Suscríbete

Suscríbete al ECB-Newsletter

Entradas populares

Derechos reservados

Todos los contenidos mostrados en www.elcirculobeatle.com están protegidos por la siguiente licencia:

Prohibida la reproducción, alteración o uso comercial de los contenidos de este sitio web.

Recibe las nuevas publicaciones

Ingresa tu mail y recibirás notificaciones cada vez que se publique una entrada nueva.

Nuestro valor humano

Slider

    Biografías

    La increíble historia de Geoff Emerick, el ingeniero de sonido de los Beatles

    Imagínate que eres ingeniero de grabación, solo tienes 19 años y tu primer proyecto es el Revolver del cuarteto de Liverpool.

    De niño jugaba con un viejo gramófono que le regalaron sus padres, ahí escuchaba La rapsodia en Azul de George Gershwin.

    Escuchaba Radio Luxemburgo donde se emocionaba con el skiffle y el rock&roll. “Señor oídos de oro” le llamarían más tarde. Geoff Emerick, (nacido en Londres en 1946), entró por la puerta número 3 de Abbey Road aún con dieciséis años; trabajaría para EMI. Qué paradojas tiene la vida, DECCA había rechazado la solicitud de empleo del joven Geoff poco tiempo atrás. Antes, DECCA también había rechazado al cuarteto grande de Liverpool. Geoff, testigo ocular y auditivo de la gran historia.  Él presenció el “Big Bang” que alteró el curso de la música mundial para siempre.

    Prácticamente acababa de entrar a trabajar a EMI, cuando vio a cuatro jóvenes en plena sesión de grabación intercambiando puntos de vista con George Martin. Estaban tocando un cover: How Do You Do It, pero después exigieron tocar su propio material: Love Me Do. El nacimiento de una mitología había comenzado, alcanzando en pocas semanas el número 17 de las listas británicas.

    Geoff corría de un lado para otro, limpiando las cabezas de las grabadoras, poniendo cintas y quitándolas, sincronizándolas de modo manual. Aprendía con avidez todo lo que podía, trabajó como ayudante en sesiones de música sinfónica y hasta de ópera; ahí aprendió los secretos del “Overdubbing”, el acto de superponer un sonido sobre una pista grabada con antelación. Eso lo aprendió muy bien cuando vio a George Martin encimar el sonido de su piano sobre Misery. El piano de hecho está reproducido a media velocidad, lo cual le daba un ambiente mágico. En Baby It’s You, George Martin sobre el solo de guitarra de George, superimpone una celesta, instrumento parecido al piano, pero de sonido más dulzón, logrando así un efecto inusitado.

    Geoff Emerick tenía como jefe a Norman Smith, el ingeniero experimentado que puso su talento en 100 canciones del cuarteto y que cerró con broche de oro en el Rubber Soul. Norman seguiría su carrera como productor de Pink Floyd.

    Geoff Emerick se estrenó como ingeniero de sonido en el Revolver, y aportó muchas innovaciones a las “extrañas” peticiones que los Beatles le pedían. Aquí una breve lista de sus aportaciones.

    • Potenció el sonido del bajo Rickenbacker de Paul. Explicado en términos básicos, Geoff, grabó el sonido no a través de un micrófono que registrara el sonido, en su lugar usó una bocina como si fuese un micrófono (con cableado especial para dicho fin). Después le aplicó filtros y compresores a la señal (para limpiarla y ajustar “picos”, es decir puntos muy altos o muy bajos). El resultado fue un sonido más potente, equilibrado, diferente. Ese es el gran sonido que estrenó Paul en Paperback Writer.
    • El uso y superposición de cintas reproducidas al revés. Un efecto que se dramatiza al ralentizar o acelerar las pistas. Este proceso era manual: poner las cintas de carrete, y calcular el lugar exacto donde se deseaba que coincidieran; hoy se hace con un proceso digital inspirado en esas épocas. (Ya el efecto de doblar voces e instrumentos se le acreditaba a Ken Townsend, otro ingeniero de EMI).
    • Rompió las normas de EMI que establecían ciertas distancias para colocar los micrófonos; Geoff Emerick los acercó a los instrumentos como nunca antes. (Incluso llegó a meterlos dentro de los instrumentos de viento, como en Got To Get You Into My Life).
    • El bajo tiene una pista para él solo. Un lujo que se practica en Here, There And Everywhere.
    • Geoff metió una manta dentro del bombo de la batería para ahogar un poco el sonido. Eso le permitió acercar el micrófono demasiado (temía que este se rompiese con las vibraciones), así logró un sonido más potente.
    • John quería que en Tomorrow Never Knows, su voz sonara distante, como la voz del Dalái Lama desde arriba de una montaña. Geoff pasó la voz de John a través de un altavoz “Leslie”. Un altavoz de ese tipo, tiene en su interior un motor que hace rotar un mecanismo que hace vibrar la señal. Este efecto después fue duplicado. Este tipo de altavoces se usaban con el órgano Hammond, donde se nota con claridad el sonido que produce.

    Estas son -explicadas de manera muy básica-, algunas de las aportaciones de Geoff Emerick para la grabación del Revolver, título que por cierto se le ocurrió a Paul. Estupendo nombre para una obra donde experimentaciones de todo tipo (místicas, alucinógenas, técnicas y culturales), dieron como fruto sonidos que revolvieron para siempre la historia mundial de la música.

    Con información de libros y fuente: Emerick, Geoff y Massey, Howard, (2006). “Here, there and everywhere”, “My Life Recording the Music of the Beatles”. New York (USA). Gotham books.
    Lewisohn, Mark, (1988). “The Beatles recoding sessions”, New York (USA). Harmony Books.
    http://www.beatlesstory.com/blog/2016/03/14/interview-geoff-emerick-studio-engineer-for-the-beatles/

    Save

    Save

    Mauricio Castillo

    Soy apasionado del diseño. Me encanta leer, cocinar, pintar y escuchar música, sobre todo jazz; pero disfruto mucho la música del cuarteto de Liverpool, la cual siempre me ha acompañado.

    Comentar

    Click aquí para comentar

    Comenta