El raudo vuelo del ángel: Andy Gibb

La sabiduría popular suele referir que los hermanos mayores abren el camino a los menores. Andrew Roy Gibb tenía entonces tres sendas bien abiertas. También es cierto que un apellido famoso de algún pariente suele transformarse en una exigente y pesada carga. En este caso, como los hermanos mayores optaron por ampliar las iniciales y crear una marca (Algunos sostienen que el nombre de la banda proviene de Brothers Gibb: Bee Gees; otros, que la “B” es de Barry, el mayor y líder del grupo), el pequeño Andrew no tuvo problema en utilizar su nombre. Y fue Andy Gibb.

Había nacido en Manchester, una importante ciudad industrial al noreste de Inglaterra, un 5 de marzo de 1958. Doce años después de que llegara a la Isla de Man, también perteneciente al Reino Unido, el mayor del famoso trío, Barry Gibb. Cuando Andy era pequeño, la familia decide trasladarse a Australia. Aún estaba dando sus primeros pasos cuando sus hermanos (Barry, Robin y Maurice) ya comenzaban a incursionar en el campo de la música. No tardará en seguir la senda abierta. A los trece años con la compañía de una guitarra, regalo de su hermano Barry, el joven cantaba con gran éxito algunas de las famosas melodías de sus hermanos, en bares de Ibiza y en la Isla de Man. Su sueño era incorporarse a los Bee Gees y conformar un cuarteto. Sin embargo, su carisma y estilo personal lo conducirían por el camino de la carrera solista. El joven ya poseía un gran capital en dinero y ello lo llevaba a mantener un estilo de vida despreocupado y revoltoso. La falta de ensayo y sus desplantes terminaron por molestar a los músicos que solían acompañarlo.

Corrían los setenta y Andy Gibb se había convertido en una estrella de la música. Con su voz personal y su apariencia angelical consiguió en esa década, ubicar tres sencillos número uno en los Estados Unidos. Su primer gran éxito fue el tema: «I Just Want to Be Your Everything» escrito por su hermano, Barry, para el primer disco, (Love Is) Thicker Than Water en 1977.

En 1978, su segundo álbum entró en competencia directa con el gran éxito de sus hermanos Saturday Night Fever, que contenía el éxito “Stayin´alive. Este segundo disco presentaba el sencillo “Shadow dancing,” compuesta en colaboración con sus hermanos y que daría nombre al disco. Los Bee Gees se encontraban atravesando una etapa de profusa actividad creativa preparando lo que sería la música para el film Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band (Michael Schultz) junto a Peter Frampton.

Junto a la meteórica carrera musical, Andy comenzaría a hundirse en múltiples excesos. En 1979 participó junto a Bee Gees, Abba y Olivia Newton-John del concierto benéfico: “Músic of Unicef concert” en la sede de las Naciones Unidas y que fue transmitido por televisión a gran parte del mundo. En esa oportunidad interpretó «Rest Your Love On Me» junto a Olivia Newton-John.

En 1980 llegaría su último álbum de estudio After Dark. Nuevamente un dueto con su cantante-amiga Olivia Newton-John “I can´t help it” alcanzó el puesto 20. De este trabajo se destaca “Desire”, tema creado y grabado por sus hermanos en 1978.

La vida personal marcó la abrupta carrera de Andy Gibb. Tuvo un fugaz matrimonio con Kim Reeder del que nació su única hija Peta Haye Gibb, en 1978. Sin embargo, el gran amor de su vida fue la famosa actriz Victoria Principal, recordada por su trabajo en la serie televisiva “Dallas”, en el papel de Pamela Ewing. La relación transcurrió entre excesos y escándalos. “La había conocido el 6 de enero de 1981, en el ‘show’ de John Davidson. Su amor juvenil, la rubia Kim, con la que había tenido una hija, ya lo había abandonado. Aunque salía con la actriz británica Susan George, Andy quedó descolocado con Victoria” (Ruiz, 2013). Sus hermanos responsabilizaron a la actriz una y otra vez por la decadencia en que se encontraba el menor de los Gibb. Sin embargo todos sabían que su relación con las drogas y el alcohol venían de lejos. En 1981, Andy apareció en televisión cantando junto a Victoria un viejo éxito de 1958 de los Everly Brothers, “All I have to do is dream”. El tema fue grabado ese mismo año en un intento de lanzamiento musical de la famosa pareja; sin embargo no puedo escalar más allá del puesto 51.

El romance terminó por decisión de la actriz en marzo de 1982; según se rumoreó Victoria le habría dado a elegir entre las drogas o ella. A partir de ahí su carrera y su vida comenzaron a rodar en forma desenfrenada y descendente. Entre internaciones y rehabilitaciones, tuvo esporádicas apariciones y giras. En 1984 se presentó en el exigente XXV Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar en Chile.

A pocos días de haber cumplido los treinta años se encontraba en Londres trabajando en un nuevo álbum cuando debió ser internado a causa de una pericarditis producida por una infección viral. Su joven pero desgastado corazón no aguantó más. Murió el 10 de marzo de 1988.

Referencias:
Ruíz, J. (2013) “Caida y muerte de Andy Gibb”. En El mundo, Madrid. En línea: https://www.elmundo.es/elmundo/2013/07/22/cultura/1374504722.html
Funes, M. (2022) “Éxito precoz, cocaína y un corazón roto: la tragedia de Andy Gibb, el hermano menor de los Bee Gees”. En Infobae, Buenos Aires. En Línea: https://www.infobae.com/historias/2022/03/10/exito-precoz-cocaina-y-un-corazon-roto-la-tragedia-de-andy-gibb-el-hermano-menor-de-los-bee-gees/

Bernardo Suárez, 26 de julio de 2022.
Buenos Aires, 2 de marzo de 2021.

 

Comparte

Bernardo Suárez

Investigador en el Instituto de Artes del Espectáculo de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires y autor del libro "Discurso humorístico. Una mirada desde la Polifonía enunciativa a los textos de Les Luthiers" . Dos de sus inquietudes y pasiones son el humor y la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.