The Beatles

El soul del cambio

Categorías de las publicaciones

Entradas populares

Derechos reservados

Todos los contenidos mostrados en www.elcirculobeatle.com están protegidos por la siguiente licencia:

Prohibida la reproducción, alteración o uso comercial de los contenidos de este sitio web.

Recibe las nuevas publicaciones

Ingresa tu mail y recibirás notificaciones cada vez que se publique una entrada nueva.

Nuestro talento

Arturo Espinosa

Geral Rosales

Tere Chacón

Patricia Infante

Mauricio Castillo

Jaime Esteban Hernández

Fernando Iván Hernández

Dulce González

Daniel del Moral García

Jaime Uribe

Gerardo Yong

Marco Antonio Brito

    De rockanrolitos covereados a baladitas poperas a Rubber Soul… y sólo en 3 años.

    De 1963 a 1965, The Beatles pasaron de ser un grupo musical reconocido en su país natal a dominar las listas de popularidad del mundo. En apariencia, estos jóvenes de entre 22 y 25 años de edad, no necesitaban nada más; la cima se había colocado frente a ellos.

    Desde Please Please Me hasta Help!, el grupo siguió las reglas de la industria discográfica de los 1960 y sacó dos álbumes con 14 canciones cada uno por año. Una empresa difícil de cumplir en 1963 y 1964 y casi imposible en 1965. Con la filmación de la película Help!, la grabación del álbum homónimo, tres giras internacionales y ser condecorados por su reina como Miembros del Imperio Británico, John, Paul, George y Ringo apenas tuvieron cinco semanas para preparar el producto que estaba programado para llegar a las tiendas de discos del mundo justo antes de la Navidad.

    Atrás quedaron las canciones románticas y aquellas de otros artistas que interpretaron en sus primeros productos. Rubber Soul fue el primer disco en el cual The Beatles tuvieron libertad para decidir y para experimentar. Mejor aún, éste fue el primer producto beatlero en donde cuatro jóvenes artistas revelaron su capacidad de pensar de manera innovadora y creativa, no sólo en términos musicales sino como personas en evolución. Y con él dieron un paso más hacia la trascendencia.

    Los cuatro muchachitos, cuyas caras llenas de candor adornaban las portadas de sus 5 primeros discos, se habían transformado. Ahora estos adultos jóvenes mostraban la arrogancia de quien obtiene el éxito y la confirmaban al usar instrumentos musicales que pocos conocían en canciones compuestas para agradarse a sí mismos y no a los demás. Había llegado el momento de aludir al sexo, las infidelidades, inseguridades, egoísmo, enojo y, por qué no, el amor adulto y realista. Lejos habían quedado aquellas con letras cursis… si me enamorara de ti, ella te ama, ámame o quiero tomar tu mano eran cosa del pasado.

    Rubber Soul fue el primer álbum del grupo que no mostró el nombre The Beatles en su portada. No era necesario, ¿o sí? Ésta mostraba además una fotografía distorsionada de una serie tomada por el fotógrafo Robert Freeman en la casa de John en Weybridge. Ninguna de las imágenes resultantes de la sesión fueron, sin embargo, del agrado total del grupo. Freeman los había convocado para mostrárselas proyectadas sobre un cartón del tamaño de un disco LP con el fin de que tuvieran idea de cómo se vería el álbum pero sólo fue cuando éste accidentalmente se ladeó, distorsionando la fotografía en turno, que el grupo al unísono confirmó que eso era exactamente lo que buscaban: una distorsión de la imagen que el grupo había manejado hasta el momento.

    Por su parte, la letra con el título del álbum también hizo historia. Ésta fue diseñada por Charles Front, un director de arte londinense que recibió 26 guineas con 5 chelines por un trabajo que jamás pensó sentaría una tendencia mundial: las letras abombadas que fueron muy utilizadas durante el resto de la década y principalmente impulsadas por los artistas de la era del Flower Power en Estados Unidos.

    Rubber Soul (soul de goma) es la respuesta llena de ironía por parte de Paul McCartney a un comentario despectivo que un artista estadounidense de soul hizo sobre Mick Jagger. La Invasión Británica, que había tomado en pleno a los Estados Unidos un año antes, había dejado inconformes y detractores que no dudaban en calificar a los exponentes de la nueva música como intérpretes de un soul “de plástico” o desechable. Y como Paul no iba a darle a ningún artista frustrado la satisfacción de usar sus palabras (Plastic Soul) como el título de la nueva producción de The Beatles, simplemente las cambió a Rubber Soul.

    Las sesiones de grabación de Rubber Soul iniciaron el 12 de octubre de 1965 y la primera canción grabada fue Run For Your Life, de John.

    El álbum salió al mercado el 3 de diciembre en el Reino Unido y el 6 en los Estados Unidos. Ocho días después llegó al número uno en las listas de popularidad, reemplazando al álbum Help!, y se mantuvo nueve semanas consecutivas en el primer lugar para un total de 42 semanas. No es para menos, de Rubber Soul se vendieron de 1965 a 1997 sólo en los Estados Unidos más de 6 millones de copias. Soul de Goma, para eso me gustas…

    Hablaré de la música de Rubber Soul en los siguientes párrafos, entre los cuales también encontrarán unos regalos en audio maravillosos.


    Drive My Car
    Compositor: Paul

    Rítmica y ágil, esta canción con un título tendiendo a insinuación sexual quedó lista en cuatro tomas y, tal como se realizaba en los 1960, fue lo suficientemente fuerte para abrir el Lado A del vinilo original.

    Norwegian Wood (This Bird Has Flown)
    Compositor: John

    Sin olvidar que en Inglaterra se les llamaba “bird” a las mujeres, ésta es la primera canción de The Beatles que habla de una infidelidad de John compuesta de una manera en la que ésta no fuera obvia para su esposa, Cynthia Powell.

    Por lo demás, Norwegian Wood es una pieza musical espléndida y una de las primeras de la música occidental en incluir el instrumento hindú sitar, tocado por George.


    La fotografía original

    You Won’t See Me
    Compositor: Paul

    You Won’t See Me es el resultado de la frustración que Paul sentía con las continuas ausencias de su novia, la actriz inglesa Jane Asher, que frecuentemente salía de gira teatral. También fue la última canción grabada a toda prisa en el último día de las sesiones de grabación del álbum.

    Para no olvidar: el coro con la fabulosa voz de John cantando “La la la” y la línea en la que Paul le dice a Jane que se rehúsa a escucharlo.

    Nowhere Man
    Compositor: John

    El hombre de ningún lugar, sentado en la tierra de ningún lado y pensando en sus planes de nada para nadie es únicamente John Lennon preguntándose a sí mismo qué hacer después de pasar días completos de aburrición total en su mansión de Weybridge mientras no había grabaciones del grupo.

    “Puedo dormir casi indefinidamente, soy probablemente la persona más floja de Inglaterra. Soy físicamente flojo; no me importa leer o ver o hablar pero el sexo es la única actividad física con la cual se me puede molestar”.

    Think For Yourself
    Compositor: George

    Eso del Beatle Tranquilo fue un mito; George, de tranquilo, no tenía nada.

    Sin embargo, lo que George sí tenía era un incontenible deseo por profundizar sus conocimientos y por encontrar una guía espiritual.

    No pasaría mucho tiempo antes de que George se adentrara al hinduismo pero, en el ínter, su composiciones hicieron una diferencia en el catálogo beatlero. Think For Yourself le aconseja, a quien lo quiera escuchar, que intente pensar más por su propio bien y que siempre hay tiempo para rectificar.

    The Word
    Compositor: John/Paul

    Grabada en tres tomas con Paul en el piano y en el bajo y el productor George Martin en el armonio, The Word abre las puertas de la libertad hacia las drogas y la meditación.

    Perfecto himno de la década de los sesenta y para el movimiento hippie, esta pieza nos anuncia que la palabra es Amor. Punto.

    Michelle
    Compositor: Paul

    Las grabaciones del álbum avanzaban y la fecha límite se acercaba sin que Paul y John, los compositores del grupo, tuvieran las 14 canciones requeridas para este producto.

    Fue entonces cuando empezaron a buscar entre sus primeras composiciones, encontrando Michelle, una canción que Paul tocaba en las fiestas que se organizaban en el Instituto de Arte de Liverpool, del cual John era alumno, y en donde era importante parecer mayor de lo que se era y mostrar mucha cultura para impresionar a las mujeres que se encontraban en ellas.

    Las líneas en francés fueron aportadas en 1965 por la esposa de un amigo de la infancia de The Beatles, Ivan Vaughan, que contestó su pregunta sobre qué rimaba con el nombre Michelle. “Ma belle”, contestó Jan Vaughan. Paul continuó entonces: “Y, ¿cómo se dice en francés que estas palabras riman?”. “Sont les mots qui vont très bien ensemble”, fue la respuesta. Y si bien, Jan no obtuvo su crédito como co-compositora de este éxito de The Beatles, un tiempo después recibió un cheque generoso de parte de Paul.

    Michelle junto con Yesterday, ambas de autoría de Paul, es una de las canciones más covereadas en la historia musical contemporánea.

    What Goes On
    Compositor: John/Paul/Ringo

    En What Goes On, Ringo obtuvo su primer crédito como compositor aunque, como diría después en una conferencia de prensa, “contribuí con aproximadamente cinco palabras”.

    John y Paul le asignaban a Ringo una canción para cantar en cada álbum del grupo y, en este caso, What Goes On tuvo exactamente la misma función que Act Naturally tuvo en Help!: abrir el Lado B del LP en preparación para las canciones consideradas como más fuertes que cerrarían el álbum.

    Girl
    Compositor: John

    Girl fue compuesta con mucha prisa una noche antes del último día de las sesiones de grabación de Rubber Soul.

    Es una pieza que muestra no sólo que John trabajaba muy bien bajo presión sino, además, su lado travieso e irreverente. Favor de no perderse el coro (tit tit tit – teta teta teta) y el sonido inequívoco de la aspiración de un carrujo de mota. Sólo John…

    Por lo demás, la autora de esta columna confiesa amar Girl así como la belleza de los sonidos de sus guitarras acústicas a cargo de John y George.

    I’m Looking Through You
    Compositor: Paul

    Veo a través de ti, ¿a dónde te fuiste? Pensé que te conocía, no es así…

    Un reclamo más de Paul a su novia Jane con la que todavía duraría dos años más antes de iniciar un corto periodo de gozo de soltería. Y después llegaría Linda Eastman.

    In My Life
    Compositor: John

    Las depresiones de John traían cosas maravillosas. In My Life es casi una canción autobiográfica compuesta por un joven de 25 que deja como dedicatoria el conocimiento de que, en su vida, los amó a todos.

    Lamentablemente, con el asesinato de John en 1980, In My Life tomó un sentido diferente y se convirtió en un epitafio personal así como el reconocimiento de un Beatle de la importancia de todos sus amigos y amantes a lo largo de su vida.

    El puente musical originalmente estaba programado para ser tocado en un órgano Hammond y, así, darle a la canción un toque melodioso y barroco. Sin embargo, éste no daba el sonido deseado y el inolvidable George Martin decidió entonces grabar el puente en piano a la mitad de la velocidad y, después, reproducir la cinta al doble de velocidad. ¿El resultado? Extraordinario.

    Wait
    Compositor: Paul

    Ésta fue otra pieza rescatada del pasado para cumplir con el requerimiento de las 14 canciones por álbum.

    Wait había sido grabada en las sesiones del álbum Help! y The Beatles únicamente agregaron armonías vocales y percusiones para actualizarla e incluirla en el disco. No lo lograron del todo; Wait se oye más como una canción popera que como una pieza digna del álbum del cambio.

    If I Needed Someone
    Compositor: George

    Sólo un Beatle de 22 años, mundialmente asediado y (seguramente) poseedor de una muy larga lista de mujeres dispuestas a lo que fuera por estar cerca de él podría escribir una canción en la cual se pide que inscribas tu número telefónico en la pared por si se le ocurriera llamarte. Y ni siquiera asegura que lo hará…

    Run For Your Life
    Compositor: John

    La primera canción grabada en las sesiones Rubber Soul fue la última en aparecer en el Lado B del disco.

    “Siempre la odie”, admitió John años después. “Fue una que hice de relleno y sonaba falsa”.

    Lo que omitió decir fue que se robó la línea “I’d rather see you dead little girl than to be with another man” de la canción de Elvis Presley de 1955 “Baby, Let’s Play House”.

    Afortunadamente para John, en 1965 todavía no estaban muy de moda las demandas por copyright y la “coincidencia” pasó desapercibida por varios años.

    Tere Chacon

    Titular de El Círculo Beatle.

    Beatlera, podcastera, desarrolladora web, locutora, autora y otras maravillas… Embajadora global de la Beatlemanía por The Beatles Story.

    4 comentarios

    Click aquí para comentar

    Comenta

    • Woooow, que buen artículo, justo casi en su aniversario número 52. Un discaso relevante en todo momento, quizás el más profundo de Los Fab Four y el favorito de muchos e influencia de discos célebres también como Pet Sounds de Brian Wilson y sus Beach Boys que a su vez daría paso a Sargent Peppers Lonely Hearts Club Band. Siempre tuve la duda de cuál era el significado real, si Alma de Goma o Soul de Goma, ahora lo entendí perfecto. Gracias Tere, siempre un enorme gusto leerte y aprender de ti. Saludos.

    • Rubber Soul, el segundo LP que compré de mis Beatles, y uno de mis favoritos. es difícil decidir cuál sería mi track favorito, pero sí sé cuál es el que no me gusta tanto, que es What Goes On. Resumen muy conciso y agradable de un álbum delicioso. Un honor colaborar a tu lado, Tere, y felicidades!