Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band 50 aniversario, la grandilocuencia musical.

La espera terminó y hoy se pone a la venta la edición del cincuentenario del famoso álbum Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band. Tenemos tres formatos para elegir (sencilo, doble y Deluxe), cada uno vale la pena porque lo importante es disfrutar del trabajo de producción llevado a cabo por Giles Martin y el ingeniero de sonido Sam Okell.

Después de salir en el 2009 toda la discografía remasterizada de The Beatles, creíamos que ya todo estaba escrito, que nada podría superar lo hecho en la consola para depurar el sonido de esta obra, pero tuvimos que esperar casi ocho años para volvernos a sorprender y quedarnos boquiabiertos ante el nuevo master del Sgt.Pepper´s. Cuando Giles Martin declaró que el sonido original en estéreo del disco se escuchaba viejo (incluso el de la remasterización del 2009) y que la nueva mezcla que había preparado haría que The Beatles se sintieran como una banda actual y que podrían competir con cualquiera grupo o solista en los formatos streaming y físicos, varios pensamos que iba de farol con sus palabras y para muchos puristas beatleros, era sacrílego meterse con una obra maestra. Pero luego de escuchar el álbum Sgt.Pepper´s Lonely Hearts Club Band, en su versión del cincuentenario, sólo podemos agradecerles a Giles Martin y a Sam Okell su extraordinaria labor de producción y a The Beatles por el milagro llamado Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band.

Casi la mayoría hemos escuchado el Sgt. Pepper´s, conocemos cada unos de los temas que conforman la obra ¿Podíamos esperar algo más de un disco el cual ya tenía una remasterización? La respuesta a esta pregunta me la dio un amigo al momento de acuñar la frase “es el mismo disco pero diferente” y ciertamente lo es. La obra desde que comienza con Sgt. Pepper´s y hasta que termina con A Day In The Life es todo un festín auditivo a través de la magnificencia de los instrumentos musicales, de las voces, principal y coros, completamente balanceadas y de los detalles de producción, por parte de la dupla George Martin-Geoff Emerick, utilizados en cada canción. Ni en la primera versión aparecida en compact disc allá en 1987 ni en la del 9 de septiembre del 2009, escuchamos jamás, hasta ahora, cada efecto de sonido y cada nota con toda limpidez, los cuales podemos apreciar que entran de manera perfecta y exacta en todas las canciones.

Giles Martin, junto a su padre George, ya había demostrado anteriormente su capacidad como productor en la obra Love (2006) para el espectáculo del Cirque du Soleil, mostrándonos todo el jugo que se le puede sacar a los temas de The Beatles, ahora en Sgt. Pepper´s vuelve a hacer un gran trabajo en donde nos pone a redescubrir cada pequeño detalle que ya existían dentro de las canciones, pero ahora los notamos gracias a su mixtura. La sección rítmica en esta nueva edición se escucha como nunca antes, tanto el bajo de Paul McCartney como la batería de Ringo Starr tienen una presencia innegablemente vigorosa (nos confirma, si es que había duda, que Ringo es uno de los grandes bateristas en la historia del rock), así como las guitarras y las figuras musicales realizadas con estas, tocadas por John, George y por el mismo Paul, que adornan cada tema, son pequeños solos guitarrescos que aparecen en casi todas las melodías  y van de un canal a otro lo cual lo convierte en toda una locura.

Los instrumentos de cuerdas, más las voces de Paul y John, en She´s Leaving Home, ahora resaltadas en esta edición conmemorativa, nos da una atmósfera dramáticamente hermosa que nos conmueve como la primera vez que la escuchamos. Y es que pese a que es un disco con 50 años de haber sido creado, ahora suena nuevo, como si The Beatles lo hubieran grabado en este siglo.

Por otra parte tenemos el segundo plato, el especial, que contiene algunas canciones grabadas durante las sesiones del disco, las cuales se han enlistado en el orden que llevan en el álbum original. La toma nueve de Sgt. Pepper´s, sin los efectos especiales, suena un poco más roquera, obviamente más cruda, que la normal, también tenemos bellas piezas instrumentales como With a Little Help From My Friends, Getting Better, She´s Leaving Home, Within You Without You y Penny Lane, en donde por cierto, en este track podemos darnos cuenta de la influencia que tuvo Brian Wilson, de los Beach Boys, con su obra Pet Sounds (1966), en Paul McCartney. Aunque Being For The Benefit of Mr. Kite ya la habíamos escuchado en la Antología 2 aquí se aprecia con una gran fuerza; canciones como Lovely Rita, Good Morning Good Morning, Fixing a Hole o When I´m Sixty Four son como escuchar a The Beatles en vivo, sin efectos, sin overdubs, todo un tour de force por parte de ellos en el estudio. Pero una de las sorpresas se da al oír A Day in The Life en su toma uno, con una parte intermedia y un final muy, pero muy, diferente al que conocemos terminan por hacer de este álbum conmemorativo en una gran pieza de colección.

Tal parece que a sus 50 años el Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band ha rejuvenecido y se oye mejor que nunca, Giles Martin y Sam Okell decidieron tomar el riego de trabajar con una obra clásica y restaurar completamente su sonido de lo cual han salido más que victoriosos. La herencia musical de The Beatles sigue viva y es tiempo de volver a disfrutar de ese espectáculo que muchos ya conocíamos: con ustedes Billy Shears y la Banda del Club de Corazones Solitarios del Sargento Pimienta.

Originario de la Ciudad de México, estudió la carrera de periodismo en el Centro Universitario de Periodismo en Arte, Radio y Televisión(PART). Se describe a si mismo como beatlero de alma y rockero de corazón.

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.