La delgada línea entre el amor y el odio.

“En gustos se rompen géneros”, frase manoseada pero real. No todos tenemos el mismo gusto por la comida, el color, el arte, la vestimenta, o para escoger a la persona con que pasaremos una noche o toda una vida. La música no es la excepción.

Decenas de perfiles en facebook proclaman su odio al cuarteto de Liverpool. Páginas como Suckmybeatles.com, y cientos de páginas se pronuncian como sus haters.

Conocido como el mayor error en la industria discográfica, Dick Rowe quien se ocupaba del pop en Decca y su ayudante Mike Smith se rehusaron a contratar el cuarteto. Ellos fueron los primeros a quienes no les gustó el Fab four. Pensaron -entre otras cosas- que la guitarra eléctrica caería en desuso y que los grupos musicales con ese instrumento tendrían una vida efímera.

“Los Beatles no tienen futuro en el negocio de la música”.

Dick Rowe (1961), directivo de Decca.

Brian Epstein el empresario-representante del cuarteto- no hizo caso de los comentarios. Trabajó con ahínco con su agrupación de jóvenes y el resto es historia. Hoy tan de moda, la palabra resilencia nunca tuvo un terreno  más fértil. Se levantaron de la lona para conquistar el mundo.

El objetivo de esta entrega no es hacer una apología del cuarteto; el tiempo se ha encargado de refrendar su legado. Solo expongo los puntos de vista de los involucrados para más adelante, contrastarlos con otras importantes figuras quienes refieren a Los Beatles como una fuente inagotable de inspiración. Es de advertir que algunas afirmaciones son inverosímiles.

“Quizás tengo la ventaja que nunca me gustaron, ni nunca escuché a los Beatles.

Julian Casablancas (exmiembro de los Strokes).

“La música del Sargento Pimienta es una mezcla de basura”.

Keith Richards.

El compositor y guitarrista de los Stones también llegó a declarar que los Beatles únicamente eran músicos de estudio.

“Los Beatles fueron los peores músicos en el mundo”. “McCartney, el peor bajista que he escuchado”.

Quincy Jones, (hoy conocido como el Pedrito Sola de Chicago, por revelar intimidades de los famosos).

“La música de Los Beatles es vana e imbécil, al igual que el jazz”.

Paul Johnson (reconocido periodista de música /1964).

“Los Beatles, el grupo más repulsivo de hombres que he visto“.

David Susskind, productor de la cadena NBC, representante de artistas, productor de películas y presentador de televisión.

“Nunca me gustaron los Beatles….pensé que eran basura”.

Lou Reed.

A que ya se ha corrido la voz de que no me gustan los Beatles”.

Manolito, de Mafalda.

Aquí, algunas canciones de grupos que hoy nadie recuerda y que también trataron de sobresalir atacando a los Beatles:

Brad Berwick, “Soy mejor que los Beatles”

“Ellos van a comprar todos los discos míos que encuentren en las tiendas….porque yo puedo hacer esto solo, mientras que para lo que ellos hacen se necesitan todos los cuatro”…

“Ringo venderá su batería para ser el chofer de mi nuevo auto”…” “Y que George afine mi guitarra”…

 

 

Keith And Ken, “The Beatles Just Got To Go” de 1964.

“Los Beatles se tuvieron que ir. Esto no puede aguantar más….el lugar está lleno de estas criaturas reptantes…su música no funciona para la pista de baile…no les quiero estrechar la mano.

The Barbarians, “¿Eres un chico o una nena?”

 “Los Bárbaros”, un grupo norteamericano se mofa de los peinados de los Beatles allá por 1966. “Siempre usas pantalones pegados. Pero pareces una nena”…” “Con esos cabellos rubios y largos pareces una nena… ¿o será que vienes de Liverpool?”

Homer And Jethro, “Gonna Send ’Em Home”

“Voy a enviarlos a casa”. Después de un gangoso ataque de esos “cuatro tipos peludos … de Liverpool” que “armonizan como la vieja mula gris de Johnson”, esta pareja tiene su resentimiento abierto: “Son millonarios, nos dijeron, lo hicieron de la noche a la mañana, y si creen que estamos celosos, tienen toda la razón “.

Como podemos apreciar, me temo que la línea entre el amor y el odio, algunas veces se borra con facilidad.

 

 

 

 

Soy apasionado de la creatividad y el diseño. Me encanta leer, cocinar, pintar y escuchar música, sobre todo jazz; pero disfruto mucho la música del cuarteto de Liverpool, la cual siempre me ha acompañado.