Imagine There´s No Beatles; Vol. 4

“I was dreamin´of the past…”

John Lennon

 

Así es. El día de hoy, 10 de abril de 2019, yo soñé con el pasado, escribiendo las presentes líneas. Me encanta, porque soñar con el pasado nos lleva a presenciar el inicio, el desarrollo y el final de las historias, historias ricas e historias escasas, pero todas importantes al fin y al cabo.

Un día como hoy 10 de abril, pero en 1970 se acabó ante los medios de comunicación-que no necesariamente de forma legal- y ante el público en general una historia. Quizás la historia musical más importante de los últimos tiempos, y la foto de la portada del pasquín británico Daily Mirror, reproducida por muchos diarios mexicanos de circulación nacional lo constataron, dándole la veracidad satisfactoria para la mayoría de nosotros en ese entonces.

En otras publicaciones anteriores les he platicado acerca de cómo viví ese día en particular, y también de algunas de las consecuencias que ello acarreó en su momento; también a partir de ese día inicia una nueva historia, que es el objeto de esta saga de publicaciones, la historia como solistas de The Beatles, rica y sabrosa musicalmente hablando,  no exenta de anécdotas, datos y trivia, y mucho menos de calidad y genialidad. Los éxitos de los que les hablo tuvieron una radiodifusión importante, siempre estuvieron a la par de las nuevas tendencias musicales de ese entonces, aportando más elementos al género que ellos mismos transformaron.

Pero sobre todo, siguieron alimentando la esperanza que, como fans de The Beatles, existiera la esperanza de una reunión próxima, que nos regalara más historia musical Beatle, nuevos conciertos y más, mucho más de The Fab Four; cuando menos, eso era lo que a título personal un servidor esperaba. Seguiré platicándoles acerca de éstas muestras musicales, que reflejaban cada vez más y disco a disco el estilo personal de cada uno de ellos para encantarnos. Arrancamos esta sesión musical con cuatro ejemplos de su producción setentera:

Jealous Guy, John Lennon, 1971

Othello, el Moro De Venecia, es una obra teatral de William Shakespeare de carácter de tragedia, que trata principalmente del hombre más celoso de la historia, quizás solo igualado 367 años después por nuestro admirado maese Lennon, quien entre sus debilidades humanas contaba ciertamente con ésta característica. Si lo dudan, investiguen de como el ex Beatle se las hacía de tos a Cynthia y a la misma Yoko. Vaya usted a saber a cuántas más.

Forma parte del material que John preparaba previo a las épocas de The White Album en 1968, teniendo su génesis en las sesiones de la India con el Maharishi;  tanto Paul como él sintieron inspiración sobre un mismo aspecto, escribir algo sobre un hijo de la naturaleza. McCartney escribe la canción Mother Nature´s Son, y Lennon compone Child Of Nature, canción que queda relegada del track listing doble LP antes mencionado.

De cualquier manera, Lennon continúa trabajando sobre la rola, la cual aparece todavía en las sesiones que darían lugar al LD Let It Be, pero tampoco es incluida en el producto final. Para esto, Lennon ya tenía grabado el demo sin overdubbing– que forma parte de los muy interesantes Usher demos– y logra grabar también una versión que incluye a George en coros, registrada en un disco adicional a la publicación de Let It Be… Naked, anteriormente sólo estuvieron disponibles en publicaciones Bootleg.

La versión final, ya con el título definitivo fue publicada en el Álbum Imagine de 1971. Grabada entre junio y julio, cuenta con la participación en el bajo de Klaus Voormann (ex Manfred Mann, diseñador de la portada de Revolver, de 1966, músico de polendas y también pareja sentimental de Astrid Kircherr) y sólo fue lanzada como sencillo hasta 1985, en el cual sólo llegaría a un modesto lugar 65 de las listas de popularidad; sin embargo, es una de las canciones más recordadas del LP, incluso llegamos a ver el video promocional desde el mismo año 71, en Domingos de Juventud, programa pionero en esto de los videos que transmitía el viejo Canal 13 de televisión. Memorables covers también a cargo de Roxy Music y de The Faces, en adición a otros 90 (¡wooow!) registrados.

Long Haired Lady, Paul McCartney, 1971

Otro éxito de su album RAM de 1971, y una de tantas canciones que le dedica al que personalmente creo que ha sido el gran amor de su vida. Y no lo culpo; ¿quién no ha estado enamorado alguna vez en su vida de una dama de pelo largo? Aquí en este caso, The Lovely Linda resulta ser la elegida. Como para que nos demos cuenta de cómo traía de un ala a Sir Paul, revisemos la letra de la canción:

Well, well, well, well, well
Do you love me like you know you ought to do?
Well, well, well, well, well
Or is this the only thing you want me for?
Well, I’ve been meaning to talk to you about it for sometime
Sweet little lass, you are my long haired lady

Who’s the lady that makes that brief occasional laughter?
She’s the lady we wears those flashing eyes
Who’ll be taking her home when all the dancing is over?
I’m the lucky man she will hypnotize

Long haired lady. Long haired lady

Ah, love is long, love is long, love is long
Ah, when you’re wrong, love is long, love is long

Well, well, well, well, well
Do you love me like you know you ought to do?
Well, well, well, well, well
Or is this the only thing you want me for?
Well, I’ve been meaning to talk to you about it for sometime
Sweet little lass, you are my long haired lady

Bells are buzzing about my sweet delectable baby
Birds are humming about their big surprise
Who’s your favorite person, dear phenomenal lady?
I belong to the girl with flashing eye

Long haired lady. Long haired lady

Ah, sing your song, love is long, love is long
Ah, love is long, love is long, love is long

 Esta fina rola McCartniana no fue publicada como disco sencillo (personalmente, yo hubiera preferido que se publicara esta canción en lugar de Eat At Home, por ejemplo) y sólo formó parte del anteriormente citado álbum, grabado entre noviembre de 1970 y abril de 1971.

Disco de platino en Canadá y USA, fue grabada junto con los McCartneys y David Spinozza, Hugh Mc Cracken y un futuro integrante de Wings, Denny Seiwell; cabe mencionar que éste álbum se grabó durante las épocas más acres de la acción legal que Paul promovió para la disolución legal de The Beatles, y en medio de dimes y diretes con John Lennon, quien como buen millenial de estos días, se sentía ofendido por cualquier cosa que dijera Paul en sus canciones, y que pudiera lejanamente interpretarse como alusión personal a él o a Yoko. De ello ni hablar, los dos eran más orgullosos y divos que María Félix, jajajaja. Y hay que reconocerlo y subrayarlo; con todo lo que amamos y queremos a nuestros Beatles, debemos entender que eran seres de mucho talento, así como con tantos defectos como tú como yo y como todos, al fin y al cabo.

Ding Dong, George Harrison, 1974

Ring out the old
Ring in the new
Ring out the old
Ring in the new

Ring out the false
Ring in the true
Ring out the old
Ring in the new

Ding-dong, ding-dong
Ding-dong, ding-dong
Ding-dong, ding-dong
Ding-dong, ding-dong

Yesterday, today was tomorrow
And tomorrow, today will be yesterday
So ring out the old
Ring in the new
Ring out the old
Ring in…

 Ésta canción fue lanzada como sencillo en las navidades de 1974 como el sencillo Apple Records R 6002, contando con el lado B titulado  I Don´t Care Anymore. Se grabó un video promocional en donde Beatle George nos muestra con un poco de humor negro británico su pasado Beatle-con su Rickenbacker y toda la cosa- en donde el mensaje ring out the old ring in the new se refiere a dejar atrás lo que Harrison identificó como un oscuro pasado, con esperanza y optimismo del porvenir.

Fue una canción de bastante éxito en México, de buen airplay sobre todo en la hora de The Beatles en La Campeona Radio Éxitos, en donde se utilizó el sonido de las campanas para anunciar promociones de la emisora; posteriormente se sustituyó por los toques de inicio de Let Em´In, de Wings. Afortunadamente ninguna de las selecciones del día de hoy tuvo covers en México, y les dejo la complicada letra para que la canten cuantas veces quieran.

Only You, Ringo Starr, 1974

Ésta canción fue escrita por el productor de The Platters, Buck Ram, junto con Andre Rand, tiene sus orígenes en 1954 cuando se graba para el sello Federal Records, y fue regrabada al año siguiente por el quinteto vocal negro quienes la llevaron al primer lugar de popularidad en las listas de R&B de 1955.

Tiene una característica interesante esta rola. Resulta que dos de los ex Beatles la cantaron en su época de solista (ésta versión y la de John) y contó con covers en varios estilos e intérpretes, desde Ray Conniff a Elvis Presley, de James Brown a The Stylistics; por alguna extraña razón, esta fue quizás de todas esas versiones la que más se recuerda en estos días, cuenta con un simpático video en donde vemos a Ringo con un traje ¿espacial? (muy a la onda de Klaatu) cantando la romántica canción a un azorado Harry Nilsson-quien hace coros en la rola- en un entorno más bien bizarro, la azotea de la torre Capitol Records en Hollywood.

John Lennon toca la guitarra acústica en esta canción, y es quien sugiere a Ringo que la incluya en el LP Goodnight Vienna. Lennon utiliza exactamente el mismo riff de inicio en la guitarra para su versión de Stand By Me, de 1975 incluida en su álbum Rock And Roll.

Cabe mencionar que un sentimiento muy grande de tristeza se vivió entre todos nosotros, como aficionados al Rock, a The Beatles y a la música en general, a partir de ese 10 de abril de 1970. Y como también ya les dije, fue el inicio de otra historia casi igual de interesante. En el aniversario número 49 de este triste hecho (Nota del autor: como ya ustedes, queridos amigos de El Círculo Beatle estarán enterados, si siguen nuestras publicaciones con frecuencia, la separación de The Beatles ya era historia vieja para 1970, pues John, George y Ringo ya habían tomado algunas acciones al respecto, y que se hiciera definitiva con la declaración de Sir Paul sólo le creó más encono en su contra), sirve este humilde esfuerzo para conmemorar la fecha, con un tema que sigue siendo relevante para muchos de nosotros.

Quizás las palabras finales de este escrito se puedan usar para escucharlas a guisa de excusa o disculpa por parte de The Beatles (sí como no, jajajaja, y luego de Lennon) dirigidas a nosotros, sus fans que les perdonamos todo:

“…I´m sorry that I´ve made you cry, I didn´t want to hurt you…”

John Lennon

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.