Se vale mezclar

Mezcla de razas, una mezcla musical.

El amor no sabe de colores. Los Blaxicans-como les llaman en la ciudad de Los Ángeles a los hijos de negros con mexicanos-, demuestran que a las fronteras geográficas no las respeta el corazón.

En 1958, Mildred y Richard despuntaron como la primer pareja interracial en contraer matrimonio en la Unión Americana. Fueron condenados a un año de cárcel debido a las leyes antimestizaje del país del norte. Dos años después Sammy Davies Jr. y la actriz rubia May Britt, también se casaron y vivieron rodeados de desaires y comentarios racistas que afectaron su unión.

La disparidad de recursos económicos entre los países y los problemas políticos han generado el éxodo de millones de personas a nivel global. El ser humano a través de la historia ha demostrado fuerza de voluntad, al sobreponerse a circunstancias adversas. El supremacismo y sus ideólogos se han enfrentado a dos variantes tremendamente humanas: el amor y la atracción.

A continuación, les presento una breve lista de personajes destacados de la música, producto del encuentro de razas diferentes.

El insuperable Jimi Hendrix. Su madre Lucille Jeter fue afroamericana y su padre Al Hendrix, de sangre cherokee.
Slash, hijo de madre negra con un inglés.
Norah Jones, por cierto hija de Ravi Shankar con una mujer caucásica.

La extraordinaria cantante Etta James, fue hija de una afroamericana con un padre de tez blanca.

El inmenso Bob Marley. Su madre, Cedella Booker era afro-jamaicana y su padre, Norval Sinclair Marley, era caucásico-jamaicano con ascendencia inglesa y siria.

Sade: su madre Anne Hayes es británica caucásica y su padre, Adebisi Adu, nigeriano.
Lenny Kravitz es una mezcla de sangre africana, americana, rusa y judía.

Alicia Keys, sangre escocesa, italiana, irlandesa y afroamericana.

La talentosa y extrañada Amy Winehouse, hija de padres judíos con ancestros rusos y polacos.

Ben Harper, de madre judía y padre afroamericano.

 

La gran Ana Lila Downs Sánchez. De madre mixteca  y padre norteamericano.

 

La ideología de raza pura lleva inevitablemente a mecanismos de dominio, control económico y hasta exterminio, como las limpiezas étnicas.

Se nos olvida con facilidad lo que nos ha enseñado la historia; se nos olvida también que somos una especie única, dando vueltas en un planeta único en el espacio sideral.

Me despido con un verdadero himno atiracista; la clásica de Bob Marley: War.

(Fragmento)..hasta que dejen de existir
ciudadanos de primera y segunda clase
en una nación;
hasta que el color de la piel de un hombre
no tenga mayor relevancia que
el color de sus ojos; hasta que los derechos humanos básicos
sean garantizados por igual a todos,
sin excepción de razas,
hasta ese día,
el sueño de paz duradera,
la ciudadanía mundial y las leyes de la
moralidad internacional
seguirán siendo nada más que una ilusión
efímera para pedir, pero nunca obtener… habrá guerra…todo será guerra en todas partes….

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Soy apasionado de la creatividad y el diseño. Me encanta leer, cocinar, pintar y escuchar música, sobre todo jazz; pero disfruto mucho la música del cuarteto de Liverpool, la cual siempre me ha acompañado.

3 comentarios
  1. Armando
    Armando says:

    Desde que iba en la Secundaria gracias a un buen profesor que tuve, he procurado referirme como grupos étnicos y no razas, ya que la raza es única y se llama raza humana

    Responder
  2. Mau Castle
    Mau Castle says:

    Armando, así deberíamos pensar todos en este planeta….sería un lugar más amable. Gracias por comentar…..sigue con nosotros. Abrazo.

    Responder

Comenta

Deja un comentario
Nos gustará conocer tu opinión.

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.