Nostalgia Reseñas

1970 y sus One Hit-Wonders, Entrega 2

“…It´s been a long time since we rock and roll…”

Led Zeppelin

Amigos de El Círculo Beatle, les saludo con gusto y en esta ocasión vamos a hablar de un par de rolas que en su momento fueron calificadas como gruesas, pero que son sólo un fiel reflejo de su tiempo, en donde la música Rock podía escucharse con otros subgéneros en coexistencia pacífica en las estaciones de Top 40 de casi todo el mundo.

En nuestro país, esto no fue la excepción. Lo que sí fue muy particular en nuestra concepción de la vida cotidiana era escuchar un lenguaje que si bien no nuevo, identificaba claramente a los jóvenes de los adultos. El lenguaje de la onda empezaba a escucharse de una manera más cotidiana, causando escándalo y vergüenza entre los mayores.

Estas expresiones si bien nacidas del pueblo como tal, tuvieron una curiosa fuente de inspiración en aquellos días. El cómico Alejandro Suárez interpretó en TV un personaje creado por el guionista humorístico Mauricio Kleiff llamado Vulgarcito, en el memorable programa Ensalada de Locos. Durante 1970, 1971 y parte de 1972 este programa se llevaba en rating a los demás, por la frescura de su concepto, su creación de situaciones absurdas y su locura delirante.

Vulgarcito, cuyo antecedente inmediato fue el personaje de Eduardo Manzano (Los Polivoces) Armándaro Valle De Bravo, representaba una exageración irónica de como los adultos percibían a los jóvenes que se habían atrevido a transgredir sus buenas costumbres vigentes, causando su enojo y justificando su represión. Resulta curioso que era bien visto en los medios de ese entonces que se les maltratase y se les reprimiese por ese sólo hecho, ser jóvenes y diferentes. No olvidar que La Matanza de Tlatelolco era un hecho muy reciente.

A continuación enlistaré algunas expresiones verbales que se volvieron de moda y uso común entre los jóvenes, siempre dados a lo novedoso y estridente y con su significado aproximado:

  • Joy, Hijín. Tu interlocutor masculino. Cualquier hombre.
  • Chava, Morra. Tu interlocutor femenino. Cualquier mujer.
  • No te azotes. No exageres la nota.
  • Que pasión, Qué onda. Como te va, qué hay.
  • Andar en avión, andar pastel. Estar drogado.
  • Estar pastel. Estar embarazada.
  • Niños fresas. Chicos bien portados, generalmente de clase media o alta.
  • Banda Gruesa. Jóvenes de barrio, adocenados en pandillas de delincuentes. Generalmente drogadictos.
  • Rucos, Pasas, Momiza. Los adultos, según este curioso slang.
  • Chaviza. Los jóvenes, según ellos mismos.
  • Te traigo finto. Te provoco temor.
  • La neta. La verdad indiscutible.
  • Bailaste las calmadas, Valió gorro, Valentín Vergara. Se perdió irremisiblemente una oportunidad. Se fastidió la situación.
  • Puñal. Homosexual hombre.
  • Picudo, chipocle, Delux. Genial, muy bueno.
  • Cámara. Ok, está bien, de acuerdo. También expresión de sorpresa o admiración.
  • La Nave. Automóvil.

Y así por el estilo. A la banda gruesa y motorola les latía un huato este parcín de rolas, picudas y chipocles, para danzar bien acá con tu morra, y rolar un toquín de doña juanita, estar al tiro de que tus jefes te cacharan que le andabas brincando sobre la torta a la chava, y que ni se den tinta de que te laica la grifa, porque capaz te andan acusando con la tira y vas pa’l frescobote.

Este tema de suyo del caló juvenil mexicano es para una columna completa, ¿no creen? Si me entendieron el anterior párrafo amigos lectores, pasamos a disfrutar un par de rolas gruesas de aquel entonces, pero a nuestros oídos actuales tan inocuas como canciones de Francisco Gabilondo Soler Crí- Crí. E igual de clásicas y agradables.

Layla, Derek & The Dominos

Layla And Other Assorted Rock Songs es el nombre del LP publicado en 1970 por el grupo Derek &The Dominos en Atco Records, en donde fue parte trascendental la participación del virtuoso guitarrista Eric Clapton, quien podría ser todo menos un One-Hit Wonder. Su grabación se llevó a cabo en los estudios Criteria en Miami FL. Durante agosto y septiembre del año en cuestión, llegando a décimo lugar de popularidad en USA y al séptimo en UK.

Cabe mencionar que por estructura musical, puede dividirse claramente en tres componentes:

  • El célebre y emblemático riff de guitarra de Duane Allman, como músico invitado y proveniente de su propia agrupación The Allman Brothers Band, (junto con su hermano Greg) que se contrapone al solo fantástico de Clapton en los coros y compuesta en Re menor.
  • Las estrofas cantadas por Eric, y que se basan en variaciones sobre el tono de Mi mayor.
  • El interludio final instrumental, de quien los historiadores del rock no se han puesto de acuerdo sobre quien realmente lo compuso entre Jim Gordon y la cantante gringa Rita Coolidge, mejor conocida como Delta Lady entre los cuates. Esta parte tiene Do mayor como su acorde principal.

Definitivamente no es una canción para sacar en un palomazo de cuatro ejecutantes, dijo alguna vez Clapton. La complejidad de su ejecución radica en que hay diferentes figuras, riffs y fills en su arreglo musical como para no ejecutarlos más que con una banda numerosa en directo.

Derek & The Dominos fueron el resultado de una mezcla entre integrantes de los grupos Blind Faith y Delaney & Bonnie, liderados por Clapton (Derek) para integrar un nuevo concepto. El personal que tocó en la grabación original es el siguiente:

Eric Clapton, Voz Líder y Guitarra Líder.

Bobby Whitlock, Teclados, Guitarra Acústica, Coros.

Jim Gordon, Batería.

Carl Radle, Bajo.

Duane Allman, Guitarra eléctrica.

Canción tan llena de anécdotas en su concepción, composición y grabación, como para tratarlas con detalle por aquí. Pero si les diré que su publicación en sencillo tardó casi un año, y no incluía el interludio del piano (duración 2:43 contra 7:02 del álbum).

Y sí, la canción estaba dedicada a Pattie Boyd, quien era aún la esposa de George Harrison en esos días. A su divorcio en 1977, Eric le pediría matrimonio en 1979 y solo diez años pasaron para que tronara el matrimonio. Después de muchos años de peleas, Boyd declaró que Clapton era “Un hombre abominable” y que era muy difícil vivir con él; Clapton también compuso otra rola magnífica dedicada a ella llamada Wonderful Tonight, en donde años después declararía que lo que pensaba y recordaba de su relación con la exmodelo estaba plasmado en esa rola. No cabe duda que para todo en la vida hay niveles.

Layla resurgiría de dos maneras interesantes a principio de la década de los noventa: sería incluida en el soundtrack de la célebre película de Martin Scorsese de nombre Goodfellas (1990) en una parte preponderante de la película, los créditos finales. En 1992, aprovechando la moda impuesta por MTV grabó quizás el mejor y más visto especial de TV Unplugged de todos los tiempos, utilizando la canción para una versión acústica inolvidable.

En fin, es una gran rola que pudo escucharse en México desde su año original de publicación en Discos Polydor, siendo muy apreciada por todos nosotros. Bendito sea Dios que a ningún grupo mexicano se le ocurrió coverearla. Aquí su versión original:

Con ustedes el muy gustado remake Unplugged de 1992 de Eric Clapton:

Cottage Cheese, Crow

Éste grupo americano originario de Minneapolis, MN. fué formado en 1967 con nombres varios y terminando su carrera como Crow en 1972 en su principal momento. Los integrantes que grabaron esta rola son: David Wagner en la voz, los hermanos Dick y Larry Wiegand en el bajo y la guitarra respectivamente, Dave “Kink” Middlemist en los teclados y Denny Craswell en la batería; cabe mencionar que tuvieron a lo largo de su carrera musical más de diez integrantes que fueron y volvieron.

Crow es de esos curiosos casos en los que vemos que las canciones lanzadas para su popularidad en USA no corresponden a las canciones más apreciadas en otros países; la rola insignia en los Estados Unidos fue Evil Woman (Don’t Play Your Games With Me), que incluso tuvo una versión cover a cargo de Black Sabbath, pero en México y en Europa fueron más gustados con la obscura Thoughts– gran éxito en Radio Capital exclusivamente- así como con Cottage Cheese, que fue traducida aquí como Cabaña de Queso, y que se volvió emblemática de Radio Éxitos.

Después de sus cinco años de trayectoria, les sucedió lo que a muchísimas bandas: rompimiento, intentos de reformación y pérdida de popularidad. En 1988 se volvieron a integrar, y a la fecha siguen tocando juntos (qué ironía, ¿no?) en los circuitos de oldies, siendo su próxima tocada el 21 de marzo próximo. Pero quedan para la historia por éste gran hit, que en México fue publicado por Discos Gamma.

Despedimos la rola con dos datos sabrosos: 1) En México tuvimos un cover más o menos bueno a cargo de Mario Acosta, primero rocker y después locutor, que destacó mucho más en este noble arte y llegó a tener un show en TV a finales de los setenta en Canal 4 de Televisa llamado La Hora De Los Locutores. Su voz se recuerda por aquellos spots en donde hacía referencia al rumbo de Buenavista en la Ciudad de México, rematando con el ya clásico “allá donde silba el tren”.

2) Para mis seguidores guitarristas, el riff inicial de la lira es dar un acorde en G# y otro en A.

Aquí la incluyo en su versión de estudio, pues el sonido del anterior video es infame:

Parece quedar claro que el gusto musical de los jóvenes mexicanos entusiastas del rock ya tenía un grado de madurez muy interesante, aquí expongo brevemente dicho panorama del porqué de su  preferencia musical:

  • El acceso por los medios de comunicación a música más elaborada de grupos rockers menos conocidos, por ejemplo la loable y extrañada aportación del genial programa de Radio Capital llamado Vibraciones, donde la atinada producción de Luis Cabero y la genial voz de Camacho desfresaron a muchos jóvenes contemporáneos de esa década.
  • Como apunté antes, en las estaciones de radio coexistían con baladas fresas y pop un buen número de rockers y sus éxitos; no era descabellado escuchar durante la programación diaria a Led Zeppelin, Deep Purple, Grand Funk Railroad, Cream o Black Sabbath y después una rola de The Partridge Family o The Osmonds, por ejemplo. Gloriosa radio Top 40 la de 1970 en México.
  • Con el bagaje de neblinas moradas, inagadadavidas, brillos de tus amores y pilotos espaciales, el joven de 1970 escuchaba preferentemente las versiones originales de los éxitos, y un sector trataba de reproducirlos como inspiración de sus rolas originales (in english, of course), logrando una de las etapas más brillantes – si no la más brillante- del Rock en México. Este panorama pre- Avandarero era bastante prometedor.
  • Ya no había el pretexto de no tener disponibilidad de buenos instrumentos, que éstos fueran carísimos, de no saber inglés o de no tener al alcance mejores implementos de grabación; incluso las tocadas en escuelas, auditorios o residencias particulares contaban con apoyo y recursos para hacerlas de una manera radicalmente diferente a unos años antes. Ni la policía la hacía tanto de a tos.
  • Hasta la mercadotecnia de medios masivos te veía como target y te hablaba como nunca antes; por eso te vendían de plataforma y tacón para el levantón en El Taconazo Popis, Pantalones Topeka te vendía prendas bicolores hechas a base de la tela joven (Terlenka) y lindezas por el estilo con música de rock de fondo. Las grandes disqueras usaban ciertos anzuelos como Convivencia Sagrada (EMI Capitol) o Rock Power (Polydor) para anunciar nuevos lanzamientos discográficos dirigidos al joven.
  • Las melenas, peinados afro, lo Hippie, lo estrambótico y estrafalario eran cotidianos y bien vistos, había finalizado la oprobiosa Operación Tijera, y el pelo largo ya era más aceptado. Ya habían programas de videos especialmente seleccionados para los chavos en la televisión. Gran época para ser joven y rocanrolero, este año 1970 lleno de Rock de pelo largo y aroma a patchuli.

Espero que te haya gustado, ¡Hasta la próxima!

“… Rock and roll all nite…”

Kiss

Comparte

Marco Antonio Brito Flores

Marco es un adicto al Rock and Roll, al Jazz y al Blues, sobre todo con buena compañía a su lado. Conversador ameno y entrometido si de opinar se trata, gusta de encontrar opiniones diversas sobre las cosas interesantes de la vida; fanático de la trivia y de las citas citables.

2 comentarios

Click aquí para comentar

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • El baterista de Crow, es Denny Craswell; miembro inicialmente del grupo The Castaways, con quienes también se ha reunido y recordar aquellos tiempos de la música Garage/Surfin y cuyo éxito fue: “Liar, Liar” de 1965.

  • Mi hermanito otra vez viajé por el Túnel del tiempo a través de ECB. Súper rola la del Sr. Clapton !
    Hay otra rola de Crow que también me gustaba mucho : “Thoughts”
    La recuerdas ?
    Un abrazote y todo mi cariño !

Derechos Reservados

Recibe lo más reciente en tu correo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElCirculoBeatle.com y recibir notificaciones de nuevas entradas.

LO PUBLICADO

Los autores de ECB

Aldo Flores

Arturo Espinosa

Geral Rosales

LUIS CARLOS PICHARDO

Marco Antonio Brito

Miguel Brito

Tere Chacón
A %d blogueros les gusta esto: