Semana Temática - Love

De amores y desamores

De amores y desamores, de eso está hecha la vida. Han pasado ya 17 años desde que el siglo XXI inició, muchas cosas han evolucionado y han cambiado, pero el amor y el desamor se mantienen como desde hace mucho tiempo, y parejas de esos amores y desamores como sólo Diego y Frida o John y Yoko no se presentan ni aparecen en nuestra vida, sólo algunos en cada siglo, son amores de un siglo, o de una vida, de esos que darías esa vida tuya por vivirlos al menos una parte de tu vida.

“Quisiera darte todo lo que nunca hubieras tenido, y ni así sabrías la maravilla que es poder quererte”.    Frida Kahlo

“Un sueño que sueñas, solo puede ser un sueño, pero un sueño que dos personas sueñan es una realidad”. Yoko Ono 

Diego Rivera y John Lennon, nacieron en épocas diferentes y vivieron en épocas distintas sin embargo su afinidad en la pasión desbordada de cada uno en una mujer en particular es evidente, amores prohibidos, amores y desamores.

Los dos hombres serán para la historia unos genios.

Diego uno de los pintores y artistas plásticos más famosos e importantes del Siglo XX, lo mismo diseñaba y mandaba fundir una bellísima cabecera de una cama, toda en bronce que decoraba un estadio universitario de futbol, para Diego no había limites, un Arquitecto destacado (sin estudios de arquitectura), sus obras fueron monumentales, grandes como él, un hombre un gigante. Diego escribió en una de sus obras más importantes “Dios no existe”.

John es el líder y creador de la banda de Rock más famosa de la historia, The Beatles. Lo mismo escribía canciones de Rock (John nunca estudió música formalmente) que dibujaba y pintaba, escribía versos y hacía ilustraciones. Un revolucionario de la música, reaccionario, en un contexto mal empleado pero que quedó para siempre escrito “Somos más famosos que Jesús”.

Estos hombres tenían también en común, su activismo por las causas del pueblo…. Pero disfrutaban a raudales de los buenos vinos, de los buenos restaurantes, de Nueva York, de las fiestas con trajes de etiqueta, de los viajes, pero sobretodo de las mujeres, ambos tenían una especie de imán algo que los hacía enorme y tremendamente atractivos a las mujeres.

Pero de todas las mujeres que pudieron tener, fue una, la musa que los cautivo, que los arrebató para no apartarse de ella hasta la muerte. Mujeres únicas y excepcionales, con las que escribieron sus historias de amor y desamor.

Estas mujeres son y serán para la historia mujeres destacadas,verdaderas líderes, activistas, amantes, talentosas, pero sobre todas las cosas serán representantes de la mujer, adelantadas a su época y también con obras de un ingenio impresionante, pero ya no de esas mujeres sometidas, calladas, serán también revolucionarias.

Frida Kahlo es una jovencita de 17 años cuando se acerca a ver lo que unos hombres pintan en las paredes de la Preparatoria número 1 en la Ciudad de México, algo le va a atraer de este hombre de 36 años que está ahí afanoso con sus trabajadores haciendo magia en las paredes. La jovencita le dice a una amiga “Un día voy a tener un hijo de Diego Rivera” Esta niña se convertirá en mujer, pero en el proceso sufrirá un terrible accidente que la dejará prácticamente postrada, además de la polio que había sufrido de niña, vivirá con el dolor y las cicatrices de esta situación traumatizante que la proyectará a niveles que ni ella se imagina, años después se reencuentra con Diego y se unirán en matrimonio, el tercero para Diego y el primero y único para Frida.

“Si yo pudiera darte una cosa en la vida, me gustaría darte la capacidad de verte a ti mismo a través de mis ojos. Sólo entonces te darás cuenta de lo especial que eres para mí.”

“Sra. Frida Kahlo alias la más preciosa, chiquitita que es más que mi vida”

¿Se pueden inventar verbos? Quiero decirte uno: Yo te cielo, así mis alas se extienden enormes para amarte sin medida.

“Has de saber mi niña, que en mi acumulador de amor hay energía suficiente (….), sin que deje de parecerme que hace apenas cinco minutos que te encontré y comencé a quererte.”

“No dejes que le dé sed al árbol que tanto te ama, que atesoró tu semilla, que cristalizó tu vida a las seis de la mañana. No dejes que le dé sed al árbol del que eres sol.”

 

“Es como si se casaran un elefante y una paloma” afirmó el padre de Frida, el tenía 42 años y ella 22, era agosto de 1929.  En una ocasión caminaban por las calles de Coyoacán, platicaban, enamorados, ya era tarde y entonces repentinamente, así como si nada, las luces de las calles se empezaron a encender en la medida que caminaban, Rivera se detuvo y beso a la joven, en ese momento las luces se empezaron a apagar, continuaron caminando y las luces se encendieron nuevamente, así siguieron inclusive con otras lámparas y sucedió lo mismo. Era una relación complicada y difícil, un escandalo. La joven de origen parte Alemán, parte judío, y además indígena y española, era pequeña y delgada pero con un espíritu invencible. Era indudable que entre los dos había más que amor, existía una química impresionante. 

 

“Y entonces supe que tu amor nunca fue mío, mía fue la pinche ilusión”.

 

“Ácida y tierna, dura como el acero y delicada y fina como el ala de una mariposa, adorable como una bella y profunda sonrisa y cruel como la amargura de la vida.”

 

 

 

 

El amor de Diego y Frida estaba destinado al fracaso, con los antecedentes de Diego, un Don Juan incorregible, la diferencia de edades, pero a pesar de todo el amor siguió y siguió, juntos viajaron y conquistaron el mundo, descubrieron muchas cosas, y Frida también empezó a ser infiel con hombres y mujeres, la niña que “es como un demonio” (advirtió el padre a Diego) descubrió su sexualidad, pero a pesar de todo, y de todos seguía amando profundamente a Diego, un día lo encontró en la cama con su hermana, era ya demasiado lo que podía soportar, además de perder la ilusión de tener un hijo de Diego. Frida escribió: “Yo sufrí dos accidentes graves en mi vida, uno fue el tranvía, el otro fuiste tú. Tu eres de lejos el peor”.

“Siempre que hablo contigo acabo muriéndome más, un poco más”.

“Tantas cosas por decirte y tan pocas salen de mi boca. Deberías de aprender a leer mis ojos cuando te miro”

“Te amo más que a mi propia piel”.

Después de 11 años la pareja se divorció, pero sólo duraron un año así, eran diferentes, unos amantes distintos a lo establecido, así que reanudaron su relación y se casaron nuevamente en 1940 en San Francisco, Estados Unidos. Frida continuó asombrando al mundo con su arte, para muchos era y es una artista sobrevalorada, pero por derecho propio se hizo de un nombre y se cotiza al lado de artistas surrealistas de la talla de Dalí o de Picasso, o de la misma Leonora Carrington. En 1938 el poeta y ensayista surrealista francés André Breton calificó la obra de Frida de surrealista para una exposición que realizó en la Galería Julien Levy de Nueva York, a lo que la artista aclaró después. Creían que era surrealista, pero no lo era. Nunca pinté mis sueños ni pesadillas, pinté mi propia realidad.

Frida y Diego permanecieron unidos hasta la muerte de Frida en 1954, ella tenía 47 años.

“Como siempre, cuando me alejo de ti, me llevo en las entrañas tu mundo y tu vida, y de eso es de lo que no puedo recuperarme”.

“Aunque haya dicho te quiero a muchos y haya tenido citas y besado a otros, en el fondo sólo te he amado a ti…”

Un Diego de 67 años devastado diría, “Yo me he dado cuenta que lo más maravilloso que me ha pasado en mi vida, ha sido mi amor por Frida”

El año que Diego y Frida se casaban por segunda ocasión, al otro lado del mundo nacía John Winston Lennon en una Inglaterra que estaba siendo devastada por la Luftwaffe Alemana. Para esa época una niña de familia acomodada Japonesa crece en un país que avanza sin piedad sobre Asia, se trata de Japón.El mundo está en guerra, en la peor de todas. Estos dos personajes (John y Yoko) van a formar una pareja que entre muchas otras cosas van a promover el amor y la NO violencia en el mundo.

John la conoció en la galería “Indica Gallery” en Londres en Noviembre de 1966, ella preparaba una exposición denominada Unfinished Paintings and Objects, una artista “avant-garde”, la gente tenía que subir a una escalera blanca, y con una lupa leer las palabras que se encontraban en el techo, se podía leer la palabra Y E S. Yoko había estado casada dos veces y tenía una hija de su segundo matrimonio, era una artista vanguardista, y formaba parte del movimiento “Fluxus”. John empezó a frecuentar a Yoko y así fue que le presentó una demanda de divorcio a su anterior esposa Cynthia y se casó en Agosto de 1968 con la artista Yoko Ono,  en Gibraltar.

” Es una tristeza que el aire sea la única cosa que compartamos. No importa que tan cerca estemos el uno del otro, siempre habrá aire entre nosotros. Es lindo que compartamos el aire, no importa que tan lejos estemos uno del otro el aire nos mantendrá unidos”.

 

“Todo es más claro cuando estas enamorado”.

 

“Trata de no decir algo negativo hacia nadie por tres días, por cuarenta y cinco días, por tres meses y ve lo que le sucede a tu vida”.

 

“El amor es sentir, sentir el amor. El amor es desear ser amado. El amor es pedir ser amado. El amor es saber que podemos ser. El amor es necesitar ser amado”.

 

 

 

El matrimonio de John y Yoko está destinado al fracaso, el líder de The Beatles perdió por completo la cabeza y la razón de ser, por primero su amante y ahora su esposa, se convierte este acto en un punto más en contra de John y del grupo, que se tambalea dramáticamente, The Beatles no quieren a Yoko, tampoco los fans.

Sólo dos años después y el grupo quedará definitivamente disuelto, una campaña mediática en contra de la pareja principalmente contra Yoko se desata. A Yoko de “bruja” no la bajan y puede que tengan algo de razón.La pareja emigra a los Estados Unidos, ahí tratan de rehacer su vida, en medio de pasión, amor, extravagancias y locuras, el movimiento en favor de la paz y en contra de la guerra de Vietnam, encuentra a la pareja en pleno activismo político y social, son representantes de la contracultura que casi les cuesta ser expulsados del país. Forman la “Plastic Ono Band” y con el nombre de esa banda saldrá el álbum en donde aparecerá la maravillosa “Love”.

Para 1971 aparece Oh My Love, una joya escrita en colaboración con Yoko, de un álbum legendario llamado “Imagine”.

Sin embargo las cosas con la pareja no van bien, se habla de la inseguridad y los celos de John, adicciones, infidelidades y hasta violencia. Yoko no resiste más y con un valor inaudito le propone a su entonces secretaria y asistente de producción May Pang (una chica de origen Chino pero originaria de Harlem en Nueva York) que mantenga una relación con John, así en 1973 May Pang y John inician una relación que se prolongará casi dos años. Yoko se aseguraría de que John tuviera la novia perfecta, en ausencia de ella, de que esa crisis de creatividad terminase sin que la sensibilidad del ex-Beatle se viera lastimada, y “darse un tiempo”. Es la época de la grabación del disco “Mind Games” John se va de “Fin de semana” con su novia a vivir a Los Angeles, Yoko por su lado también mantiene una vida sexual activa, la vida de los dos permanecerá así hasta principios de 1975, que con tan solo una llamada telefónica Yoko tuvo para que su amado John sin ninguna explicación dejara atrás su affair con la ex-asistente de producción para regresar a los brazos de su eternamente amada Yoko.

Después de su separación, Yoko finalmente logra quedar embarazada de John, y así por casi cinco años John permanecerá prácticamente dedicado al cuidado de su familia, hasta llegar al fatídico 1980 en donde John morirá asesinado frente a el edificio donde vivía con Yoko y el pequeño Sean en Nueva York.  John cae abatido por las balas de un fanático enfermo, aún con vida es transportado a un hospital, va a morir prácticamente en los brazos de su eterna amada Yoko. El amor de John por Yoko se manifestará una vez más en la bellísima “Woman” del “Double Fantasy”.

La viuda de Lennon, Yoko Ono lo va a llorar para el resto de su vida, pero continuará con su trabajo y su arte, poco comprendido y muchas veces ignorado. La coautora de Imagine seguirá con su arte y su amor por John por el resto de sus días.

 

 

Jaime Esteban

Nace en el DF era un pequeño cuando los Beatles se separan, este acontecimiento y la influencia de su padre marcaron su camino por el gusto de la música. Es ingeniero químico egresado de la UNAM. A la fecha ejerce su profesión, ha sido profesor de ciencias, aventurero y viajero incansable, lee con mucha regularidad y es un apasionado de la música, y desde luego The Beatles y el Rock.

Comentar

Click aquí para comentar

Comenta

Recibe las nuevas publicaciones en tu correo electrónico

Ingresa tu mail y recibirás notificaciones en tu correo cada vez que se publique una entrada nueva.

Derechos reservados

Todos los contenidos mostrados en www.elcirculobeatle.com están protegidos por la siguiente licencia:

Prohibida la reproducción, alteración o uso comercial de los contenidos de este sitio web.

Categorías de las publicaciones

ECB Sesión de fotos

¿Algo está mal?

Nuestro talento

Arturo Espinosa

Geral Rosales

Tere Chacón

Patricia Infante

Mauricio Castillo

Jaime Esteban Hernández

Fernando Iván Hernández

Marco Antonio Brito

Dulce González

Daniel del Moral

Aketzaly Moreno

Tenemos el mercado que te interesa para tu producto o servicio

¿Qué es la Semana Temática de ECB?