Suscríbete

Suscríbete al ECB-Newsletter

Entradas populares

Derechos reservados

Todos los contenidos mostrados en www.elcirculobeatle.com están protegidos por la siguiente licencia:

Prohibida la reproducción, alteración o uso comercial de los contenidos de este sitio web.

Recibe las nuevas publicaciones

Ingresa tu mail y recibirás notificaciones cada vez que se publique una entrada nueva.

Nuestro valor humano

Slider

    No sólo beatles

    El Mirage de Fleetwood Mac cumple ya sus 35 años.

    Presea de platino para un buen disco de rock suave.

    Llegó al puesto número 1 de Billboard 200 en EU y alcanzó la posición número 5 en el Reino Unido. Radialmente tuvo buena exposición y vendió más de 300 mil copias. La reedición de lujo con los temas masterizados es un buen pretexto para reencontrarse con esta propuesta que mezcla el “country”, el pop y el estilo suave tan particular de los creadores del fenomenal Rumours; el álbum más popular de la banda. Hablamos de una agrupación con diferentes reinvenciones (recordemos sus orígenes “bluseros” con el maestro Peter Green).

    Mirage vio la luz en el año 1982 después de tres años de receso, en los cuales Lindsey Buckingham y Stevie Nicks ya habían volado por separado lejos de la agrupación. (Ambos se conocieron en la universidad a finales de los setenta; después él se convirtió en músico de sesión mientras ella atendía mesas en un bar de Beverly Hills).

    Los integrantes de Fleetwood Mac ya habían pasado por todo: ganancias exorbitantes, limusinas que iban y venían, adicciones severas, su propio jet, riñas sobre el escenario y hasta escenas típicas de un triángulo amoroso (Stevie Nicks, Lindsey Buckingham y Mick Fleetwood). En algunas notas de la época se decía que al interior del grupo se vivía una historia de telenovela. El resultado fue “tan suave como una lágrima en el rostro de un payaso”, -usando una frase del segundo tema del disco-. Se trata de un álbum delicado, ideal para escuchar un domingo por la mañana, e iniciar con buen humor tarareando sus tonadas.

    El álbum comienza con Love in Store, un ritmo pegajoso impulsado por la batería y las guitarras rítmicas. La canción es muy energética y habla de una típica historia de amor. Es clara la dedicatoria de Christine McVie (nacida en el reino Unido) para Dennis Wilson de los “Beach Boys”.

    Can’t Go Back, totalmente al puro estilo Buckingham. Buen “Beat”, excelente voz, teclados y coros de lujo. El puntilleo de Buckingham es muy limpio, es de admirarse que él es autodidacta. Por cierto Buckingham y McVie tienen un álbum fresco que acaban de sacar este 2017, buenas críticas tiene el dúo.

    That’s Alright no puede ser más “country”, mientras Book of Love es una balada bien realizada. Gypsy trepó al número 12 del Billboard 100. Se lanzó con un video “ochentoso” que recreaba un ambiente de época tipo años veinte. Only Over You, impecable balada, Empire State una rola rítmica, Straight Back, con gran despliegue de voz y “Hold Me”, que fue un hit grande (alcanzó la posición número 4 de los charts por siete semanas consecutivas). Cierra el álbum Oh Diane, un rocanrolito con voz muy al estilo de Roy Orbison; le sigue Eyes of the World y clausura Wish you Were Here, sentida balada de factura rítmica sabrosona e intensa.

    “Lluvia sobre mi ventana.

    No puedo contar las gotas,

    no puedo evitar sentirme sola,

    no hay manera que lo pueda parar.

    Desearía que estuvieses aquí, abrazándome fuerte,

    si te tuviese cerca, haría bien.

    Desearía que estuvieses aquí,

    porque me siento como una niña esta noche”.

    Estas líneas reflejan el espíritu de pérdida que barniza este álbum. Escuchándolo a la distancia, resulta obvio que Mirage se concibió como un producto altamente comercial, sin embargo, tiene una gran calidad interpretativa; buenos arreglos y buenas voces, aspectos que desgraciadamente, ya no abundan por estas épocas.

    Save

    Mauricio Castillo

    Soy apasionado del diseño. Me encanta leer, cocinar, pintar y escuchar música, sobre todo jazz; pero disfruto mucho la música del cuarteto de Liverpool, la cual siempre me ha acompañado.

    Comentar

    Click aquí para comentar

    Comenta