La rara belleza de un instrumento increíble.

En los años sesenta, este instrumento dotó de personalidad entrañable a la música de rock. Su sonido “extraño”, melancólico, nostálgico y “místico”, en las manos correctas, enriqueció producciones musicales de artistas como The Beatles, Tangerine Dream, Yes, Genesis, Moody Blues y King Crimson, entre muchas otras bandas.

¿Por qué es un instrumento particular?

Se trata de un teclado donde al pulsar cada tecla, se acciona la reproducción de una cinta pregrabada.

¡Con muestras de sonido intercambiables!

Las cintas de este instrumento vienen pregrabadas con varias opciones, “samples” o muestras de sonido con las que se puede hacer música.

Strawberry Fields Forever

En este clásico Paul toca el Melotrón Mk.II, previamente cargado con cintas grabadas con el sonido de flauta transversal. Este tratamiento más otros efectos, dotaron a esta pieza de Lennon de una atmósfera brumosa y particular.

 Nights in White Satin

 The Moody Blues utilizó el melotrón en su obra cumbre Days Of Future Passed. Se dice que Mike Pinder-miembro de la banda-, fue quien recomendó a McCartney adquirir un melotrón. Pinder había trabajado en la fábrica de dichos instrumentos años atrás y los conocía muy bien.

In The Court of the Crimson King

Robert Fripp y su corte hicieron uso de este instrumento de manera magistral en su primera y célebre obra maestra de 1969.

(En este video podemos apreciar con claridad la dinámica de las cintas)

Un poco de historia

En 1950 Harry Chamberlin de Estados Unidos, ideó la primera versión de este instrumento, que posteriormente fue mejorada por los hermanos Leslie, Brad y Norman Bradley, quienes corrigieron errores de ingeniería. Pensaron comercializarlo dirigiendo el producto a los hogares como un instrumento para amenizar y pasar el rato; así fue que nació el Melotrón Mark 1. El producto comenzó a comercializarse en Inglaterra.

Funcionamiento

 De un modo muy esquemático, podemos iniciar diciendo que de cada una de sus 35 teclas, cuelga –por así decirlo- una cinta de audio de casi un centímetro de ancho, pregrabada y dividida en tres secciones, cada una de ellas con un instrumento diferente. Esta cinta pasa por una cabeza lectora que reproduce el sonido. Las teclas tienen grabaciones de distinta frecuencia, es así como se  consigue el sonido de las diferentes notas musicales. Cada vez que se deja de pulsar una nota, la cinta regresa a su posición original. El sonido sale por medio de altavoces. El melotrón venía con cintas pregrabadas de marimbatrombón, violines y hasta coros infantiles entre otros. Leí también que cuando salió este instrumento, grupos de músicos se preocuparon porque pensaron que podían quedarse sin empleo.

El melotrón pasó a mejor vida al popularizarse los poderosos sintetizadores, sin embargo su sonido conserva ese toque especial que nos transporta a la era del rock progresivo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Soy apasionado de la creatividad y el diseño. Me encanta leer, cocinar, pintar y escuchar música, sobre todo jazz; pero disfruto mucho la música del cuarteto de Liverpool, la cual siempre me ha acompañado.