Siete canciones de amor de hace 50 años en español que siguen vigentes

“…Mejor no, no te canto mi canción, para que no me pase nada, tú eres muy interesada….”

                                                         Chava Flores, 1952

Después de la buena recepción-la cual agradezco enormemente-que mi columna “Siete Canciones de Amor de Hace Cincuenta Años que Siguen Vigentes” para nuestra semana temática de El Círculo Beatle, me hicieron el favor de solicitarme su versión en español, la cual les entrego con mucho cariño. En febrero de 1968, no podía haber más que optimismo, esperanza y buena vibra en general en este México nuestro; la clase media mexicana incrementaba su número y porcentaje en la población, nuestra ciudad capital era todavía muy disfrutable, aunque el tráfico y el smog originados por las obras del metro eran motivo de irritación para el millón y medio de poseedores de un automóvil de esos años.

El amor entre la mayoría de las parejas mexicanas de aquel entonces era sin duda alguna más inocentón y más mesurado comparado a las épocas actuales, pero tenía algunas características que son complejas de entender para nuestros parámetros actuales; serenatas, llevadas de “gallo” y sabrosos escándalos callejeros a media noche eran cosa normal (y a veces hasta deseable), dulzura almibarada en la recitación de poemas y canciones dedicados a hermosas y modernas minifalderas, con peinados de “gatito” y anchas diademas, o con chongos altísimos construidos con laca en un “salón de belleza” exacerbados por unos cuantos alcoholitos previos, y con una dosis de machismo, usos y costumbres ya no tan aplicables 50 años después.

Despertábamos al modernismo, y para variar lo hacíamos con bastante retraso con respecto al primer mundo, los “malos pasos” aún ameritaban bodas obligadas, los adulterios seguían siendo castigados con la muerte incluso (la pena era mucho menor, y en algunos casos, hasta llegaba a justificarse y absolverse), las parejas homosexuales aún estaban en la clandestinidad -En la civilizada Inglaterra les costaba cárcel- y eran objeto de escarnio y discriminación en cine, radio y TV; los papás y hermanos eran celosos vigilantes de la honra de las hermanas e hijas, había que pedir “permiso”, y tener la “bendición”….en fin. Si eran mejores o peores tiempos para el amor queda en la mente y conciencia de cada uno de nosotros, pero sin duda eran tiempos distintos, y en 1968, los jóvenes le cantábamos al amor juvenil así:

Identificación de Radio Mil:

Amor de Estudiante (Roberto Jordán)

 Inicio esta crónica con una canción original de Enrique Rosas   -de la familia Rosas Priego-, grabada desde 1966 y con muy amplia difusión en la radio durante tres años desde su año de publicación, 1968, hasta el 1970. Quizás el éxito más recordado de Roberto Pérez Flores, nacido en Los Mochis, Sin. un 20 de febrero de 1943. Es hermano de un futbolista del tiburón rojo de Veracruz y del Atlante, el “Borrego Flores”.

Proveniente de una familia que gustó de las artes, a los 17 años llega a la Ciudad de México para estudiar en el ITAM, se contacta con el legendario compositor Rubén Fuentes, quien lo lleva a RCA Victor para grabar; también se intentó hacerlo pasar como galán de cine, y en 1965 filma un par de películas como rebelde juvenil, aunque su filmografía se extendió hasta los 90’s incluso. Esta canción cuenta con un cover noventero a cargo del grupo Kabah, pero ameritó también una versión contemporánea y curiosa a cargo del Peruano Jimmy Santy, que en México fue muy conocido por un cover a los Tremeloes, “Mi Pequeña Novia”, en 1969.

Yo, tú y las Rosas (Los Piccolinos)

Uno de los mejores ejemplos de lo que puede llegar a ser la fresez en el medio musical, y de cómo ésta puede dejar una huella indeleble en el gusto musical mexicano, lo fue este grupo originario de Guadalajara, formado por los cuatro hermanos Aramburu Navarro y Pepe Cervantes. Según la mítica y bien recordada revista Pop, en su número 7 del 15 de mayo del 1968, se decía que llegando a la capital tenían problema para actuar en centros nocturnos ya que eran menores de edad, y que se les extendió un permiso especial del gobierno, si actuaban de forma gratuita en las celebraciones del día del policía, del soldado, etc. Me deja pensando un poco la veracidad de esta declaración de Cervantes.

La canción original es de origen italiano, composición de Pace y Panzeri, siendo la versión más recordada la de Orietta Berti, de 1967. Covers: las hermanitas Núñez, las hermanas Jiménez, Los Aragón, ninguno con el empuje ni la durabilidad de la versión de los “pequeños niños”

Palabras de Amor (Las Robin)

Grabada a finales de 1967, para discos Capitol de México, con una letra en español de  su productor Lalo Duarte (el de la Libre Expresión) siendo un cover de “There’s Got To Be A Word” del grupo de estudio llamado “The Innocence” cuya voz principal era Paul Leka, a quien escucharíamos muchísimo ese año 68′ con una rola psicodélica-bubblegum llamada ” Green Tambourine”, a cargo del grupo Lemon Pipers.

Por haber sido alumnas de la escuela secundaria Juan Abad y del colegio americano, se decía que estas güeritas bonitas eran gringas, pero la realidad es que son oriundas de Chihuahua, tuvieron vigencia y relevancia en el medio musical mexicano de 1967 a 1969, y dejaron para la posteridad esta grabación y otros dos cortes interesantes: “Dime Más”(Jimmy Mack) y Ángel de la Mañana (Angel of The Morning), de un total de 28 tracks divididos en 2 LP’s y 2 EP’s, para Capitol y Musart, respectivamente.

Cuenta la anécdota de que en su primera disquera se les conocía de cariño a las hermanas Ávila como “El Rico Consomé” por aquello del comercial del caldo de pollo en cubitos llamado Rosa Blanca; la historia de su nombre como dueto tiene dos vertientes: la primera, dice que es por Robin Gibb, de los célebres Bee Gees, la otra es más simple y nos dice que fue por el chico maravilla de la popular serie de TV Batman.

Rosa y Blanca Ávila Moreno gozaron de buen airplay en las estaciones en español más importantes de ese olímpico 68′, La DF, Radio Felicidad y la infaltable Radio Variedades, en donde graban junto con el productor Capitol Marcos Lizama  (ex-Rebelde del Rock) el tema de un programa de radio legendario para varios de los que crecimos en mi generación y posteriores: “La Hora de Los Novios”, donde se leían poesías  -con la voz de Victor Manuel Barrios Mata-y se dedicaban himnos de amor región cuatro. Aquí las Robin:

Identificación de Radio Variedades y tema de la hora de los novios:

Cuando Me Enamoro (Angélica María)

Grabación RCA Victor fechada en marzo de 1968 y publicada en junio del mismo año, es uno de los más grandes éxitos de la norteamericana Angélica María Hartmann Ortiz, nacida en New Orleans en 1944. (nota del autor: ¿no es irónico que la novia y el novio de México, Angélica María y Enrique Guzmán sean extranjeros? ¿Es malinchismo, mala suerte o nada más desconocimiento? Nunca lo sabremos)

Angélica inicia su carrera musical a los 17 años, editando el single “Dile Adiós” /”Johnny el Enojón” en 1961, para la Musart, y bajo la dirección musical de Armando Manzanero, quien para ese entonces era pianista y arreglista de dicho sello discográfico; 6 años y muchos éxitos después, Hartmann se encuentra a 1968 con un gran éxito en TV y presentaciones personales, promoviendo su telenovela más reciente “Agueda”, siendo novia del escritor emblemático del movimiento de “La Onda”, el egregio José Agustín y estrenando la divertida y desmadrosa película “Cinco de Chocolate y Uno De Fresa” escrita por su novio acapulqueño, en donde se hace referencia a una joven de doble personalidad detonada por su afición a los hongos alucinógenos; una monja y la lideresa de una banda de niños fresas que se dedican a robarle la tranquilidad al jefe de policía local (Enrique Rambal), hoy puede resultar tontona, pero si te gusta la época, es entrañable.

Ya que de películas hablamos, esta rola fue parte central del churrito “Como Perros y Gatos” estrenada en mayo del 1969, y aún seguía estando de moda.

Cover de “Quando mi Innamoro” de Anna Identici, y Gigliola Cinquetti en italiano, el mismísimo Engelbert Humperdinck hizo su versión en inglés, llamada “A Man Without Love”. En los coros de la grabación de la novia de México, el joven Adrián Luna, quien empezaba sus actividades para RCA: el recientemente fallecido Juan Gabriel.

Romeo y Julieta (Karina)

La muy guapa Maribel Llaudes Santiago, nacida un 4 de diciembre de 1943 en Jaén, es quizás la cantante española más famosa, añorada y bien recordada –sólo después de Rocío Dúrcal, sin duda- de los tiempos recientes aquí en México. Para 1968, ya gozaba de una bien merecida fama en su España natal, y su carta de presentación en el país  fue la hermosa “Concierto Para Enamorados” en 1966, a ése hit le siguieron las igualmente importantes “Viviré”, “No Hay Que Ceder”, “Hierba Verde”, “La película” y otras más. Gozó del éxito mexicano también, e incluso llegó a tener su propio show de radio en XEDF 970 AM (DF, DF,   equisedeefeeeeeee…..! decía su identificación ) de una hora de duración. Cabe mencionar que para las chicas yé-yé españolas no les fue fácil triunfar en México o en Centro y Sudamérica, pues existieron varias exponentes locales de la nueva ola que cubrían la demanda de una forma más satisfactoria; es por ello que cantantes de fama local española no tuvieron gran repercusión en las listas de popularidad americanas, cantantes como Gelú, Conchi Velasco (la que estrenó “Chica Yé-Yé” de Guijarro y Algueró) y hasta la bella Marisol no lograron un seguimiento importante aquí en la Nueva España.

Miss Peggy March, cantante gringa que tuvo un gran éxito en 1963 con la muy gustada “I Will Follow Him”, se dio cuenta que quería tener fama internacional, y aprovechando que podía hablar con soltura cuatro idiomas, se lanzó a “hacer la Europa”, estableciéndose en Alemania, y empezó a hacer carrera musical allá, compone junto con Hans Bradke y Heinz Maier un tema llamado “Romeo und Julia” basándose en la novela de Shakespeare, y grabándolo en 1967.

El cover español fue provisto de letra por Carlos Céspedes, y fue grabado por Karina a finales del 67´bajo los arreglos y dirección de Miguel Ramos para la Hispavox. El sello discográfico mexicano de muy atractivo catálogo llamado Discos Gamma, quienes poseían la licencia, se cansó de vender sencillos de éste tema, en el mismo año en que debutaron en el mercado mexicano los cigarrillos Salem, que se vendían a $ 4.80, y que podíamos ver a Don Gato y su Pandilla los jueves a las 8:00 PM. Por canal 5, y patrocinados por el chocolate Algusto; todavía hasta hace unos años, tenía por ahí la legendaria alcancía con forma de gato que regalaba la marca, y que mi hermano Miguel jura y perjura que dicho gato tenía seis patas. Qué tiempos aquellos.

En este video una actuación completa de la guapa Karina, para la TVE.

Ahora estoy solo (Los Hitters)

 I Think We´re Alone Now es el nombre de la canción original de Tommy James y The Shondells  de 1967 que da origen a esta interesante cover de los tijuanenses Hitters.

La alineación de 1964 obliga a citar a Manuel “Menny” Muñoz en la dirección del grupo –y hasta la fecha- y a sus co-equiperos de coloridos motes: el Panda, Gilo, Fito y Jenruchito, quienes por algún gran golpe de suerte logran firmar para la Orfeón en 1965, debutando con otro cover a la mítica Hang On Sloopy de The McCoys, Hey Lucy, que nombran por el nombre de la esposa de Menny, bailarina de la Discoteca Orfeón a Go-Go, Lucy González.

El programa citado fue un referente para el Rock en televisión de la década maravillosa de los 60´s, con una duración de ocho años en total al aire, desde 1961 y bajo el nombre de “Premiere Orfeón”, el olímpico 68´no sería la excepción, y veríamos los viernes por la noche este éxito y otros más de los Hitters, como “Alto Más Alto”, y “Milagro de Amor”, bailados y presentados por algunas chicas guapitas de la época, tales como Andrea Cotto,Lucía Guilmain, Gilda Méndez, Lisa Gali, Elba Aponte, Talina Fernández y Maxine Woodside, por citar sólo algunas, y que luego se convirtieron en actrices, comentaristas y presentadoras de la televisión mexicana; se sabe que también hicieron audición para bailarinas –enjauladas o no- del programa personalidades como Lolita Ayala, Rocío Villagarcía y Marina Isolda y que fueron rechazadas, y entre las que se dieron el lujo de rechazar el ofrecimiento podemos contar a Verónica Castro  (quien iniciaría en la tele el programa de Chabelo “En Familia” ese mismo año) July Furlong, Karla Lárraga y Bárbara Angely, quienes tenían garantizados contratos de filmación de películas.

Otros éxitos importantes de los Hitters  fueron: “Hanky Panky”, “La Hora Del Jerk”, “Todos Aman A Un Payaso” “Hierba Verde” “Mi Renuncia” y un Rock –Garage original, bien logrado y muy apreciado por los coleccionistas actuales: “Delincuente”; son reconocidos incluso en España, por su exitazo de 1966, cover a The Kinks: “Un Hombre Respetable” ícono de la época. Menny se mantiene en activo en la actualidad, y es siempre muy amable con las personas que lo siguen en sus presentaciones, es incluso un caso raro ya que su música se escucha mejor el día de hoy que cuando eran jóvenes, eso no es nada frecuente. Covers chafitas (¿por qué no me sorprende?) de los Apson y de las Chic’s, a esta sabrosa declaración de soledad involuntaria. Saludando a Los Hitters:

Cuando el amor toque a tu puerta (Los Shippy’s)

Uno de los mejores grupos de covers mexicanos del segundo lustro de los años sesentas, los Hermosillenses Shippy’s graban este cover a The Monkees en 1967 y lo popularizan en las estaciones en español antes referidas en el emblemático 1968. Precisamente una de esas estaciones, XEJP Radio Variedades, organizaba “caravanas” en donde presentaba grupos y solistas en boga de ese entonces por colonias, mercados y parques de la Ciudad de México, y por ello tuvimos mis hermanos y un servidor el gusto de ver una actuación en vivo de este excelente grupo, en el estacionamiento del Multifamiliar Libertad, de los rumbos de La Lagunilla, en el año de la represión por excelencia.

Los datos del grupo, anécdotas, integrantes y discografía se los reservo para una próxima publicación y entrevista con quien fuera organista de esta agrupación, el estimado René Manning Duarte, (saludos enormes amigo) con quien repasaremos su estrujante historia de este año.

Otro cover, malísimo por cierto, a cargo de Los Pingos, para Discos Peerless. Los dejo con Los Shippy’s:

Pues sí, así era el amor en ese mágico y misterioso 1968. También lo fue condimentado por canciones que poco a poco iban desplazando al Rock en el gusto musical popular, serían ampliamente conocidas en corto tiempo como baladas, y quedarían plasmadas en el cancionero de manera más duradera incluso; de ellas te hablaré en entregas posteriores, para conocer más de la música de hace 50 años exactos,de cuando los Vochos costaban $ 27,500.00 y eran anunciados por Malena y Miguel. Esa será otra historia.

“…Music was my first love, and it will be my last/ music of he future, and music from the past….”

John Miles, 1976

 

Marco es un adicto al Rock and Roll, al Jazz y al Blues, sobre todo con buena compañía a su lado. Conversador ameno y entrometido si de opinar se trata, gusta de encontrar opiniones diversas sobre las cosas interesantes de la vida; fanático de la trivia y de las citas citables.

4 comentarios
  1. Hector alcala
    Hector alcala says:

    ¡Recordar es vivir! Gracias por tu extraordinaria reseña que me llevó a una época extraordinaria de mi vida.

    Responder
    • Marco Antonio Brito
      Marco Antonio Brito says:

      Mil gracias por tu atención ingeniero! Qué bueno que te gustó, voy a analizar mucha música del olímpico 68 a lo largo de este año, así como mi reseña e interpretación del movimiento estudiantil y de la tragedia de Tlatelolco, espero me sigas en mis publicaciones! Gran abrazo!

      Responder
  2. Angie
    Angie says:

    Aunque fue mi época, me encanta escuchar esta música y dejarme llevar por la ternura y si tu quieres, melosidad de esta música. Gracias Marco y ojalá pudieses hacer una segunda parte. Saludos.

    Responder
    • Marco brito
      Marco brito says:

      Hola Angie! Me encanta tu comentario y lo agradezco mucho, prepárate por que en efecto, vienen no uno, sino varios especiales de música del mágico y misterioso 1968, entre ellos la segunda parte de música en español del año; mil gracias por tus opiniones, por ustedes nos esforzamos en brindar un producto de calidad y muy diferente a los demás! Abrazo grande y rocanrolero para tí!

      Responder

Comenta

Deja un comentario
Nos gustará conocer tu opinión.

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.