Dos interesantes detalles de la historia de The Monkees

Aaaah, The Monkees. Denostados por muchos pero muy apreciados por otros más. Me incluyo entre ellos. Lo que es un hecho innegable es que son ave de tempestades en toda conversación roquera.

Lo digo porque la siguiente pregunta detona la polémica ¿Ejecutaban sus instrumentos o no? La respuesta es sí y no. Y depende del contexto histórico y las fechas a analizar.

En la presente columna, les voy a platicar acerca de un par de temas que van ligados a su breve pero sustanciosa carrera musical ¿me acompañan?

Ignorados por el Salón de la Fama del Rock & Roll y perseguidos por el establishment.

¿Deberían estar The Monkees en el Salón de la Fama del Rock and Roll?

Y aquí empieza la discusión agria. Los detractores dirán que cómo puede ser posible el siquiera considerar seriamente la cuestión. Si vamos a incluirles dado su carácter de grupo prefabricado, pongan también a The Partridge Family, a The Archies y a The Banana Splits, por citar algunos.

Quienes apreciamos a The Monkees exhibiremos ante el jurado la prueba de que en los Estados Unidos al menos, llegaron a vender más discos que The Rolling Stones y los mismísimos The Beatles en el año 1967. No es un logro menor. Y el Rock and Roll Hall Of Fame es un museo de la fama, no necesariamente de talento. Como prueba de ello es la inclusión de gente como Jay-Z, The Beastie Boys o Tupac Shakur.

Revisando al periodista Justin Beckner, nos aporta algunas ideas interesantes:

“The Monkees a menudo son etiquetados como una “banda falsa” por los críticos y es cierto que esa era la intención original. Hacer que los actores canten sobre pistas de acompañamiento pregrabadas mientras pretenden tocar instrumentos en un programa de televisión. Las canciones, de hecho, presentaban las voces de los actores. Con el tiempo, la banda comenzó a competir por un control más creativo y a escribir sus propias canciones y, para el tercer álbum de la banda, habían progresado hasta convertirse en una banda completa en la que tocaban sus propios instrumentos y escribían sus propias canciones.”

“Antes de ponerles una etiqueta de “banda falsa”, no olvidemos que por ejemplo,la banda
Puscifer de Maynard James Keenan comenzó como un acto de comedia en el Show de HBO, Mr. Show. quiero resaltar que hay diferentes rutas para una exitosa carrera musical y a veces comienza en la televisión.La banda era un grupo de buenos músicos: Stephen Stills (Crosby, Stills, Nash & Young ) y Danny Hutton (Three Dog Night) también probaron para la banda, pero no pasaron el corte.”

La influencia de los Monkees es innegable. Eran un gran problema: tenían la atención de la juventud estadounidense. Tanto es así que ellos, entre otros “artistas de la contracultura”, llegaron a ser investigados muy seriamente por el FBI. Sí, leíste bien, amigo lector.

The Monkees fueron objeto de investigación por parte del FBI.

The Monkees en realidad se mencionan en dos archivos separados del FBI: un memorándum de la Oficina de Campo de Los Ángeles de 1967 sobre actividades contra la guerra de Vietnam y un segundo archivo que está tachado por completo. El primer archivo alega la sospecha de mensajes contra la guerra de Vietnam ocultos en el programa de televisión y la música (¡muchos de los cuales ni siquiera fueron escritos por los Monkees!) y llegaron a afirmar que la vestimenta de la banda sirvió para impulsar la agenda de “tipos beatniks”, por ende indeseables para la mojigata sociedad norteamericana de esos días.

¿Qué tal? Si te da curiosidad, chécalo aquí:

https://vault.fbi.gov/the-monkees/The%20Monkees%20Part%2001%20of%2001/view

En cuanto al segundo archivo, todavía no tenemos idea de lo que realmente se escribió allí. Es algo inusual que un archivo esté completamente tachado. Tenemos archivos sobre ovnis con más información en ellos. ¿Qué podrían haber hecho los Monkees para garantizar un archivo del FBI tachado por completo? No lo sabemos aún. Quizas nunca.

Si bien muchas bandas hoy en día se benefician del escrutinio de las figuras de autoridad, era una época muy diferente en ese entonces. Los sentimientos anti-Vietnam eran vistos como sentimientos anti-estadounidenses. Los padres no querían que sus hijos crecieran para ser “tipos beatnik”, por lo que a menudo no permitían que sus hijos escucharan a The Monkees o vieran el programa, los índices de audiencia se desplomaron y el programa se canceló en 1968, después de sólo dos años. Además, la banda quería un control más creativo sobre la música del programa, lo que generaba problemas entre los miembros de la banda y la cadena de TV NBC.

A pesar de su inmensa popularidad e influencia, The Monkees no están en el Salón de la Fama del Rock & Roll. El finado ex- miembro de la banda Peter Tork afirmó que Jann Wenner es la persona que los excluye del honor. Wenner es el fundador de Rolling Stone y del Salón de la Fama del Rock & Roll, junto con el mítico ejecutivo discográfico Ahmet Ertegun. Ha sido conocido por usar la influencia de una revista creadora de tendencias como Rolling Stone para asegurarse de que ciertos artistas (como por ejemplo U2) sean bien recibidos. Aparentemente, The Monkees demuestra que Wenner ha usado su influencia para asegurarse de que ciertas bandas NO sean bien recibidas.

En una publicación de Facebook de 2007, el ex- Monkee Peter Tork ofreció esta crítica a Wenner:

“(A Wenner) no le importa cuáles son las reglas y simplemente opera como le parece. Es un abuso de poder. No sé si los Monkees pertenecemos al Salón de la Fama, pero está bastante claro que no estamos por un capricho personal. Jann parece haberlo tomado más duro que los demás, y ahora, 40 años después, todos dicen: ‘¿Cuál es el problema? Todos los demás lo hacen’. ( se refiere a que se utilizan artistas de estudio o bandas de acompañamiento.) A nadie le importa ahora excepto a él. Siente que su juicio moral en 1967 y 1968 sigue vigente en 2007”.

Wenner afirma que la razón por la que The Monkees no pertenecen a RRHOF es porque no tocan sus propios instrumentos, lo cual es cierto, especialmente en los primeros éxitos de la banda. Esas canciones fueron interpretadas principalmente por el famoso grupo de músicos de estudio, The Wrecking Crew. Neil Diamond escribió el éxito de 1967 de los Monkees, “I’m a Believer”. “Daydream Believer” fue escrita por John Stewart de The Kingston Trio; alega que no pensó que la canción fuera muy buena hasta que escuchó a Davy Jones cantarla; los cuatro Monkees también tocan instrumentos en esa y otras pistas. Además de tocar la guitarra en The Monkees, Michael Nesmith tiene créditos como compositor de canciones para otros artistas como “Different Drum” de Linda Ronstadt & The Stone Poneys.

Algunas personas llaman a los Monkees una banda falsa, pero aunque no tocaban instrumentos, SÍ proporcionaron sus propias voces para las canciones. Si esa es la medida por la cual descalificamos a un artista del RRHOF, tendríamos que echar un vistazo más de cerca a algunos de los otros miembros. Whitney Houston no escribió ninguna de las canciones que la hicieron famosa, solo las cantó. Ella está ahí. Lo mismo ocurre con Frank Sinatra, Elvis Presley, Madonna… la lista continúa. La ironía es que hacer que otras personas escriban tus canciones y toquen instrumentos se convirtió en una práctica estándar en la música pop y country a lo largo de los años. (Nota del autor: me resultó muy decepcionante enterarme al paso del tiempo que bandas tan admiradas por mí tales como The GrassRoots, The Association, The Fifth Dimension, The Mamas & The Papas o The Beach Boys, por citar algunos ejemplos, TAMPOCO tocaban en sus discos. Nadie les ha reprochado tanto a estas bandas como a The Monkees el hecho.)

Así que aquí tenemos un grupo musical que comenzó en un programa de televisión y se volvió tan influyente que atrajo dos investigaciones del FBI y fue rechazada por el establecimiento de la música (también fueron nominados a cuatro premios Grammy y no ganaron ninguno). Yo diría que The Monkees, solo por esas dos métricas, eran bastante rock and roll. La historia de The Monkees plantea un debate interesante y polémico: ¿dónde comienza una banda y dónde comienza un grupo de actores? ¿Qué significa ser músico?

¿The Monkees eran una banda o un grupo de actores? ¿Cómo sería recibido el día de hoy un acto como The Monkees?

En una próxima publicación aquí en El Círculo Beatle, les platicaré acerca de otros dos hechos de The Monkees (de esos que nadie más te platica o escribe, que conste), que nos ayudarán a entender mejor su aportación al Rock mundial y a quitarles una injusta etiqueta con la que han cargado a lo largo de los años. Para quitarnos el mal sabor de boca, les dejo tres tracks inolvidables de estos chicos:

Listen To The Band:

Shades Of Gray:

Goin’ Down:

Tracks que elegí para ustedes y que aparecen en sus colecciones de “Grandes éxitos”, en estas tres canciones SÍ TOCAN THE MONKEES, con respaldo de músicos de estudio, naturalmente.

¡Hasta la próxima!

Comparte

Marco Antonio Brito Flores

Marco es un adicto al Rock and Roll, al Jazz y al Blues, sobre todo con buena compañía a su lado. Conversador ameno y entrometido si de opinar se trata, gusta de encontrar opiniones diversas sobre las cosas interesantes de la vida; fanático de la trivia y de las citas citables.

2 thoughts on “Dos interesantes detalles de la historia de The Monkees

  1. Hola Marco, me pareció muy interesante tu nota. Nunca hubiera pensado que los Monkees hayan logrado esas métricas. Los recuerdo perfectamente, era música muy comercial y plañidera, pero muy pegajosa y popular. Muy probablemente haya de por medio algo obscuro en su formación o la de su representante para que hayan sido investigados. Gracias y saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.