The Beatles

The Beatles y Sus Números Uno en el Hit Parade (1)

Hola amigos lectores, les envío mis mejores deseos para que estén bien de salud y prósperos. El día de hoy estoy especialmente contento ya que por primera vez voy a hacer un texto sobre mi grupo favorito de todos los tiempos: The Beatles.

Estoy rodeado en elcirculobeatle.com de verdaderas autoridades en el conocimiento de The Fab Four en todos sus aspectos. Tere Chacón, gran conocedora del tema y por ello Embajadora Global de la Beatlemanía con reconocimiento en Liverpool, Arturo Espinosa quien es otro verdadero especialista, mi hermano Marco Antonio Brito que también tiene sus horas de vuelo en estos lances así como mis otros colegas conocedores Geral Rosales, Luis Carlos Pichardo y Aldo Flores que escriben para nuestro sitio.

Humildemente les dedico a ustedes amigos y amigas lectores y a mis colegas de pluma este texto dividido en tres entregas, en las cuales reseñaré las canciones de The Beatles que llegaron al primer lugar de popularidad del Hit Parade en Estados Unidos, espero que les guste.

Estamos en el otoño del año 1963. The Beatles ya eran sumamente exitosos tanto en el Reino Unido como en la mayor parte de Europa Occidental; no olvidemos que en esa época existía el imaginario pero efectivo Telón de Acero que aislaba a medio continente.

Ellos ya tenían ventas millonarias del otro lado del Atlántico pero les faltaba tener éxito en el Hit Parade estadounidense, lo cual era simbólicamente hablando el Santo Grial para todos los artistas, en lo musical y en lo económico.

Musicalmente era una carrera de galgos con esteroides. La calidad de la música pop de esa época así como los adelantos técnicos en las grabaciones, los buenos compositores, cantantes y músicos que habían en cantidades industriales hacían que el Hit Parade norteamericano siguiera siéndolo así, norteamericano, salvando quizá algunas excepciones o anomalías.

En lo económico, estamos hablando que a pesar de las transas, los contratos leoninos contra los artistas y otras mañas de los ejecutivos de los sellos discográficos, el tener un primer lugar en el Hit Parade significaba en muchas ocasiones tener resuelta la vida en el aspecto del dinero a una edad muy temprana.

Era una época en la que no había surgido la idea de hacer conciertos y presentaciones a nivel masivo, por lo tanto los artistas dependían sobre todo de las regalías por ventas de sus discos – sobre todo de los sencillos de 45 RPM- y el primer lugar del Hit Parade se determinaba exclusivamente por el nivel de venta alcanzado por el disco.

Volviendo al otoño de 1963 nos ubicamos en el sótano de la casa de una joven actriz – en Londres- llamada Jane Asher, a la sazón novia del joven compositor, músico y cantante Paul McCartney quien junto con su amigo (con virtudes y talentos similares) John Lennon compusieron varias piezas, entre ellas ésta llamada I Want to Hold Your Hand.

Su representante Brian Epstein había tratado inútilmente de que Capitol – socio de EMI en Estados Unidos- tomara a su grupo para lanzarlo en el mercado norteamericano, ya que era opinión generalizada entre los ejecutivos de la compañía que no había mercado para un grupo como The Beatles en este país.

El disco se grabó en el sello Parlophone con I Want to Hold Your Hand en el lado A y en el lado B la rolita This Boy que se publicó en Inglaterra el 29 de noviembre de 1963.

El 5 de noviembre de ese año Brian llevó un demo de la rola a una cita que tenía en New York con un alto ejecutivo de Capitol llamado Brown Meggs. La escuchó y se dió cuenta que ésta tenía algo especial que no habían oído en otras grabaciones de The Beatles a las que habían declinado lanzar en Norteamérica -Love Me Do, Please Please Me, From Me to You y She Loves You- . Entonces se programó el lanzamiento para enero 13 de 1964.

Antes de regresar a su país, Eppy tuvo otra entrevista en el Hotel Delmonico con un caballero a quien previamente había conocido en Inglaterra, cuando había ido a prospectar talentos ingleses para su programa semanal. El caballero en cuestión era Ed Sullivan y había experimentado personalmente el fenómeno de la Beatlemanía, cuando al estar esperando su vuelo de regreso a Norteamérica, coincidió con la llegada de The Beatles de una gira por Suecia.

Acordaron dos fechas de presentaciones en vivo para su programa los días 9 y 16 de febrero de 1964, pero la expectación era demasiada para esperar hasta enero 13 del 64 para que se lanzara oficialmente la canción en la Unión Americana. Por lo tanto un DJ de la estación WWDC de Washington, de nombre Carroll Baker, obtuvo de una aeromoza de BOAC -línea aérea inglesa- una copia del sencillo Parlophone, lo cual lo convirtió en el primer norteamericano que difundió esta canción en Estados Unidos.

La reacción del público no se hizo esperar. En Chicago y St. Louis otros DJ ‘s obtuvieron copias y transmitieron la canción, lo que obligó a Capitol a adelantar la fecha de lanzamiento del disco al 26 de diciembre y a aumentar el tiraje de 200 mil a un millón de copias.

Durante la gira por Francia del grupo -único país que no se había rendido a la Beatlemanía – y precisamente mientras descansaban en sus habitaciones del Hotel George V en París, recibieron la ansiada noticia de que ya por fin tenían un primer lugar en el Hit Parade norteamericano, todo esto en la primera semana de febrero de 1964.

I Want to Hold Your Hand permanece como el disco sencillo inglés de mayor venta en la historia (15 millones de copias) y es considerado como una de las canciones más importantes de la era del Rock. Esta rola abre el legado Beatle musicalmente hablando, poniéndolos en camino para ser considerados como clásicos para la música hacia el futuro. Escuchémosla:

1963 fué para The Beatles un muy buen año en Inglaterra y en Europa pues el fenómeno de la Beatlemanía ya era un hecho. Había disturbios y motines en los lugares donde se presentaban, protagonizados por miles de jovencitas que ansiaban ver a sus ídolos de cerca -también había chavos, pero quizá no gritaban tanto-. En ese año se lanza otra composición del binomio Lennon -McCartney en donde ellos cantan a dúo acompañados por George en los coros.

La canción es She Loves You, compuesta en forma un tanto inusual, en tercera persona. La rola surgió durante una gira del grupo por Yorkshire en una camioneta, fue grabada el primero de julio de 1963 en los estudios de Abbey Road y a sugerencia de George Martin la iniciaron con el coro “She loves you yeah yeah yeah…”

En esas fechas Estados Unidos todavía no estaba preparado para la Beatlemanía. También les diré que Brian Epstein, al no lograr que Capitol lanzara la canción, le dió la licencia al sello de Chicago Vee Jay Records. Lamentablemente, esta marca no le dedica la atención suficiente ni lo promueve de forma debida al grado que el nombre del grupo fue escrito erróneamente como The Beattles en la etiqueta del disco.

Al ver esto Brian le dió la licencia a otra marca, Swan Records, pero esta marca tampoco lo hizo mejor, ni siquiera llegó a estar en el Hot 100. Pero sucedió que un presentador de TV llamado Jack Paar transmitió un pietaje filmado con la canción el 3 de enero del 64. Al día siguiente la mayoría de los espectadores no recordaban ni el nombre de la canción ni el del grupo, lo que recordaban perfectamente era el “yeah yeah yeah…”

Después de que Capitol publicó en Norteamérica I Want to Hold Your Hand y tuvieran sus dos triunfales presentaciones en TV nacional, Swan Records reactivó la canción entrando ahora en el lugar 69 del Hit Parade tardando ocho semanas en llegar al número uno, sucediendo a I Want to Hold Your Hand en la cima de la popularidad en la semana del 21 de marzo y significó el segundo número uno en fila para el grupo, cosa no vista desde los tiempos de Elvis Presley, concretamente en el año 1956. Oigamos She Loves You:

El año del inicio de la Invasión Inglesa (alusión a que EEUU había sido colonia británica durante dos siglos) fue 1964, el grupo que capitaneó dicha invasión musical fué The Beatles y significó musicalmente un terremoto para muchos de los cantantes y grupos que hasta ese entonces habían dominado el panorama de la música pop norteamericana.

Grandes consagrados y prometedores novatos casi fueron borrados de los lugares de honor del Hit Parade durante los primeros meses de este evento, esto sirve para dimensionar la importancia de nuestro grupo favorito en la historia musical.

Hacia el mes de abril de 1964 The Beatles establecieron cinco logros que perduran hasta la actualidad:
1.- Acapararon los cinco primeros lugares del Hit Parade simultáneamente.
2.- Lograron el mayor monopolio dentro del Hot 100 con 14 canciones simultáneamente dentro de este, hasta ellos sólo Elvis Presley había colocado 9 hits en las listas.
3.- El mayor salto hacia el número uno por parte de una canción. hasta The Beatles ninguna
canción había llegado al lugar número uno sin estar dentro del Top Ten – los diez mejores-, la canción que lo logró fue Can’t Buy Me Love, que debutó en el lugar 27 a fines de marzo del 64 y a la siguiente semana se coronó.
4.- Tuvieron tres primeros lugares de forma consecutiva, rompiendo su propio récord que tenían empatado con Elvis Presley de dos. ( la canción fue Can’t Buy Me Love).
5.- Mayor número de pedidos anticipados de un disco, otra vez con Can’t Buy Me Love con un total de dos millones cien mil copias.

Escuchemos esta gran rola:

El siguiente hit número 1 de los Beatles en EEUU fue una vieja conocida del grupo, de hecho está considerada la primera grabación de ellos con el nombre de The Beatles.Love Me Do, una canción escrita antes de los días de fama por Paul y John, cuando se iban de pinta de la escuela y se reunían para tocar y componer. Como pregunta de trivia sobre esta canción de 1962, ¿Ringo toca la batería en esta rola? La respuesta es: depende de donde vivas, EEUU o Inglaterra.

Si vives en Inglaterra la respuesta es sí, si vives en Estados Unidos es no. Esto es debido a que en 1962 durante la grabación del disco George Martin estaba a disgusto con Ringo en la batería y hay que tomar en cuenta que en la primera sesión de grabación estaba aún Pete Best, siendo sustituido por Ringo en la segunda.

Pero Ringo en las dos primeras tomas (las del cuatro y 11 de septiembre del 62) no convenció a George Martin del todo así que decidió incluir al baterista de sesión Andy White para lo que pensaba sería la toma final. Incluso en P.S. I Love You tampoco toca la batería sino las maracas, Ringo pensó que iba a correr la misma suerte que Pete Best, pero el panorama se aclaró debido a que el sencillo que se lanzó el 5 de octubre del 62 era la toma del 4 de septiembre donde él estaba en la bataca. Mientras que la versión donde toca Andy White se editó en el LP Please Please Me en UK (así como en el single en EEUU) fué hasta 1980 en el LP llamado Rarities,cuando apareció en América el track con la batería de Ringo. Escuchemos la versión con Andy White:

El siguiente éxito número uno de The Beatles da título también a su primera película, A Hard Day ‘s Night. Fue una frase atribuida entre varias a Ringo después de un extenuante día de filmación, hago notar que en un principio la peli tenía algunos desafortunados títulos provisionales, tales como Beatlemania o What Little Old Man? Tuvo que llegar Ringo con su ingenio a corregir tales despropósitos, escuchemos este primer lugar del 1 de agosto de 1964:

Para finalizar el “annus mirabilis” de 1964 y después de cinco semanas fuera del Hot 100 The Beatles vuelven al primer lugar con la canción I Feel Fine, esto en la semana del 26 de diciembre. Es una canción de John y la escribió en los estudios de Abbey Road, incluso el efecto de feedback con el que inicia la rola se le atribuye a él, cuando se acercó mucho al amplificador teniendo conectada su guitarra; aunque para ser justo, se debe reconocer que John siempre tuvo un afán experimentador en muchos aspectos de su existencia. Pero hay que dejarlo muy claro; John no fue el primero en usar el feedback en una grabación de rock. Don’t Worry (Marty Robbins) y Link Wray (Rumble) se adelantaron seis años en esa travesía.

Los invito a escuchar I Feel Fine:

Estamos en marzo de 1965 y encontramos a The Beatles de nuevo en el número uno del Hit Parade, ahora con la primera canción que no ocupó los primeros lugares en Inglaterra pero sí en EEUU y la razón es sencilla. ¡Eight Days a Week no fue editada como sencillo en el Reino Unido! Es necesario decir que la discografía Beatle tanto en UK, EEUU e incluso en México tenían disparidades entre si, dando por resultado discos ” Frankenstein” en los cuales la lista de rolas, arte de portada de un país al otro no eran necesariamente las mismas. Esto se corrigió hasta el lanzamiento del disco Sgt. Pepper ‘s Lonely Hearts Club Band en que se unificó a nivel mundial la edición de los discos.

A nivel personal mencionaré que Ringo fue el segundo Beatle que contrajo matrimonio, al casarse con Maureen Cox. A la boda sólo asistieron John y George, mientras Paul, que estaba de vacaciones en el norte de África, solo se enteró de la sorpresiva boda por medio de la prensa.

Los invito a escucharla en la versión de la Antología 1:

Esta versión en mi caso personal es detona-pedas (perdón por mi francés jejeje!), amo esta rola así, espero que me sigan en la segunda entrega sobre este tema la siguiente semana, mientras tanto cuídense mucho y sean felices -o por lo menos traten de serlo- ¡hasta entonces!

Comparte

Miguel Brito

Apasionado de varias cosas, destacando la historia universal, la música, el modelismo y la militaria así como de un buen trago con sabrosa polémica incluida.

Comentar

Click aquí para comentar

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Derechos Reservados

Recibe lo más reciente en tu correo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElCirculoBeatle.com y recibir notificaciones de nuevas entradas.

LO PUBLICADO

Los autores de ECB

Aldo Flores

Arturo Espinosa

Geral Rosales

LUIS CARLOS PICHARDO

Marco Antonio Brito

Miguel Brito

Tere Chacón
A %d blogueros les gusta esto: