The Beatles, un álbum blanco lleno de color.

Cuando el año pasado se publicó la versión del cincuenta aniversario del Sgt Pepper´s Lonely Hearts Club Band se dijo, a las pocas semanas, que tanto Giles Martin, como Sam Okell (responsables de la remasterización del audio del Sgt Pepper) también se encargarían de trabajar con el Álbum Blanco, en donde nos presentarían una edición que se escucharía fresca y actual de un disco que este año cumple sus cinco décadas de haber salido al mercado en 1968. Y cabe mencionar que la dupla Martin-Okell cumplieron una vez más su cometido y nos ofrecen un impecable trabajo de remasterización y remezcla de esta importante obra del cuarteto de Liverpool.

El Álbum Blanco es un disco que se fue gestando desde que The Beatles viajó a principios de 1968 a la India para tomar un curso de Meditación Trascendental con el Maharishi. Ahí durante su breve estancia Lennon, McCartney y Harrison escribieron una buena parte de las canciones que integrarían el siguiente álbum que sería muy diferente a sus trabajos previos de 1967 (Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band y Magical Mystery Tour). Pero también el Álbum Banco marcaría el inicio la división del grupo. En los estudios trabajarían cada uno por su cuenta e incluso el mismo George Harrison invitaría a Eric Clapton a participar en el emblemático corte While My Guitar Gently Weeps. Para ese momento John Lennon ya tenía una relación con Yoko Ono por lo que se volvió más hermético con sus composiciones, por su lado Paul McCartney prefería tocar, él mismo. varios de los instrumentos utilizados en sus canciones, incluyendo la batería, por lo que Ringo Starr se sintió desplazado y abandonó por unos días las sesiones, pero también contribuyó con su primera composición Don´t Pass Me By.

La nueva edición del Álbum Blanco nos presenta en su paquete Deluxe un libro, lleno de imágenes, que nos narra la historia, anécdotas y detalles de la obra, una réplica del poster y las fotografías que se incluyeron en el formato original del vinil, un blu-ray con videos en audio 5.1 y seis compact discs que contienen los dos platos con el álbum doble original, un disco con los famosos demos Esher, esos que se grabaron en la casa de George Harrison, y tres discos más con tomas alternas y ensayos que el grupo grabó en los estudio EMI en 1968. Pero también se lanzó un formato más sencillo que sólo incluyen los dos discos originales y uno extra con 20 de los demos Esher (la caja Deluxe incluye 7 demos más).

En cuanto al contenido musical de los dos primeros compactos tenemos necesariamente que afirmar que el audio suena impecable, podemos percibir cada instrumento utilizado por el grupo, aunque quizá, de nueva cuenta, Martin y Okell le dan mucha preponderancia al bajo y a la batería. Las voces de Lennon, McCartney, Harrsion y Starr las podemos escuchar con nitidez, así como los coros que se realizaron en cada canción. Con un tema tan polémico como Revolution 9, podemos apreciar lo que pretendía John Lennon al crear ese collage sonoro que bajo la producción de George Martin cada elemento que aparece se va mezclando en un todo auditivo para provocar una sensación de angustia.

Para el tercer disco de esta caja tenemos los 27 demos que se grabaron en mayo de 1968. Podemos afirmar que ninguno de ellos son una novedad debido a que circulaban desde hace mucho tiempo atrás en diversos bootlegs. Los demos Esher marcan el inició de la creación de Álbum Blanco, se grabaron en Kinfauns en un propiedad de Harrison; se dice que para registrarlos se utilizó una grabadora Ampex de cuatro canales, propiedad de George, y que al final este les entregó copias en monoaural a sus compañeros. Estas cintas demo nos presentaron los temas en versiones acústicas y algunas de ellas ni siquiera tenían la letra completa. Pero después de haberlos escuchado en varios bootlegs y algunos en la Antología 3, lo que se presenta ahora no tiene comparación. El trabajo de Giles Martin y Sam Okell no sólo consistió en limpiar y remasterizar las cintas, sino que además hicieron un trabajo de remezcla en donde separaron los canales de audio y nos dan una versión en estéreo con un audio límpido.

Los tres restantes discos nos ofrecen 50 tracks de sesiones del grupo en el estudio, en donde apreciamos la evolución del Álbum Blanco. Previamente también tuvimos algunos bootlegs (como la colección de Purple Chick, algunas mezclas diferentes en las llamadas Peter Sellers Tapes, el set de lujo de Arqueología Beatle y algunos otros más) en donde pudimos conocer algunas tomas alternas y una que otra rareza. Pero lo que se publicó en esta caja de lujo va más allá de lo escuchado en los discos no oficiales. Muchas veces hemos leído declaraciones de ejecutivos de Apple que afirman que dentro de las bodegas de Abbey Road aún queda mucho material de The Beatles que podría ser utilizado para futuros lanzamientos. Pues aquí utilizaron algo de ese material disponible.

En esta tripleta de discos podemos disfrutar de temas como ese de diez minutos de Revolution I (que ya existía en pirata) con ese final que sirvió para dar luz a algo tan experimental como Revolution 9. Pero también se incluyen ensayos de Revolution en los que apreciamos la fuerza rockera de la banda. Tenemos dos tomas de Helter Skelter una de alrededor de 12 minutos (se dice que hay una con mayor duración) y otra ya más cobijada con los instrumentos del grupo. Tenemos versiones interesantes como las tres Good Night sin orquesta y con sólo guitarra y piano. Sorpresivamente incluyen un ensayo de Let It Be la cual tomaría más forma meses después para el proyecto Get Back de enero de 1969.

Una de las obras maestras de George Harrison, While My Guitar Gently Weeps, viene en la famosa y ya conocida toma acústica y otra más que sirve de guía, pero la llamada tercera versión, es escuchar y deleitarse con The Beatles en vivo en el estudio, en donde la guitarra de Eric Clapton los acompaña. Escuchar track por track cada pieza de las sesiones de esta selección es descubrir y redescubrir el talento que sólo unos genios como The Beatles poseían. Temas como Honey Pie en instrumental, la toma 44 de Long Long Long o Back In The USSR en backing vocal (osea instrumental) nos demuestran que con The Beatles aún podemos sorprendernos.

Celebremos los cincuenta años del llamado Álbum Blanco escuchando cada unos de sus 30 cortes, así como los 27 de los demos Esher y 50 tomas alternas. Todo un festín musical que nos muestran que The Beatles siguen estando vigentes tanto para las nuevas y viejas generaciones que disfrutan su arte lleno de mucho rock.

Originario de la Ciudad de México, estudió la carrera de periodismo en el Centro Universitario de Periodismo en Arte, Radio y Televisión(PART). Se describe a si mismo como beatlero de alma y rockero de corazón.

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.