Nostalgia Reseñas

60 Años De Música en El Círculo Beatle, Entrega 2, 1966-1985

Continuamos esta saga que les resultó muy interesante en su primera entrega, y que realmente nos dará a todos más sorpresas a las que esperábamos. He recibido mucha y muy buena retroalimentación sobre las canciones de la primera entrega-que les agradezco sobremanera, por cierto– y sé que se divertirán tanto como yo en esta peculiar revisión de los siguientes veinte años en este timeline.

El lapso abarcado en esta segunda entrega coincide con mis primeros veinte años de vida, abarca desde el año de consolidación (y abundante reedición de discos por parte de la Capitol) de la Beatlemanía en México, y termina en el año donde nos dimos cuenta de una forma muy cruel que los desastres naturales nos podían alcanzar en lo que los capitalinos creíamos como una fortaleza indestructible, mi amada Ciudad de México, a la que nunca le diré CDMX y que siempre será para mí México, Distrito Federal.

Analizando las canciones que forman parte de este listado particular, nos daremos cuenta que el dominio de los adultos en el gusto popular era cada vez menos relevante, dejándole a las juventudes mexicanas el ejercicio de su libre opinión para determinar la popularidad de tal o cual grupo o artista; también notaremos que en casi todos los años las revistas especializadas dieron a dos o más triunfadores gracias a la respuesta del público y el medio consultado. Lo positivo de esta situación es sin duda lo que los viejos de la comarca decían del milenario pulque: en la variedad, está el gusto.

Cabe mencionar que ya que en este período había más listados de donde escoger (no se emocionen; de tener dos listados disponibles pasamos a tener tres o cuatro, nada más), por lo tanto los resultados son más variados y menos unánimes. Y no por ello menos sorprendentes; también hay que tomar en cuenta que el número de discos vendidos es un factor determinante, junto con la radiodifusión de la rola en cuestión, con todo y payola.

Vengan con su nostálgico de cabecera a este divertido repaso por la música más popular en México en 1966 y hasta 1985, ¡nos subimos al tranvía de los recuerdos!

1966

La Banda Borracha, Mike Laure y sus Cometas. Resulta asaz curioso que en un año tan definitivo para la música a nivel mundial, la canción más popular fuese esta murga seudo cumbiambera y seudo humorística a cargo del jalisciense Laure y de su prima Chelo en el saxofón, qué vergüenza. Las almas más cosmopolitas hicieron favorita indispensable la muy gustada Winchester Cathedral, con The New Vaudeville Band. En algo más juvenil, y directamente de la Discoteca Orfeón a Go-Gó  la muy popular Un Hombre Respetable, de Los Hitters.

1967

Celoso, Los Panchos. Más increíble todavía resulta que en el año del verano del amor, esta versión en español a Jealous Heart fuese la triunfadora indiscutible. Por otra parte, la influencia de la Cumbia en el pópulo logró el voto decisivo en favor de la pegajosa El Cable, que los venezolanos Mario y sus Diamantes capitalizaron en altas ventas para la Peerless. Lo que quedaba de gusto roquero en México disfrutó y volvió un clásico a El Último Beso, que corrió a cargo del talentoso Polo.

1968

Rosas En El Mar, Massiel. Una de las canciones más emblemáticas de la década en México fue música de fondo para las olimpiadas y para el malhadado movimiento estudiantil.

Entre muchas canciones que escuchamos en la radio en ese año, también fueron muy relevantes Muchachita, con Johnny Dynamo y Los Leos, y la deliciosa instrumental Love Is Blue, a cargo del fino director de orquesta Paul Mauriat.

1969

Get Back, The Beatles. México se hacía moderno a trancos y barrancos, y ésta clásica beatlera impuso su calidad, en una radio mexicana plagada de baladas como la segunda rola más popular del año: O Quizás Simplemente Te Regale Una Rosa, compuesta y cantada por su autor Leonardo Favio. La primera etapa del rock mexicano juvenil llegaba a su fin, y daba paso a la que muchos consideran como la más importante, aunque fuese en su mayoría interpretada en inglés. Será por eso que las radiodifusoras la llamaron La Onda Chicana.

1970

El Triste, José José. La triunfadora indiscutible de ese año, que lamentablemente sólo obtuvo un polémico tercer lugar en el Festival de la Canción Latina de 1970, antecesor directo del horrendo Festival OTI. El Triste es quizás el video más interesante de música mexicana de toda la historia, según la opinión del autor de estas líneas. Por otra parte, Notitas Musicales tuvo estas dos canciones casi todo el año en sus listas de popularidad, las muy vendidas Down On The Corner, con Creedence Clearwater Revival, y esta balada que se volvió a popularizar gracias a su inclusión en la película Roma. En el video, se promociona el Datsun de 1971. Te He Prometido, a cargo de Leo Dan.

1971

Nasty Sex, La Revolución De Emiliano Zapata. Sin duda la rola más importante de ese movimiento rocanrolero original que inició con Los Ovnis y su disco Hippies en 1968, y que tuvo un final abrupto con el Festival de Rock y Ruedas en Avándaro. ¿A dónde hubiéramos llegado de no ser por esto? Nunca lo sabremos. En nuestro idioma el gusto popular favoreció a nuestra versión local de la fina balada de Nicola Di Bari Mi Corazón Es Un Gitano, que aquí cantó la prometedora Lupita D’ Alessio. Lo que hizo después la leona Guadalupe me gusta menos que encontrarme una tarántula en el único baño del pueblo.

1972

Por Qué, Los Baby’s. Pioneros en la balada dulzona, plagosa y ramplona tan del gusto popular en nuestro país y sur de los Estados Unidos, música protogrupera e hija ilegítima del rock, producto del acostón irresponsable del Rock And Roll con la servidumbre. Lo peor era que este género musical era lo que apoyaba Siempre en Domingo, lo cual garantizaba su constante repetición.

En música más juvenil, las medallas de plata y bronce en el año de la olimpiada de Munich: Beautiful Sunday, Daniel Boone, y Without You, con Nilsson. Vaya que fueron escuchadas.

1973

Un Sueño, La Tropa Loca. Estos años están representados con música en español de grupos que tuvieron su origen en el rock y que por razones de supervivencia tornaron en músicos protogruperos; a algunos les salió, como a estos oriundos de la colonia Jardín Balbuena, que tuvieron fuertes impactos musicales como Engaño y Punto Final. Los que escuchábamos música en inglés preferentemente, fuimos testigos del exitazo que fue en nuestro país la muy trillada Tie A Yellow Ribbon Round The Old Oak Tree, del trío Dawn.

1974

Espejismo, Juanello. Todo un caso el del guerrerense Juan Figueroa Rodríguez, nacido en Atoyac de Álvarez, uno de los mejores ejemplos de lo que fue un One-Hit Wonder mexicano. Grabó el 20 de diciembre de 1973 ésta rola que le dio gran fama en su momento. Aún se seguía presentando en forma local hasta hace pocos años reviviendo su gran éxito. Aquí lo recordamos.

En 1974 también vivió inusitada fama una canción elegíaca al Estado de México, a cargo del advenedizo Antonio Zamora, que le dio crédito hasta para hacerla de quesque actor de cine: la infumable Zacazonapan. En idioma inglés, también padecimos la muy radiodifundida The Night Chicago Died, de los británicos Paper Lace.

1975

Lamento De Amor, Rigo Tovar. El fenómeno Rigo en pleno, vendiendo discos a pasto y abarrotando cada una de sus tocadas. Junto con Juan Gabriel y José José, los fenómenos de popularidad nacionales más importantes en esos convulsos años, ¡qué barbaridad! Para algunos observadores, Tovar poseía un magnetismo irrepetible. Y también inició como rocanrolero, en un país que se ha cansado de manifestar que, a pesar de los pesares, es muy poco roquero, y que lo tolera, pero no lo termina de adoptar. Afortunadamente, aún habemos tercos que no nos doblegaremos ante ello. La canción más importante del año 75 en inglés fue la discotequera Lady Bump, que en voz de Penny McLean escuchábamos con harta frecuencia en las estaciones de radio en inglés.

1976

Wanted, Doogy Degli Armonium. Ésta linda instrumental fue tocada hasta la saciedad en todas las estaciones de radio, y como dato curioso apuntaré que sólo ganó disco de oro en México, situación que trajo a los Armonium a nuestro país para recibirlo. Otros paisanos de ellos, I Santo California y La Quinta Faccia, logran un hit internacional con esta balada pop maravillosa de nombre Torneró, que se inmortalizó en México en voz de Miguel Atilio Boccadoro Hernández, mejor conocido como Diego Verdaguer. La rola en cuestión: Volveré.

1977

Siempre En Mi Mente, Juan Gabriel. El fenómeno Juan Gabriel, con sus cimas y sus simas, sus pros y sus contras, iba creciendo hasta consolidarse con canciones de amplia penetración cultural en el inconsciente de los mexicanos, apoyado en una agencia de representación impecable, el apoyo incondicional de los medios de comunicación y una colección notable y meritoria de tonadas fáciles de seguir y cantar. De entrada, no parecería que en México sería del agrado el amaneramiento franco de Juanga, pero se vuelve un tema de análisis sociológico que va más allá de mis capacidades. En idioma inglés, hubo excelentes canciones en este año, siendo la más notable la hoy clásica rola para despedirse de las fiestas y antros pues ya van a barrer: Hotel California, de The Eagles.

1978

Stayin´Alive, The Bee Gees. La influencia de Saturday Night Fever con todo y John Travolta tomó por asalto a nuestro país y a medio mundo, siendo esta tonada lo más popular en la radio mexicana. También fue muy reconocida y radiodifundida It’s A Heartache, en versiones de Juice Newton y Bonnie Tyler en inglés, y su contraparte Corazón Herido con Aria 8. En el apartado de las Canciones Que México Canta de Notitas Musicales, la triunfadora indiscutible del año fue esta composición del recientemente fallecido Camilo Blanes llamada Vivir Así Es Morir De Amor.

1979

Disco Samba, Two Man Sound. ¡Pe pepepepepe pe pe…! Desde el lejano año 79 del siglo pasado se empezó a bailar este alegre popurrí de canciones brasileñas en Discotheques y hasta nuestros días en bodas, quince años, reuniones de exalumnos, divorcios, velorios y cualquier pretexto bueno para salir a bailar. Es motivo de asombro la perdurabilidad de esta rola, sobre todo porque no pintaba realmente para ello. Dejando mis globos, silbatos y sombrerito les comentaré que la española más mexicana, conocida por sus amigos cercanos como Marieta, se encontraba en medio de una cadena de éxitos y popularidad altísima, de la mano de su compadre Juan Gabriel y explotando la veta del género ranchero tan popular en nuestro país. Con Rocío Dúrcal, No Lastimes Más.

1980

He Venido A Pedirte Perdón, Juan Gabriel. El disco LP más vendido de la historia discográfica en México, Recuerdos, contenía este hit. Y el segundo LP más vendido también se grabó en este año y se popularizó en 1981, el titulado Íntimamente, de Emmanuel interpretando a Manuel Alejandro. Pero el espíritu de este artículo obliga a consignar el exitazo del año a cargo de Alberto Aguilera Valadez.

En éste año, la fusión del Rock con la música Disco nos trae la canción más importante en inglés, directamente del Soundtrack de la cinta American Gigoló: Call Me, Blondie. Ya se habían acercado a este nivel de popularidad en nuestro país el año anterior, con la muy difundida Heart Of Glass.

1981

Perdóname, Camilo Sesto. La personalidad escénica, galanura, y capacidad de composición de Blanes lo tenía en el candelero de la popularidad no sólo en su natal España, sino en toda Iberoamérica, y por supuesto en México, que es donde cuenta, ¿O no? Aquí mismo de nueva cuenta una película nos dá la canción más popular en inglés del año: Arthur’s Theme, Christopher Cross.

1982

Maldita Primavera, Yuri. Un muy bien logrado cover a la versión original de Loretta Goggi a cargo de la excantante de La Manzana Eléctrica, quien en ese 1982 era una de las fantasías románticas y eróticas de muchos hombres de mi edad y un poco mayores; que diferencia a las babosadas del Pequeño Panda de Chapultepec, ahora la veíamos más madura y más interesante y con mejor elección de material discográfico. La vemos en su video original.

En nuestro país se escuchó música en inglés de muy buena calidad, y los medios impresos tenían mucho de donde escoger para la canción del año. Pero la preferida de todas ellas es esta canción a cargo de la modelo y ex guitarrista de The Runaways, la muy agradable I Love Rock ’n’Roll, con Joan Jett.

1983

Claridad, Menudo. Uno de los fenómenos musicales más desagradables que se padecieron por esos días fue el de los grupos vocales infantiloides (Boy Bands o Mixtos) formados por niños y niñas guapitos y preferentemente hijos de artistas consolidados, con tonadas simplonas y plástico mental a manta; si bien algunos observadores dijimos desde ese entonces que no cantaban, también es verdad que algunos de ellos superaron esa condición y se convirtieron en intérpretes de calidad más o menos mediana. Entre los Timbiriches, Parchís, Ondas Vaselina y demás horrores, creo que lo más pueril y ramplón se dio con grupetes como Los Chamos, Los Chicos y estos boricuas tan vomitivos como populares entre las niñas prepúberes del 83’. En este caso, destrozan una canción de Umberto Tozzi de nombre Stella Stai que si bien no era de lo mejor del italiano, con Menudo se hace francamente insoportable. Por otra parte, el fenómeno Michael Jackson llegó para quedarse de una forma contundente, en venta de discos, premios recibidos y moda de baile; disparidad total entre los conceptos de calidad entre México y el mundo. La canción más popular en inglés en 1983 en México fue la muy atractiva y rítmica Billie Jean.

1984

Querida, Juan Gabriel. La popularidad en México en los tiempos de Velasco. Y un video con muchísima inspiración en el de The Police de nombre Wrapped Around Your Finger, aprovechándose de la poca disponibilidad de ver videos en MTV de aquel entonces. Aún hay gente que afirma que es una de las varias canciones que contienen mensajes demoníacos al tocarlas al revés; está bien que Juanga no sea santo de mi devoción, pero tampoco hay que exagerar. En aras de documentar esta columna, va el mentado video:

Hablando de MTV, esta canción cantada por el dueto británico formado por Andrew Ridgeley y el finado George Michael fue sumamente escuchada, y su video marcó tendencia; si no mal recuerdo hasta yo tuve una camiseta blanca con la leyenda Choose Life, y de verdad que era muy bailada esta rolita en fiestas de la cuadra, salones de baile y Discos. Los días de La Boom, El News, El Quetzal y tantos otros templos del desmadre nocturno en mi ciudad. Wake Me Up Before You Go-Go, Wham!

1985

Corazón de Piedra, Lucía Méndez. De esos fenómenos inexplicables en la música, el logrado por la guapa Lucía. Rostro del El Heraldo de México en 1972, la Méndez empieza a volverse una figura notable en las telenovelas mexicanas, algo menos importante en el cine y de manera difícil de comprender en los discos cantando con una voz menos que mediana. Sin embargo, el fenómeno de la casi Sotto Voce le juega a favor y logra grabaciones de notoriedad como la presente, Margarita (cover a Dori Ghezzi), Un Alma En Pena (de horror total) y la fresérrima Don Corazón. Abundante y sabrosa cosecha musical en idioma inglés en el año del terremoto, y era difícil elegir entre Tears For Fears, Simple Minds, Don Henley, Bryan Adams, Heart, y un montón de artistas más. Apoyado en uno de los mejores videos (si no el mejor) de la historia de MTV, la novedosa y excelente Take On Me, de los noruegos A-ha, se convierte en la gran triunfadora de este año. La diferencia entre los conceptos de calidad musical entre México y el mundo eran abismales, como lo podrán notar con facilidad. Pero ese es un tema que bien valdrá la pena analizar en una columna completa aquí en El Círculo Beatle.

A pesar de que las opiniones sobre la popularidad de estas canciones está en el mejor de los casos, divididas, no te quede la menor duda amigo lector que es variada, divertida y un fiel reflejo de aquellos años en que el zar de la música era la televisión (con la nefasta presencia de Raúl Velasco, by the way), y en que aún la radio tenía un papel preponderante en la vida del mexicano común.

Espero que esta entrega haya sido de tu agrado, y muy pronto culminaremos esta saga con los siguientes veinte años en la historia musical reciente. ¡Hasta la próxima!

🔥38

Marco Antonio Brito Flores

Marco es un adicto al Rock and Roll, al Jazz y al Blues, sobre todo con buena compañía a su lado. Conversador ameno y entrometido si de opinar se trata, gusta de encontrar opiniones diversas sobre las cosas interesantes de la vida; fanático de la trivia y de las citas citables.

Comentar

Click aquí para comentar

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Derechos reservados

Todos los contenidos mostrados en www.elcirculobeatle.com están protegidos por la siguiente licencia:

Prohibida la reproducción, alteración o uso comercial de cualquiera de los contenidos de este sitio web.
© ElCirculoBeatle.com

Recibe lo más reciente en tu correo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElCirculoBeatle.com y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Los autores de ECB

Aldo Flores

Arturo Espinosa

David Casarrubias

Geral Rosales

Gerardo Yong

Marco Antonio Brito

Miguel Brito

Patricia Infante

Tere Chacón

LO PUBLICADO

 

Nuestras conferencias, cursos y talleres

 

Shares
A %d blogueros les gusta esto: