John Lennon

El día que John conoció a Brigitte

El adolescente John Lennon no podía ocultar su fascinación por Brigitte Bardot. Su emoción por ella era tan grande que no sólo abarcó varias sesiones comunitarias de autosatisfacción sexual con sus compañeros de la Quarry Bank en donde ella era el objeto de deseo sino llegó al extremo de pedirle a su novia Cynthia Powell que se tiñera el cabello a su semejanza.

Durante este periodo, la revista Weekend empezó a sacar en sus ediciones semanales piezas en rompecabezas de un pin-up en tamaño real de Bardot en traje de baño. John no sólo compró religiosamente cada número de la revista sino pegó la imagen completa en el techo de su récamara justo arriba de su cama.

Por su parte, Paul compartía la misma pasión por Bardot.

Ella lo era, era la primera, era una de las primeras que veías desnuda o semidesnuda. Era una gran belleza y era francesa, así que Brigitte para nosotros, con su largo cabello rubio, gran figura y labios carnosos, era el epítome de la belleza femenina. Pensábamos que era un mujer fácil de poseer y podíamos fantasear con que lo era.

Paul McCartney

A lo largo del tiempo y conforme su popularidad aumentó, John nunca olvidó lo mucho que la actriz francesa había significado en su vida y la gran atracción que generaba en él. Y lo que menos imaginó fue la oportunidad de conocerla en persona llegaría en mayo de 1968.

A la oficina de Apple llegó un mensaje de un asistente de Brigitte Bardot. Éste indicaba que la sensual actriz acababa de llegar a Londres, que estaría unos días hospedada en el Hotel Mayfair y, además, le interesaba conocer a uno o más Beatles. Sin embargo, dejaba claro que no permitiría la llegada de los Fab Four acompañados de una multitud de sus amigos o conocidos.

Más que emocionado, John brincó para ser el primero en apuntarse para ir a conocerla… y el único. Paul, George y Ringo aludieron compromisos previamente contraídos y procedieron a cumplirlos sin mayor complicación.

Antes de la reunión John se dirigió a las oficinas de Apple en busca de Derek Taylor, el agente de prensa del grupo. Estaba sumamente nervioso y buscaba algo que lo tranquilizara. Le pidió mariguana pero Taylor le ofreció lo único que tenía en ese momento, LSD. Ambos salieron del edificio y viajaron al Mayfair en el Rolls Royce de John.

La llegada no pudo ser más crítica. John sufrió un crisis nerviosa principalmente derivada del exceso de LSD y se declaró incapaz de subir al cuarto de Bardot, por lo que envió a Taylor a preparar la situación. Éste encontró a la deseada mujer vestida totalmente en piel negra en su suite y rodeada por chicas sumamente hermosas.

Derek Taylor le dijo entonces que sólo John Lennon había venido a conocerla y que se encontraba en un coche estacionado afuera del hotel. Afectado también por la droga, empezó a sentir una paranoia que jamás había experimentado y, de paso, le dijo que él y John estaban en peligro dado que gente misteriosa los vigilaba continuamente.

La actriz francesa sencillamente no entendió lo que Taylor le dijo y sólo le indicó que le avisara a John que subiera al cuarto. Para cuando éste pudo entrar a la habitación sólo encontró valor para decir un tímido “hello” y se mantuvo de pie en la entrada del cuarto. Un tanto desconcertada, Brigitte les comentó que había reservado una mesa el restaurante del hotel pero ni John ni Derek aceptaron ir dado que no estaban seguros de poder caminar en vertical demasiados pasos.

“Por favor, no pienses que somos burgueses pero… somos casados y esto se está saliendo de control”, murmuró Derek dándose cuenta en ese momento de la estupidez que acaba de decir. La actriz ni se molestó en contestar y salió de la habitación con sus acompañantes femeninas en dirección al restaurante del lugar.

A su regreso, Bardot se irritó y empezó a demostrarlo francamente. Encontró a Derek recostado en su cama y a John sentado junto a ésta tocando en la guitarra algunas de las canciones que habían surgido durante su reciente viaje a Rishikesh, India. Les pidió a ambos que salieran del lugar inmediatamente.

Absolutamente nada sucedió. Estaba tan nervioso que ingerí un poco de ácido antes de ir y se me fue a la cabeza completamente. Lo único que pude decirle en toda la noche fue ‘hola’ y ella se la pasó hablando en francés con sus amigas en todo momento. Nunca pude pensar en algo qué decirle. Fue una noche terrible.

John Lennon.

Y así fue como John cumplió uno de sus sueños más preciados.

Comparte

Tere Chacon

Titular de El Círculo Beatle.

Beatlera, podcastera, desarrolladora web, locutora, autora y otras maravillas... Embajadora global de la Beatlemanía por The Beatles Story.

1 comentario

Click aquí para comentar

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Derechos Reservados

Recibe lo más reciente en tu correo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElCirculoBeatle.com y recibir notificaciones de nuevas entradas.

LO PUBLICADO

Los autores de ECB

Aldo Flores

Arturo Espinosa

Bernardo Suárez

LUIS CARLOS PICHARDO

Marco Antonio Brito

Miguel Brito

Tere Chacón
A %d blogueros les gusta esto: