Semana Temática - Love

Lennon y McCartney: Una amistad tempestuosa.

Los seres humanos siempre necesitamos de mil cosas para subsistir y sin duda la amistad es una de ellas. Muchas personas van y vienen, sin embargo pocos son los que se mantienen verdaderamente en nuestra vida prodigando una serie de emociones y sensaciones que desembocan en algo prácticamente indescriptible, pero significativo.

Claro ejemplo de esto son John Lennon y Paul McCartney, cuyos destinos se entrelazaron el 6 de julio de 1957 dando así el comienzo a una aventura musical pocas veces registrada en la historia. 

Bien decía el filósofo Marco Tulio Cicerón: “La vida no es nada sin amistad” y Lennon y McCartney parecían saberlo en el fondo, su afinidad no sólo estaba sujeta a encaminarse juntos hacia el éxito sino que la presencia de cada uno en la vida del otro forjaría también un eterno juego de rivalidades y competencia que al final de cuentas daría como resultado la mejor mancuerna del rock.

Para nadie era extraño ver cómo eran dos grandes amigos, incluso George Harrison, Ringo Starr y en su momento Stu Sutcliffe se sintieron desplazados, la amistad de John y Paul era un todo inseparable. Haciendo un análisis por la historia no se tienen registros de otra amistad más afín anteriormente, esos casos sólo se habían dado en la literatura con escritores o poetas como Lord Byron y Percy Shelley.

Sus encuentros y desencuentros comenzaron a sobresalir en 1968 cuando las personalidades e intereses de ambos se encaminaban hacia otro horizonte, si bien Lennon afirmaría en su momento que su colaboración había terminado en 1962, no está demás destacar que siguieron escribiendo y aportando ideas o frases para el término de alguna canción que alguno de los dos tenía inconclusa. Para McCartney esa rivalidad era muy productiva y resultados fieles son “A Day In the Life”, “I´ve got a feeling”, “We can work it out”, entre otras.

También es cierto que desde el álbum “With The Beatles” McCartney estaba cobrando protagonismo sobre John Lennon ya que cada vez mostraba que también podría llegar a lo más alto con temas como “All My Loving”, ese protagonismo se asentaría definitivamente en 1967 tras la muerte de Brian Esptein y Paul tomaría poco a poco las riendas de la banda mientras que Lennon tenía confusiones personales.

Su casi milagrosa dupla era garantía de ventas millonarias, sin embargo también estaba de por medio el ego y el carácter de ambos músicos que se imponía día con día. Era claro que para fines de la década cada uno de The Beatles era individualista – habían crecido- y junto con ellos sus aspiraciones. En el caso de John y Paul ésta independencia musical era cada vez más clara dando así temas en donde sólo uno de ellos interviene tanto en la composición como en la grabación entre ellas “Why Don´t we do in the Road” o Revolución N°9”, siendo la primera un motivo de queja por parte de Lennon por no haber participado ya que era del tipo de canciones que a él le gustaba, por su parte McCartney indicó que era una “revancha” por decirlo así por no invitarlo a colaborar en la segunda.

Todo estaba claro, el recorrido de esos dos chicos que se conocieron en la juventud y se compenetraron tanto por sus afinidades personales como musicales estaba en la recta final y para ese 1968 todo estaba en crisis, la llegada de Yoko Ono a la vida de John era lo que estaba detonando que ciertas molestias salieran a superficie. La intención de separarse estaba en la mente de todos, pero nadie se atrevía a dar el paso y cuando Paul se animó a hacerlo John se sintió de nuevo frustrado. Los problemas legales estaban en su punto más alto y el final de la banda era casi necesario. 

Las molestias mutuas se reflejan en canciones de Paul para John. En “Too Many People” indica: ”Tuviste un golpe de suerte y lo partiste en dos, ¿Ahora qué puedo hacer por ti?” a lo que Lennon no se hace esperar y contraataca con How do you sleep? aseverando “Lo único que hiciste fue Yesterday”, para éste tema participa Harrison en la guitarra. Por otro lado sus ataques eran claves en las portadas de RAM e Imagine, cada uno sostiene a un animal haciendo referencia a cómo ve a su excompañero para ese entonces.

Los 70 marcaron un claro distanciamiento y si bien tuvieron encuentros esporádicos también los momentos de rencor estuvieron presentes. En 1974 durante su “Fin de semana perdido” Lennon y Macca se reencontraron, ahí platicaron de los viejos tiempos y estuvieron como no lo habían estado en mucho tiempo, como verdaderos y cercanos amigos. Su amistad estuvo en medio de la tormenta durante mucho tiempo, pero también es cierto que tenían ciertos detalles a favor:

“En mi vida sólo he tenido dos amigos: Yoko y Paul”: John Lennon.

“Cuando pienso en John pienso en los dos escribiendo juntos ‘A Day In A Life’, cosas así. Prefiero quedarme con lo bueno”. 

“Con ‘Pepper’ y bajo la presión de tener sólo diez días, me las arreglé para sacar ‘Lucy In the Sky with Diamonds’ y ‘A Day In the Life, no nos estábamos comunicando lo suficiente, más tarde esa fue la causa de mi resentimiento, pero ahora comprendo que se trataba siempre del mismo juego competitivo, la cooperación era funcional además de musical, en realidad nunca sentí una pérdida. No quiero que suene negativamente, como si no necesitara a Paul porque cuando él estaba ahí obviamente funcionaba, pero no puedo, es más fácil hablar de lo que yo le di de lo que él me dio a mí y él diría lo mismo”.

“Aún recuerdo como era antes, estoy reteniendo las lágrimas, no más, Te Amo”.

Su historia hizo eco en McCartney al escuchar “Old Friend” de Carl Perkins: “Recuérdame de vez en cuando mi viejo amigo”.

Si bien toda amistad fluctúa entre la gloria y el infierno, todo es una cadena de situaciones que sacan lo mejor de quienes la forman y Lennon y McCartney fueron un episodio que marcó a miles de generaciones no solamente en el ámbito musical sino personalmente hablando y no queda más que definir que entre abrazos y ataques lo suyo era el mismo amor tratando de no ahogarse en el camino. Después de todo nadie es perfecto.

Patricia Infante

Soy melómana de corazón, básicamente fan de The Beatles y rocanrolera declarada, me apasiona la música de la época de los años 60. Me agrada leer literatura clásica y de fantasía y estudio Ciencias de la Comunicación.

Comentar

Click aquí para comentar

Comenta

Recibe las nuevas publicaciones en tu correo electrónico

Ingresa tu mail y recibirás notificaciones en tu correo cada vez que se publique una entrada nueva.

Derechos reservados

Todos los contenidos mostrados en www.elcirculobeatle.com están protegidos por la siguiente licencia:

Prohibida la reproducción, alteración o uso comercial de los contenidos de este sitio web.

Las tazas de ECB

Categorías de las publicaciones

ECB Sesión de fotos

¿Algo está mal?

Tenemos el mercado que te interesa para tu producto o servicio

¿Qué es la Semana Temática de ECB?

%d bloggers like this: