ECBC Radio | PROGRAMACIÓN
Semana Temática - Pensando en el Futuro

Esperanza en el futuro, de lo espiritual a lo terrenal

Como seres humanos en algún momento de nuestras vidas nos detenemos a meditar en el futuro, qué pasará con nosotros, a qué nos enfrentaremos, qué nuevas maravillas tecnológicas veremos o qué situaciones difíciles pasaremos.

Cuando somos niños, con toda la inocencia que poseemos en ese momento, no solemos pensar en el mañana porque nos sentimos protegidos por nuestra familia, de jóvenes nuestro universo se va expandiendo y vivimos de manera temeraria porque creemos que somos invencibles, pero ya en la vida adulta somos conscientes de nuestro presente, de la situación en la que nos hallamos y el porqué llegamos a ella, el pasado no se puede cambiar, eso lo sabemos de antemano, y el futuro no lo conocemos, como lo dice un canto religioso: “Nada se sobre el futuro, desconozco lo que habrá”.

Pero existe algo llamado esperanza, que es una característica fundamental en las personas y eso alimenta nuestro ánimo y puede impulsarnos a ser mejores en esta vida, aunque como dice Stephen King al inicio de su cuento El Cuerpo, “La vida nunca sale como la planeamos”. Pero se puede agregar, no sale como planeamos, pero puede ser mucho mejor en un futuro que desconocemos y por ende es fascinante.

Podemos soñar con un mejor porvenir, siendo bastantes optimistas, aunque tampoco falta el miedo a enfrentar lo problemas que lleguen y  con esto caer en el pesimismo en donde el futuro no pinta nada bien. Lo cierto es que no existe una bola de cristal que nos diga que nos depara el día de mañana. Musicalmente hablando pongamos algunos ejemplo de canciones que nos pueden ayudar a creer que somos lo bastante fuertes para cualquier prueba que el futuro (o presente)  nos ponga.

U2, Stuck In A Moment You Can´t Get Out Of. (2000)

En la gira Elevation de U2 del año 2001, Bono solía decir una frase muy interesante: “Convierte cada canción en una plegaria”. Vivimos en tiempos con situaciones llenas de incertidumbre. Pero no debemos derrotarnos antes de tiempo. Independientemente de religiones, la frase de Bono es genial, no sólo convertir la canción en una plegaria, sino tomarla como una base que nos lleve a buscar una vida en donde nos sintamos satisfechos con nuestras acciones. En el álbum All That You Can´t Leave Behind (2000) tenemos ejemplos de temas con bellas letras que nos hablan de la esperanza. U2 se abría paso a un nuevo siglo y lo veía con entusiasmo. Tracks como Beautiful Day, Walk On, Peace On Earth y sobre todo Stuck In a Moment You Can´t Get Out Of,  nos ofrecen una visión optimista tanto para el presente como para tiempos venideros.

Cuántas veces sentimos que estamos atascados en un momento del cual no podemos salir y creemos que nos encontramos en la película El Día de la Marmota (Groundhog Day, Harold Ramis, 1993), vivimos en un bucle de tiempo donde todos los días son iguales. La canción de U2, Stuck In a Moment You Can´t Get Out Of, inicia con la estrofa  “No tengo miedo de nada en este mundo, No hay nada que puedas arrojarme que no haya escuchado antes. Sólo trato de encontrar una melodía decente. Una canción que pueda cantar en mi propia compañía”. Más adelante habla del peso que cargamos que nos provoca el estar estancados y no podemos avanzar. Hacia la coda de la melodía nos dice que nos tambaleamos en un camino empedrado, pero todo esto es sólo momentáneo, porque este tiempo pasará. Llegarán tiempos mejores.

La canción de U2 (por cierto dedicada a la memoria del vocalista del grupo australiano INXS, Michael Hutchence, quien muriera en 1997) nos invita a reflexionar en que nada permanece igual, eso es la maravilla de creer que el futuro puede traernos algo bueno, aunque no sabemos que podrá ser.

The Impressions, People Get Ready. (1965)

U2 con Stuck In A Moment nos lleva a buscar el liberarnos de un momento que no nos permite avanzar en esta vida, todo desde un punto de vista espiritual. Los irlandeses nunca han negado la influencia de grandes artistas que han forjado su estilo musical, una de ellos es Curtis Mayfield con su tema People Get Ready . La canción es una hermosa composición góspel, que nos habla de la fe. Fe en el presente, fe en el futuro (Bruce Springsteen le rinde tributo con la melodía Land Of Hope and Dreams). La letra nos presenta la imagen de un tren (la esperanza, dicen algunos estudiosos del tema) que va recorriendo esta tierra recogiendo a los creyentes, porque la fe es la llave para abrir sus puertas y abordarlo. Convirtamos esta canción en una plegaria por un futuro mejor.

People get ready, there’s a train a comin’
You don’t need no baggage, you just get on board
All you need is faith, to hear the diesels hummin’
Don’t need no ticket, you just thank the Lord
So people get ready, for the train to Jordan
Picking up passengers coast to coast
Faith is the key, open the doors and board ‘em
There’s hope for all, among those loved the most
There ain’t no room for the hopeless sinner
Whom would hurt all mankind, just to save his own, believe me now
Have pity on those whose chances grow thinner
For there is no hiding place, against the kingdom’s throne
So people get ready there’s a train a comin’
You don’t need no baggage, you just get on board
All you need is faith, to hear the diesels hummin’
Don’t need no ticket, you just thank the Lord

Bruce Springsteen, The Promised Land. (1977)

Tanto U2 como Curtis Mayfield nos llevan por momentos espirituales en las anteriores canciones, en el caso de Bruce Springsteen nos habla de esa misma espiritualidad pero la vuelve terrenal en The Promised Land en la cual hace referencia a la Tierra Prometida, esa misma de la que habló Moisés al pueblo de Israel, mientras se encontraban en cautiverio por los egipcios. Un lugar en donde se puede respirar libertad y paz, aunque muchas veces parece inalcanzable. Springsteen se mete en el papel de un joven obrero que trabaja día a día en el taller de su padre, el cual a veces pierde la esperanza: “Hago cuanto puedo por llevar una vida honrada. Me levanto por la mañana y voy a trabajar cada día. Pero tus ojos se ciegan y tu sangre se enfría. A veces me siento tan débil que quisiera explotar. Explotar y hacer pedazos toda esta ciudad. Tomar un cuchillo y cortar este dolor en mi corazón”.

Si en la parte final de la canción Thunder Road, del álbum Born To  Run (1975) el personaje pedía a una chica marcharse de su pueblo, por ser un lugar lleno de perdedores, para buscar un mejor porvenir en otro sitio. En The Promised Land se mantiene esa fe de poder irse algún día, aunque aquí no se sabe cuándo llegará ese momento (o si llegará) mientras el tiempo pasa y ahoga la fe. Todos esperamos un futuro mejor con sueños que pueden realizarse, mientras que otros, por mucho que lo deseemos, simplemente no se llevaran a cabo nunca, pero así es la vida. Señor, no soy un niño… ¡No! ¡Soy un hombre! Y creo en una tierra prometida.

Comparte

Arturo Espinosa

Originario de la Ciudad de México, estudió la carrera de periodismo en el Centro Universitario de Periodismo en Arte, Radio y Televisión(PART). Se describe a si mismo como beatlero de alma y rockero de corazón.

Comentar

Click aquí para comentar

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Derechos Reservados

Recibe lo más reciente en tu correo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElCirculoBeatle.com y recibir notificaciones de nuevas entradas.

LO PUBLICADO

Los autores de ECB

Aldo Flores

Arturo Espinosa

Bernardo Suárez

LUIS CARLOS PICHARDO

Marco Antonio Brito

Miguel Brito

Tere Chacón
A %d blogueros les gusta esto: