITAR EN LA MÚSICA DE THE BEATLES

El disco que marcó el primer paso de evolución en la música de los Fab Four fue el RUBBER SOUL. Las letras mostraban ya temas que variaban entre la introspección personal (The Word, If I needed someone, Nowhere Man, In my life) a las aventuras amorosas en letras trastocadas por juegos de palabras como es el caso de Norweigian Wood y dónde aparece por primera vez en la música moderna el SItar tocado por George Harrison.

Norwegian Wood una canción que delataría entre líneas la aventura amorosa entre John Lennon y la periodista Maureen Clive, empezó a grabarse con su título provisional de trabajo This Bird Has Flown a partir del martes 12 de octubre de 1965 en su primera toma. ¡Para George Martin, el productor del disco, no era del todo extraño la introducción de ese instrumento hindú (comprado por George Harrison en un bazar exclusivo en Carnaby Street) ya que con anterioridad lo había hecho en un álbum del actor Peter Sellers (Swingin Sellers, Parlophone 1965) con Sitar y Tabla (instrumento de cuerda para acompañamiento del Sitar), así también como en el álbum de la película HELP!  en su parte instrumental del soundtrack para la edición de Estados Unidos y México.

El pasaje del Sitar en Norweigian Wood es tan solo unos momentos para la parte instrumental en una sola sesión de ese día. Aunque el crédito final quedó como Norwegian Wood quedo como subtítulo entre paréntesis This bird has flown en su titulación en inglés, no así en otros idiomas como el español quedando simplemente como Bosque Noruego.

Les comparto a continuación la toma número 2 de esa sesión del jueves 21 de octubre del 65 que salió en el The Beatles Anthology Vol. 2 en el estudio número 2 de EMI en Abbey Road.

EL VIAJE DE GEORGE HARRISON A LA INDIA

Una vez terminada la era de giras por el mundo y después de haber pasado un año casi de pesadilla en 1966, George y su entonces esposa Pattie Boyd, tomaron unas merecidas vacaciones hacia la India donde haría su primer encuentro con Raví Shankar. Ese encuentro trajo una experiencia no solo sobre el Sitar sino de otros instrumentos como la ya mencionada Tabla, el tambura, el fagot hindú entre otros que se utilizan para llevar a cabo conciertos con música sacra y trascendental.

Eso apasionó a Harrison de una manera total. Shankar le advirtió que tan solo tener la postura para tocar el Sitar como la concentración que se debería tener no era cosa fácil y menos para interpretarla en canciones pop. Aunque en un principio Shankar renegaba de su utilización para ese motivo comercial, no fue tan reacio a que George la usara para canciones con temas más profundos y de una total instrumentación como lo marca las reglas musicales y tradicionales.

Así entonces se pudo observar que George lo cumplió al pié de la letra como fueron en sus composiciones de Love you too para el grandioso álbum de REVOLVER grabada a partir del lunes 11 de abril de 1966 con músicos hindús con sus instrumentos originarios como fueron Anil Bhawwat en la tabla, Kilah Sahan y Sami Madras en las tamburas y Tawmli en el pandero. Y claro está, George al Sitar mezclándola con su guitarra Epiphone con fuzz, acompañado de Paul en su bajo Rickenbaker con fuzz y coros y Ringo al pandero.

Otras de las composiciones inspiradas por Harrison a la música hindú con letras fundamentadas en la palabra filosofal védica fueron Within you Without you para el álbum Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band (1967) instrumentada por Harrison a la tabla, tambura y Sitar y Swarmandal a la tabla acompañados por músicos (violines y cello) de estudio bajo la dirección de George Martin. Posteriormente al año siguiente lo haría para su composición de The Inner light cara B del sencillo de Lady Maddona. Esta canción fue escrita basada en el capítulo 47 del libro sagrado del taoísmo, el Tao Te King y grabada en su parte instrumental en los estudios de EMI en Bombay India, durante las sesiones del soundtrack  de Wonderwall Music que compuso Harrison a principios de 1968.  La parte vocal se grabó ya en Londres en el estudio 2 de EMI Abbey Road con la voz principal de George y armonías vocales de Paul y John.

UN PUENTE ENTRE DOS MUNDOS

La amistad entre George y Raví siguió tan solo como asesoría a distancia durante los tres últimos años de la carrera de The Beatles juntos, pero sería hasta después del lanzamiento de su primer álbum de George como solista, el All things must pass donde llegaría a tener un éxito sin precedentes demostrando el gran compositor y músico que siempre fue ahora ya fuera de The Beatles.

Pasando los estragos del rompimiento de los Fab Four y aun grabando en el mismo sello de Apple junto con sus ex compañeros, Harrison se concentró más en su música teniendo un contacto mayor con su espiritualidad en donde Ravi tuvo una especie de directriz, un guía para que George fuera saliendo de ese mundo material imbuido de frivolidad y drogas al que estuvo sometido mientras la fama lo cubría de gloria.

No fue fácil. Su entorno era susceptible y frágil y la cuestión, de acuerdo a Shankar, era mantener un equilibrio entre el mundo material y la espiritualidad religiosa que le daba una oportunidad de reencontrarse como una persona más entregada al interior. Una primera colaboración se llevó a cabo con la producción del documental Raga de 1970 producida por George.

EL CONCIERTO PARA BANGLADESH.

El conflicto armado en la república de Bangladesh, un ex protectorado indo-británico que luchó firmemente por su independencia, se agravaba por la terrible migración de millones que huían de la guerra por la invasión pakistaní, dejando un rastro de hambre y muerte a su paso.

Ravi Shankar, utilizando su popularidad en el mundo de la música y ya habiendo pasado sus intervenciones, lo mismo en los grandes escenarios como el Carnegie Hall como en el festival de Monterey Pop cuatro años antes junto a estrellas del rock como The Who, Janis Joplin y Jimi Hendrix, acudió a solicitarle a George Harrison que armaran un concierto a beneficio del pueblo de Bangladesh juntando a varios amigos como Leon Russell, Eric Clapton, Billy Preston, el mismo Ringo Starr y hasta Bob Dylan que llegó casi al final un tanto renuente. Se grabaría un disco doble con el concierto completo más una película que generarían un monto millonario para hacérselos llegar a los refugiados en forma de víveres, medicamentos y hasta casas pre construidas para al menos solventar su dolor que pasaban en esos momentos, tragedia que recorría al mundo entero.

Como dijo George en la conferencia de prensa, que a continuación les presento, recaudar apenas un millón de dólares era apenas una pequeña aportación para aliviar muy relativamente la situación que preocupaba tanto a Shankar. Y fue mucho más duro cuando después del concierto, el monto recaudado por la UNICEF para los niños Bangladíes había llegado en cantidad mucho menor, por cuestiones de impuestos de pasaje y robos que defraudaron el resultado final del proyecto.

El concierto se llevó a cabo el 1 de agosto de 1971 en el Madison Square Garden de Nueva York en dos funciones. El programa fue presentar como primer número a Ravi Shankar con su grupo para lo cual se le pidió a la numerosa audiencia que había llenado el lugar, que guardaran respeto, silencio absoluto y no fumar, ya que se trataba de un momento sacro y de total concentración y meditación. El número presentado fue titulado Bangla Dhun, composición magistral de Shankar con motivo de la situación en Bangladesh que tocó junto a otro músico hindú de reconocida fama y prestigio Ali Akbar Kahn.

RAVI SHANKAR FAMILY & FRIENDS

La carrera de ambos músicos siguió siendo un camino continuo, ya sea como un concertista y promotor de su cultura en muchos ámbitos musicales en el caso de Raví Shankar y uno lleno de sobresaltos, divorcios, juicios legales, altibajos en el caso de George Harrison.

Para éste último, después de su primer álbum triple All things must pass, los éxitos y registros de ventas fueron en menos escala, aunque su calidad se demostraba con gran valía como el músico que siempre demostró ser desde que era un beatle. La necesidad de volver a los escenarios y obtener recursos financieros que ya hacían agua en las alcancías de Harrison, recurrió de nuevo a su viejo amigo y gurú para producir un disco que conmemoraba 25 años de trayectoria del maestro Shankar con su grupo de músicos e invitados como lo fueron los pioneros de la música clásica hindú Alla Rakah, Ashish Kahn, Shivkumar Sharma, y Hariprasad Chaurasia, complementado con músicos occidentales como Ringo Starr, Tom Scott, Billy Preston, Emil Richards y Jim Keltner. Era una fusión entre ambos estilos y culturas musicales para crear el disco Shankar Family & Friends todo producido por George Harrison ya bajo el sello creado por él, Dark Horse dentro de la familia de A&M Records, grabado en la ciudad de Los Angeles California a finales de 1973 y principios de 1974 y lanzado el 20 de septiembre de ese mismo año.

El primer track del disco nos muestra una creación al estilo occidental del propio Shankar, I am missing you  cantado por su cuñada Lakshmi Shankar casada con el hermano de Ravi, única en su estilo para el inicio de ese álbum con una referencia dedicada a la divinidad de Kirshna, donde se pueden escuchar las intervenciones de los teclados de un Billy Preston, como de Harrison en las guitarras acústicas y Ringo en las percusiones.

LAS GIRAS

El entusiasmo y la gratitud de George hacia Raví se manifestó en las primeras giras realizadas en noviembre de ese mismo año de 1974 por Canadá y los Estados Unidos.

Las fechas iniciaron a partir del 2 de noviembre hasta el 20 de diciembre, visitando ciudades como Vancouver (donde se inició la gira) Seattle, San Francisco, Oakland, Long Beach, Los Angeles, Tucson, Salt Lake City, Denver, St. Louis, Tulsa, Fort Worth, Baton Rouge, Memphis, Atlanta, Chicago, Detroit, Toronto, Montreal, Boston, Providence, Landover, Uniondale, Philadelphia y Nueva York.

En cada concierto se iniciaba con la pieza de Ravi Shankar, llevando siempre un mensaje espiritual para luego, como lo hiciese en el Concidrto para Bangladesh, pasaran a la música pop rock.

Siempre el concierto llevó el título de Harri´s on Tour 74, con varios números algunos ya muy conocidos y otros tantos nunca llevados en vivo, como Sue me, Sue you blues, For you blue, Give me love (gime me peace on earth), Maya love, Dark Horse y una interpretación muy sentida a su propio estilo de In my life, la legendaria composición de John Lennon para el Rubber Soul.

A pesar de su desgastada voz y el público que ya no llenaba como antes los auditorios en que se presentaba, la mancuerna Shankar-Harrison and Friends demostraba que la capacidad creativa y la amistad fincada en proyectos y espiritualidad seguía dando frutos.

 

 

 

Un cartel de esa gira para la noche del 12 de noviembre de 1974 en Providence.
Otro cartel para el auditorio Spectrum de Philadelphia para el 17 de diciembre del 74 anunciando la presencia de Ravi Shankar & Friends.

Y en seguida les presento un mix de lo que fue aquella gira por los USA del Harri’s on Tour con la presencia de lo que sería la Shankar Family con una duración de 17 minutos.

UNA AMISTAD QUE DURARÍA HASTA EL FINAL

Los lazos de amistad entre Harrison y Shankar se afianzaron hasta los últimos días de vida del ex beatle. Una etapa donde incluso llegó a ser el “padrino musical” de Anoushka Shankar con quien afianzó una amistad hasta con su hijo Dahni.

La muestra de amistad y admiración mutua se siguió en varias colaboraciones entre ambos músicos. Una de ellas fue la producción del álbum Ravi Shankar´s music festival from India de 1976 Chants of India de 1997 y Music Festival from India at the Royal Albert Hall 1976, donde Harrison fue productor musical, mismos álbumes que años después en 2010, póstumos a la muerte de George, salieron bajo la supervisión y producción de su viuda Olivia Harrison en una caja triple con los CD’S respectivos a cada álbum y un DVD de los conciertos dados por Ravi, primero bajo el sello de Dark Horse como salieron originalmente y después con el sello de Apple Corps para el embalaje actualizado.

Anoushka y nuestro George.

Durante la enfermedad de George, Ravi siempre estuvo consciente de la gravedad de la misma, lo cual no faltaba nunca las llamadas y visitas para darle ánimos y estar en todo momento unidos en mantras y rezos para limpiar el espíritu y llevarlo a la siguiente reencarnación en su camino hacia la fuente de vida.

Fue el mismo Shankar quien le sugirió reunirse con sus amigos-hermanos Paul y Ringo para despedirse con buen humor, el que siempre mantuvieron siendo The Beatles, ya habiendo concluido el último trabajo juntos durante las antologías y darle la fuerza motivacional tanto a Olivia como a Dahni.

El 29 de noviembre de 2001, Ravi acudió hasta la mansión de Paul McCartney en Bel Air California donde había sido trasladado George, por petición de él mismo y la ayuda de Paul, para pasar al otro lado del río. Un grupo de músicos encabezados por Ravi se instalaron en una habitación donde yacía George rodeado de su familia tocando ragas y mantras hasta que su amigo, su discípulo favorito, pasó a mejor vida.

Una amistad que quedaría cimentando un puente entre dos mundos, tan distintos pero tan unidos por el amor.

Hasta aquí mi colaboración semanal no sin antes promocionar siempre nuestros espacios aquí en El Circulo Beatle y las emisiones de ECBC Radio con nuestros colaboradores Tere Chacón, Arturo Espinoza, Marco Antonio Brito, Miguel Ángel Brito, Carlos Moreno, José Antonio Martín y Eka Ojeda.

Hasta pronto y sin olvidar que:

BEATLES 4EVER!!!!

 

Comparte

Luis Carlos Pichardo

He escrito para varias publicaciones de distinta índole como ha sido las ya desaparecidas revistas Sonido y Conecte dedicadas a la música rock. Actualmente me dedico a trabajar en la industria cinematográfica en producciones tanto de series para televisión, cine y comerciales como gerente de producción y locaciones.

Comentar

Click aquí para comentar

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Derechos Reservados

Recibe lo más reciente en tu correo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElCirculoBeatle.com y recibir notificaciones de nuevas entradas.

LO PUBLICADO

Los autores de ECB

Aldo Flores

Arturo Espinosa

Bernardo Suárez

LUIS CARLOS PICHARDO

Marco Antonio Brito

Miguel Brito

Tere Chacón
A %d blogueros les gusta esto: