“…Que bonito es el amor/ más que nunca en primavera… ¿De qué depende?”

                                                                                                      Jarabe de palo, 1998

El año de 1968, es un año que de solo mencionarlo, tiene magia, para lo bueno y para lo malo de nuestra vida actual.Hace exactamente cincuenta años la vida era tan diferente a la de hoy, que algunos de sus aspectos parecerían de mucho más tiempo atrás (ver algunos detalles sobre esto en “Que cincuenta años no es nada” https://goo.gl/7ZTWwx  de un servidor, aquí en mis publicaciones anteriores de El Círculo Beatle), en donde nos juran – y no sin razón- que todo era más barato, más limpio, más ingenuo, más sano, más romántico y de mejor calidad que en estos días; aunque estas aseveraciones son muy ciertas en la mayoría de los casos, quiero imaginarme a esta sociedad del 2018 sin teléfonos celulares, computación, Internet, música en formato digital, servicios de streaming, video juegos y un montón de cosas que solo podríamos soñar en series de TV de aquellos días tales como Viaje a las Estrellas (Star Trek) o en caricaturas como The Jetsons (Los Supersónicos).

El año 1968, sus sucesos históricos y cómo estos prefiguraron y dibujaron al mundo actual merece una serie de entregas más allá de estas breves líneas, no pretendo más que dar un kickoff de una serie de análisis musicales sobre este año tan peculiar, que alguna vez un gran amigo ya fallecido me comentó: “solo puede sentir nostalgia de 1968 alguien que no lo vivió”; sin embargo, es uno de los años más ricos, sabrosos y deliciosos en cuanto a la música se refiere, y a la historia Pop en particular.

Es menester en estos días de febrero hablar del amor, y en 1968, que venía muy promisorio para alimentar la alegría de nuestro país por la inminente celebración de los Juegos Olímpicos, el amor podía ser triste, estar en cada habitación, era todo lo que tu necesitabas y estaba en todas partes; en esta ocasión les reseñaré el amor desde el punto de vista de siete canciones muy de moda en ese año, que ya prefiguraban temas controversiales en algunos casos como se verá, y abordaban el tema del amor de otra manera, con frescura, ironía, no poca amargura y sin la almibarada melcocha de tiempos anteriores. Inicio:

Honey (Bobby Goldsboro), un canto el amor que murió

“…One day while I was not at home, and she was there and all alone, the angels came/

Now all I have is memories of Honey, and I wake up nights, and call her name…”

Creo sin dudarlo, que una de las peores cosas que te pueden pasar es perder al amor de tu vida de una manera repentina e inexplicable, esa es la razón de ser de esta excelente canción, compuesta por Bobby Russell, grabada el 30 de enero y publicada el 17 de febrero de 1968; su letra, si la analizas con cuidado, es una oda a ese amor perdido, relatada de una forma directa y quizás hasta descarnada. Todo eso con un disfraz de balada pop inocente incluso. Bobby Goldsboro nació en Marianna, FL. en 1941, y fue un músico de sesión que logró notoriedad por formar parte de la banda que acompañaba en giras a Roy Orbison, gracias a ello obtuvo un contrato de grabación con United Artists, plasmando éxitos como ” Little Things”, “It’s Too Late” y en 1967 la muy gustada ” See The Funny Little Clown”.

Originalmente a “Honey (I Miss You)” se le considera una canción de género Country, siendo uno de los crossovers Country-Pop más exitosos de la historia, con la asombrosa cantidad de 37(!) versiones, siendo las más curiosas a cargo de Bobby Solo (Amori Mi Manchi, 1968) Nana Moskouri (Tous Les Arbres Sont En Fleurs,1968) y Bjorn Ulvaeus, después miembro de los exitosos ABBA, con su versión en sueco llamada Raring; en inglés, grupos como los Four Tops y orquestas como Ray Conniff versionaron también esta suave balada, y en español las mejores versiones corrieron a cargo de Sandro (Querida) y de Roberto Luti en 1969 (Cariño). Escuchemos a Bobby con su primer lugar de popularidad de abril del 68′, grabada en una sola toma:

Eloise (Barry Ryan), un canto al amor ausente

“…Every night I’m there, I’m always there, she knows I’m there, and heaven knows…I hope she goes…!

 Esta melodramática rola calificada como “Pop Barroco”, fue compuesta por el hermano gemelo de Barry, Paul Ryan, y es el segundo sencillo de Barry Ryan en las listas inglesas, después de “Goodbye”. Salió a la venta el 4 de octubre del emblemático 68′, llegando a ser primer lugar de ventas en Inglaterra, México y otros 15 países, según decía la revista “México Canta”; se mereció incluso una versión en italiano a cargo de Barry en el país cuna de la pizza y la pasta, donde fue reconocida como uno de los éxitos extranjeros más importantes de la historia, con mucha orquestación a cargo de Johnny Arthur, una estructura musical con un interludio lento donde se reconoce la ausencia y desaparición de la güerita Eloísa, y un final apoteósico.

Otras versiones notables de esta pequeña opereta corrieron a cargo del francés Claude François, y de un grupo pop-punk de 1986 llamado The Damned, mientras que el cover mexicano corrió a cargo del esforzado y luchón cantante originario de Piedras Negras, Coahuila, de nombre real Manuel Alejandro González Galindo y mejor conocido en el medio como Johnny Dynamo; fue también uno de sus grandes éxitos aquí en el país, la calidad de este cover es medianamente decente, y nos quedaremos siempre con las ganas de escucharle un refrito de alta calidad, si tenía la voz y el estilo, pero como fue otro de los artistas Orfeón que vivió en zona de confort, pues no se le exigió mucho. Un terrible desperdicio.

Aquí en Mexicalpán de las garnachas, y aquí en su ciudad capital, en ese notable 1968 inició labores Canal 13,  hoy Canal Uno de TV Azteca, transmitiendo desde lo alto de la Torre Latinoamericana, y con estudios, foros y talleres a la vuelta del Teatro Blanquita, en las calles de Mina. Uno de los programas más atractivos de su incipiente barra fue “Domingos de Juventud” donde podíamos ver algunos videos maravillosos de la época (sí señor, y que quede muy claro; los videos no nacieron con MTV, que conste) presentado por un muy jovenazo Adolfo Fernández Zepeda- La Voz Universal-, y ahí veía un servidor un video muy bien producido de “Eloise” en donde ella sale montando a caballo y después caminando hacia el mar, desapareciendo como aquella Alfonsina Storni según Ariel Ramírez; algunos otros videos de artistas como Roberto Carlos, Tommy James o la italiana Mina se pudieron conocer en esa legendaria emisión pionera, uno de mis primeros recuerdos musicales. Recordemos juntos este video de Barry Ryan.

Love Is All Around (The Troggs) y la alegría de estar enamorado

“…it’s written in the wind, is everywhere I go/ so if you really love me, come on and let it show…”

Quizás una de las mejores canciones de amor de los años sesentas, era también el producto musical menos esperado de esta talentosa banda originaria de Andover, en Hampshire Inglaterra, en la voz principal el genial Reg Presley,      -cuyo nombre real era Reginald Ball- quien era un humilde albañil. Formados en 1964, logran un contrato con el manager de The Kinks, Larry Page en 1965, y su grabación “Wild Thing” la más famosa de su historia, primer lugar de popularidad en UK y USA, y que incluso llegó a versionar el mismísimo Jimi Hendrix; prototipo del punk rock de 10 años después, logran éxitos con un sonido denso y potente tales como “With a Girl Like You” y ” I Can’t Control Myself” todas de 1966.

Para 1968 el grupo ya no tenía éxitos en la radio, y se estaban cuestionando seriamente si continuar unidos como banda, ya se había editado incluso un Greatest Hits en 1967; se decidió grabar un último álbum de estudio, llamado “Mixed Bag” del cual se desprendió este single de ventas millonarias, que llegó al top five en UK, y se significó como su último gran hit de su primera época, la cual terminó en 1969 con la disolución del grupo; hubo regresos, pero ya sin los integrantes originales, y aún siguen en activo, a pesar de que tres integrantes de la banda original, entre ellos Presley, ya han fallecido.

Algunos éxitos de los sesentas han tenido covers ochenteros y noventeros francamente deplorables y este es uno de los casos más representativos sin duda. En 1994, unos fulanos llamados Wet Wet Wet (!) hacen una versión precaria y lamentable de este himno de amor, (aunque a mucha gente le guste, como es el caso de “I Say a Little Prayer” que usaron para la película “My Best Friend’s Weeding” a cargo y oprobio de una tal Diana King y el reparto de la película, o la también pésima Mony Mony del buen Billy Idol) por difícil de creer que parezca, el mejor cover que he escuchado de esta rola es a cargo de los Zignos (grupo de acompañamiento de artistas RCA Victor, tales como Roberto Jordán y Estelita Núñez) también del 68′, originarios de la Sultana del Norte, y con la voz de José Luis Burciaga. Uno de los mejores covers en general y de toda la historia en México, junto con sus espléndidas versiones a otros éxitos sesentayocheros como “Dama Temerosa” y “Alto Más Alto”.

La rola original de los Trogloditas es excelente, y se ajustaría a cualquier historia de amor ideal, es la alegría de estar enamorado sin duda alguna, y sería también el himno de amor lógico de un bully como Nelson hacia Lisa Simpson, en la serie de cartoons del mismo nombre de la intelectual niña. Muy recomendable si no la conoces.

A Day Without Love (The Love Affair), el amor que lo tenías, era tuyo y lo dejaste ir…

“… There´s no way to find, what’s been through your mind/ there is something warm about you, seems so sad without you, did you have to go…?”

Quinteto londinense que se formó en 1966, y que ha sido considerado como una de las mejores bandas inglesas a las que no se le ha dado la importancia que realmente tuvo; con solo tres canciones, todas del olímpico 68′ ,”Everlasting Love” “Rainbow Valley” y esta rolísima, lograron ese status dentro del Pop británico.

Su vocalista, Steve Ellis, en el bajo Mick Jackson, Maurice Bacon en los tambores, Rex Brayley en la lira, y Morgan Fisher, tecladista, grabaron esta rola de amor perdido, después de que el grupo había sido cuestionado por sus fans al descubrirse que en la grabación de su gran hit “Everlasting Love”, no había intervenido ningún elemento del grupo tocando; cabe aclarar que esta era una práctica muy común de aquellos días, se explica en películas actuales como “The Wrecking Crew” donde nos damos cuenta del montón de éxitos desde los 50’s y hasta los 90’s en ambos lados del Atlántico, en donde músicos de sesión graban los hits. Ya me preguntaba yo por qué era tan escaso el nivel de ejecución en vivo de algunos grupos de entonces.

Como detalle de color, escuchamos en su primera grabación a la simpática Kiki Dee en los coros de esta canción, ella cobra notoriedad por singles setenteros como “I Got The Music In Me”, y una grabación de 1976 destinada a la inmortalidad: “Don’t Go Breaking My Heart”, haciéndole dueto ni más ni menos que a Sir Elton John.

Curiosamente, Love Affair solo publicó un LP con la recopilación de sus éxitos, hasta finales de 1969, que coincide con el truene de la banda original, y editando el segundo con una nueva alineación, en 1971, y con el parco nombre de LA. La letra de esta canción nos demuestra que el amor debe de ser renovado día tras día, pues nada en esta vida es seguro, y mucho menos las novias; es calificada por un servidor como el disco recuerdo más evocador y encantador de toda la historia, de mis canciones preferidas All-Time, y de los temas más solicitados y esperados de aquella legendaria emisión radiofónica de XEL, Radio Capital, llamada “Estudiantes 1260” programa radial que nos quitó lo tonto a muchos de mi generación y nos formó un gusto musical decente y de calidad, vaya un gran saludo extraterrenal al finado locutor de ese hermoso programa, y uno de los grandes héroes del micrófono, Don César Alexandre, a dondequiera que esté. Por cierto, y bendito sea Dios, no hay cover en español para este himno de amor. Como la anunciaban en el 1260 de AM, “En Capital, y dedicado para el estudiantado de la prepa nueve, llega el Love Affair, con Un Día Sin Amor, disfrútenla”

Young Girl (Union Gap) o el amor prohibido y muy mal visto

“…With all the charms of a woman, you’ve keep the secret of your youth/

You led me to believe you’re old enough, to give me love, and now it hurts to know the truth…”

 Gray Puckett, nativo de Minnesota y nacido el año de 1947, funda al grupo Union Gap en California en 1967, Union Jack es uno de varios alias de la bandera inglesa, y el nombre de esta banda es un spoof o parodia de ésto.

Este grupo, a pesar de una corta existencia, logró tan solo en el año 1968 tener seis discos de oro y vender más discos que los Beatles incluso, así como tener un concierto especial, por invitación expresa del presidente de los Estados Unidos para agasajar al Príncipe Carlos y la Princesa Ana. Nada mal para tener menos de un año de experiencia.

Su primer éxito; “Woman Woman”, que habla de los controversiales temas de la infidelidad y los celos, estuvo en lo alto de las listas, en el número cuatro, en diciembre del 67′, y su segundo gran éxito “Young Girl” fue primer lugar de popularidad en UK y número dos del Billboard en marzo de 1968. Otros singles de gran éxito resultaron ser “Lady Willpower” en  julio, y “Over You” en octubre. Empezando 1969, grabaron una canción que en USA pasó de noche, pero en México se convirtió en uno de sus mayores éxitos, quizás la más recordada: “Kiss Me Goodbye”, cover a la versión original de la hermosa Petula Clark. Cabe mencionar que la colección de Columbia Records denominada “Collector Series” tiene al CD de grandes éxitos de Gary Puckett y The Union Gap como su disco de mayor venta; su música, aunque demasiado fresa para los parámetros actuales, ha perdurado en el gusto del público por cincuenta años.

La letra de la canción nos habla acerca de una niña que se enamora de Gary, y las advertencias que este le hace para que deje de buscarlo y provocarlo, de lo contrario, pues no va a controlarse y tendrá que atenerse a las consecuencias; para los parámetros actuales, esto suena inaceptable y para castigarse de todas todas, pues no está ni medio bien ver con normalidad el caso, sin embargo, al escuchar la letra de la canción de una chavilla llamada Becky G llamada “Señores” se queda pálido el esfuerzo de Gary. Parece mentira que en la actualidad se aplauda y encumbre este tipo de rolas, cuando a Puckett un  ligero desliz con una chiquilla le  habría costado ministerio público y frescobote. Cosas de la actual “igualdad” de género, yo me quedo con Union Gap en cualquier caso.

Eleonore (The Turtles) y los clichés del amor

“…I just can’t live without you, even the young folks hate me, Eleonore, gee I think you’re swell, you’re my pride and joy and etcetera…”

Los muy simpáticos líderes del grupo The Turtles, Howard Kaylan y Mark Volman, decidieron hacer en el olímpico 1968 lo que no se había visto ni escuchado antes: componer una canción de rima fácil utilizando únicamente clichés.

La definición del diccionario de cliché es la siguiente: Estereotipo (francés). “frase o expresión que ha sido usada en exceso,hasta el punto que pierde la fuerza o novedad pretendida” , lugares comunes y frases hechas, de eso está compuesta esta padrísima rola que en septiembre del 68′ se estrenó en TV en un programa patrocinado por la mayonesa y los productos Kraft -se adjunta video- actuales propietarios de los controversiales New England Patriots de la NFL; sin duda, algunas parejas de estudiantes asistentes a las manifestaciones estudiantiles de ese año tomaron la excelente rola Turtle como himno de amor, escuchándola en las míticas estaciones de radio de la época, tales como La Pantera, Radio Éxitos y Radio Capital.

Covers en México: del grupo las Ventanas, para la CBS, más o menos de regular a buen nivel -posteriormente, en la época avandarera se volverían el grupo Enigma- y uno muy curioso y mejor hecho a cargo de Polo Labastida, quien graba para la Peerless su versión que se refiere en forma asaz curiosa a una tal Eleanor Rigby. Cosas que solían suceder en aquellos años en México. Aquí The Turtles:

I Love You (People)  o lo complicado de confesar tu amor

“…I Love You, yes I do but the words don’t come, and I don’t know what to say…

I love you I do, the words should explain, but the words don’t come…”

Niñas, jovencitas y señoras del público, ¿alguna vez se han tenido que enfrentar a confesarle su amor a alguien? Pues nosotros sí, todas las veces, y créanme que se siente horrible cuando te batean, te salen con la burrada de que solo te quieren como amigo y esas cosas- si fueras Alain Delon o Brad Pitt nunca te pasaría eso, claro está- y el terror al rechazo te aqueja incesantemente, de eso trata precisamente esta fina rola.

En 1965, el excelente grupo inglés The Zombies con su música un tanto cuanto Jazzistica- intelectual- Beat, publican el sencillo “Whenever you’re Ready”, continuando con la línea de éxitos iniciada el año anterior con la clásica “She’s not There” y “Tell Her No”, estrenando la canción en el muy gustado show de TV de la cadena británica Reddiffusion “Ready, Steady, Go!” así como su lado B, una composición del bajista Chris White llamada “I Love You”; de suyo, la canción se volvería un clásico, pero en 1968 un quinteto de San José, CA. liderado por el rubio vocalista Larry Norman, recupera la canción adaptándola y dándole el sentido de miedo al bateo de una forma más clara. Nunca tuvieron un éxito igual ni lo necesitaron para seguir siendo recordados, aún hay videos en la red que muestran a Norman cantando en el circuito de Oldies californiano este himno de amor.

Esta es una de las rolas más covereadas de la época en México, con 6(!) refritos locales, entre ellos los regiomontanos Los Reno, Los muy oscuros Grecos, los todavía más oscuros Brillos, Las Moskas, Los Chijúas, y para no variar, el mejor logrado a cargo de los sonorenses Shippy’s, para Discos Capitol de México, grabado en los estudios de Ayuntamiento 52; esta es una canción ejemplo típico de mucha popularidad en su tiempo, y lamentablemente no rescatada en la actualidad por las estaciones de radio especializadas en Oldies del Top 40. Una verdadera lástima, ya que es sumamente recomendable. Como diría el recordado locutor Victor Manuel Barrios Mata, “La Gente” en la campeona Radio Éxitos, con su hit “Te Amo”

Hay muchas más canciones de amor de ese año, con temas prestos para el riguroso análisis y el sabroso chisme, si quieres una segunda parte de este tema, quedo atento a tus comentarios y abro la hora de las complacencias para todos ustedes; de entrada, les platico que ya me pidieron el análisis de las Siete canciones en español de amor de 1968, ¿te gustaría que está fuera mi siguiente entrega? ¡Espero tus opiniones! Love is all you need.

“…Amor es el pan de la vida, amor es la copa divina/ amor es un algo sin nombre, que obsesiona al hombre por una mujer…”

                                                                                                                     Daniel Santos (Pedro Flores), Obsesión, 1948.

Marco es un adicto al Rock and Roll, al Jazz y al Blues, sobre todo con buena compañía a su lado. Conversador ameno y entrometido si de opinar se trata, gusta de encontrar opiniones diversas sobre las cosas interesantes de la vida; fanático de la trivia y de las citas citables.