“En un café se vieron por casualidad, cansados en el alma de tanto andar, ella tenía un clavel en mano, él se acercó, le preguntó si andaba bien, llegaba a la ventana en puntas de pie y la llevo a caminar por Corrientes…” Y con esa hermosa letra que cuenta el amor de un par de niños de la calle es como comienza uno de los mejores discos realizados en la historia de los conciertos del rock latino.

“No sé si es Baires o Madrid” es el tercer disco grabado en vivo por el gran Fito Paez el 24 de abril de 2008 en Madrid y que marcó un hito en la carrera de Fito pues cuenta con la participación de músicos afamados y reconocidos haciendo duetos con Paez, además que el mismo Fito hizo a los temas que se ejecutaron, una serie de arreglos muy bien logrados, consiguiendo así un trabajo excelso.
El disco está producido por el mismo Fito Paez y contiene temas que nos llevan a la nostalgia y a los sentimientos de amor y desamor. Además que es el primer disco de Fito que cuenta con un DVD incluido donde podemos ver el concierto completo y temas que no se incluyeron en el audio. También contiene videos especiales de los ensayos con todos los músicos invitados.
En este concierto podemos ver a Fito interpretar de forma espectacular canciones como “11 y 6”, “Al lado del camino” y “Tumbas de la gloria” con un dejo de melancolía y reflexión que nos llega a tocar en lo más profundo del corazón.

Las participaciones que contiene este álbum son bastante buenas y las melodías que cada quien interpreta son muy bien ejecutadas y elaboradas con el cuidado meticuloso que sólo Fito sabe poner a su trabajo y que en los ensayos deja ver cómo llega a ser tan detallista con su obra.
Uno de los personajes más importantes que se presentan con Fito es Pablo Milanés, quien ejecuta “Yo vengo a ofrecer mi corazón” con el sabor único que imprime en cada canción que canta pero, sin temor a equivocarme, la presentación más importante es la de Joaquín Sabina, y no por el personaje que él es sino por la desavenencia que ambos tenían desde hacía 10 años atrás cuando grabaron el disco “Enemigos íntimos” donde tuvieron diferencias debido a la personalidad de cada uno de ellos. Fito es muy metódico y prolijo con su obra y no deja resquicios de ningún tipo, es sumamente atento a los detalles y observador con todo lo que tenga que ver con su trabajo y Sabina es más holgado y bohemio por no decir que a él no le importa tanto los detalles como a Fito y la diferencia entre ellos y la cancelación de la gira que tuvieron en su momento se debió a que Sabina había seleccionado al director para el primer video del disco, “Delirium tremens” ya que Fito aseguraba que este director había sido miembro activo de la última dictadura cívico militar de Argentina, denominado también como el “Proceso de Reorganización Nacional” y que tuvo efecto de 1976 a 1983. Esto lo hizo aún más público Fito en su canción “A lado del camino” donde menciona “No es bueno hacerse de enemigos que rondan por siniestros ministerios haciendo la parodia del artista”. Esta ruptura entre Sabina y Paez duró 10 años y en este concierto dan por finalizado este desacuerdo y cantan a dueto “Contigo”

En este concierto también podemos saborear melodías estupendas con arreglos de primer nivel como lo son “Un vestido y un amor” interpretado por Gala Évora de una forma sublime junto con un chelo y un piano que le dan un toque único a la canción. Escuchamos también a Los Pereza cantando con Fito la maravillosa “La rueda mágica”, Ariel Rot haciendo esos arreglos en guitarra para la canción “Giros” y qué decir de Marlango con la hermosa Leonor Watling interpretando “Pétalo de sal” y “Creo”, con la cual nos lleva a las nubes.

El disco en sí es un álbum que nos deleita a todos los que somos seguidores fieles de nuestro rosarino favorito y que no puede faltar en la fonoteca personal de cualquier melómano por el excelente trabajo que contiene, el momento histórico y los sentimientos que nos brinda escuchar una obra de este tamaño, y con motivo de su décimo aniversario, lo honramos y lo escuchamos aquí en El Círculo Beatle.
Honor a quien honor merece y tú eres grande Fito querido.

Nacido en la Ciudad de México el 29 de abril de 1975, siempre estuvo rodeado de libros y música desde antes de nacer gracias a su padre y la radio de esos días.
Hombre de letras y música, sobreviviente de Hodgkin, padre de una princesa y un jedi, enamorado y amado por una mujer hermosa y, sobre todo, apasionado de la vida y sus diferentes matices.