Los discos número uno en Billboard de The Beatles como solistas.

Cuando John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr formaron parte de The Beatles establecieron muchos logros con sus canciones a nivel comercial. Al momento de llegar a las listas de popularidad de los Estados Unidos con el sencillo I Want to Hold Your Hand, en 1964, se convirtieron en todo un fenómeno de ventas en el nuevo continente, porque la mayoría de sus canciones y discos ocuparon casi siempre el primer lugar en las listas de Billboard, pero una vez que ellos se separaron, la situación cambió y como solistas les costó mucho obtener ese sitio privilegiado que es la cima de una lista de popularidad en la Unión Americana. Aquí revisaremos solamente los discos, sin ocuparnos de los sencillos, que han ocupado el primer lugar en esta importante lista.

la lista de popularidad Billboard en Estados Unidos es la más importante porque hace la medición de los gustos del público que consume música en sus diferentes géneros y la manera de hacerlo es a través de la información que reciben de las ventas de discos a lo largo y ancho del país. Por una parte el listado Billboard 100 se encarga de ennumerar los sencillos y Billboard 200 es en donde entran los álbumes y EPs que se publican cada semana. En la actualidad también agregan las compras en linea y por supuesto los streaming, con lo cual le da mucha variedad a las opciones musicales que llegan a las listas.

Hace algunos días atrás se dio la noticia de que Paul McCartney obtuvo un primer lugar en las listas de popularidad, en este caso en Billboard 200, en los Estados Unidos. Tuvieron que pasar 36 años para que el exBeatle lograra de nueva cuenta llegar a la cima del listado con su nueva producción Egypt Station. Fue en 1982 cuando el álbum Tug Of War logró esta hazaña. Todo esto nos indica que discos como Pipes Of Peace (1983), Flowers In The Dirt (1989), Off The Ground (1993), Flaming Pie (1997) o Chaos and Creation In the Backyard (2005), por decir algunas obras, no consiguieron llegar a ese privilegiado sitio, pese a ser buenos productos discográficos.

Y no solamente McCartney volvió al primer lugar en las listas de popularidad, sino que además es su primer disco que tiene el merito de debutar, en su semana de estreno, en esa posición de honor, es decir no tuvo que escalar peldaños. Dos producciones del músico solamente habían debutado como segundo lugar los cuales fueron Flaming Pie en 1997 y Wingspan: Hits and History del 2001, pero jamás alcanzaron el primer lugar ni con el correr de las semanas.

Desde el primer momento en que Egypt Station fue puesto a la venta, el 7 de septiembre, el álbum pisó la posición privilegiada del número uno. En su sitio de internet, Billboard aclara que el listado al que denomina Billboard 200 es muy importante porque presenta la clasificación de los álbumes populares en cuanto a ventas en Estados Unidos, las cuales se cuantifican en transacciones tradicionales y los streamings por obra completa o por track por track. Lo que llama la atención. acorde con la página, es que en la semana en la cual debutó el disco, de las 153 mil unidades comercializadas (que le dieron el primer lugar), 147 mil se vendieron de manera tradicional, es decir en formato físico, ya sea adquiridas personalmente en tiendas y establecimientos musicales o por pedidos online. Lo que deja 6 mil que se comercializaron a través de streaming (ya sea en venta de álbum completo o track por track). Con lo cual Paul McCartney logró, apenas, su octavo número uno, en Billboard 200, en 48 años de carrera solista.

Billboard apunta que Paul McCartney supo hacer una buena campaña de marketing para presentar el disco, lo cual incluyó “el canje de entradas para sus conciertos con la venta del disco, más los paquetes de mercancía que se incorporaron con el álbum a través del sitio web oficial del artista”. Sin olvidar que, previo al lanzamiento y en la primer semana del estreno del álbum, el exBeatle se presentó en televisión con el Carpool Karaoke en Liverpool con James Corden, asimismo sus presentaciones en Abbey Road, The Cavern y Grand Central Station en Nueva York (el mismo día que se lanzó Egypt Station y que fue transmitido en Youtube) sin olvidar las entrevistas que ofreció a Jimmy Fallon para su late show, la charla que tuvo con Howard Stern para SiriusXM, el podcast WTF con Marc Maron y las conversaciones otorgadas a Mojo Magazine, Q Magazine y NME entre otras. Todo esto sirvió para que Paul estuviera presente en los medios de comunicación presentado su producto, el cual además resultó ser bueno.

Los otros discos de Paul McCartney, tanto en solitario como con Wings, que lograron colocarse en el primer lugar de Billboard fueron:
 1. McCartney (1970)
2. Red Rose Speedway (1973)
3. Band on The Run (1973)
4. Venus and Mars (1975)
5. Wings At The Speed Of Sound (1976)
6. Wings Over America (1976)
7. Tug Of War (1982)

Es de notar que la mayoría de los discos de Paul que alcanzaron la posición uno en Billboard pertenecen a la década de los setentas y tan sólo uno en los ochentas. El caso de John Lennon como solista es diferente (de acuerdo con el libro Who is Who in Rock and Roll editado por John Tobler) porque sólo logró alcanzar la posición número uno, en Billboard, en tres ocasiones que fueron con:
1. Imagine (1971).
2. Walls and Bridges (1974).
3. Double Fantasy (1980).

Recordemos que Lennon sólo estuvo activo, durante los setentas, hasta 1975 y se retiró por cinco años hasta que en 1980 decidió regresar con el álbum Double Fantasy que es su última producción discográfica en vida. Lennon también, cuando publicaba algún disco, tenía una presencia mediática, pero no le fue suficiente para obtener, a veces, un número uno por ventas en Estados Unidos. Pero si somos justos de siete discos publicados entre 1970 y 1980, la cantidad de tres álbumes, colocados en el primer sitio de Billboard, no es mala.

Mientras que George Harrison obtiene el número uno en Billboard con su primer disco como solista All Things Must Pass en 1970, posteriormente con Living in The Material World logró una vez más la cima. Si revisamos las listas de popularidad norteamericana nos encontramos que, por ejemplo, un álbum como The Concert For Bangladesh solamente alcanzó el lugar número dos y el afamado Cloud Nine (1987) tan solo llegó a la posición ocho. Al igual que Lennon, McCartney o Starr, Harrison promovía sus discos con breves apariciones en los medios de comunicación, pero los gustos de los consumidores llegan a ser volubles, incluso, con artistas de la talla de los exBeatles.

Por otra parte Ringo Starr no tiene un lugar número uno, su álbum Ringo de 1973 es lo más cercano a esa posición al colocarse en la segunda posición del listado. Sus álbumes más recientes, los cuales muchas veces son alabados por la crítica especializada en música, no llegan a conectar con el público consumidor y sus producciones discográficas se ubican en los listados en posiciones por debajo de la posición 100.

Cabe aclarar que aunque los exBeatles no hayan alcanzado, muchas veces, la posición de honor en la lista Billboard no implica que sus discografía sea mala. La lista sólo nos muestra los gustos del público consumidor norteamericano en un momento en específico. Hay artistas como David Bowie quienes llegaron a la cima en muy pocas ocasiones o el caso de Tom Petty que con toda una brillante carrera sólo lo logró una vez con su último álbum de estudio Hypnotic Eye del 2014. El listado de Billboard no deja se ser importante, en Estados Unidos, y es muy loable que tanto John Lennon, George Harrison y Paul McCartney como solistas hayan estado o estén presentes, más allá de The Beatles, en los gustos de los consumidores musicales de Norteamérica.

Originario de la Ciudad de México, estudió la carrera de periodismo en el Centro Universitario de Periodismo en Arte, Radio y Televisión(PART). Se describe a si mismo como beatlero de alma y rockero de corazón.

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.