“Yo nunca fui un Dug Dug´s , hicimos giras juntos y viví con dos de ellos”

 

Con más de 50 años de trayectoria en la escena musical, Pedro de la Garza, la leyenda  del rock viviente  en Durango nos abrió las puertas de su casa y de su corazón postrado en el sillón de su sala junto  a su batería de años, con guitarra en mano y la típica armónica la “Dylan”  para contarnos su vida en la música, una vida llena múltiples viajes por las principales ciudades de la república mexicana como Tijuana, Monterrey y la Ciudad de México, sus influencias, su relación con los Dug Dugs, su gira por Europa y quien lo motivó a escribir canciones:

 

¿Cómo llega la música a tu vida, desde cuando te diste cuenta que era lo tuyo?

Desde que tenía ocho años estudie violín en la escuela  de música con el maestro Jesús Velázquez, después me fui a estudiar secundaria y preparatoria a Gómez Palacio, al Instituto Francés de la Laguna, ahí había una orquesta  sinfónica  y yo como ya sabía leer partitura y todo eso ya no quiera tocar violín y agarré  la trompeta, cinco años fui el solista de trompeta de  la orquesta del Francés de la Laguna, después me fui un año a estudiar a Kansas y ahí me di cuenta que yo solo con la guitarra no necesitaba  orquesta ni conjunto , que yo solo podía ejecutar  la música y expresarme musicalmente sin necesidad de grupo y la primera canción que me aprendí fue  “Like a Rolling Stone”  de Bob Dylan, entonces ya sabes, ahorita Bob Dylan  está en la boca del mundo porque se ganó el premio nobel  de literatura, un gran mérito que súper se lo merecía  porque por culpa de él es que yo ando en esto , me sé más de doscientas  canciones  pero con  esa empecé.

-¿Cómo es que te  integras a un grupo musical?

 

Después me fui  a estudiar a Monterrey al  tecnológico, me fui estudiar Arquitectura y ahí me junte con otros dos chavos, yo tocando  la batería, el grupo se llamaba “Larva”, tres años estuve con ese grupo, después me di cuenta  de que allá en Monterrey ya no iba a lograr algo más, o sea que en Monterrey ya había hecho lo que podía hacer, ya había tocado con el mejor grupo, en los mejores teatros , a parte me di cuenta que la arquitectura no , que mi onda era la música , entonces en ese tiempo mi primo la Borrega cantaba con los Dug Dugs  en el  DF, entonces dije bueno en el DF es  donde están las oportunidades, donde hay productores, donde está el movimiento fuerte musicalmente, para grabar y todo eso y  pues dije hay que irme para allá y más  por la oportunidad que tenía que allá estaba Jorge  y que él me podía ubicar allá y entonces me fui  y estuve allí con la Borrega, montamos unas canciones acústicas, para ese entonces los Dug Dugs  ya no estaban funcionando.

 

 

Mucha gente piensa que tú estuviste en los Dug Dugs,  ¿fue así?

No, con bandas que yo anduve como “La Iguana”, hicimos giras juntos  y viví con dos de ellos, con Genaro el bajista, con la Borrega y anduvimos mucho tiempo juntos pero yo no nunca fui un Dug Dugs, y mucha gente lo dice y otros me dicen que para que ando diciendo que no lo fui  pero las cosas como son, derecha la flecha, yo nunca fui un Dug Dugs, aunque tuve mucha relación con ellos.

-¿Cómo era la juventud en esos tiempos, como la vivías?

Mira en Monterey son un poco  más bien portados,  en el DF  hay colonias que están peligrosas, están difíciles, de repente nos contrataban  en ciertos lugares como Tepito,  andaba  yo con la banda Iguana y la mera verdad  la raza si se pone broncosa  y  hasta con los músicos pero así somos a veces, rebeldes sin causa o con causa o como sea , la cosa es que les gusta exigir y son difíciles pero ahí está la escuela verdad , no es nada más tocar en teatros bonitos  sin también tocar en lugares donde uno se la tiene que partir.

 

-¿En ese entonces en que otros lugares tocaste, con que grupos?

 

Del DF la Borrega y yo nos venimos aquí a Durango en el 1969  y aquí  armamos un grupo que se llamó el Morado Blues Band con tres músicos  de aquí de Durango, luego nos fuimos  a Tijuana  porque  en aquel tiempo ahí era donde se formaban los grupos, ahí había grupos de los que había que aprender y a parte la facilidad de conseguir instrumentos  en California y bueno por muchas cosas Tijuana era la cuna, el centro del Rock, entonces nos fuimos para allá y estuvimos trabajando en uno de los mejores lugares, como la Borrega ya había estado ahí  con los Dug Dugs, ya tenía conocidos y nos contrataron  en un lugar de los mejores que había en la avenida Revolución en  La Loa, ahí estuvimos tocando después de tres  meses que si nos pulimos mucho  ahí mejoró mucho el grupo pero luego le hablaron a la Borrega del DF porque se iban a reunir de nuevo los Dug Dugs porque ya tenían muchos contratos entonces  la Borrega se fue al DF, yo me quedé con los otros tres cantando y tocando la batería, entonces llegó un momento en que estaban difíciles las cosas y me habló la Borrega  sintiendo que me había abandonado y me dijo que necesitaban un baterista en el Distrito  Federal, que me fuera para allá  entonces eran  “Los Sleepers”, eso fue  1971, un trío, entonces llegué yo de baterista y  empezamos a tocar, ahí poquito pero  era el  tiempo que estaba de moda la música de bandas como Chicago ósea los que traían pitos, entonces dijimos si queremos más trabajo hay que acoplarnos a lo que pide la gente y dijimos hay que buscar un trompetista y un saxofonista y conseguimos luego luego  un saxofonista, Arturo Labastida quién  luego tocó con Alex Lora en la canción  “Triste Canción” y no conseguíamos trompetista, entonces les dije yo toco la trompeta  y conseguimos baterista  y con esa  banda grabamos un disco, tuvimos trabajo en Acapulco, por ejemplo cuando lo de  Avándaro  yo estaba tocando en Acapulco con la Iguana en un Hotel,  entonces teníamos un contrato de tres meses, nos pagaban muy bien y nos chipileaban, entonces llego el grupo que organizó Avándaro  a invitarnos a que participáramos, entonces  fuimos y pedimos permiso en el Hotel donde trabajábamos , pidiendo chanza de faltar un fin de semana y nos dijeron que era la temporada fuerte de la semana,  que si los abandonábamos  esto se va para abajo ,entonces nos dijeron que si nos queríamos ir , perderíamos lo restante del contrato que era como mes y medio más o menos y como estaba difícil conseguir jale dijimos que no y no aceptamos ira Avándaro.

¿Entonces  pudiste haber  tocado  en Avándaro?  

Pude haber estado en Avándaro  tocando  con  La Iguana pero por el trabajo que teníamos no aceptamos, entonces yo me cansé de la gran ciudad, del monstro , verdad, tenía uno que transportase lejísimos para ir a tocar, tocábamos en la zona rosa, y nos manejábamos en puro taxi, y luego ya en la noche regresarse como a las tres dela mañana  después haber tocado, estaba peligrosa la ciudad y aparte salía caro el transporte y pues la mera verdad aunque ganábamos más o menos bien,  llega un momento que eso te cansa y dices ya,  quiero descansar eso fue más o menos finales del 72 y ya me vine a Durango ya aquí formé el grupo  “Mezquite”  con mi hermano en la batería, yo en la guitarra y el teclado  y Carlos Galaviz en el bajo, ese fue el primer grupo que forme luego que regrese para acá, duramos muchos años tocando.

 

-¿Qué música tocabas  en ese  entonces  en Durango?

-Si pero  ya no era música de banda, ya no traíamos pitos, tocábamos Beatles, Rolling Stones, lo clásico, el rock clásico.

 

¿Qué hacías en los años ochenta, seguiste viajando?

Después de eso me salió la oportunidad de manejar  el Teatro Victoria en  1981 más o menos y en el  83 pasó por aquí por Durango  un grupo que andaban haciendo giras de parte de la SEP, era un chileno, un argentino, un ruso, un chilango que después  fue el guitarrista de Real de Catorce, y me invitaron , ellos andaban buscando baterista  y no me importó dejar  el trabajo del Teatro Victoria porque  ellos ya traían un contrato  de una gira por  Escandinavia, la Unión Soviética, Checoslovaquia, cuatro meses y medio hicimos de gira, a parte recorrimos aquí ocho  estados de la república en un programa de la Secretaria de Educación Publica   que le daba trabajo a grupos musicales, esa fue la época del grupo  “Sur”, ya sabíamos que regresando de la gira  de Europa, el grupo se  iba a terminar , entonces ya regresamos a México, me vine a Durango y luego me regresé otra vez al DF y ahí fue cuando conocí a Rodrigo González,  “Rockdrigo”, entonces me hice compa de él ,me  dio sus datos y todo, me vine aquí a Durango , me di cuenta que el  DF no me gustaba ya , me regrese y me ofrecieron otra vez  el teatro, entonces ya trabajando en el Teatro Victoria, traje a Rodrigo aquí a Durango   al Auditorio de la Universidad,  eso fue en  1985, fue en marzo y Rodrigo murió en septiembre de ese año, o sea meses antes de morir yo lo traje aquí, hicimos un concierto que estuvo bastante bien y tuve la oportunidad. el agasajo de cantar con él, como yo ya me sabia algunas de sus rolas le hacía segunda, el casi siempre era solo, por cierto fue un sábado esa presentación y luego en la noche llegó ahí don Evodio Escalante  y nos preguntó ¿Que van hacer mañana?, teníamos tocada en la discoteque  Movieland  pero en la noche y nos invitó a comer,   como desde las 12 llegamos a casa de  Don Evodio y que los tequilitas y que el mezcalito y que la cantada y de ahí nos llegó la hora de irnos a tocar y pues ya andábamos arregladones y tocamos ahí en el Movieland, ya después se fue Rockdrigo y  tiempo después recibí la noticia que murió en el terremoto al caérsele el departamento en donde él vivía.

-¿Y ya entonces seguiste haciendo carrera aquí,  como te nace lo de la composición?

El Rockdrigo me decía “Para que andas cantando canciones  de otros,  eres buen músico buen interpreté , las mías las cantas muy bien, deberías de componer y sacar tus propias canciones” , pero  yo todavía no sentía la confianza y un año después de que falleció  Rodrigo, paso por aquí  el cometa Halley , todavía manejaba yo el Teatro Victoria y me salí en la noche a caminar ahí por el parque , me subí al cerro y de ahí me salió la idea de la canción que se llamaba  “Buscando  al Cometa Halley”, yo lo andaba  buscando y ahí relato las cosas que me sucedieron por andar  buscando el cometa , eso fue lo que dio  ánimo de luego seguir componiendo.

¿En los grupos que estuviste llegaste a grabar algún disco?

Tengo grabaciones con  “La Iguana”, con el grupo  “Sur” y luego la última que produjo aquí el IMAC  donde  hice una recopilación  lo mejor de mi composición se llama “Rolas de Colección” y se presentó en  el teatro Ricardo Castro.

 

-¿Después  formaste  “El Vagón del Blues”?

En ese tiempo que ya estaba componiendo forme el grupo  “El Vagón del Blues” , con este grupo tuvimos unos  conciertos muy buenos, convencimos al IMAC  de que nos consiguiera el Ricardo Castro para hacerle un homenaje a  John Lennon ,eso fue en el 99 y se llenó  hubo gente fuera del teatro , los pasillos y las escaleras llenos, esa fue la primera vez que entró el rock al Ricardo Castro, ya de ahí cada año hay eventos y se comprobó que los músicos nos merecíamos esos escenarios y también el público porque se comportó.

 

-¿Cómo te enteras de la muerte de Jorge “La Borrega”?

Vino el hermano, Arturo a avisarnos que había fallecido, luego luego le organizamos una  tocada en un museo que estaba por Negrete  casi esquina con Pasteur, donde era el Zarraga, “Adiós a la Borrega” se llamó el concierto y participaron también todas las que bailaban con él en la onda matachín , de la danza mexicana.

 

-¿Cómo vez actualmente  las bandas de Rock locales?   

Ya vez que te digo que hay rebeldes sin causa y rebeldes con causa, si eres rebelde te revelas contra algo, entonces el rock es para protestar , si eres rebelde y estas protestando es necesario que sepa la gente contra quien o contra qué  se está protestado, que es lo que no te gusta  o porque eres rebelde  y todos los muchachos nuevos, todos los que tocan ahorita todos suena bien pero no se les entienden las letras, ya sean en inglés o en español,  entonces no saben contra qué están protestando, es muy importante  la letra, antes en el Rock and roll era  música para bailar, entonces son eran tan importantes las letras pero cuando se convirtió en Rock  ya eran rebeldes con causa, ya tenían  porqué  revelarse, ya había un motivo y ahorita estos chavos por cómo se visten, por lo que tocan y el sonido de su música suena a rockeros  pero les falta muchísimo y que   se les entienda contra que se están revelando.

 

Licenciado en comunicación con maestría en televisión educativa y duranguense de nacimiento, Geraldo Rosales ha sido creador de los programas de Radio como “Viaje Mágico y Misterioso” y “La Caverna de Liverpool”, se desempeñó por más de 11 años en el periódico Contexto de Durango como jefe de la sección de cultura y espectáculos .Actualmente imparte conferencias con temática de los Beatles y es el conductor del programa “El submarino Amarillo” que se transmite por TV UJED.

0 comentarios

Comenta

Deja un comentario
Nos gustará conocer tu opinión.

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.