Nostalgia Reseñas

1970 y sus One-Hit Wonders, Entrega 1

Mis amigos lectores de El Círculo Beatle han leído con mucho interés mis sagas de la música de hace cincuenta años- cosa que les agradezco mucho, por cierto– y es por ello que el día de hoy inicio lo pertinente al año de 1970. Espero que las canciones aquí reseñadas les traigan un recuerdo lindo y les arranque desde el fondo de su corazón una amplia sonrisa.

La década de los setenta empieza oficialmente el primero de enero de 1971, sin embargo por un mero principio de ordenamiento para efectos de estas columnas le damos el banderazo de salida desde enero 1 de 1970. Éste año nos traería sorpresas en todos los ámbitos de la vida cotidiana, y nuestro México lindo y querido no sería la excepción.

En nuestro país, la vida se vivía con cada vez menos calma y tranquilidad a la usual en comparación a la década anterior. En este mes de enero eran noticia el incremento notable en los precios de la canasta básica (algo atemporal, por cierto), la cada vez más notoria contaminación ambiental en la Ciudad de México, la expectación por el mundial de fútbol que se llevaría a cabo en mayo y junio, las ventas navideñas de la muy recientemente abierta Plaza Universidad que hicieron a sus inversionistas decidir la colocación de la primera piedra de lo que después conoceríamos como Plaza Satélite y la decisión de convertir a siete los números de marcación telefónica en nuestra ciudad, a diferencia de los seis acostumbrados. El último año de gobierno del controvertido Gustavo Díaz Ordaz comenzaba con una relativa tranquilidad.

Por mi parte, doy inicio oficial a la revisión del año musical con algunos ejemplos de One-Hit Wonders que tuvieron alto impacto en nuestro país, que se escucharon bastante en las radiodifusoras del género (ya muy mencionadas anteriormente, pero van de nuevo: XEPH 590 AM La Pantera De La Juventud, XERPM 660 AM Radio Juventud, XERC 790 AM Radio Éxitos y XEL 1260 AM, Radio Capital, principalmente) y que a un servidor le llamaron tanto la atención. Les invito a darles una escucha, no se arrepentirán. ¿Vamos?

Sorry Suzanne, The Glass Bottle

Los Vasos y las Botellas, según nuestros desafortunados traductores de la época, hágame usted el favor; hasta un niño de 4 años podría traducir el título como la botella de vidrio. Y es que las botellas en ese entonces, aunque usted no lo crea, eran en su mayoría de vidrio; la industria del plástico ya empezaba a levantar la mano en 1970 para posesionarse de ese mercado.

De esa situación se dio cuenta un publicista y productor musical llamado Dickie Goodman, quien junto con su socio Bill Ramal decidieron formar un grupo musical para promocionar el uso contínuo del vidrio en botellas y con lo cual asegurarían el no perder clientes para la firma de relaciones públicas con las que tenían contrato. Goodman era un apasionado de la música como tú y yo y se puso en contacto con un oscuro cantante amigo suyo llamado Gary Criss, quien había grabado varias rolas en la década anterior sin éxito.

Dickie lanzó al grupo como un studio concoction con la rola I Ain’t Got Time Anymore, que llegó a tener un éxito muy moderado en USA  y mucha mejor suerte en el Reino Unido, en donde Cliff Richard la versionó también en 1970. Otra de sus rolas, The Girl Who Loved Me When, tuvo todavía menos repercusión en las listas gringas.

Pero resultó que una de las canciones del álbum, cover de relleno empezó a escucharse en México y en Australia en donde llegó a un primer lugar de popularidad. La canción fue originalmente publicada en febrero de 1969 por The Hollies, siendo una composición de Tony Macaulay y Geoff Stephens y que fue la primera canción con la voz de Terry Sylvester, sustituyendo a Graham Nash. Sorry Suzanne llegó al tercer lugar de popularidad en UK y al 31 en las listas americanas. Una de las canciones más recordadas en nuestro país a inicios de 1970 y que particularmente recuerdo de La pantera Radio 590.

Epílogo breve de esta historia:

Gary Criss grabó otras piezas en el estilo Disco tan en boga en ésa década, sin éxito. Hoy se dedica al negocio de los autos clásicos coleccionables, donde parece ser que le va muy bien.

Dickie Goodman le hizo la lucha desde los años cincuenta con grabaciones del tipo novelty humorístico. En México llegamos a escuchar a mediados de los setenta sus narraciones paródicas de películas de éxito mundial tales como Tiburón, Infierno en la Torre o King Kong, intercaladas con samplers de rolas de moda, que incluso tuvieron versiones mexicanas a cargo del dueto de comediantes Chaf y Queli, las cuales eran francamente chocantes por no decir nauseabundas. Goodman desapareció de la escena musical después de esto. Falleció en 1989, y vivió una vida interesante sin duda.

Sorry Suzanne siguió siendo una canción muy versionada en los setenta pero por grupos mundialmente desconocidos y sin relevancia.

Las botellas de vidrio perdieron una buena cantidad de clientes desde esos años para acá. Pero aún sigue siendo vigente el empaque y nos permite disfrutar de refrescos más fríos y de mejor sabor, sin contaminar tanto el ambiente. ¿A poco no disfrutas más una Coca-Cola en botella de vidrio?

Te dejo un raro video de la rola para la TV australiana:

 

Y la versión en estudio:

Green-Eyed Lady, Sugarloaf

Este himno post-sicodélico es de la autoría de Jerry Corbetta y Dave Riordan, líder tecladista de la banda y un integrante fugaz respectivamente. Llegó a tercer lugar de popularidad en Estados Unidos y a primer lugar en Canadá, nada mal para el sencillo debut de Sugarloaf, banda nativa de Denver, CO.

En México fue parte integral del track listing Top 40 de las estaciones de radio en inglés siendo más recordada por un servidor en la programación de Radio Éxitos y sobre todo en Radio Capital.

En su nativo Denver esta alineación del grupo empezó en 1968 con el nombre de Chocolate Hair, contando con el talento multiinstrumentalista de Corbetta, quien tocaba batería, bajo, guitarra y teclados. Fueron contatados por el compositor y productor Frank Slay para la Liberty Records en 1969 y empezaron a grabar demos cambiando su nombre a Sugarloaf en honor a un pequeño pueblo afuera de Boulder, CO, en donde uno de sus integrantes  llamado Bob Webber tenía una cabaña. El cambio de nombre se debió fundamentalmente a evitar connotaciones racistas.

Llegaron a tener importancia como para ser teloneros a lo largo de los Estados Unidos abriendo para artistas tales como The Who, Deep Purple y Eric Burdon & War, pero su existencia como banda fue muy breve. Para 1972 ya se habían desintegrado, después de otro éxito menor llamado Don’t Call Us We’ll Call You en una primera versión (que suena como el himno de los reclutadores de recursos humanos a lo largo del planeta) así como una aparición en TV nacional en American Bandstand.

Al paso del tiempo Jerry intentó reformar al grupo, de quien tenía los derechos del nombre Sugarloaf y logró tener una mejor y un poco más exitosa regrabación de Don’t Call Us… en 1974. Después de mucho esfuerzo para evitarlo, el grupo tronó definitivamente en ese año y Corbetta como músico de sesión grabó con el grupo Disco- Tex & The Sex-O-Lettes los éxitos Get Dancin´y I Wanna Dance With Choo. Posteriormente, fue tecladista con Frankie Valli & The Four Seasons en los años ochenta. Tuvieron lugar muchos intentos fallidos de revivir a Sugarloaf en los años posteriores.

Llama la atención del que esto escribe que una canción tan importante sólo haya encontrado cabida en el soundtrack de una película pitera como Home Alone 3, esperemos que Scorsese, Burton, Hanks o algún otro buen director de cine le haga justicia. Jerry Corbetta murió el 16 de septiembre de 2016 de la enfermedad de Pick, cuyas complicadas características van más allá del alcance de la presente columna. Pero se parece bastante al Alzheimer.

La versión para radiodifusoras era ésta:

Ésta es la versión larga del LP:

 

¿Qué les parecieron las dos primeras selecciones de ésta saga? Buenas rolas, ¿no es cierto?

Estaré reseñando para ustedes lo que he seleccionado como los mejores One-Hit Wonders de este año 1970 con los intérpretes que ustedes escucharon en las entrañables estaciones de radio antes mencionadas. De igual manera les comentaré algunas de las historias que eran de interés para nuestros antepasados y para algunos de nosotros en ese año.

¡Hasta la próxima!

Comparte

Marco Antonio Brito Flores

Marco es un adicto al Rock and Roll, al Jazz y al Blues, sobre todo con buena compañía a su lado. Conversador ameno y entrometido si de opinar se trata, gusta de encontrar opiniones diversas sobre las cosas interesantes de la vida; fanático de la trivia y de las citas citables.

Comentar

Click aquí para comentar

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Derechos Reservados

Recibe lo más reciente en tu correo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElCirculoBeatle.com y recibir notificaciones de nuevas entradas.

LO PUBLICADO

Los autores de ECB

Aldo Flores

Arturo Espinosa

Bernardo Suárez

LUIS CARLOS PICHARDO

Marco Antonio Brito

Miguel Brito

Tere Chacón
A %d blogueros les gusta esto: