David Bowie, Glastonbury 2000.

El próximo mes de enero se cumplirán dos años que David Bowie dejó este planeta, pero su legado musical y artístico continúan sorprendiéndonos. Este año hubo algunos lanzamientos discográficos con grabaciones inéditas, de esas que se encuentran en baúles o en bodegas y que nadie había hallado hasta este momento y se deciden sacar a la luz, en donde sin duda alguna las publicaciones de discos de conciertos míticos de Bowie han sido un muy buen acierto. Con esto los seguidores del artista podemos disfrutar de shows que sólo podíamos conseguir en bootlegs, pero ahora nos llegan de manera oficial con el sonido restaurado y remasterizado.

Los recientes álbumes, en formato de vinil, de Bowie en vivo han salido de manera especial para conmemorar el famoso Record Store Day que se lleva a cabo en el mes de abril. El año pasado se puso a la venta Cracked Actor (Live in Los Angeles ’74) un concierto, de la gira Diamond Dogs, que se registró el 5 de septiembre de 1974 en el Universal Amphitheatre de Los Angeles, California. En este 2018, para celebrar el Record Store Day se decidió que fuera el Welcome To The Blackout (Live London ’78), grabado en el Earls Court en junio de 1978, el álbum que estuviera en los estantes de las tiendas de discos en el mes de abril.

Pero sin ser el día del disco o alguna otra celebración salió a la venta el álbum de David Bowie, Glastonbury 2000, en un Boxset que incluye dos compact disc con el audio del concierto y el dvd con el video completo del show (mencionemos que existen algunos videos piratas pero la presentación está incompleta y no tiene muy buena calidad de imagen). También se encuentra en su versión de tres viniles con un muy buen diseño de arte. En cuanto a lo musical, sin duda alguna, estamos ante uno de los mejores espectáculos que se han presentado sobre el escenario piramidal del Festival que se lleva año tras año en Pilton, Somerset y en el cual el músico participó el 25 de junio del año 2000 como parte de su mini gira Summer 2000 Tour (la cual solamente tuvo cuatro fechas, dos en Nueva York y dos en Inglaterra).

Para los coleccionistas de discos, no oficiales, la grabación el concierto no es algo desconocido puesto que ya andaba circulando en diversos formatos desde hace algún tiempo, aunque cabe decirlo, ahora con esta nueva versión podemos escuchar la introducción que realizó Mike Garson al piano antes de que comenzara Wild Is The Wind y que no estaba presente en los bootlegs. En defensa de las ediciones piratas podemos afirmar que realmente el audio de estas (de los cuales su fuente original fue la transmisión radial de la BBC) no tienen nada que pedirle a la oficial en cuanto a la calidad de sonido, aunque obviamente este lanzamiento es más accesible y tiene una muy buena presentación con el dvd incluido.

David Bowie se presentó por primera vez en el Festival de Glastonbury el 23 de junio de 1971. En ese momento el pretexto para la gira era el álbum Hunky Dory. El joven artista de 24 años tocó ese día un set de siete canciones en donde inició con Oh! You Pretty Things, para continuar con Kooks, Changes, Amsterdam, The Supermen, Memory Of A Free Festival y cerró con Song For Bob Dylan. Tuvieron que pasar 29 años para que Bowie regresara a Pilton como cabeza de cartel y con toda la fama que lo rodeaba para ofrecer una actuación con 21 canciones exitosas que volvieron esa noche de verano en algo inolvidable y mágico para el público que lo vivió en ese momento.

Este mini tour del año 2000 fue para Bowie el regreso a los espectáculos de rock ya no tan sofisticados como lo fueron los de las giras de Outside (1995) y Earthling (1997) de algunos años previos, en donde en una de ellas compartió el escenario con Nine Inch Nails, aunque para estos conciertos de principios del nuevo siglo siguió interpretando temas como Little Wonder, I´m Afraid Of Americans y Hallo Spaceboy. Para finales de la década de los noventa, David Bowie decidió regresar a un sonido más sencillo, el cual se vio reflejado en el álbum Hours (1999); y utilizando sus hits y canciones de su reciente material discográfico salió de gira. Para su show en Glastonbury, el músico decidió omitir canciones de Hours y sólo ofrecer una muestra de esos grandes éxitos que creó a lo largo su carrera, hasta ese momento.

Con Glastonbury 2000 podemos disfrutar de temas como Wild is The Wind, Changes (en donde recuerda que esta la interpretó durante su primer show en ese lugar en 1971), Life On Mars, Ashes To Ashes, Rebel Rebel, Fame, The Man Who Sold The World, Heroes, All The Young Dudes y muchos más. Además acompañan a Bowie estupendos músicos (algunos de ellos lo seguirán más adelante en la gira Reality y colaborarán en la grabación de su penúltima grabación, The Next Day del 2013) como Gail Ann Dorsey en el bajo (y con quien canta Under Pressure que hiciera famosa con Queen), en las guitarras Mark Platti y Earl Slick (quien estuvo en las sesiones del Double Fantasy de John Lennon), Mike Garson en el piano, Sterling Campbell en la batería y Em Gryner en los teclados. Sin duda alguna Glastonbury 2000 es una de las mejores muestras de lo que el músico realizaba sobre un escenario en el inicio de un nuevo siglo; un siglo que lo llevaría a recorrer nuevas experiencias artísticas, un siglo que a los fans no llenó de tristeza con su partida. Un siglo en el cual seguiremos admirando a Bowie por todo el talento que poseía y la obra musical que nos dejó.

Originario de la Ciudad de México, estudió la carrera de periodismo en el Centro Universitario de Periodismo en Arte, Radio y Televisión(PART). Se describe a si mismo como beatlero de alma y rockero de corazón.

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.