The Kinks: Mucho más que “You really got me”.

La Invasión Británica sesentera dio mucho de qué hablar durante toda esa década y aún hoy en día despierta interés y apego en las nuevas generaciones. Encabezada portentosamente por The Beatles, The Rolling Stones, The Dave Clark Five, entre otros, fue y es sinónimo de una colección de canciones que firmaron su pase a la eternidad. Más De 300 grupos de todo el Reino Unido se conformaron para dar vida a una era provista de talento y ritmo que dejó numerosos seguidores en todo el mundo, si bien The Beatles eran y son los más seguidos y respetados, cada uno tuvo su estilo y su lugar definidos mismos que fueron avalados por millones de fanáticos.

Un caso concreto de esto son The Kinks, liderados por los hermanos Ray y Dave Davies, quienes junto a Peter Quaife y Mick Avory pasaron a formar parte de la famosa primera Ola Inglesa musical. Originarios del suburbio Muswell Hill, localizado al norte de Londres, se formaron en 1962 y en su momento fueron de las bandas más destacadas del rock-pop de los 60,70 y 80.

Para muchos una banda electrizante y para muchos otros sólo una banda que se quedó en el camino, pero The Kinks son mucho más que eso: Fueron de los primeros en crear discos conceptuales junto con The Who, además contaban con el gran talento como compositor de Ray Davies quien es considerado hoy por hoy como uno de los grandes y mejores compositores de todo el género rockero.

Tenían todo el potencial que otras agrupaciones de su momento, pero quizás su equivocación fue estar siempre adelante en cuestión musical, lo cual derivó en ser poco comprendidos, además estaban The Beatles y otros grupos como The Who dando dura batalla. The Kinks sin embargo cuentan con una serie de canciones que más bien parecen un diario personal contado a cuentagotas y entre sus temas más entrañables se puede encontrar de todo, desde una melodía melancólica como “Waterloo Sunset”  proveniente de la placa “Something Else” de 1967 o “You Really Got Me” o “All Day and All Of The Night” cuyos acordes y riffs fueron precursores del Hard-Rock y el Heavy Metal e influencia para la formación de bandas como Metallica, Van Halen o Black Sabbath.

Su perfeccionismo musical se hace evidente en trabajos como “Village Green  Preservation” de 1968 donde se hace evidente la queja de Ray Davies ante el opacamiento de la modernidad sobre las tradiciones inglesas que poco a poco quedaban atrás y la ópera “Arthur (Or The Decline and Fall of The British Empire)”  la cual salió casi a la par de “Tommy” de The Who, pero que no fue muy valorada en comparación con el trabajo de la banda liderada por Pete Townsend. Sin embargo y ante ese desaire mítico, ambos proyectos son hoy en día considerados dos armas fundamentales de lo mejor grabado por un grupo inglés. 

Ray Davies formó The Ravens junto a su hermano menor Dave y su amigo de secundaria Peter Quaife inspirado por el Rock and Roll de estrellas como Chuck Berry y Eddie Cochran y es sin duda un compositor que catapultó una mezcla de genialidad y descontento por lo que sucedía en su momento, dando paso a una galería perfecta de emociones profundas que se anidaron en cada tema de su creación. El mismo Salón de la Fama del Rock and Roll lo considera – “El compositor más culto e ingenioso del rock”-.  Su marcada influencia ha derivado en homenajes tanto de músicos contemporáneos como actuales, dejando claro que su legado no tiene fin.

La formación original se mantuvo con éxito hasta 1969 hasta que su bajista y fundador, Peter Quaife salió de sus filas en 1969 para proseguir con la formación de la banda de Rock-Country Mapleoak con la que grabó un single en abril de 1970. Su historia en The Kinks ha sido infravalorada básicamente por el público más no por sus compañeros, sin embargo dejó parte de su esencia en la escena musical sesentera. El estilo auténtico y desenfadado de Quaife fue incluso requerido, dicen las malas lenguas, por nada más y nada menos que Eric Clapton cuando buscaba formar a Cream, pero Quaife declinó la oferta, lo que siguió ya es historia.

A su vez, Dave Davies sin duda es uno de los guitarristas que más ha levantado eco desde su paso por The Kinks, ya que es culpable de crear riffs inolvidables y ser parte fundamental de lo que después se conocería como Hard-Rock e incluso Heavy- Metal o Garage-Rock . Su perspicaz visión musical dio en el clavo cuando co-creó “You Really Got Me”, escrita por su hermano a piano y él la transformó con la ayuda de su Harmony Meteor  y un amplificador Elpico verde.

Habría que decir también que Mick Avory fue el último miembro en ser parte de la banda, sin embargo ha sido junto con los hermanos Davies el integrante más longevo hasta su separación en 1984. Su forma de tocar se diferencia de manera desenvuelta y lo distingue de entre contemporáneos como Ringo Starr o Keith Moon, dando así un potente sabor a la música de The Kinks. Sus inicios se vieron inspirados por bateristas de Jazz como Buddy Rich y formó parte de las filas de The Rolling Stones antes de ser reclutado Charlie Watts.

El influjo de The Kinks cruzó fronteras y por lo menos en México fueron muy populares entre los grupos que se aventuraron a realizar covers a sus grabaciones, tal es el caso de Los Hooligans con “Al fin me atrapó” (You Really Got Me), Los Americans con “Al final del día” (Till The End of The Day”, Los Yaki con De día y de noche  (All Day and All of The Night), así mismo Los Matemáticos se aventaron los covers a “I Need You” y “All Day And All of The Night” y Los Locos del Ritmo realizaron una versión al español de “Tired of Waiting For You” y Los Gibson Boys grabaron una adaptación de “You Really Got Me” con el título de “Me atrapaste”.

Los Hitters y Los Ovnis por su parte tuvieron éxito con los covers “Un Hombre Respetable” y “Fanático de la Moda” y Los Rockin Devils con “Victoria”. Estos y otros conjuntos mexicanos tuvieron el acierto de mostrar la inspiración que bandas inglesas como The Kinks ejerció en ellos y al menos en el punto de vista de muchos fueron muy buen trabajo.

The Kinks forman junto a monstruos sagrados como The Beatles, The Rolling Stones y The Who el cuarteto prodigioso que lanzó más que obras maestras un estilo de vida indiscutible. Temas como “Dandy”, “Tired of Waiting For You”, “Sunny Afternnon” ( La favorita de Ray Davies y cuyo título derivó en un musical sobre el combo) “See My Friends”, Shangri-La, “Come On Now”, “Set me free”, “Days”, “Autum Almanac”, ”Victoria”, “I Need You”, Till The End of The Day”, “Stop Your Sobbing” y Lola, entre otros son su pase a la inmortalidad musical que inició un día de 1962 con la formación de The Ravens en la High School William Grimshaw.

Soy melómana de corazón, básicamente fan de The Beatles y rocanrolera declarada, me apasiona la música de la época de los años 60. Me agrada leer literatura clásica y de fantasía y estudio Ciencias de la Comunicación.

4 Replies to “The Kinks: Mucho más que “You really got me”.”

  1. Me gusta mucho leer tus aportaciones Patty, siempre bien documentadas y escritas. Te recomiendo ampliamente el libro de mi amigo Iñaki García,” Puesta de sol en Waterloo” con historias deliciosas de ellos y de la ola inglesa en general. Un honor escribir en el mismo equipo que tú! Felicidades!

    1. Hola Marco, el honor es mío, un verdadero gusto compartir contigo conocimientos y gustos musicales. Voy a buscar el libro y en cuanto lo lea te indico que me pareció, aunque me imagino que está muy bien documentado. Mucha de la información que escribí la corroboré en la página oficial de The Kinks y de hecho hubo datos que me sorprendieron como el hecho de que Peter Quaife fuera requerido por Clapton para formar Cream, eso me pareció muy inédito e interesante ya que nunca ni en los historiadores de Clapton y Cream lo han mencionado. Saludos.

  2. ¡Muy buen artículo! Siempre es un placer leer sobre los Kinks y más en una página sobre mi otro grupo favorito. Muy interesantes las alusiones a las versiones de grupos mexicanos.
    Muchas gracias también a Marco Antonio por recomendar nuestro Atardecer en Waterloo, que precisamente acaba de llegar a México. Para más información podéis consultar nuestra web http://www.atardecerenwaterloo.com ¡Un abrazo!

    1. Buenas tardes Iñaki, mil gracias en verdad por leernos y apoyarnos. Un gusto enorme el que el artículo haya sido de tu agrado. Los covers en México son un tema que realmente me apasiona y si es sobre The Kinks o The Beatles mucho más. Con respecto a Atardecer en Waterloo, muero de ganas de leerlo, siempre es agradable leer sobre Ola Inglesa sesentera, en breve lo consigo, pero desde éste momento te felicito por escribir sobre uno de los mejores grupos de todos los tiempos. ¡Otro abrazo de vuelta!

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: