El dinero y el rock

¡Al dinero le gusta que le canten! Eso fue lo que comentó una vez Eddie Money en una breve entrevista que le hicieron a finales de los años setentas, previo a la presentación de uno de sus éxitos “Baby hold on to me” (1977). De hecho, si no hubiera sido porque esta canción tuvo éxito, no le hubiera sido fácil alejarse de su trabajo de policía y dejar atrás la tradición familiar de mostrar la placa por la guitarra, el saxofón y la batería; instrumentos que toca por gusto propio.

Eddie money. El hombre dinero

Su nombre original es Eddie Joseph Mahoney, pero recortó su apellido en 1976 por Money. Dos años después grabó “Baby hold on to me” bajo el humilde título homónimo de Eddie Money, y pegó en el gusto de la gente y fue cuando vio que el dinero era bueno (Shaking with money man).

Me llamó la atención su declaración, pues no es muy común que alguien manifieste abiertamente su gusto por el dinero y menos que cambie su nombre y adopte un seudónimo para honrarlo. Veamos tan sólo lo que dice un pasaje de la Biblia al respecto en el Eclesiastés:

“Quien ama el dinero, de dinero no se sacia. Quien ama las riquezas nunca tiene suficiente. ¡También esto es absurdo!”.

Veamos un poco qué hay al respecto de esto.

Hay canciones como Can´t buy me love, de The Beatles del álbum A hard day´s night, donde Paul Mcartney asegura que el dinero es nefasto, pues con él “no se consigue comprar amor”. De hecho, el propio Eddie Money recuerda la mención en su concierto titulado “Shakin´ with the money man, de 1997, cuando afirma: “Mamá te lo dijo al igual que los Beatles: el dinero no puede comprar amor (Baby hold on to me, 1978).

TE PUEDE GUSTAR: https://wp.me/p8r00b-1d6

Claro, los Beatles ya se habían contradicho en su disco previo Meet the Beatles cuando con la voz de John Lennon aseguraban en Money, that´s what I want (Dinero es lo que quiero) que “tu amor puede ser muy excitante, pero no paga mis deudas, mejor dame dinero; eso quiero”.

The Beatles, Baby you are a rich man

El dinero ha sido un tema muy recurrido en el rock, aunque también muchos de los exponentes que han cantado en este género, han tratado de no evidenciar mucho su ambición por la riqueza.

Una referencia indirecta al dinero, lo hace también el cuarteto de Liverpool en Baby, you are a rich man, del albúm Magical mistery tour, del 1967.

En este caso, muestran al dinero como generador de la pedantería, de aquellos que todo lo pueden hacer gracias a su pudiente estatus. How does it feel to be one of the beautiful people (¡Qué se siente ser de la gente bonita!). Aunque dicen algunos comentaristas que el título de esta canción es más bien una referencia a la ambición de Brian Epstein, quien siempre les exigía más de su trabajo, la mención al dinero es claramente una denuncia a la prepotencia que ocasiona en personas que se dejan atrapar por el poder de la plata.

Dire Straits, Money for nothing

Para Dire Straits, el dinero es algo que viene por añadidura (me pregunto si se inspiró en la Biblia) pues asegura que con talento en la música, se gana dinero sin esfuerzo (Money for nothing).

Dire straits, Money for nothing.

En la canción refiere a dos estibadores que se quejan de hacer un trabajo pesado cargando refrigeradores, hornos de microondas y televisiones a color, mientras que a otros, como el mismo Mark Knoffler, sólo les basta con tocar su guitarra bien afinada en MTV: “¿Eso es trabajar? Eso es dinero fácil y, por si fuera poco, hasta te llegan chicas al por mayor. (You play the guitar on the MTV. That ain’t workin’, that’s the way you do it. Money for nothin’ and your chicks for free, (Money for nothing, Dire Straits, 1985).

Pink Floyd, money

En Pink floyd podría parecer algo semejante a lo que dijimos arriba respecto al Eclesiastés, pero en realidad, se refiere a que todo el mundo condena el dinero, pero no es capaz de dártelo cuando lo necesitas (Money, so they say, Is the root of all evil today, But if you ask for a raise it’s no surprise that they’re giving none away, away, away. Money, The dark side of the moon, 1973).

 

ABBA, Money, money, money

Para el grupo sueco Abba el dinero, si bien no es condenable, sí es un medio que cambiaría la vida de cualquiera en cuestión de segundos (Money, money, money, Arrival, 1976). No es necesario tener el dinero, sino seducir a quien lo tiene, es decir, conseguirse a un hombre rico (If I got me a wealthy man I wouldn’t have to work at all, I’d fool around and have a ball). Claro, esto lo dicen las cantantes Anni-Frid Lyngstad y Agnetha Fältskog, quienes ponen la frase en boca de una humilde trabajadora que está harta trabajar y quiere encontrar a un hombre que la mantenga.

 

Donna Summer, She works hard for the money

Donna Summer tocó el mismo tema, pero desde el lado laboral. El dinero cuesta mucho conseguirlo y una mujer que trabaja arduamente, no podría ser calificada de ambiciosa sino de ser una empleada honorable que se gana la vida honestamente. En “She works hard for the money”, lo dice expresamente She works hard for the money. So hard for it, honey. She works hard for the money  So you better treat her right. (Donna Summer, 1983).

Bueno o malo, el dinero es un pretexto más para rockear y, si se tiene, también para gastarlo.

 

 

 

 

 

 

COMPARTE
36Shares

One Reply to “El dinero y el rock”

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: