Dylan y The Beatles, la influencia mutua.

En febrero de 1964, The Beatles habían sembrado el fenómeno de la beatlemanía en los Estados Unidos. Su fama se acrecentó a nivel mundial por lo que llamaron la atención en las esferas tanto políticas y sociales, así como en el medio del espectáculo y en la comunidad artística de aquel país. Cuando regresaron a la Unión Americana en agosto para su primera gira formal, los días 28 y 29 se presentaron en la ciudad de Nueva York y fue durante el día 28 cuando recibieron la visita de Bob Dylan.
Originario de Duluth, Minessota, Robert Allen Zimmerman (nombre real de Dylan) se trasladó a Nueva York en donde triunfó en clubes de música folk y se convirtió en la voz de una generación que se encontraba a disgusto con su gobierno y la sociedad de los sesentas. Sus primeros discos, en los cuales se hacía acompañar de su guitarra acústica y una armónica, como Bob Dylan de 1962, Freewheelin’ de 1963 o The Times They Are a Changing de 1964 incluyeron canciones, como Blowin’ In The Wind, When The Ship Comes in y A Hard Rain’s a-Gonna Fall, que se volvieron himnos para una juventud que le tocó vivir cambios culturales importantes.
El primer contacto que tuvieron The Beatles con la música de Bob Dylan se dio en ese año de 1964. Durante su estadía en París, en donde ofrecerían en el mes de enero una serie de conciertos en el Teatro Olympia, en una visita a una estación de radio para ser entrevistados, un DJ le dio el álbum Freewheelin’ a Paul McCartney; George Harrison cuenta que el disco lo escuchaban todo el día. Al respecto John Lennon comentó “Dylan nos volvía locos. La primera vez que oyes a Dylan te crees que lo has descubierto tú. Pero había bastante gente que ya lo había descubierto antes que nosotros”.
Ahora Bob Dylan los visitaba en una habitación del Hotel Delmonico en Nueva York, él quería conocer a los autores del fenómeno musical que sucumbía a los Estados Unidos. En algún momento el poeta les ofreció marihuana y según cuenta Lennon se la pasaron fumando con él toda la noche. George Harrison narró en el libro de la Antología que esa no fue la primera vez que les había ofrecido la hierba, ya que en Hamburgo cuando se presentaron en esos clubes de mala muerte, algunas personas les compartieron, la consumieron pero no les volvió a llamar la atención.
Esa noche sucedieron situaciones graciosas mientras se encontraban bajo el efecto de la droga, Paul McCartney sintió que había descubierto el secreto de la vida, le pidió a su asistente Mal Evans que le pasará un pedazo de papel para tomar nota porque tenía un “mensaje del universo”. Al día siguiente buscó lo que había escrito y simplemente leyó: “Existen siete niveles”. Lennon relató que cada vez que sonaba el teléfono Dylan lo contestaba para responder ¡esto es Beatlemanía!
Pero sería injusto afirmar que la única influencia que tuvo Bob Dylan con The Beatles fue el haberles dado a probar la marihuana. También le podemos dar crédito al artista norteamericano por mostrarles que también podían expresar su manera de ver la vida en sus canciones. Aunque claro, él no les enseñó a escribir letras y música ya que ellos sabían hacerlo muy bien.
El mismo Lennon expresó que cuando conoció a Dylan quedó pasmado y después de conversar con él sus composiciones cambiaron. “No recuerdo cómo comenzó con I’m a Loser o You´ve Got To Hide Your Love Away. En lugar de proyectarme en una determinada situación, trataba de expresar lo que sentía sobre mí mismo, lo cual había hecho en mis libros. Creo que fue Dylan quien me ayudó a hacerlo. En mi hay un letrista que escribía canciones para ganarse el sustento, cuya música y letra no tenían ninguna profundidad. Luego empecé a expresarme a través de las canciones que no escribía objetivamente sino subjetivamente”.
Paul McCartney ha reconocido que desde el punto de vista vocal y poético, Bob Dylan ejerció una enorme influencia en ellos. “Como letrista sigue siendo unos de los mejores. Algunos de los poemas que musicalizó son de mis obras preferidas”.
Pero fue con George Harrison con quien tuvo una relación un poco más cercana. En las sesiones de su primer disco como solista All Things Must Pass de 1970, Harrison co escribió, con el ahora Premio Nobel, el tema I’d Have You Anytime, además de grabar el cover al tema If Not for You la cual apareció en el disco New Morning de Dylan, también de ese mismo año. A su vez Harrison estuvo en las sesiones de este álbum, en Nueva York, de la cual la revista Rolling Stone publicó una nota el 28 de mayo de 1970, en donde se aseguró que el beatle estuvo con Bob Dylan grabando varios temas; pero por problemas de contratos con las disqueras el crédito de George no apareció en el disco.
Un año después el propio Harrison invitó a Dylan para que participara en su proyecto que fue un concierto altruista para ayudar a la gente de Bangladesh que se llevó a cabo en el Madison Square Garden el día primero de agosto de 1971. El músico estadounidense, quien en ese momento estaba retirado de los escenarios, aceptó la invitación. Con el tiempo los caminos de George Harrison y Bob Dylan se volvieron a cruzar para formar el super grupo de Traveling Wilburys y finalmente Harrison participó en el concierto homenaje a Dylan, con motivo de sus 30 años de artista, que se llevo a cabo en Nueva York, el día 16 de octubre de 1992, donde tocó la canción Absolutely Sweet Marie.
Pero si Bob Dylan les mostró que podían expresar su visión de la vida en forma poética a través de las letras ¿En qué pudieron ellos influir al poeta? Cabría la probabilidad que quizá este encuentro le abrió a Dylan la posibilidad de cambiar su guitarra acústica por una eléctrica. Para marzo de 1965 editó su disco Bringing It All Back Home en el cual comenzó a usar un grupo, con guitarra eléctrica, bajo y batería, para acompañarlo y en ese mismo año, en el mes de agosto, sorprendió con la obra Highway 61 Revisited, la cual contiene, según la revista Rolling Stone, la mejor canción de rock de todos los tiempos: Like a Rolling Stone.
Fue durante el Festival de Folk de Newport de julio de 1965, en Rhode Island, cuando en la noche apareció Dylan con una guitarra eléctrica y junto a su banda comenzó a tocar el tema Maggie´s Farm, lo cual provocó el abucheo del público que lo tachó de Judás por traicionar la música folk. A partir de ese momento en cada lugar en donde se presentó provocó la ira y el repudio de una parte de los asistentes.
El 31 de agosto de 1969, Bob Dylan se presentó el en Festival de Isle of Wight, un concierto que marcaría el retiro del músico por algún tiempo. Entre los asistentes al evento estuvieron John Lennon, George Harrison y Ringo Starr disfrutando del repertorio de ese personaje que algunos años atrás, en un hotel de Nueva York, les ofreció algo más que simple marihuana.

Originario de la Ciudad de México, estudió la carrera de periodismo en el Centro Universitario de Periodismo en Arte, Radio y Televisión(PART). Se describe a si mismo como beatlero de alma y rockero de corazón.

2 comentarios
  1. Benito Pérez
    Benito Pérez says:

    Coincido con la opinión por cuando hace a la retribución del cuarteto de Liverpool a Dylan, pero también hay que subrayar que en la escena musical de la costa oeste de los Estados Unidos, el rock también estaba siendo cautivado por la influencia lírica del poeta de Minessota. The Byrds es el ejemplo más notable donde incluso se culmina el mestizaje de rock y letras profundas, donde Roger McGuinne y sus secuaces abrevan tanto de Beatles como de Dylan, y el producto musical del mismo modo es absorbido por sus contemporáneos. Personalmente creo que el rock no ha tenido una eclosión semejante como aquella que se dio en la segunda mitad de los sesentas y tuvo sus últimos ecos en la primera mitad de los setentas.

    Responder
    • Arturo Espinosa
      Arturo Espinosa says:

      Efectivamente, a la mitad de la década de los sesenta se dio todo un intercambio músico-cultural como, quizá, no ha habido otro. No sólo las letras se volvieron más profundas, también muchos músicos comenzaron a experimentar con nuevos sonidos dentro de los estudios de grabación, lo cual convirtió al género en algo artístico. El rock no se quedó estático y tuvo una gran evolución

      Responder

Comenta

Deja un comentario
Nos gustará conocer tu opinión.

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.