Un Acrónimo Interesante y Una Historia Para Contar: ABBA. (Primera parte)

Dedicado a Dulce Lorena y a mi brother Miguel Angel, ABBA loyal and true fans…!

“…..The Gods may throw the dice…”

                                                          The Winner Takes It All, 1980

 

Se ha dicho hasta la saciedad que tal o cual grupo musical ha llegado a los mismos logros, o incluso han superado  (jajajajajajajaja y más ja!) a los adoradísimos cuatro grandes de Liverpool, pero sí ha habido alguien que verdaderamente se haya acercado a lograrlo es este cuarteto de Estocolmo formado en 1972, y considerado el producto de exportación sueco más importante y redituable solo después de La empresa automotriz Volvo; a partir de los años 80’s fue más común escuchar de ese país escandinavo en el aspecto musical, gracias a actos como Europe (formados en Upplands Vasby) famosos por su “The Final Countdown” o agrupaciones como Ace of Base (The Sign, All That She Wants) oriundos de Gotemburgo, y los también muy famosos nativos de Halmstad Roxette, quienes con rolitas como “The Look” o ” Joyride” fueron queridos y amados en todo el mundo. Todos ellos le deben a ABBA importante influencia en su estilo y composición musical, así cómo algunos lookalikes de descarada copia como los británicos Bucks Fizz o los holandeses Champagne, por citar a los de calidad semejante, aunque no con tanto éxito.

Es fácil intuir que el acrónimo se conforma de las iniciales de los nombres propios de los integrantes, aunque el significado de la palabra como tal en idioma arameo sea “oh padre” o “el padre” con esta precisión semántica le doy paso a la primera rola de hoy, con la que inicia la obra “Mamma Mia” la muy agradable “Honey Honey”, de 1973:

Suecia en 1968, era un país que estaba dividido musicalmente en dos vertientes polarizadas entre sí; por una parte tendríamos al movimiento de la música, conformado por periodistas, académicos y músicos, también conocido como progg, auto definido como ” una actitud precursora del punk que se puede definir como un ‘todo mundo puede tocar’ un rechazo a toda ambición comercial, raíces en el folk rural sueco y un alto contenido político en sus letras” este movimiento cobijó a varios ideólogos del Mayo parisino, y algunos músicos de esta corriente llegaron a tocar con Jimi Hendrix. En el extremo opuesto tenemos a Stig Anderson, que había comenzado a levantar su imperio discográfico llamado Polar Music, gracias a la compra de derechos y la traducción al sueco de algunos éxitos anglosajones; uno de ellos, “Honey (I Miss You)”, composición de Bobby Russell y primer lugar de popularidad en varios países, fue adquirida por Anderson para que uno de sus cantantes, Bjorn Ulvaeus, la versionara con el nombre de “Raring “(Ver mi anterior colaboración del 9 de febrero de 2018 7 canciones de amor de hace cincuenta años, en El Círculo Beatle).

Stig se había convertido en el antagonista perfecto para el movimiento progg, el mismo se definió como” tenía lo necesario: un pasado proletario, era un traidor de clase, un cínico profesional en el negocio  y alguien a quien no le importaba contestar ataques”. Hoola Bandoola, grupo emblemático del progg, a través de su cantante y líder Mikael Wiehe deja plantado a Stig Anderson el día de la firma de su contrato discográfico con Polar Music, y la furia que esto ocasiona a Stig le obliga a tomar una decisión antes de tiempo; reunir el trabajo de pianista de sesión de Benny Anderson con el de Bjorn Ulvaeus para empezar a hacer un equipo de composición.

En 1972, en constante pugna por la supremacía musical en Suecia entre progg y Polar, se integran Agnetha Falstkog, y la noruega Annifried Lyngstad, conformando la alineación que se volvería inolvidable. Para 1973, esta alineación ya empezaba a tener fogueo en los medios locales y dos grabaciones interesantes: “Dance (While The Music Still Goes on)” y “Ring Ring” la que eligieron para representar a Suecia en Eurovisión 1973, en el melodifestivalen. La canción quedo en el lugar número 12, a pesar de ser un gran éxito en radio, y la gran triunfadora de ese año fue “You Are Summer” de Nova and The Dolls, representante del progg. Al año siguiente, vendría una gran revancha.

Me adelanto musicalmente un poquito, con la triunfadora de Eurovisión 1974:

Waterloo:

Cabe mencionar que esa derrota de 1973 fue tan cuestionada por el público en general (el triunfo lo otorgaba un comité en privado y no se tomaba en cuenta a la gente) que tuvieron que cambiar las base del concurso incluso; entonces en 1974 se produjo una vuelta a los orígenes populares del jurado del melodifestivalen, lo que llevó al triunfo de Waterloo en el certamen sueco, el resto es el inicio de una historia mágica.

Debo mencionar que no se compuso esta canción con la idea de ser la ganadora de Eurovisión, sino ser el trampolín de lanzamiento del grupo en Europa. Stig Anderson le aprendió todo lo que pudo a Phil Spector (estuvo en varias sesiones de grabación con él) para desarrollar una versión sueca de la famosa cortina de sonido, y aplicarla sin piedad una y otra vez en las canciones de ABBA; el atractivo visual de ver a dos semidiosas aasgardianas cantando In Sweet Harmony las pegadizas y efectivas tonadas compuestas por los muchachos Anderson y Ulvaeus fue demasiado para esa época.

Sin embargo, el espíritu comercial del grupo los hacía ser mal vistos e incluso despreciados en su propia tierra; el movimiento progg los había vuelto blanco de sus ironías y ataques más furibundos, como muestra de esto fue que en 1974 mientras ABBA empezaba a hacerse famoso en Europa y USA, el movimiento progg organizó  un festival alternativo en Estocolmo, donde uno de los himnos que sonó fuerte fue “Hagamos el Festival Inmoral”, una crítica dura y directa a Eurovisión fue a cargo de Sillstryparn, que cantaba algo así cómo “aquí ABBA con ropa de plástico y más muertos que un arenque en conserva” no cabe duda que los suecos no siempre fueron civilizados e inteligentes, y que sus fuerzas progresistas eran todo menos que tolerantes, como en todo el mundo. Se llegó al extremo de vetar a ABBA del Eurovisión 1975, y de plano de retirarse del festival en 1976; al más puro estilo de las tiranías comunistas, no estaban bien vistos ni Eurovisión, ni los concursos, nada que oliera a comercial, se canceló “Svensktoppen” el top 40 sueco, y durante 3 meses, Suecia vivió una especie de Dark Ages. Se llegó a vetar de los clubes alternativos de música a excelentes artistas por el hecho de haber alternado con ABBA. Y mientras, en las radios de todo el mundo, sonaba esto:

Mamma Mia:

Agnetha Falstkog nace en 1950 y es la semidiosa rubia de voz soprano ligera del grupo. Proviene de una familia totalmente musical, y ya compuso una canción a sus cinco años de edad, debuta a los 16 años profesionalmente, y tiene un primer lugar de popularidad en su natal Suecia con “Jag Var Sa Kar” (Estaba tan Enamorada); en 1972 hace a María Magdalena en Jesus Christ Superstar, y se casa con Bjorn en 1971. Su separación fue en 1978, y acceden a seguir en el grupo hasta el final.

Annifried Lyngstad, por matrimonio su alteza serenísima la princesa Anni-Frid Reuss Von Plauen, nace en Narvik, Noruega en 1945, de padre alemán (un militar casado)y madre noruega, criada en Suecia por su abuela y vivió su infancia en sobresalto constante, ya que el régimen noruego enviaba a los hijos de padre alemán a instituciones mentales o a internados militarizados. Era dulce y tímida, y ya cantaba jazz a sus trece años de edad, a sus 18 gana otro de tantos concursos de talento en su vida, y como parte del premio aparece en la tele nacional sueca, en un especial que sirvió para que los suecos pasaran de conducir “del lado equivocado” a sumarse a las normas internacionales de conducción; en 1971 Benny Anderson le graba su primer álbum, creando con los dos chicos rubios la base de ABBA.

S.O.S:

Uno de los datos poco conocidos de Anni es que lanzó un álbum solista llamado “Frida Ensam” (Frida a solas) el mismo año en que se casa con el tecladista y compositor de ABBA, 1975; fue su segundo matrimonio, después de haberlo intentado con Ragnar Frederiksson en 1963. El matrimonio con Benny duró solo tres años. Por cierto, esta canción S.O.S., es mencionada como el primer número uno del grupo en nuestro país, por el investigador Trent Nixon en su publicación “ABBA The Worldwide Chart List”, de 2012; de donde habrá sacado esta información Nixon?¿ De Notitas Musicales?

Dancing Queen:

El súper estrellato de ABBA se basa en una fórmula simple, pero muy difícil de lograr: melodías simples, pegadizas, grabadas con la técnica Spectoriana de ” The Wall of Sound” , producidas con esmero por el ingeniero de sonido Michael B. Tretow y perfección técnica y musical, con músicos de sesión tan importantes en Suecia como el baterista Ola Brunkert, su otro baterista Slim ( quien corrió profesionalmente en La Fórmula 1) y el bajista Rutger Gunnarsson , el éxito se desencadena de Suecia a toda Europa, y a todo el mundo después; países como Suiza, Nueva Zelanda y Australia eran verdaderos y leales fans para 1975, incluso en países tan remotos como México se llegó a venerar realmente al grupo, después de escucharlo mañana, día y noche en La Pantera, Radio Juventud y Radio Éxitos, en Radio Capital no los programaban mucho, pues los consideraban harto fresas.

Knowing Me Knowing You:

Para 1976, sus giras, discos grabados, los hacían el producto musical más importante de los años setentas, se filma incluso una película, “ABBA The Movie”, con reseñas de su gira a Australia, su viaje a Japón, y toda Europa; sin embargo las giras americanas no fueron tan exitosas como se esperaba, incluso se pensó en traerlos a México, pero ya el costo de tenerlos aquí en directo no era nada asequible. Nos tuvimos que conformar con algunos videos que podíamos ver de ellos provenientes de programas como Top of The Pops, Starparade o los 300 millones, pero el fenómeno ABBA estaba en pleno apogeo. Mañana seguiré platicándoles acerca de esta historia digna de una buena película, ¡hasta entonces!

“…well I´m gonna stick to you boy, you´ll never get rid of  me…!

                                                                                 Honey Honey, 1973

 

 

 

Marco es un adicto al Rock and Roll, al Jazz y al Blues, sobre todo con buena compañía a su lado. Conversador ameno y entrometido si de opinar se trata, gusta de encontrar opiniones diversas sobre las cosas interesantes de la vida; fanático de la trivia y de las citas citables.

2 comentarios
  1. Rosario Orozco
    Rosario Orozco says:

    Gran reportaje sobre ABBA, uno de mis GRUPOS favoritos, leía y escuchaba la música y de repente… esta hiatoria continuará

    Esperaré ansiosa mañana, para continuar recordando y añorando esos tiempos.

    Gracias Marco Antonio Brito, x escribir estos bellos artículos

    ¡Felicidades! Super bien logrados

    Responder
  2. Marco Antonio Brito
    Marco Antonio Brito says:

    Hola Rosario! Mil gracias por leerme y por tus comentarios, que me motivan de manera muy importante! Qué bueno que te gustó, sigue mis publicaciones aquí en ECB! Saludos cordiales!

    Responder

Comenta

Deja un comentario
Nos gustará conocer tu opinión.

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.